Beatrice – Capítulo 26: El comienzo de un viaje

Traducido por Den

Editado por Sakuya


Al salir de la mansión Cupiheat, sus pasos eran más pesados que nunca. Vio a Trigger coqueteando con otro mozo de la casa.

Su ex-marido, Gilbert, nunca la había golpeado. Pero cuando trabajaba en la farmacia, el lord local tenía un hábito violento con las mujeres y cambiaba constantemente de esposa. Esto la hizo familiarizarse con personas con diferente orientación sexual.

Por eso está tan loco por la guerra. Este tipo de hombres se excitaban y disfrutaban con la sangre y la violencia. Chloe finalmente entendió por qué el archiduque, que era prácticamente el príncipe heredero del imperio y no necesariamente tenía que luchar, había estado en el campo de batalla desde que era un adolescente.

Simplemente se deleitaba con la violencia.

—Um, señor Trigger, por favor no lo malinterprete, pero tengo curiosidad…

—¿Qué? —la miró, intrigado por su repentina pregunta.

—Si… quiero decir… si un esclavo huye, ¿qué sucede? Sinceramente, solo estoy curiosa.

—Hm. La ley del imperio no muestra piedad a los esclavos capturados en la guerra. Oí que les cortarían las extremidades y les darían de comer a los animales.

—Pero, ¿no los envían primero a las minas o a los burdeles? Y si intentan escapar desde ahí, ¿los matan? —Esa era la ley en Elpasa.

—Tenemos tantos esclavos que las minas y los burdeles ya están desbordados —se burló—. Además, dado que el imperio ha sido unificado mediante el uso de la fuerza, debe existir la necesidad de prevenir revueltas de esclavos siendo lo más estrictos posibles. Eres de una nación derrotada, ¿verdad? Deberías considerarte afortunada. Oh, a decir verdad, me di cuenta que un montón de los esclavos de la familia Cupiheat solían ser aristócratas. ¿Eres una de ellos?

—No, de ninguna manera. Soy una esclava de pies a cabeza.

—Bueno, ciertamente lo pareces. De todos modos, nunca intentes escapar ni nada. Teniendo en cuenta la cantidad de esclavos que tenemos, realmente somos despiadados con ellos —Trigger espoleó a sus caballos para que Chloe regresara a tiempo con Sandra. Sus palabras le aclararon la mente. Huir significaba la muerte.

Ahora que estoy aquí, supongo que no hay nada que pueda hacer. Solo confiemos en mi suerte y veamos qué pasa. 

Podría haber pasado el resto de su vida siendo miserable en una mina o en un prostíbulo, pero tenía la oportunidad de viajar por el imperio mientras hacía un trabajo sencillo y servil. Aunque la idea de trabajar para el archiduque la inquietaba, decidió dejar de preocuparse por el futuro y hacer lo mejor por ahora.

Era mucho mejor lavar su ropa y hacer turismo por todo el imperio que tramar su fuga y, como resultado, acabar muerta. Además, dada su apariencia, era posible que el archiduque pensara que era un chico.

Siempre he sido más o menos afortunada. Chloe trató de mantener una actitud optimista.

♦ ♦ ♦

El torneo de combate finalmente terminó y comenzó la tan esperada expedición ceremonial. Si el campeonato era un festival para quienes vivían en la capital, la expedición era para todos los demás en el imperio. Cualquier feudo visitado por la orden de caballería los recibiría con una gran fiesta y celebraría durante toda su estancia.

A pesar de los exorbitantes gastos, la gente del imperio necesitaba esta emoción después de haber vivido más de una década de guerra y penurias. El torneo de este año había sido el más espectacular hasta la fecha. El evento y la expedición eran prácticamente celebraciones del imperio recién unificado.

Pancartas de colores y confeti, que animaban a los caballeros que iniciaban su viaje, decoraban el cielo de la capital. Todos vitorearon en la gran despedida de los hombres, vestidos elegantemente con sus armaduras y capas.

Como la sirvienta del archiduque, Chloe estaba al frente de la procesión. La incomodidad en su mente mejoraba gradualmente entre la multitud que vitoreaba y los emocionados miembros de la expedición. Quería comenzar el viaje con un rostro feliz, como todos los demás.

Pero las cosas se volvieron desafiantes una vez dejaron la capital. Los caballeros iban a caballo, mientras que Chloe y los mozos se veían obligados a viajar a pie. ¡Es más, marchaban con dificultad al mismo ritmo que los caballos!

Aunque nadie se quejó, el recorrido no fue fácil. Le habían dicho que sólo harían dos paradas al día: una a la hora del almuerzo y otra a la hora de la cena durante la noche.

Los comandantes se quedaban en los castillos de los señores feudales locales o en las mansiones de los aristócratas. Sin embargo, los caballeros y sirvientes de bajo rango acampaban afuera bajo una manta de lana. Cuando no había casas disponibles, los comandantes dormían en tiendas de campañas.

Realmente no puedes fiarte del aspecto de alguien. Echó un vistazo al hombre montado en su caballo junto a ella. Al darse cuenta de que él no podía verla, levantó poco a poco la cabeza. Nunca antes lo había mirado bien y por mucho tiempo.

El archiduque Graham estaba viajando sobre Chsantos, su enorme corcel cubierto de un brillante pelaje. El hombre parecía tan robusto como su caballo.

Su perfil era perfecto. La vista de un apuesto caballero de brillante armadura, cabalgando sobre un hermoso semental negro, parecía sacada de un cuento de hadas. Cada parte de su apariencia era impresionante, como si demostrara su estatus como uno de los hombres más poderosos del imperio.

Su cabello era castaño oscuro y sus ojos tan azules como el cielo despejado; sus gruesas cejas enmarcaban una erguida y aguda nariz y unos labios sensuales y firmemente cerrados.

Un hombre apuesto y respetable… realmente no parece una persona que pudiera hacer cosas horrorosas. Pero las apariencias engañan.

Chloe no sentía ningún amor parental por la difunta familia real de Elpasa; nunca se sintió parte de ella. No obstante, al recordar cómo los caballeros de este hombre habían masacrado a todos los miembros de la realeza de Elpasa, sabía que lo que había bajo ese rostro hermoso era una persona horrible.

No es el momento de estar embobada con su rostro. Rápidamente agachó la cabeza, temiendo que él notara su mirada. Finalmente se enfrentaba al archiduque de nuevo. Aunque todo lo que había hecho era caminar a su lado, con la cabeza gacha, este era su primer encuentro desde el día en que le ordenó cuidar a Howl.

Parece un ángel, pero pega a las mujeres, ¿eh? Qué desperdicio.

| Índice |

13 thoughts on “Beatrice – Capítulo 26: El comienzo de un viaje

  1. Vale says:

    Muchas gracias 😘 esta novela la han quitado de muchas páginas pero el Reino kovel nunca falla cuando buscas una novela de calidad. 👌

    • Den says:

      iHola! Aquí Den~ La novela se sigue traduciendo, pero por el momento no se publicarán capitulos… La mayoría de mis novelas están inactivas debido a que estoy muy saturada de exámenes y tengo ciertos problemas de salud 😥 Además, traduzco esta novela directo del coreano y es la versión física, por lo que los capítulos son más largos y me toman mucho más tiempo… De verdad que agradezco mucho la paciencia que me tienen y por leernos ❤️ Lamento no poder traerles actualizaciones más seguidas (。•́︿•̀。)

  2. Fany says:

    Jajaja parece un ángel pero golpea a las mujeres 🤣 me dió risa esa última frase, gracias por traducir está bellísima historia 👍

  3. Ara Soltok says:

    Me encantó el capítulo estuvo muy divertido con los pensamientos de Cloe. Pero una pregunta lo seguiran es que no pusieron fecha de actualización. gracias por el esfuerzo.

Responder a Ara Soltok Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *