Dama a Reina – Capítulo 55: Diez años atrás, en su cumpleaños

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Yusuke


Este capítulo entra en detalles con el abuso físico y psicológico, leer bajo su propio riesgo.

Hace diez años, Lucio, entonces príncipe, anticipó su decimoquinto cumpleaños. Aunque su mente y su cuerpo estaban debilitados, no pudo evitar estar emocionado por su cumpleaños, y se despertó un poco antes de lo habitual.

Sus cumpleaños eran días como cualquier otro sin incidentes. Incluso si el emperador no estuviera actualmente en otra campaña militar, no se daría cuenta del cumpleaños de su hijo. Su madre tampoco organizaría una fiesta, así que hoy era sólo otro día normal. El niño simplemente decidió ser feliz con el aumento simbólico de su madurez.

—Su Alteza, Su Majestad la reina lo está buscando. —Un sirviente se inclinó ante él mientras comunicaba el mensaje.

Era la hora del mediodía cuando la reina Alisa lo convocó, una delicada lluvia comenzó a caer sobre el suelo. El niño fue al palacio de la reina, pensando que debía darse prisa antes de que la lluvia se hiciera más fuerte.

Una pequeña llama de esperanza ardió en él. Quizás hoy… su madre le daría un regalo en lugar de una paliza. Por desgracia, era demasiado ingenuo sobre la realidad en la que vivía.

Sus expectativas aumentaron cuando llegó al palacio y vio a la reina Alisa, quien lo saludó con una extraña sonrisa. Siempre usaba palabras hirientes cada vez que lo veía, pero hoy su sonrisa brillaba como la plata. La esperanza creció en su mente.

—Saludos, Su Majestad —dijo el niño.

—Bienvenido, príncipe. El clima hoy es hermoso.

El chico hizo una pausa. El clima actual era cualquier cosa menos hermoso, pero él no dijo nada en contra de eso. Si su madre dijo que hacía buen tiempo, entonces hacía buen tiempo. Quizás quiso decir que el aire se sentía más limpio debido a la lluvia.

—Sí, Su Majestad. El clima es bueno —respondió el niño.

—Hoy es tu cumpleaños, ¿verdad, príncipe?

El corazón del joven saltó. ¡Su madre recordaba su cumpleaños! ¿Le iba a dar un regalo? Él asintió vigorosamente con entusiasmo.

—Sí su Majestad.

—Tu madre te preparó un regalo —dijo la reina Alisa, y se levantó de su asiento con una sonrisa. Lucio, entendiendo el movimiento, la siguió. Aunque estaba lloviendo, no dudó en salir. Sus damas de honor sostenían paraguas sobre ella y Lucio cada una.

La lluvia, que había sido irregular cuando llegó al palacio de la reina, ahora se había fortalecido a un flujo constante. El chico se preguntó qué tipo de regalo le habría preparado la reina Alisa, pero él mantuvo la boca cerrada, temiendo que ella se lo quitara sin siquiera dárselo.

Pronto los pasos de Alisa se detuvieron, y el niño vio que habían llegado a un pabellón remoto. Miró al centro del pabellón con perplejidad. ¿Le iba a dar eso como regalo?

—¿Qué ves, Lucio? —Alisa preguntó.

El corazón del niño latía con fuerza. Era la primera vez que no lo llamaba “niño sucio”.

—Parece una persona, Su Majestad —respondió.

—Sí, es una persona.

Ante ellos había un gran objeto cubierto por una sábana blanca. El chico no estaba seguro, pero parecía una persona allí debajo. Parecía feliz cuando adivinó correctamente, pero su felicidad se desmoronó en un instante con las siguientes palabras de Alisa.

—Lo vas a matar.

—¿Qué? —El niño miró a su madre con incredulidad.

Alisa le dedicó una sonrisa elegante.

—Matarás hoy, Lucio.

—Su Majestad…

—Me hará muy feliz si lo matas, Lucio. ¿Estarías dispuesto a hacer esto por tu madre?

El niño no quería que su madre fuera infeliz. Pero no podía hacer esto. No podía asesinar a alguien.

Sacudió la cabeza y el rostro sonriente de Alisa se endureció rápidamente como una piedra. El chico se puso rígido, él sabía lo que venía junto con esa expresión violenta.

Sin embargo, ella no lo golpeó, sino que dijo su nombre con la misma voz que antes. El chico se sorprendió por su inesperada respuesta. Él le respondió con voz ligeramente aterrorizada.

—Sí su Majestad.

—¿Estás tratando de desobedecerme ahora?

—No, Su Majestad, eso no…

—No quiero excusas. Realmente eres un niño malo.

Niño malo. El niño se encogió ante esas palabras. Había escuchado la frase innumerables veces cuando fue golpeado. Niño malo, niño sucio, niño vulgar.

Si bien Alisa nunca detuvo sus golpes, sabía por experiencia que no eran las heridas del cuerpo las que realmente lastimaban a una persona, sino las heridas del corazón. Y deseaba dejar más cicatrices en el niño que cualquier otra cosa. Siempre se había sentido inferior y celosa hacia Janet, especialmente cuando el engendro de la concubina sería quien heredaría el imperio.

—No harás lo que tu madre quiere. Eres un niño malo. —Se burló Alisa.

—Lo siento, Su Majestad… pero matar a una persona…

—No quiero excusas.

La frialdad en su tono golpeó al joven. Se mordió el labio y bajó la mirada. Tenía que hacer todo lo que su madre le decía que hiciera, de lo contrario ella lo golpearía nuevamente, pero aunque lo entendía no podía pudo hacerlo. ¡Nunca podría matar a alguien!

Excepto que “nunca” no era una palabra que Alisa supiera. Ella era la reina del imperio y, sin el emperador aquí, la reina regía. No podía controlar al emperador actual, pero podía hacerlo con el sucesor. De lo contrario, no tendría nada que hacer sino revolcarse en la miseria. Una reina que no tenía poder, ni el amor del rey era insignificante.

—Querido, ¿cuándo fue la última vez que sostuve un bastón? —Ella cantó.

El chico se encogió. Era una frase que usaba cuando se refirió a los constantes maltratos de su parte. Casi se orinó cuando escuchó las palabras de su madre en su cumpleaños.

¿Le iba a pegar su madre? ¿Pero por qué? ¿Solo porque no mató a una persona?

El niño se humedeció accidentalmente. Su madre iba a golpearlo porque no quería matar a alguien. Miró a su madre desesperadamente. Si él le suplicaba sinceramente, tal vez ella le mostraría piedad.

Alisa no hizo tal cosa. Solo tenía un pensamiento singular sobre el niño: él no era el hijo con el que había dado a luz.

—¡Argh! —El niño lloró.

La paliza comenzó. Su método siempre había sido “de la cabeza a los pies”, y no solo involucraba golpes físicos, sino también burlas sexuales. La brutalidad de sus palabras era demasiado fea y sucia para repetir, y no era nada que nadie más se atreviera a decirle a su hijo.

—¡Heug, ahhh, heug!

El niño gimió dolorosamente y envolvió sus brazos alrededor de su cuerpo para protegerse. El hecho de que la propia madre hiciera esto sacudiría los valores profundamente arraigados de cualquier niño. Todas las madres amaban a sus hijos, pero si era cierto, ¿por qué Dios permitiría que su madre lo maltratara, a diferencia de otros niños?

Tenía que ser porque se lo merecía. El abuso físico infligió heridas superficiales, pero el abuso mental continuaba provocando una profunda vergüenza dentro de él. Era bastante difícil para una víctima adulta superar la autoculpa y casi imposible para un niño. El niño se estaba muriendo por dentro.

—Su Majestad… por favor perdóneme…

En medio de su lucha por sobrevivir, no se atrevió a llamarla “madre”. Sabía que ella odiaba cuando la llamaba así. En cambio, luchaba constantemente por su aprobación y misericordia.

Desafortunadamente, Alisa era una mujer que no conocía la misericordia. No le interesaba el sufrimiento de un niño que no era su hijo.  ¿Qué la hizo una mujer tan cruel y perversa? ¿La indiferencia del emperador hacia ella la hizo así? ¿O fue porque tenía una amante y un hijo fuera del matrimonio?

Tal vez Alisa se acostumbró a los repetidos castigos que daba, igual que el niño. No se dio cuenta de que lentamente se había convertido en un demonio, y luego, un día, simplemente aceptó que lo era.

—¡Maldito niño! ¡Por qué no matas a la persona superficial y estúpida a la que te pareces!

Una de las heridas del niño que aún no se había curado completamente se abrió de nuevo, y se mordió el labio para amortiguar su grito. Alisa solía decir “la persona superficial y estúpida a la que te pareces” durante las palizas, pero no entendía lo que significaba. Era el hijo del emperador y la reina. ¿A quién más se parecería?

Su mente comenzó a oscurecerse. El dolor ya era un compañero familiar para él, por lo que no estaba tan mal. Solo tenía que seguir aguantando. No murió la última vez, por lo que en esta ocasión tampoco moriría. Este lamentable pensamiento era su único escudo. Todavía era joven y quería vivir.

Esta vez, sin embargo, la violencia de Alisa no cesó. En ese momento, se rindió al pensamiento en su mente.

Si mato a esa persona, ¿dejara de pegarme mi madre?

| Índice |

26 thoughts on “Dama a Reina – Capítulo 55: Diez años atrás, en su cumpleaños

  1. Karina Carcelen Viteri says:

    Claramente el pasado de Lucio es terrible ya queda mas que claro quien esta debajo de esa sabana y lo mas triste es que Rose seguramente se coge de ese pasado tragico para manipularlo a su manera , porque sino porque le perdona todas sus maldades , estoy odiando a la emperatriz Alice por su causa y sus maldades desencadeno desgracia tras desgracia , la casi locura de Lucio solo espero que alla recibido su merecido

  2. caro says:

    porque se sorprenden que el le de mas importancia a la concubina ? primero es un sujeto enfermo tampoco va terapia es una persona dañada que ve el mundo de forma distorsionada . y era obvio que a quien mato fue a su verdadera madre .
    segundo le tiene aprecio a la concubina porque la tipeja le dio “amor” cuando nunca lo tuvo no sabe que es el amor por eso este personaje tiene esos ojos vacios
    cuando se da cuenta que la tipeja no es lo que aparentaba se sintio harto pero es como una droga es lo que le da seguridad o confort y no sabemos si nila se logro comunicar con el o era como patrizia fria etc etc siempre en esta novelas cuando vuelven reenrcanadas le plantan cara al prota le hablan etc etc y resuelven el problema

  3. Chocomenta says:

    Sisi, tuvo un pasado trágico y traumático para un niño, pero me sigue pareciendo estúpido que repita la historia dándole preferencia a la concubina en vez de su reina, y encima de todo que su actual reina sea supuestamente “infertil” como la anterior reina, él sabe mejor que nadie que una reina infertil y sin el amor de su esposo, no es nadie y se vuelve miserable para toda su vida, pero quiere someter a Patri a todo eso aun sabiendo ello, me parece muy estúpido, cuéntame todos tus traumas y hastate la víctima hasta el final, a mi no me va eso de que un pasado trágico justifica absolutamente todas las malas acciones del pasado, es re cualquiera, a mi no me va ese cuento, es lamentable pero de una mala manera.

  4. GenIssa says:

    Entiendo por qué Lucio tiene una distorsión acerca de lo que es amor y que la otra vieja se aprovechó de ello, pero no entiendo por qué el emperador decidió dejar a su hijo en manos de esa loca, si eres padre deberías de al menos procurar a tu hijo
    (╯°□°)╯
    PD. Gracias por el capítulo 🌻

  5. Lilian says:

    Me dio un poco de tristeza pero no tanto como para estar llorando, eso sí por una parte tiene la culpa el emperador y la emperatriz >:v

  6. Wallis says:

    No puede ser!! Vieja loca desgraciada, MANIACA! Realmente me costo leer este último capitulo (me imagino lo dificil que fue traducir estas palabras de odio). Empiezo a comprender la psique de Lucio, el tremendo daño que le hicieron a su mente y lo terrible que han de ser sus episodios psicoticos. Temo que a la persona que le obligan (me estoy adelantando un poco) es su madre biológica. Haha que terrible situacion ! Espero con ansias la siguiente actualización. Muchas gracias por el trabajo arduo.

  7. Osiosi says:

    Gracias por los capitulos y su esfuerzo 😍😍😍

    Pobre lucio u.u pero no entiendo por que quiere repetir la historia de dar preferencia la concubina

    • MANA says:

      Nunca de los nunca pensé que Lucio sufriera de esa manera, la verdad es que me sentí mal por Lucio… aunque no justifica todas sus acciones… siento que nuestra Rizi le va a pegar bastante todo lo que le está contando Lucio…..

      PS. Muchas gracias Chicas… en verdad que hacen un trabajo tremendo…. 100% fan Rizi

  8. Analia says:

    Wow! Pinchi-Viena-loka. Con razón Lucio es así… que historia! Ojalá sólo fueran historias “de papel” pero seguro hay muchos niños que así fueron criados 😿

  9. Norma says:

    Wow fue un capítulo duro, no puedo creer que Lucio halla pasado por algo tan fuerte.
    , esperar los próximos capítulos. Gracias por su trabajo

  10. Valeria says:

    Wow, no me imaginaba tanto abuso así, pero wow, ahora comprendo porque es actúa así. De hecho, si lo comparo con otros personajes, Lucio no me desagrada, claro que no quita su participación en la primera vida. Pero al igual que Rizi, es indiferencia y empatía en situaciones como estas.

    Gracias por los caps!

  11. Carolina says:

    Muchísimas gracias ✨💛 ansió los siguientes caps😍
    Cada vez se pone más buena y ustedes siempre hacen un trabajo excelente en la traducción Los amoooo✨

    • Selly says:

      Muchas gracias por los nuevos capítulos, espero que nos sigan complaciendo con su continuación.
      Nuevamente gracias por su trabajo

    • Mia says:

      Pucha lucio, sacaste esa loca de tu vida y te quieres meter con la pelirroja otra loca igual o peor a tu madrastra…
      Ojala salgas de ese ciclo de violencia.

      • Flower_ye says:

        La verdad no entiendo a las personas que dicen que la historia tragica de lucio no justifica nada y también que si vivió algo como eso no debería de repetir la historia de la concubina favorecida por el emperador , aquí es donde yo digo, parecen a pensarlo un momento, claro que justifica que lucio sea como es, una madre que desde niño nunca te da una palabra de cariño y lo único que hace es golpearte, gritarte obscenidades , y palabras horribles cada vez que te ve, sin ningún momento feliz con ella, un padre al que no le importas, que no te pone especial atención, y mas encima no sabes porque tu supuesta madre te hace todas esas cosas y por mas que te esfuerces por ser mejor para que te quieran las cosas empeoran, tenemos todo esto y me van a decir que no justifica en nada en como es lucio, claro que lo justifica todo , como le pides a una persona que fue abusada toda su vida y maltratada y no conoció el amor, solo de parte de la malavada y trastornada rosemond que quien sabe que afecto le hizo conocer, como le pides tu a esa persona que sea normal y le de amor a alguien que no conoce, porque seguramente el ve a rosemond como su salvación, es claramente cruel decir que lucio no tiene justificación cuando tuvo que vivir todo esto, no le puedes pedir a una persona abusada y con trastornos psicológicos relacionados con el afecto que actue normal y no repita la historia, y haga como si nada paso porque aparentemente esta bien y no parece que nada de eso le haya ocurrido, no se solo digo, es mi opinión y lo que me parece mas lógico , si bien rosemond no es buena y tampoco digna de la devoción de nadie , hay que admitir que ella estaba primero y es la persona que lucio consideraba que lo entendía y lo quería, aunque no fuera verdad y ella sea toda una maldita, pero ese hecho es ciertamente innegable, repito solo es mi opinión, algo como eso que le paso a lucio no es un juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *