Emperatriz del Bisturí – Capítulo 7

Traducido por Maru

Editado por Nemoné


Trató de calmar su corazón y dirigió su mirada a otro lado.

Mi corazón no palpita como solía hacerlo en el pasado. Bueno, han pasado más de treinta años. Es diferente del amor familiar.

No importa cuán apasionados fueran sus sentimientos de amor, había pasado el tiempo suficiente como para que no quedasen ni cenizas. Más aún cuando fue él quien la llevó a la destrucción.

La repentina reunión solo la sorprendió, pero no había nada más que eso.

El Emperador se dirigió al príncipe.

—Llegas tarde.

—La reunión con el consejo de finanzas sobre la Expedición de Crimea fue larga. Por eso hasta ahora.

—Está bien, eso un tema importante. —Asintió el Emperador con la cabeza—. Ahora que nuestros ciudadanos han sido asesinados no hay forma de evitar la guerra. Si no podemos evitar la guerra, debemos ganarla. Marqués, ¿cuál es la situación en la República?

—Las fuerzas de la República están vinculadas con el Continente Oscuro, por lo que no hay señales de movimiento, pero después de que terminemos la guerra allí y conquistemos la Península de Crimea, obtendremos los derechos del Mar Oscuro. De una u otra forma, estaremos involucrados.

Los tres se sentaron y comenzaron una reunión relacionada con la guerra que estaba a punto de estallar.

—Estoy pensando en asignar al Segundo Escuadrón Romanoff como fuerza principal. Debería ser más que suficiente, ¿verdad?

Solo hablando del segundo ejército, tiene más de 50.000 hombres, así que parece suficiente mientras la República se mantenga al margen. Si enviamos más, podría añadir presión sobre nuestras fuerzas.

Elise escuchó su conversación en silencio.

Así que la guerra está comenzando… Como se esperaba.

A decir verdad, en su vida previa, no supo mucho de la guerra porque no tuvo ningún tipo de interés. Aunque, había una cosa que sabía de la primera expedición.

Esta expedición fracasará estrepitosamente.

El primer escuadrón perderá al segundo ejército. En un segundo intento, su segundo hermano, Chris, se unió, por lo que lo sabía bastante bien. Pero después, su hermano murió.

Fue en ese momento cuando el Emperador sonrió amigablemente hacia ella.

—Dejamos a nuestra dama frente a nosotros sola y hablamos de cosas aburridas.

—No, eso no es cierto.

— ¿Qué te parece? ¿Hay algo que te gustaría agregar a la conversación?

— ¿Cómo podría yo…?

—Solo me gustaría escuchar tus pensamientos una vez, así que no necesitas sentir ningún tipo de presión. Pero si tienes una buena idea, por favor, dilo.

Su voz era tan pacífica que pareció disminuir la tensión. El Emperador no buscaba particularmente su ayuda, sino que solo sentía curiosidad, ya que la consideraba como una sobrina de la familia quería saber qué tipo de pensamientos tenía.

¿Debo decirlo?

Vaciló Elise. Solo sabía unos puntos particulares de esa expedición.

¿Qué pasa si me preguntan cómo sé de eso?

Ella ya había cambiado drásticamente en un tiempo ridículamente corto. Si comenzaba a hacer sugerencias cuando anteriormente no había mostrado interés en la política, parecería sospechoso.

No, podría ser capaz de reducir las bajas humanas.

Cuando la primera expedición fracasó, la guerra se alargó, cobrándose multitud de víctimas. Al final, el imperio ganó, pero las heridas y cicatrices fueron demasiado grandes.

Entonces, ¿qué pasa si sospechan un poco? La mejor solución es detener la guerra, pero eso ya es una causa perdida. Como tal, debo concentrarme en reducir bajas humanas.

Como médico, odiaba las guerras ya que se perdían muchas vidas en ellas. Si no puede detenerse, entonces debía disminuir las víctimas.

—Apúrate y dilo.

El Emperador la miraba, como si fuera su propia hija actuando de una forma linda, y asintió con la cabeza.

—Hay dos cosas de las que debemos ser conscientes en esta guerra.

—Oooh, ¿dos cosas? —Ante su respuesta, el Emperador mostró interés—. ¿Qué es?

—La primera es el Reino de Moncelle al este.

—Mmmmm. —El Emperador parecía sorprendido—. ¿El Reino de Moncelle? ¿No la República de Francois?

—Tenemos que ser consciente de que existe la posibilidad de que se unan.

Después de escuchar esas palabras, el padre de Elise quiso corregirla y comenzó a hablar.

—Elise, el Reino de Moncelle no tiene conexión con la Península de Crimea. Es cierto que están bastante cerca, pero no tienen por qué preocuparse por los conflictos étnicos y están en el interior, por lo que no hay conexión con el  mar. El país que debería preocuparnos es la República de Francois.

Elise asintió con la cabeza.

—Sí, tienes razón, padre. Si lo miras geográficamente, no tienen ningún motivo para participar.

—Entonces, ¿por qué pensaste que se unirían?

—La razón es el actual gobernante de Morcelle es Earl Igrint.

— ¿Por Earl Igrint?

La cara del Marqués se congeló un segundo mientras la interrogaba. El Emperador tuvo la misma reacción. Ambos hombres, que eran capaces de gobernar el reino, entendieron el significado oculto tras sus palabras.

— ¿Estás diciendo…?

—Sí, el Conde es un rey no reconocido y su posición es inestable. Si quiere ganar su legitimidad, necesita obtener la aprobación de la República de Francois.

—El Reino de Moncelle fue una vez parte de la República de Francois en el pasado.

Las caras del emperador y del marqués se pusieron serias. El príncipe sólo la miró con indiferencia.

—Dado que la República no puede mover sus fuerzas en este difícil momento, existe la posibilidad de que le pidan al Conde que nos ataque desde atrás a cambio de reconocer su derecho de gobernar.

Todo el jardín estaba en silencio.

Aun si ella era joven, no era algo que simplemente pudieran ignorar, porque existía la posibilidad de que tuviese razón.

—Ah, no pensé en el Reino de Moncelle, pero es posible.

—Sí, es verdad. Existe la posibilidad de que la República no lo dé por perdido. El Reino de Moncelle está bastante cerca, así que puede atacarnos.

Ambos tenían miradas sentimentales mientras miraban a Elise.

¿Cómo se percató de algo que los hombres pasaron por alto?

Entonces, en ese momento, se escuchó una voz fría.

—Lo máximo que puede enviar el Reino de Moncelle a la Península son 20.000 hombres. ¿Crees que solo esa mísera cantidad puede poner en peligro nuestro imperio?

Era el príncipe heredero. Había pasado tiempo, más de treinta años, desde que tuvo una conversación con su esposo, por lo que aún se sentía extraño.

Por sus frustraciones, Elise no tardó en replicar.

—Cierto. Si luchamos de frente, nuestro ejército no perderá. El ejército de Brittia es el mejor del oeste, no de todo el mundo. Con la excepción de la República y el Ducado de Prusia, no hay ningún ejército que pueda luchar directamente contra nosotros.

—Así que lo sabes. ¿Entonces…?

—Dije si luchamos directamente.

El príncipe frunció el ceño. Elise rápidamente habló de nuevo antes de que pudiera cuestionarle de nuevo.

—El río Dnieper y las montañas de Ucrania.

—…

—Si el Reino de Moncelle se mueve, no vendrán a la península sino que atacarán desde las montañas de Ucrania. Si toman el río Dnieper, los llevará directamente a las montañas.

— ¿Estás diciendo…?

—Sí, las montañas de Ucrania son la única entrada a la Península de Crimea en la República del oeste. Si les damos las montañas, podrían cortarnos cualquier suministro y aislarnos.

Si eso sucediera, solo habría un resultado… La aniquilación completa del ejército.

—Ah…

Una vez más, un pesado silencio se cernió sobre el jardín. Era incomparable a la atmósfera sombría anterior.

Los gobernantes del imperio miraron a la joven que notó cosas que se les escaparon.


Maru
¿Geografía europea encubierta? ¿Dónde? Por otro lado, no me gusta nada este príncipe. Sé que Elise anteriormente tuvo un comportamiento cargante, infantil y odioso, pero hay algo en su actitud que no puede hacer que me caiga bien. He pasado todo el capítulo queriendo abofetearlo. Exijo que te postres ante los pies de nuestra madura, inteligente y maravillosa Elise.

Nemoné
¿Es así? Pues acepto que me disgusta un poco su comportamiento, pero no lo juzgo. Quiero decir, él hasta ahora está conociendo a la nueva Elise u_u Aún no está familiarizado con la mezcla Elise-Song Ji Hyun.

| Índice |

2 thoughts on “Emperatriz del Bisturí – Capítulo 7

  1. Khrystal MeL says:

    Gracias por el capítulo
    Elise es inteligente como bella, espero su sueño de convertirse en doctora se vuelva realidad

    • Maru says:

      ¡Gracias a ti por leer!
      Elise es muy linda… Algo que me gusta de esta historia es el hecho de que la protagonista siga siendo la original y que los cambios en su persona sean porque se dio cuenta de sus errores y haya reflexionado y cambiado. Así que le deseo toda la suerte del mundo en su futuro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *