La hija del Emperador – Capítulo 5

Traducido por Lily

Editado por Sakuya


Preguntó en voz alta. Parecía sorprendida por lo que acababa de oír. No es que quisiera culparla, podía entender cómo se sentía ahora mismo. Ella es muy diferente, la ropa de Selena era demasiado simple para ser una cuidadora real. Ahora, cuando dije simple, estaba siendo amable.

De hecho, si alguien la llamara pobre, no tendría nada que decir para defenderla. Quiero decir, sé que ella odia los lujos innecesarios, pero sentí que se esforzaba demasiado por aparentar ser alguien decente, llegando al punto de lucir simple. En realidad, esa ropa solo servía para disminuir su belleza. Tks.

La princesa Faylene se quedó sorprendida por un tiempo, después comenzó a buscar algo que decir. Bueno, todos sus pensamientos se reflejaron en su rostro.

Quiero decir, era bastante obvio para todos que ella estaba juzgándonos, no, más bien parecía que quería probarme. ¿Acaso soy un plato que debe ser probado? Me sentí tan ofendida, giré mi cabeza. ¿Qué quedaría aparte de su belleza? ¡Incluso si ella es la mujer más bonita en la tierra, es bastante molesta, todas esas magnificencias no sirven para nada! ¡Pero me siento super molesta ahora mismo! 

—¿Esa niña es su alteza real?

¡Sí! Tonta, soy la princesa real. La persona que tienes delante, soy yo, su alteza real. Aunque la parte de Alteza Real hizo que mis mejillas se sonrojaran, eso demuestra que estoy en una situación más alta que está otra princesa. Sin embargo, ¿por qué tuvo la audacia de mirarme tan fríamente? Me sentí rara. Mira, solo soy un bebé de tres meses. Honestamente, no sé por qué tienes que mirarme con esos ojos tan fríos y cristalizados. ¿Qué pasa contigo?

—Sí, esta es la hija de su alteza real el Emperador.

Selena se mordió los labios y apenas pudo responder. Mirándola, hizo darme cuenta de cómo quiso retrasar revelar mi identidad a esta Princesa.

Hmm, analizando la situación ahora veo el porqué, para revelar la identidad de un indefenso bebé a una mujer tan hostil, quién parece guardarle rencor al padre del bebé, era la mejor decisión que podía tomar.

—Dámela. Quiero intentar sostenerla.

¿¡Qué!?

Me sorprendí tanto que me olvidé de seguir chupando mi chupete. ¿Qué dijo esta loca? ¿Qué quiere cargarme? ¿Me conoces? Creo que esta es la primera vez que nos conocemos, ¿verdad?

¡Oye! Incluso mi propio padre nunca me ha cargado. ¡La única que dejo que me abrace es Selena!

—Bueno, eso…

Selena parecía claramente incómoda. ¡Date la vuelta! Si tan solo pudiera caminar, me iría, como deseo hacerlo.

¡Maldita sea!, me sentí tan amargada, ¿cómo podré salir de esto?

Incluso a los bebés reales no siempre les gusta ser cargados por gente desconocida y realmente se siente horrible, ahora puedo entenderlos, no sentía nada más que odio hacia ella. Si fuera una cara familiar, si la hubiera visto al menos un par de veces antes, no me quejaría tanto, pero entiende que es la primera vez que nos vemos.

—¿Por qué no quieres? ¿Crees que la lastimaré?

¡Maldita… princesa no presiones a mi niñera!

No, no quiero ir con ella. ¡Odio a esa mujer! Sujeté la ropa de Selena. No lo hagas mami. Si me envías con ella, lloraré. ¡Me pondré a llorar realmente! ¡En los ojos de esa mujer no hay nada más que la repulsión! No es una mentira que estoy inventando porque no quiera ir, es cierto, en aquellos ojos verdes existía un tipo diferente de enemistad. Era tan descarada que se sentía raro. ¡Qué mujer tan hostil! Maldita sea, ¿por qué tengo este tipo de aspecto? ¿Porque tuve la mala suerte de tener el padre equivocado? Mi día había comenzado bien con mi primera salida, pero, ¿cómo terminó conmigo rodando por un acantilado?

¡No me entregues! ¡No te atrevas a entregarme! 

—P-Princesa, deje de torcerse.

—Wuahh.

Y, finalmente, por primera vez desde que nací, lloré en voz alta y las lágrimas salieron.

¡No! ¡Odio a esta mujer!

Tampoco sabía por qué se roció con ese perfume, pero odiaba ese fuerte aroma a rosas y la gruesa capa de maquillaje que llevaba junto con sus largas uñas afiladas, no parecía que las cortara. Realmente odiaba todo sobre ella.

—¡Cállate! ¿No puedes mantener cerrada esa boca?

¿Alguna vez has oído de un bebé que se calle porque se le ha dicho? ¡Dios, la odio tanto!

Quería llorar, no, ya estaba llorando. Ya puedo sentir que me estoy quedando sin lágrimas por derramar.

Llegué al punto en que ya no podía ver lo que estaba delante de mí. Solo estoy causando un alboroto con toda la energía que tenía en mi boca, lloré con todo mi poder.

Ah, ahora sé por qué los bebés lloran tan vigorosamente. Era la única forma en que podían demostrar su disgusto. Soy una existencia tan débil. No podía alejarme, ¡así que tampoco podía escapar de ser abrazada por ella por mi propia cuenta! Además, a diferencia de Selena, su cuerpo es tan delgado que no puedo frotarme contra ella. Su cuerpo es muy duro.  ¡Lo odio!

—¡Wuahh!

—¡Eres tan ruidosa! ¿Por qué lloras tan fuerte?

Todos los bebés lloran así. Suspiré, ahora estaba esperando que no levantara su mano contra mí.

Selena se inquietó al verme y Elene me miró con ojos sorprendidos. Sí, lo sé. Ustedes nunca me vieron así, ¿verdad? También es la primera vez para mí. Estaba llorando por primera vez. La odio tanto hasta el punto de llorar.

—¡¡Wuahhh!!

Creí que era una persona normal que se rendiría apenas se diera cuenta que no deseo que me cargara, pero no sabía porque seguía insistiendo en hacerlo, la princesa Faylene agarró mi cuerpo con fuerza y no lo dejó ir. De esta manera, mi muñeca y mis caderas estaban con gran dolor.

¡Duele mucho! ¡No tienes ni idea de cómo sostener a un bebé!

—¿Qué clase de actitud es está? ¡Si alguien nos viera, pensarían que estoy haciéndote daño!

Tu cara es un horror, tú, anciana.

—¡Wuahhh!

¡No! ¡Alguien por favor que me ayude!

En serio, aún sigo creyendo que me dejaría tan pronto como se diera cuenta de mi fuerte llanto y mi lucha continua por liberarme, pero en medio de mis llantos escuché una voz familiar acercarse de repente.

—¿Qué está pasando aquí?

Esa voz era tan familiar. Me giré mientras aún tenía la cara mojada con lágrimas, miré a esa persona con mis ojos borrosos.

Ahh, es Pa… ¡Papá!

Mis ojos se agrandaron, y al mismo tiempo, el cuerpo que me sostenía se volvió rígido.

Con la entrada del Emperador, toda la atmósfera se enfrió inmediatamente como si le echaran agua helada. Desafortunadamente, mientras el caos estaba sucediendo, todo pasó tan rápido que no lo vi llegar. Me sentí sorprendida hasta el punto de cerrar mi boca. Por supuesto, él no estaba tan lejos para no darse cuenta de lo que estaba pasando.

La princesa Faylene palideció y levantó la cara. Kaitel la vio a los ojos y se burló. Aunque era su sonrisa habitual, significa que al vernos a todos aquí nos considera igual a pequeños insectos.

—Saludo a quién ha tocado Evangelium[1].

Esa palabra significa expresar la venida de buenas noticias, y al emperador, quién ha escuchado la voz de Dios, ya sean hombres o mujeres todos deben repetir este dicho al Emperador de Agrigent. Aunque para la mujer de pelo azul es una vista bastante aterradora de contemplar. Incluso si mantiene su cabeza inclinada hacia abajo.

Después de que mi padre apareció, dejé de llorar, pero todavía estaban saliendo algunas lágrimas

—Saludo a Evangelium.

No sabía si era porque Selena era una ciudadana, pero su saludo fue bastante diferente. A medida que crezca, aprenderé lentamente todas esas pequeñas diferencias, pero quería conocerlas ahora mismo. ¿Por qué será?

Desafortunadamente, esta no es una buena situación para satisfacer mi curiosidad.

Lentamente, el Emperador bajó su mirada y nos miró con una postura torcida. Hasta ahora, solo pensé en mi papá como el loco bastardo que tenía que aguantar, así que me convencí erróneamente que la animosidad que mostraba hoy, era normal. Pero estaba equivocada, esa animosidad que desprendía ahora, era mucho más grande de la que sentía en la habitación y se apoderaba de toda la atmósfera, esto está llegando a un nivel más alto que nuestras sesiones de chat habituales.

—¿Alguien puede explicarme por qué mi princesa estaba llorando?

¿A quién llamas tu princesa? Oh sí, a mí.

Quería llorar en forma de protesta, pero no lo hice. Siempre se refería a mí como si estuviera hablando de la hija de otra persona. ¿Por qué estaba haciendo referencia en que soy su hija ahora? Deseaba que pudiera cambiar la forma en que hablo.

Como de costumbre, nadie sabía cómo me sentía, así que simplemente solté de mi agarre a la chica mientras chupaba mi pulgar. Pero mientras estaba ocupada, me di cuenta que no encontraba mi encantador chupete en algún lugar. ¿A dónde fue mi chupete?

¿Mi chupete, a donde fuiste? Ahh, todo es culpa de esta tonta hermana mayor.

—Bueno… lo que pasó fue…

La princesa puso más fuerza en su agarre y mi torso comenzó a dolerme fuertemente. ¡Ay! ¡Es enserio! Realmente quería llorar en voz alta otra vez, pero estaba presente mi padre, así que no podía.

Me mataría si llorara.

Es mi instinto de supervivencia, aunque ninguno sabía lo que significaba. Por culpa de este bastardo tuve que conformarme con solo esconder mi frente y mirar disimuladamente a Selena. En ese momento me encontré con sus ojos.

¿Eh? ¿Por qué estás sonriendo?

No sabía lo que este chico loco estaba pensando, así que mostré confusión.

¿Qué? ¿Pero qué está pasando?

El tipo que siempre se burlaba de mí, me estaba dando una sonrisa genuina. Wow, su belleza es para morirse. Me parece que Dios cometió un error al equilibrar sus atributos. De qué otra manera podría una persona tener todo excepto una buena personalidad. Oye, ¿podrías darme una respuesta dios?

—Ven aquí.

Kaitel extendió sus manos hacia mí. Me quedé momentáneamente estupefacta. Quién está peor, ¿la mujer loca o mi padre bastardo?

Esa frase duró sólo unos segundos, pero fue suficiente para causar un caos en mi cerebro.

Ah, bueno, cualquier cosa es mejor que esta mujer que aprieta mi torso con tanta fuerza, se sentía como si estuviera desgarrándome. Rápidamente intenté acercar mis manos hacia él.

Para mí, es solo un loco bastardo, pero ya que era el emperador, la princesa Faylene me levantó rápidamente. Bueno ¿qué más podría hacer? Tal vez era su primera vez sosteniendo un bebé, ya que su postura era pésima, pero finalmente pude dejar de llorar. Ahora que mi torso estaba libre de sus uñas, me sentía mucho mejor.

Ah. Esto de verdad fue un gran problema.

Solo porque ya te he visto un par de veces, me acostumbré realmente a ti. Snif, Snif, Snif. No, tu aroma ya me es hace familiar. ¡Maldita sea!

Me vio sentirme cómoda en sus brazos. Levanté la cabeza y lo miré a los ojos, luego le sonreí alegremente.

No es que te esté sobornando, ¿entiendes? ¡No lo estoy!

…Solo quiero sobrevivir.

No sabía si entendía mi lucha por vivir, pero él me devolvió la sonrisa. Era una tan suave como la brisa de primavera. Luego, al momento siguiente, se volvió frío de nuevo.

¿Era un hombre con mil máscaras? En serio, ¿realmente posees mil máscaras? ¿Cómo podría una persona tan fácilmente cambiar de emociones repentinamente en solo cuestión de segundos? ¡Deberíamos romper esta relación! ¡No puedo realizar lazos familiares con un chico tan raro como tú!

Sin embargo, supongo que eso no es posible, ¿verdad? Maldita sea, estoy jodida.

De todos modos, esa feroz expresión suya no estaba dirigida hacia mí, sino hacia la temblorosa princesa Faylene. Ah, ahora veo que ella parece alguien lamentable. Anteriormente, la odiaba hasta los huesos, pero tampoco quería lanzarla viva frente a éste loco bastardo, así que me sentía complicada respecto a mis deseos.

Todo esto se pudo evitar si tan solo pensaras mejor las consecuencias de tus actos.

—¿Quién eres?

Esa fue solo una pregunta. Verdaderamente es un hombre de pocas palabras, pero habló menos de lo que normalmente hace frente a esa princesa. Supongo que no sería necesario, quiero decir, ¿qué otra cosa más podría decirle que requiere oraciones más largas?

—Soy la princesa Segigta de Praezia, su alteza.

—No, ese nombre no.

Él torció los labios. No era una sonrisa genuina de placer ni su habitual burla torcida, más bien, parecía que quería que todos los que estábamos ahí se nos pusiera la piel de gallina.

—Quiero saber el nombre que recibiste cuando te traje para formar parte del Harem. No me importa el nombre que usaste en el pasado.

Wow, qué sádico.

La princesa palideció mientras sostenía la falda de su vestido. Ahora estoy empezando a sentir pena por ella. Estaba pensando que sabía cómo se sentía estar en su lugar.

Sí, toda la situación era aterradora. Incluso también estaba asustada.

La princesa estaba en una posición incómoda, pero no había garantía que saliera fácilmente de ella. Así que tiré de la ropa de Kaitel hacia atrás.

Oye, papá, esto es suficiente, estoy bien ahora, entonces, ¿qué tal si la dejamos ahora y olvidamos el asunto?

—Faylene. —En ese momento, la sirvienta detrás de la princesa rompió el silencio. —Es la princesa Faylene.

La cara de Kaitel se congeló. Su hostilidad se duplicó. En esta clase de ambiente era difícil respirar, ¡quise llorar, pero, maldita sea, no podía!

Debido a este padre que está delante de mí, nada iba a salir bien hoy. Finalmente, cuando ya estoy cómoda y feliz. ¡Odio esto! ¡Solo quiero estar tranquila!

—¿Cómo te atreves a interrumpir nuestra conversación?

Fueron palabras innecesariamente agresivas. Supongo que este hombre no conoce la palabra misericordia.

—¿Crees que alguien como tú puede interferir en nuestra conversación?

Inmediatamente, la sirvienta se arrodilló y habló con toda la voz que pudo reunir. Esa mirada lamentable, me sorprendió.

—¡Cometí un delito digno de muerte! ¡Por favor, perdone mi vida! ¡Se lo ruego! ¡Lo lamento mucho!

No tenía ninguna conexión con este incidente, pero sentí pena por la sirvienta de Segigta, quién estaba llorando. Ella solo quería proteger a su maestra… Si fuera yo, la hubiera perdonado, sin importar qué, pero desafortunadamente, el que la atrapó fue este loco lunático.

—Sáquenlas de aquí, arrástrenlas si es necesario.

Todos contuvieron la respiración debido a sus frías palabras. Por supuesto, también mantuve mi boca cerrada. No parecía demostrar un poco de misericordia. Escuché que la única medicina para un chico loco como él, es una gran paliza, pero como no había nadie alrededor, quien se atreviera a golpear al Emperador, no había cura. No había ninguna cura…

—Es la primera vez que veo a nuestra princesa llorando.

Entonces, ¿me matarás?

—¿Dónde está su juguete?

Desafortunadamente, él no me estaba preguntando, así que no podía responderle.

—¿Qué?

Selena parecía sorprendida, pero se veía bastante tranquila en comparación a hace unos minutos atrás.

—Su juguete, el que ella siempre está masticando.

Mi amigo, eso no es un juguete, es un chupete. También conocido como Binky. Incluso le había puesto un apodo y es el mejor amigo para todos los bebés. Eres padre, y ¿no conoces sobre esas cosas? ¡Ugh, qué molesto!

—Búscalo…

Selena, quien estaba desconcertada, miró a su alrededor y lo encontró cerca de donde está la princesa. ¡Ah, ahora está sucio!

¿Cómo podría poner eso de vuelta en mi boca? El emperador debe de haber perdido la cabeza.

—Tíralo.

Tan pronto como lo recogió, le ordenó que lo tirara.

Selena no podía negarse a la orden, así que lo tiró apenas lo recogió. Ahora carecía de mi chupete, lo único me que quedaba era chupar mi pulgar.

Ah, es mi dedo, pero su sabor es salado.

—Ella lloró tan vigorosamente.

Sí, gracias por tus palabras de defensa. Entonces, ¿puedes dejarme ir con mi niñera?

Mis deseos fueron ignorados como de costumbre, el Emperador miró a la princesa Faylene mientras me sostenía.

El ambiente comenzaba a recuperar el aire agradable, pero ella aún estaba en el suelo, cabizbaja.

¡Ahh! ¡Qué chica tan lamentable!

—¿Eras tú? ¿Fuiste tú quien hizo que mi hija llorara tan ferozmente?

Aunque era mi padre, cuando venía a visitarme, lo cual era algo bastante frecuente, solo chasqueaba la lengua pensando en lo guapo que era este bastardo. Sin embargo, esos momentos solo ocurrían en mi habitación y la única con quién podía convivir ahí era con Selena, así que pienso que quizás sea la razón del por qué actúa así…

—¿Por qué no hay respuesta de tu parte?

No obstante, nunca supe que su actitud frívola, con esa leve sonrisa en el borde de sus labios, lo hacía brillar tanto. Ah, es muy brillante. Cuando me hizo ver esa cara frívola antes, siempre tuve ganas de pegarle. No sabía si era porque su actitud era realmente molesta, pero hoy su figura parecía apropiadamente deseable.

La princesa temblaba lastimosamente. Solo mirando su estado físico, uno podía decir cuánto miedo tenía. Ella solo tenía alrededor de 20 años. ¿Lloré por algo tonto e invoqué a un demonio? Debo decir que lo lamento un poco.

Pero, veamos, ¿por qué tenía que abrazarme? ¡Quién le dijo que me abrazara!

Fue una situación tan incómoda, me sentí bastante extraña. En ese momento la princesa bajó la cabeza.

—Solo dese-aba sostenerla, eso es to-do.

Su voz ya se estaba rompiendo debido al miedo que corría por su columna vertebral. Por lo general, cuando una dama tan delicada habla mientras tiembla, eso hubiera conmovido el corazón de una persona, y su simpatía prevalecería incluso si no tuvieran ninguna relación, pero mi padre es alguien que carece de simpatía, o tal vez, él no es un hombre normal, estaba demasiado echado a perder con todas las mujeres que tiene, pero su rostro mostró descaradamente que no se compadeció en absoluto.

—¿Con permiso de quién? —La mirada de Kaitel era cada vez más fría mientras le hablaba.

En lugar de sentir que te tiran un balde de agua fría, el ambiente se sentía como si estuviéramos en una tormenta de nieve igual a Siberia. Nunca supe que una persona podía mirar a otro ser humano con ojos tan fríos, hasta ahora.

—¿Con el permiso de quién sostuviste a mi princesa?

Ah, uhh… Solo con llamarme b- tu hija es suficiente, ¿por qué sigues llamándome princesa? No. Este no es el problema principal en este momento.

Pero de la nada estallé en sudor frío. Tenía la piel de gallina.

Fue una intención tan fuerte que, si hubiera sido un bebé normal, habría sentido mi vida en peligro y estallaría en llanto. En serio, este hombre es una bomba. Creo que es cien veces mejor cuando se burla de la gente con su sonrisa torcida habitual.

Su expresión actual no es la que suele mostrar cuando éramos solo nosotros dos. Ambas expresiones fueron ilegibles, pero esta fue la primera vez que sentí tanto horror al no poder ver ninguna expresión en una cara humana. No sabía lo que estaba pensando. Ni lo que estaba sintiendo.

Había una sensación de algo que se arrastra lentamente en mi piel. Ya no podía soportarlo, quería alejarme de él.

¡Selena, sálvame! ¡Incluso si este chico es mi padre, esto no estaba bien!

Cuando dejé salir un sonido de mi boca, Kaitel bajó su vista para mirarme. Tan pronto como lo hizo, traté de endurecer mi rostro preocupado.

¿Realmente mataría a un bebé de tres meses para limpiar su rostro?

…Sí, definitivamente lo haría.

La incertidumbre siempre había tomado personas. ¡Pero esto no lo era, ya que parecía que definitivamente me mataría! Bajé los ojos hacia el suelo sin hacer un alboroto.

Entonces, de repente se rio.

—Esta es la primera vez que sostengo a mi propia hija.

Sus ojos tenían la forma de una luna creciente. Su sonrisa era tan atractiva como una obra maestra de un artista. Sería como la Mona Lisa del Artista del renacimiento italiano Leonardo da Vinci [2] él pintó la Mona Lisa con una misteriosa sonrisa. Por lo tanto, la sonrisa de este hombre justo delante de mí, también podría fascinar a todos en este mundo. Escuché que demasiada belleza podría ser veneno.

Así que este dicho era para él. Lloré en mis adentros.

La pálida princesa Faylene aparentemente ya había cruzado el río sin retorno. Su rostro siempre se mantuvo pálido, pero ahora toda la sangre había dejado su rostro, incluso pensé que parecía papel. Sus labios, que eran como pétalos de rosas rojas, se volvieron morados.

—¿Fueron cinco de Oro?

¿Por qué de repente preguntas sobre oro, padre?

Pensé que era una pregunta aleatoria, cuando de la nada escuché un suspiro.

¿Huh?

Lentamente giré la cabeza y vi a Selena de pie juntando sus manos. La niñera también estaba pálida, pero no tanto como la princesa. Apenas podía mantenerse de pie en su lugar. Por supuesto, la causa de todo esto era mi padre, parecía que en cualquier momento moriría de un ataque al corazón.

Qué problemática escena.

—¿El precio de tu cuerpo?

Con la barbilla levantada y una mirada similar a la de un hombre que mira insectos, la miró con desprecio. La mirada que le dirigió estaba llena de desprecio y asco. Sus ojos eran lo suficientemente fríos como para congelar corazones, y su rostro ya no estaba en blanco, pero tenía una brillante sonrisa. Esa suave sonrisa que le dio, empujó a la chica aún más al suelo.

Ah, realmente lo odio.

Ya sabía que era el rey de los locos y un tirano solitario, pero nunca, hasta ahora, conocí a alguien que pudiera mostrar descaradamente esta actitud justo frente a la cara de otra persona. Por supuesto, también incluí mi vida pasada. No podría describirlo simplemente con palabras. Era tan arrogante e imperioso que era imposible expresarse adecuadamente.

Necesito estudiar más sobre el uso del lenguaje y aprender a ser mucho más articulada, ya que ni siquiera podía expresar este sentimiento con mis propias palabras.

—Así que, no me darás una respuesta. —dijo Kaitel perezosamente mientras acariciaba mi mejilla con su mano, como si estuviera acariciando a un gato.

Parecías estar hablando contigo mismo, quiero recordarte que no lo estás… Si no que las estás incitando a responderte.

—Fueron veinti.. veinticinco mil. —Ella no era una idiota que no podía entender a qué se refería, por lo que temerosamente le respondió—. El pago en oro fue de veinticinco mil por mi hermana y yo.

Ella tenía una hermana. Oh no. ¿Qué debería hacer? Esto es muy lamentable.

Ahora tenía otra razón para llorar. ¡Aunque ni siquiera podía llorar cuando quiero! Solo estaría llorando en el momento equivocado, ¿qué tipo de gran dilema fue el que causé?

De la forma en que se están desarrollando las cosas, terminaré estableciendo un récord por matar princesas extranjeras a mí tierna edad.

Ahh, padre, padre, ahora ten piedad.

Por supuesto, probablemente sería algo como “¿Qué es la misericordia?” Él es ese tipo de hombre. Aunque sabía qué iba a suceder, no pude evitar sentir náuseas. Odiaba a esa mujer, ¡pero no la odiaba hasta el punto de querer matarla! ¿Qué tipo de persona mataría a alguien que no le gustaba?

—Ferdel.

Pasó un momento de silencio cuando una fresca voz respondió desde atrás.

—Sí, su alteza.

¿Espera, Ferdel?

Por alguna razón, su nombre me sonaba familiar. Su voz también me parecía muy familiar. Sentí que lo había escuchado antes. No sabía si era porque había pocas voces que escuchaba desde mi nacimiento, pero podría reconocer de inmediato su voz.

¡Ah! Él es el hombre que persigue a Kaitel a todos lados como un acosador. Pero parecía una persona de alto estatus. ¿Qué tipo de hombre es?

—Dígale al Emperador de Praezia, que enviaré otros veinticinco mil.

Al escuchar la palabra Praezia, todos contuvieron el aliento.

¿Cuál Emperador? Me confundí bastante, había otro emperador que no fuera Kaitel. Entonces, este imperio no era el único, en fin ¿qué estás tratando de decir, querido padre?

—Su hija ha roto las leyes agridianas, por lo que será ejecutada.

Desde su espalda, escuché breves jadeos de esas personas, como si no pudieran respirar. Supongo que están asustadas.

—¿Bajo qué cargo…?

Debido a su pregunta, miró hacia atrás, no, en realidad, giró su cuerpo.

—Hacer llorar a la hija del emperador.

¿Una ejecución solo por hacer llorar a un bebé? Wow, solo miren a este loco bastardo.

—¡Majestad! ¡Su Majestad!

—Ponla en confinamiento por ahora.

Ni siquiera se había tomado la molestia de echar un vistazo a los tristes gritos que provenían desde su espalda. Ah, qué vista tan lamentable.

El único trabajo del Emperador de Agrigent parecía el solo servir para lanzar a las personas que lo ofendían a la cárcel o para matarlas en cualquier momento. Entonces, ¿era esto lo que significaba ser un tirano? ¿Era esto prueba de la dignidad de un tirano?

Solo vete a algún lado y desaparece.

¿Podría crecer de manera segura bajo el cuidado de un chico como este? Como si hubiera sido golpeada por una gran ola de agua fría, me arrepentí y me perdí en mis pensamientos.

Arrugué mis cejas, él no se preocupaba por mi entorno, entonces, el emperador entró en el jardín más grande del palacio real y caminó hacia el símbolo del imperio, el árbol de invierno.

¿Qué pasa emperador, quieres llevarme a pasear?

Ah, pero la parte de mi cuerpo que ella pellizcó me está doliendo mucho. ¿Era esto algún tipo de castigo?

—Ella creció mucho.

—Está en la etapa en dónde su cuerpo crece más rápido y dónde tendrá cambios cada día.

Eso fue todo lo que dijo mientras me llevaba cargada en sus brazos.

¡Oye! Soy un bebé recién nacido de tres meses. Es natural para mí crecer a este ritmo. ¿Podrías tomarte en serio una clase para padres? ¿Siquiera llegarías a la graduación?

—No la había visto desde hace una semana.

¿Realmente no ha pasado tanto tiempo? Inclino mi cabeza hacia adelante. Puedo asegurar que ha pasado bastante tiempo desde que vi tu cara, estoy segura de ello. No, incluso puedo decir que ha pasado un mes.

Kaitel no tenía el título de emperador por nada, después de todo. En el primer mes, pensaba que este bastardo no funcionaba y solo usaba su poder para molestar a otros, pero más tarde después de ese mes, sus visitas disminuyeron y cada vez fue más difícil verlo.

Me sentí un poco mal, solo pude sentir un poco de pena por él, así que le di una gran sonrisa.

¡Mira esto, mi sonrisa vale un millón de dólares!

—Pesada.

¿Eres un bastardo? ¡Tú, eso es un insulto para una dama!

—Qué misterioso, una pequeña vida que puede ser destruida por una mano más grande.

Él no parece el tipo de persona que hable consigo mismo, pero por alguna razón, solo lo hacía cuando estaba conmigo, este loco parecía tener mucho que decirse a sí mismo. No, debo de estar equivocada. Si debe ser eso.

Desde que está hablando, solo dice palabras extrañas…

—Igual a un insecto.

¡Qué loco más bastardo! Por un momento me quedé tan sorprendida que me quedé con la boca abierta.

Wow, estúpido. ¿Puedes repetir lo que dijiste? ¿Crees que tengo que vivir por el resto de mi vida soportando sus insultos? ¿Alguien como yo?

…Ah. Bueno, por supuesto que ya vivía de ese modo. Tengo que vivir así. Sí, tenía que vivir así. ¿Qué más podría hacer?

Estoy tan dolida. Estaba tan frustrada que las lágrimas comenzaron a salir.

Sin embargo, no podía llorar. Ahhh. Me siento aún más frustrada. Para mi eres alguien muerto. No eres mi papá. Dile a tu hija que esto es un error.

Pensé que sería la única herida por las palabras que dijo. No, en realidad fui la única herida por eso, los demás simplemente se sorprendieron, especialmente Selena…

—Su Majestad, esa palabra es un poco…

—¿Qué dices?

¿Eres Ferdel? Deberías tener cuidado. ¡No digas nada más! ¡Tú solo sigue caminando!

¡No! ¡No invoques al demonio! Ferdel quien recibió un intento de advertencia de mi boca mostró una expresión perturbada y continuó dando su opinión.

—Decir que ella es como un insecto… Recuerde que es la princesa.

Con las palabras de Ferdel, Kaitel me miró por un momento, luego pareció quedarse pensando un poco.

¿Huh? ¿Quieres tener una lucha de miradas? ¿Eh? ¿Eh?

—Ella es solo una forma de vida débil que puede morir en cualquier momento con solo mover un dedo. Entonces, ¿cómo debería describirla?

¿Eso significa que si quieres podrías matarme con un solo dedo querido padre? Me disculpo profundamente. Esta humilde hija tuya no era muy lista y de alguna manera me he convertido en una gran ofensa para ti por decir todas esas tonterías.

Por favor perdona mi vida.

—¿Una flor?

—Vuelve a estudiar poesía.

De esta manera, Ferdel fue completamente derrotado.

¡Para decirle a alguien que aprenda poesía, deberías tomar primero una clase de desarrollo infantil! ¡Date prisa y solicita esas clases! ¡Ahora mismo! Realmente necesitas aprender más sobre los bebés.

Sin embargo, como siempre, no podía hablar y mis deseos fueron ignorados.

—¿La vas a matar realmente? Matar a alguien solo por hacer que un bebé llore es un poco duro. Ella es una princesa enviada como ofrenda de paz por el emperador de Praezia.

Después de ser levantada y sostenida por él, no tuve más remedio que quedarme tranquila, pero, por un segundo, nuestros ojos se encontraron. Sus ojos rojos brillaban por la luz del sol y él se encontraba justo enfrente de mi nariz.

Normalmente me quedaría mirando y le preguntaría qué tanto ve…

Hmm. Pero ahora no soy capaz de hacerlo, tengo tanto miedo que me reí y le di una brillante sonrisa.

Papá, no quiero morir ahora.

Mirando mi sonrisa, se echó a reír.

Amigo, te gusta cuando tu hija te sonríe, ¿eh?

Después de reír, comenzó a acariciar mi cabello y volver a enfrentar a Ferdel.

—Mi princesa no llora fácilmente.

Sí, eso es correcto.

—Entonces…

¿Eh? ¿Hay más?

Presté atención. ¿Qué dirías ahora? 

Me olvidé de respirar y levanté la vista hacía Kaitel, me quedé mirando sus labios rojos mientras me sostenía. En ese mismo momento, habló.

—Soy el único que tiene permitido hacer llorar a la princesa.

¡Hey! ¡Qué demonios está diciendo este bastardo pervertido!


[1] Evangelium: Significa Evangelio en Alemán.

[2] La Mona Lisa: Es una obra pictórica del polímata renacentista italiano Leonardo da Vinci. Fue adquirida por el rey Francisco I de Francia a comienzos del siglo XVI y desde entonces es propiedad del estado francés. Se encuentra expuesta en el Museo del Louvre de París, siendo, sin duda, la “joya” de todas sus colecciones.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *