No confío en mi hermana gemela – Capítulo 1

Traducido por Maru

Editado por Sharon


La puerta estaba abierta. Caminé lentamente por el pasillo oscuro mirando la luz brillante que penetraba a través de la puerta.

Murmuré que todo era un error, que no era cierto. Confortando mi corazón, abrí la puerta por donde se filtraba la luz. Entonces, inmediatamente me mordí los labios.

Dicen que cuando una persona recibe demasiada impresión no puede hablar. Era cierto. Sin poder decir nada, vi como dos personas se besaban.

El hombre que solía ser mi prometido me miró con desdén cuando me dijo que me fuera de su vista. Y la chica en sus brazos rio altivamente mientras estiraba su mano para tocar su mejilla.

—¿Todavía no te vas? ¡Sal de esta casa ahora mismo!

Sentí que me desmayaría y no volvería a levantarme debido a sus frías palabras.

Aun así, esta era una casa cuya calidez apreciaba. Mis recuerdos de este lugar eran mi razón de vivir. No era una mansión ordinaria, era la herencia de mi respetado abuelo, con quien estuve siempre desde que llegué a este mundo.

Esta gran mansión era el orgullo de la familia Aztane.

Mi abuelo me abrazaba y me mostraba la mansión que aparentemente albergaba al mundo entero. Sentada en su hombro excepcionalmente alto, el techo parecía muy cerca y me hacía sentir gigante.

Sin embargo, esta casa ya no era mía.

—Hermana mayor, ¿no entendiste sus palabras? Deberías irte ahora. Este ya no es tu hogar.

¿Qué fue más impactante? ¿La sorpresa de ver al hombre que dijo que me amaba tocando a otra mujer con tanta intimidad? ¿O la conmoción de perder esta casa?

Todo fue un shock, pero lo más impactante fue…

—Erusia.

—Hermana mayor Laurentia, ¿no sería bueno que te fueras?

—Erusia, ¿cómo puedes…?

Mi amada hermana menor que siempre se reía con tanta alegría. Mi hermana gemela más joven que se parecía a mí. Mi preciosa hermana menor, a la que tanto amaba, me había traicionado. No hubo mayor sorpresa que esto.

La familia del vizconde de Aztane poseía la mayoría de las tierras de cultivo y las minas, y se consideraba la más rica del reino. Era tan rica que tenían suficiente dinero para ser parte de la familia del rey. Era la hija mayor de esta familia.

Viví junto a mi abuelo, que me crió en el lugar de mis padres,que fallecieron en un accidente cuando era niña. Tenía dieciocho años cuando me convertí en la sucesora de la familia Aztane.

Dirigí el negocio de manera calculadora y sin emociones. Traté a todas las personas por igual e ignoré su posición social. Este era el lema y la misión de la familia Aztane.

Dediqué diez años de mi vida a este lema y misión.

Nuestra familia era rica y no tuve problemas. Mi único talón de Aquiles fue la mala salud de mi hermana gemela menor postrada en cama.

Pero ahora mi talón de Aquiles me apuñaló por la espalda.

Erusia había destruido todo lo que había construido. Cinco grandes minas de oro, cuatro grandes minas de plata, veintiuna minas de carbón, todos los campos… Ella los vendió todos.

Todas las casas que poseíamos fueron vendidas. Cuando descubrí lo que había hecho, solo quedaba esta mansión.

Ella utilizó la cara y voz que se parecían a las mías para poder firmar los papeles.

Mi amable hermana menor que siempre me apoyaba me dijo que me odiaba. Todas las tierras de cultivo, las minas y las propiedades que mi abuelo me había dicho que protegiera con su último aliento… Y finalmente, el prometido que me dijo que me amaba, se lo había llevado todo.

—¿Cómo pudiste hacer esto…?

Me mordí los labios con fuerza mientras mi cuerpo temblaba. Traición, ira y arrepentimiento. Todos estos sentimientos bajaron de inmediato, mi fuerza se fue y mi corazón se derrumbó.

Aunque intenté mantenerme de pie, ya no tenía la energía para hacerlo. La habitación que solía llamar mía ya no lo era.

Erusia, que tenía mi misma apariencia, rio deliciosamente mientras acariciaba su mejilla y lo besaba apasionadamente. Las dos personas se besaron frente a mí hasta quedar sin aliento y se miraron a los ojos.

Luego, cuando caminaron lentamente hacia la cama, su respiración se volvió áspera y pesada mientras tenían relaciones sexuales entre ellos. Los gemidos de estos dos ya no eran humanos. Habían dejado de ser humanos, eran bestias.

¿Por qué hicieron esto?

Tenía que preguntar. Tenía que saber. Sin embargo, mis labios no se movieron y mi cerebro dejó de funcionar.

Ah, así es como termina… 

Salí de la habitación donde las dos personas se estaban abrazando.

Un paso, otro paso. Caminé sin fuerzas. Aunque estaba a punto de desmayarme, trabajé duro para bajar las escaleras. Mis piernas carecían de tanta fuerza que sentí que me caería, cada paso era doloroso.

Ni siquiera pude dejar escapar un gemido. Mi corazón dolía más que mi cuerpo en este momento.

Cuando sentí mis lágrimas correr por mi mejilla, mi cuerpo lentamente comenzó a moverse. Podía sentir mis pies palpitar como si me los hubiera torcido.

—…Abuelo.

La mansión que una vez estuvo llena de calor ahora se sentía tan fría…

En el momento en que sentí que había perdido todo, la “puerta” apareció frente a mis ojos. Era la puerta de un viejo recuerdo.

—Esta puerta sólo se abrió una vez desde la muerte de tus padres. No pude abrirla. Necesitas un fuerte deseo para lograrlo, y no pude hacerlo. No sé si se abrirá, pero si tuvieras que vivir una vida en la que te enfrentas a algo tan amargo hasta el punto de dejar de vivir, ábrela.

Mi abuelo me contó esto mientras sostenía la mano de su nieta de diez años con una expresión triste. ¿Qué quiso decir con decir esto?

En mi juventud, intenté abrir la puerta, pero se negó a abrir.

—Aquí estoy.

Debo estar sufriendo en este momento. ¿Verdad, abuelo? Entonces abriré la puerta ahora. Aunque soy la estúpida nieta que no pudo proteger la casa… Abriré esta puerta. Así que ayúdame.

Estiré mis manos. Sostuve el pomo de la puerta en la mano y, con el leve recuerdo de mi abuelo y una pequeña sonrisa, intenté abrir la puerta. Pero al igual que hace dieciocho años, no se abrió.

Por supuesto, es así. Eran solo palabras que dijo el abuelo. Tiene que haber sido solo palabras que el abuelo quería decir.

—Sólo…

Me mordí los labios con dureza. Las lágrimas cayeron en mis mejillas. Exhalé rápidamente de decepción y amargura a pesar de ser doloroso. Mientras estaba arrodillada frente a la puerta seguí girando el pomo de la puerta.

—Ábrete… Ábrete… ¡ÁBRETE! ¡Abre! ¡Dije ábrete! ¡Por favor…! ¡Por favor abre…!

Me aferré al pomo mientras lloraba. Grité por un momento mientras lo giraba.

Abre, por favor… ¡Abre! ¡Muéstrame lo que hay dentro! Dime el significado de las palabras del abuelo.

—¡Ábrete! Por favor… te lo ruego. Dije que te abras… ¡Ahora mismo!

Estoy tan cansada… 

Sin embargo, un pomo sin boca no puede responder. Así que me aferré a él mientras lloraba.

Sobre la escalera, escuché a esas dos personas burlándose de mí. Erusia y mi maldito prometido, Barrett Acpencia, que habían terminado de tener relaciones.

Aunque quería levantar la cabeza para verlos, no lo hice. No quería mostrarles mi cara de llanto. Entonces volví a mirar hacia la puerta.

—Abuelo, si estás allí, abre la puerta. Cuando lo hagas, muéstrame lo que me dijiste sobre… Abuelo…

Los escuché aullar de risa. De repente, todas mis emociones regresaron y quise abrir la puerta.

—Abre la puerta abuelo.

Cerré los ojos en silencio suplicando mientras giraba el pomo de la puerta una vez más.

—Por favor, despiértame de mi sueño. Todo esto es solo un sueño.

En ese momento, el picaporte hizo clic. Una luz brillante vino de entre el hueco de la puerta.

Entonces caí inconsciente.

♦ ♦ ♦

Una brisa refrescante y el olor fresco de las flores. Era el olor de mis flores de acacia favoritas que crecían en Forlil Hill. A pesar de ser un poco frío, fue una sensación refrescante. Me encantó la cálida sensación de la persona que me acariciaba la cabeza con amor.

—Laura, Laura.

Me encantó la voz que susurró suavemente mi nombre. Fue un susurro suave que hace mucho tiempo que no pude escuchar, una voz llena de amor.

—Necesitas despertarte. El sol se está poniendo ahora.

¿Despierta? Quiero dormir más… Todavía tengo sueño.

—Aun así, necesitas despertarte. Si duermes aquí, el lobo vendrá y te llevará.

Los lobos dan miedo. Los lobos se llevarán al abuelo… Espera, ¿lobos?

Sorprendida, me levanté rápidamente. Tan pronto como abrí los ojos, vi campos cubiertos de flores en cinco colores diferentes a través del paisaje.

—¿Forlil Hill?

Este lugar es… Espera, esta voz es un poco… 

—¿Laura?

Laura. Así es, mi apodo. 

Solo una persona me llamó así. Giré mi cabeza. Un hombre que parecía tener entre cuarenta y cincuenta años con el pelo negro bien peinado estaba sentado detrás mío.

Se rio cuando me vio con una sonrisa amable. Su espeso cabello negro y ojos color esmeralda eran prueba de esta familia.

—¿Abuelo?

—¿Qué pasa?

—¿Cómo puedo estar aquí? Ah, no, ¿es este lugar el cielo? Aunque este lugar es hermoso… ¿Cómo puede ser el cielo Forlil Hill? Abuelo, ¿me esperaste mucho aquí?

—¿Qué estás diciendo? Este lugar no es el cielo.

Él puso una expresión incrédula y se rio ligeramente levantándose suavemente acariciando mi cabeza. Este hombre era mi abuelo…  el vizconde Bellin Aztane.

—No estás centrada correctamente porque te acabas de despertar.

¿Despertar? ¿Yo? No, estaba en la mansión con Erusia.

Despiértame abuelo. Por favor, despiértame de mi sueño.

Podía escuchar una voz desde lejos. Una voz llena de tristeza, cansancio y desesperanza. Esa voz había sido mía. Esas fueron las palabras que murmuré antes.

—¿Dormiste bien?

La voz amable y acogedora que me había despertado pertenecía a…

—Abuelo…

Mi amado abuelo.


Maru
¡Hola a todos! Bienvenidos a una nueva novela a nuestro reino, esta vez, de manos de toda una protagonista inteligente y con muchas ganas de vengarse. Personalmente ardo en deseos de ver cómo lo hace. ¡Nos vemos en el siguiente episodio!

| Índice |

7 thoughts on “No confío en mi hermana gemela – Capítulo 1

  1. Rebeca says:

    Pffft que bueno que el novio la dejó xq no duro mucho su relación sexual duro lo que bajo las escaleras pfff que precoz. Ya se en que me vine a fijar verdad jijijiji

  2. MartinHomu says:

    solo una cosa ahora que leo todo de nuevo tecnicamente la MC si tiene evidencia de que la hermana se hizo pasar por ella puede demandarla por suplantancion y quitarle todo lo que le robo ademas de meter a ambos en la carcel.

    • Maru says:

      Realmente no. Sabes que lo ha hecho porque te lo ha dicho, pero en un mundo donde no hay grabaciones o forma de probar que esa firma no es suya, no hay evidencia, solo un testimonio incriminatorio; una palabra contra la de la otra. Y siendo que son gemelas, más complicado todavía. Si le sumas que a Erusia se la veía como una mujer débil a la que hay que proteger, más aún.

  3. Tarsis says:

    Muy buen inicio. Nunca falta la maldita traidora por la que dan su vida y paga de ésta forma. Se merece lo peor. Pero bueno, quiero ver qué cambios comenzará a tomar nuestra querida protagonista.

  4. ElmyBar says:

    Muchas gracias por traer esta novela 🙂
    Estarán trabajando directamente del coreano? por lo que recuerdo cuando la comencé en inglés el traductor la abandonó en el capítulo 11.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *