¡No es tu hijo! – Capítulo 8

Traducido por Kiara Adsgar

Editado por Yusuke


El sonido del papel siendo rasgado fue el único sonido del lugar, en cuanto el documento fue dividido en dos parte, se desintegró por completo en una pequeña llamarada.

En un instante, el papel comenzó a desaparecer, dejando un rastro de humo rosa.

No, que acabo de hacer, eso… 

Kalia, que estaba distraída por la desaparición del documento en su manos, se dio cuenta en ese momento que ella había sido engañada por Sheyman una vez más.

Que tonta.

Ella cerró sus ojos, culpando a sí misma por lo que había hecho. Kalia se sintió aún más molesta porque pensó que había visto a Sheyman sonriendo justo antes de cerrar los ojos.

¡Dios mío! ¡Eres un hijo de un perra! Jugando de esa manera con la gente.

Kalia dejó salir su ira, mordiendo sus labios y sacudió su cabeza negando la situación.

Esta bien, no voy a cometer el mismo error dos veces. Además no es gran cosa, después de todo, simplemente fuí engañada por sus trucos así que no hay nada que pueda hacer. Y lo más importante… no pasó nada esta vez, ¿verdad?

Eso es suficiente.

—Sheyman, sé que estás disfrutando todo esto, ¿no es cierto?

Kalia suspiró patéticamente y aplicó presión alrededor de sus agotados y hormigueantes ojos.

Y en el momento en que su mirada se enfoco en Sheyman…

—Ugh…

¿Por qué es tan brillante?

Sheyman estaba brillando. No era un brillo cegador en sus ojos, sino como ese destello que tienen una manzana madura.

Ella se puso nerviosa y se frotó los ojos con su mano, pero un poco más fuerte que antes.

—¿Qué hay de malo? ¿Hago que tus ojos duelan? —Con una deslumbrante sonrisa Sheyman sostuvo la mano de Kalia mientras le preguntaba eso.

Cuando le preguntó si estaba lastimada, el tono de su voz era muchos más definida y melodiosa que antes, había un toque de dulzura que causó escalofríos en sus oídos. Pero no era la razón por la que Kalia se sorprendió. En el momento en que Sheyman tomo su muñeca, una corriente eléctrica se extendió por todo su cuerpo, el estímulo era tan grande que la había dejado su aliento, sin darse cuenta había comenzado a jadear por aire. Sobresaltada, Kalia tiró de su agarre.

Sheyman miró a Kalia, desconcertado. Sus magníficos ojos eran rápidos para detectar el confundido temblor de la ojos esmeralda de Kalia.

Debo estar loca porque quiero besarlo, no, deseo tocar cada parte de su cuerpo con mis manos hasta dejar su blanca piel llena de marcas…

El corazón de Kalia comenzó a latir rápidamente.

Quiero sellar sus labios y entonces…

Kalia colocó su mano en su pecho, tratando de sofocar los fuertes latidos de su corazón.

Eso es exactamente lo que deseo hacer, empujarlo hacia abajo y tocar aun más… 

Algo estaba mal con ella, sintiéndose cada vez más extraña, Kalia inmediatamente se dio la vuelta y salió del laboratorio de Sheyman. Debido a su instinto pensó que algo mucho más grande podría suceder si ella permanecía a su lado.

Gotas de sudor se deslizaron por su frente.

—¡Kalia!

Ignorando a Sheyman por completo, corrió hacia la torre lo más rápido posible. Y justo antes de que pudiera tomar el caballo que había sido atado a un árbol, nuevamente escucho su voz.

—¡Kalia!

Ya sea por la magia o no, Sheyman apareció en un instante y tomó su muñeca otra vez

—¡Aaah!

La escalofriante sensación se extendió por todo su cuerpo, desde el momento en que el tomo su muñeca, ella soltó un extraño gemido por primera vez en su vida.

Aturdida por su acción, Kalia se mordió los labios y miró a Sheyman.

¡Sheyman, no tendrías que evitar romper un pergamino tan sospechoso incluso si estuvieras bromeando!

Por alguna razón, Sheyman se detuvo asombrado, mirándola sin entender qué le pasaba.

Kalia ignoró la punzante sensación de su toque y rápidamente se subió en el caballo.

—De todos modos, debería ir de vuelta a la mansión.

—Pero, los pergaminos…

—Cállate, Sheyman.

Sheyman se quedó estático en su lugar, mientras miraba fijamente como ella se marchaba incapaz de leer sus pensamientos, Kalia dio patadas al caballo para que acelerara.

—¡Vamos!

El caballo partió vigorosamente, pero justo antes de que Kalia pudiera salir del jardín de la torre, su caballo se dio la vuelta apresuradamente.

Sheyman que la había visto partir apresurada, ahora la veía volver a la misma velocidad, mientras respiraba fuertemente.

Detrás de Kalia, estaba la luna. Brillado fuertemente, alrededor de su silueta, la luz de luna hizo resplandecer su cabello despeinado en un tono verdoso.

Kalia, todavía respiraba pesadamente, tirado hacia atrás unas pocas hebras de su pelo con un suspiro.

Luego, en un instante, ella se inclinó hacia abajo y estiró su mano para agarrar el cuello de Sheyman, de manera que su ojos estuvieron a la misma altura.

—El pergamino… Date prisa y arregla esto —le ordenó.

El cálido aliento de Kalia acarició los labios de Sheyman.

—¿Qué?

—Arreglalo ahora.

—Eso no será un…

Sheyman no pudo terminar sus palabras y antes de que terminara de hablar, los labios de Kalia tocaron sus labios como si ella estuviera escaneando una imagen de su boca. Como había dicho antes.

Estaba a punto de volverme loca si no mordía sus labios vacilantes, simplemente no lo puedo soportar este calor abrasador que inunda todo mi cuerpo.

Kalia suspiro, después de devorar esos suaves y codiciados labios, tocó sus propios labios.

—Joder, Sheyman —murmuró, pero su voz no parecía propia, el tono era mucho más ronco que antes.

Es todo su culpa.

Una vez más, la lengua roja de Kalia penetró profundamente en la boca de Sheyman, quien exhaló con fuerza.

♦ ♦ ♦

¿Qué pasó después de eso? cierto eso. 

—¡Kalia, Kalia, mi Kalia!

—Hmm… ¡Una ronda más, no pares, Sheyman!

—¡Dios mío… ! Maldita sea.

—Sheyman, Sheyman.

♦ ♦ ♦

—Hmm.

Lo que sucedió es la confirmación de la vida en mi vientre.

Kalia tuvo que cerrar los ojos con fuerza ante las imágenes de su cuerpos desnudos que surgieron vívidamente en su mente. Ella se reprendió a sí misma, mientras secaba el sudor de su frente, abanico su rostro con sus manos, pero eso solo la hizo sentir más caliente.

Soy un verdadero pedazo de mierda.

Ella sacudió sus rojizos lóbulos de las orejas y suspiró.

—Ya he terminado.

Esta era la Kalia de ese día. La que hizo un bebé ese día, durante una noche apasionada.

¡Increible! Había hecho con su mejor amigo, con la persona que se crió como si fueran hermano.

¡Un bebé! ¡Ella hizo…! ¡Descuidadamente!

¡Ahhhh!

El pergamino de Derek, era tan poderoso, realmente era un hombre sin escrúpulos.

Durante más de dos décadas, había dedicado su vida a la espada, su devoción no tenía rival, pero gracias a eso, Kalia, que era tan ignorante como un bebé con cualquier otra cosa que no fuera la espada, experimentó un mundo nuevo ese día.

Este nuevo mundo era tan enorme, tan dulce y emocionante que apenas podía controlarse. Incluso sabiendo que el pergamino de Derek la estaba controlando. No podía parar y se había apresurado como una locomotora desbocada.

Mientras tanto, Kalia exploró estas áreas con una una curiosidad tremenda, debido a su sensación de ignorancia. Además, su fuerza física y su resistencia eran las mejores del imperio. El cuerpo que actuó toda la noche era insaciable. Más bien, fue Sheyman quien se desmayó cuando salió el sol.

Como tal, Kalia ni siquiera sabía que era el verdadero paraíso y se enamoró de la dulzura que probó por primera vez mientras terminaba alejando a Sheyman.

No sabía que se acercaba la noche… Ni siquiera sabía que salía el sol… No sé lo difícil que es…

Esa es la situación en la que pones a Sheyman… toda la noche…

—Soy un pedazo de basura, no importa cuánto lo piense. No puedo negarlo —murmuró Kalia espantosamente con una cara seria.

Cuando Kalia, que estaba espiando a Sheyman desde la ventana, estaba a punto de apartar la mirada, Sheyman miró en su dirección. los nobles ojos dorados que se asemejan a la luz de la luna la miraron particularmente.

♦ ♦ ♦

—Han pasado dos semanas, Kalia.

Los dos se enfrentaron en el jardín iluminado por la luna.

Después de dos semanas, en lo que no se habían visto, ella murmuro para si misma ¿Ya ha pasado tanto tiempo? y luego asintió ligeramente.

—Te he estado evitando muy bien.

Kalia hizo una mueca ante su ira implacable.

Ella nunca había estado evitando a  Sheyman. Esa noche, hace cinco semanas, esa noche irregular. A Kalia le dijeron que Sheyman todavía no se había levantado de la cama. Y cuando escuchó que él había estado descansando en la habitación hasta el día siguiente, reflexionó sobre sí misma todo el día, sintiéndose culpable de haberlo empujado hacia abajo.

Luego llegó el día siguiente y él le envió una carta diciendo que vendría, pero ella cortésmente rechazó su oferta, esperando que recuperara por completo su fuerza física.

No hay necesidad de venir, no hay necesidad de visitarme, así que tómate un descanso. Tarde o temprano iré a verte. Y lo siento.

Al día siguiente, como prometió, ella lo visitó y de cierta manera ella sintió que su actitud hacia ella era más fría.

Parece que fue incapaz de calmar su ira diciendo lo siento. No, más bien, parece que alimentó su ira.

Sin saber qué hacer, Kalia se disculpó repetidamente, pero Sheyman corrió salvajemente y la echó en el acto.

Durante los últimos 20 años más o menos habían sido cercanos, pero nunca había visto a Sheyman tan enojado.

Se sintió aún más disculpada, pero al mismo tiempo estaba un poco molesta.

No, ¿fui la única que lo hizo por entusiasmo? En ese momento, estaba completamente fuera de control, lo besé y lo toqué, pensando que era como un sueño. ¡Y fue él quien me hizo romperlo!

Ella expresó su frustración en silencio, pero fue ella quien lo asaltó, por lo que no pudo evitar sentirse culpable. Kalia había esperado que la ira de Sheyman se calmara. Habían pasado casi que tres semanas, cuando volvió a verlo.

Incluso se las arregló para mirarla, diciendo que los ancianos de su familia lo presionaron para que se casara y que podría tener una dama con quien contraer matrimonio.

Kalia vio los ojos inyectados en sangre de Sheyman mientras decía.

—Así que no interfieras con mi matrimonio.

Esta vez, lo más cortésmente posible…

—Finalmente es hora de que te cases. Voy a animarte y felicitarte de todo corazón, Sheyman —prometió ella.

—Tomaré lo que pasó ese día como un secreto que me llevaré a la tumba. —¡E incluso pidió un apretón de manos como reconciliación!

Él estalló en una segunda explosión de ira frente a ella y Kalia se escapó de él una vez más.

Ustedes magos desagradables.

¡Aún así, no deberías haber lanzado bolas de fuego en los Jardines Imperiales.

De todos modos, después de ese día, realizó un viaje de negocios de dos semanas al centro de entrenamiento militar en Holia, la segunda capital, y regresó precisamente ayer. Lo que la hizo pensar que por eso no había sido constante en su periodo.

Sin embargo, como si él no supiera sobre la situación, o si no quisiera saberlo, Sheyman solo miro su rostro. Con un toque de irritación.

—Cuando termina la guerra, siempre te cuesta verme así. Debido a eso es que a veces creo que debería comenzar una guerra…

| Índice |

14 thoughts on “¡No es tu hijo! – Capítulo 8

  1. Carmen Freire says:

    Jajajajajaja pinche Sheyman …. le faltó resistencia para igualar a Kalia jajajajaja me encantó…
    Sus intentos de hacer que ella se enoje o que reaccione diciéndole que se va a casar y Kalia toda ingenua pensando en guardar el secreto jajajaja tiene razón de enojarse cuando lo que planeó no funcionó como esperaba….
    Pobre seguro y luego de eso ella se va y no se ven más…. me encantó la parte final de que quisiera empezar una guerra para poder verse más

    • Paula says:

      Sheyman sheyman sheyman … tienes que ejercitarte mejor ah!!! … jajajaja y me darisa que tus intentos de que kalia sepa de tus arranquesvde enojo jajaja y tu intento de celarla jajajaja creciste con ella. … deberías conocerla mejor¡¡!! Dileee lo que sientes… al igual que los hombres.. las mujeres tampoco leemos la mente… y TU ERES EL MANGO FOR GOD SAY¡¡!!

      • sara says:

        literalmente que nosotras tampoco somo adivinas y aparte de esso nunca falta la que es tan densa como el hielo y nunca se da cuenta de los sentimientos de los otros hacia ella

        • tatianamar says:

          Me siento ofendida,mis amistades siempre me dicen eso, me doy cuenta de los sentimientos de los demas por los demas pero no por mi xd

  2. Emihud says:

    Jajaja
    Sheyman debes ser mas directo!
    Diselo de frente!
    Sinolo haces…jamas comprendera ….ella te ve comp un hermanito…y lo peor es que lo mas probable sea la culpa de tu madre jajajaj
    Y esa postura no cambiara si no eres mas directo
    Y no me la fuerces…que no me gusta cuando las fuerzan…es lo peor….y ella es tan tierna
    Al pobre Sheyman lo violaron jajaja por un hechizo de Deek…la pregunta ws….el hechizo con q objetivo era?
    Por que al principio Sheyman no queria que Kaila lo tocará…tal vez penso que haria que se enamorara de él….pero solo era un afrodisiaco ajjajaja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *