Un día me convertí en una princesa – Capítulo 13

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Sin embargo, la habitación estaba igual de silenciosa, como si uno pudiera oír caer una aguja. Era una suerte que Claude pareciera tener un sueño profundo porque no era consciente de los sonidos.

Espera. Ahora que lo pienso, ¿realmente tengo que despertar a Claude? Si no pasa nada durante un buen rato, ¿no entraría Félix para ver qué sucede?

Ese pensamiento me hizo decidir esperar hasta que Félix entrara. Miré alrededor de la habitación, tenía una sensación de emperador… Solo grande en tamaño.

¿Realmente esta es el cuarto del Emperador? ¿Por qué es tan sencillo? Es incluso más sencillo que mi habitación en el Palacio Rubí.

Es extraño. ¿No es este el dormitorio que usó el anterior emperador? Bueno, por la personalidad de Claude, no es probable que él use una habitación que otra persona haya usado.

La habitación era muy grande, como un campo. También estaba muy vacía, así que pude ver la cama de inmediato. Aunque no pude ver el interior porque la cortina era larga.

Pero, espera. ¿No es peligroso que la cama pueda verse tan fácilmente? ¿No se supone que deberían haber asesinos si él es ese emperador? Esto es como un concurso de “¡Intenta atraparme~~!”

Como sea, no es de mi incumbencia si Claude muere. De todas formas, esa cosa en la pared… Un mapa está llamando mi atención…

Caminé lentamente hacia el mapa que llamaba mi atención.

*¡Jadeo!*

No pude evitar llevarme las dos manos a la boca para mantener el sonido dentro.

¿Qué era? Seguí observándolo y, sin importar cuánto mirara, todavía no podía apartar la vista de él. El marco del mapa del mundo estaba hecho de oro brillante y puro. No parecía que fuera solo la superficie sino todo el marco grueso.

¡Wow, qué de…! No he visto nada como esto antes. Esto es tan conmovedor… ¡Kyaaa, por supuesto! ¡Este es el Palacio del Emperador! Para tener este tipo de cosa en la pared. ¡No necesito velas de oro ni juguetes de oro cuando tengo uno de estos! ¿Esa cosa en la pared también está hecha de oro?

Estaba tan emocionada que corrí por la alfombra hacia el otro lado.

Claude debe tener algún tipo de cosa para coleccionar obras de arte. La habitación no contenía decoraciones, sino cuadros con pinturas. Aunque todas no eran tan grandes como este mapa del mundo, aún eran grandes y valiosas.

Había cuadros que parecían tener momentos memorables dibujados en ellos.

¡Ah! ¡Este arte graba el momento de la mejor emperatriz Embrose en su coronación! Vi algo parecido en un libro que Lilly me había hecho estudiar antes.

De todas formas, las obras eran muy grandes, por lo que necesitaban grandes marcos de oro. ¿Es suficiente si 3 hombres extienden sus brazos y conectan sus brazos juntos? ¡Y ver que todo esto es oro! Incluso el marco roto en el rincón también era de oro.

¿Huh? ¿Pero por qué no tiras estos marcos polvorientos? Si los vas a tirar, ¿me los puedes dar a mí…?

Lamiendo mis labios por el deseo, una vez más me dirigí al mapa del mundo para tener una buena mirada de él. No, lo iba a hacer. Si no hubiera habido algo que llamó mi atención.

—…

Di un paso adelante, hacia el cuadro que acabo de ver, para examinarlo. A diferencia de los otros que colgaban de la pared, la obra polvorienta y rota estaba en un rincón de la habitación.

Era el retrato de una mujer.

El rostro sonriente no era el más lindo, pero era lo suficientemente hermoso y encantador. Probablemente le gustaba vestirse guapa, tenía muchos accesorios de arriba a abajo. Ante eso podrías incluso pensar que era una emperatriz. El cabello recogido era de un color avellana dulce. Los ojos, los cuales complementaban su sonrisa, eran de un verde jardín.

Solo he leído una explicación en la novela y nunca la había visto antes, pero… podía decir quién era esta mujer.

¿Era por eso? Para que este sucio marco teñido de negro atraiga mi atención.

—Hmm.

No debería haberlo visto. Fruncí el ceño ante la sensación de insatisfacción.

Sentí que vi algo que no debería haber visto. Ja, simplemente actuaré como si no hubiera visto nada. No vi nada en este momento. No sé nada. ¡Es verdad, es verdad!

Y cuando cerré mis ojos y sacudí la cabeza… No, cuando me di la vuelta para alejarme…

*¡Jadeo!*

Sorprendida, agarré mi corazón palpitante y retrocedí unos pasos.

Por qué, por qué, por qué, ¡por qué Claude está aquí en lugar de la cama!

Objetos de oro sedoso yacían, no muy organizados, en el sofá negro de cuero.

Claude yacía ahí, en el sofá, con los ojos cerrados. Desde mi ubicación en el mapa del mundo de marco dorado, solo podías ver el respaldo del sofá. Sin embargo, desde el otro lado, pude ver a Claude recostado claramente.

Hah, haahhhh. Mi corazón se va a caer. Pensé que estaba durmiendo en la cama pero cómo se atreve hacer esta clase de… de… ¡cosa sospechosa! ¡¿Me estabas pescando?! ¡Qué crees que hubiera pasado si me daba un ataque al corazón!

Pero a diferencia de mí, que no lograba calmar mi corazón, Claude dormía plácidamente sin moverse ni un centímetro.

Urrrrgh, lo odio. Quiero abofetearlo. Quiero darle un puñetazo una vez. Solo una vez, ¿puedo? Sintiendo una injusticia, me acerqué al sofá donde se encontraba Claude. Y me sentí rara mirando su rostro desde mi altura.

Hah. Durmiendo como un príncipe.

Claude durmiendo parecía increíblemente inocente y amable. Por supuesto, después de pensar eso, me estremecí y se me puso la piel de gallina. ¿Mis ojos se volvieron locos justo ahora? ¿Quién parece inocente y amable? ¿Este chico? ¿No otra persona sino este Claude psicópata?

Pero, era creíble que esta cara durmiente pareciera una de esas obras de arte en la pared.

Si se queda así, es más o menos mi estilo. ¿Puedes simplemente quedarte así y nunca despertar?

Sintiéndome rara otra vez, usé mis manos para saludar por encima de su cara.

Al no ver las reacciones de la llamada de Félix desde afuera y mi acercamiento, estaba segura que estaba en un sueño profundo. ¿Qué harías si fuera un asesino que vino a matarte…?

Lo que sea, es bueno. Ser abofeteado por una vez.

No sé cuando tendré otra oportunidad así que esta era mi oportunidad. ¡No olvidé el incidente del lago! ¡Soy una chica de un lugar muy lejano a diferencia de ti, que está en un extremo! ¡¿TÚ HICISTE ESTO!?

Pensaba en dónde podría golpearlo. Su cara podía ser muy llamativa, así que levanté ambas manos y apunté a su cuerpo.

*¡Whoosh! Tic….*

Pero en ese momento, algo cayó de mi manga. Y esa cosa cayó sobre la cara de Claude y luego cayó al suelo, sobre la alfombra.

Luego rodó. Rueda, rueda, rueeeeda…

Ese era el choco que robé y escondí de la cocina esta mañana.

¡Ahhhh…!

¡Ese es el choco que escondí de Lilly! ¡Lo olvidé porque estaba ocupada saludando a las nuevas doncellas! Y hoy no me he cambiado de ropa.

Permanecí en silencio por si Claude se despertaba por mi chocolate.

Justo entonces, sin ningún ruido, los ojos de Claude se abrieron como un fantasma.

—…

—…

Me congelé en mi sitio con mis dos manos aún en el aire.

Claude parpadeó dos veces, lentamente, entonces me miró sin emociones en sus ojos. Sus ojos estaban muy abiertos, podía hacer que las personas no creyeran que estaba dormido hace un momento.

Entonces tomé mis manos, lo puse en el aire y golpeé suavemente su pecho. Le di palmaditas en el pecho, incómoda, y dije:

—Ah…

¿Me puedes decir qué estoy haciendo…?

Dándome cuenta de lo que he hecho y estoy haciendo, grité mentalmente.

¡Wahh, waaaaah! ¿Qué clase de situación está sucediendo aquí? ¡¿Qué quiere que haga?! Acabo de despertar a un león durmiendo, ¿verdad? Esto es una emergencia, ¡¿no crees?!

Sería mejor si hablara pero no espetó ningún sonido. Desde su mirada, ya estaba teniendo una crisis mental.

—La luna sonríe. Adiós, hoy el bebé también sonríe mirando la estrella.

*Sollozo* ¡Wahh, esto es una locura! ¿Por qué mi boca se mueve por sí sola cuando estoy en pánico? ¡¿Qué clase de m*erda estoy murmurando en este momento?! ¡Una canción de cuna para Claude?! ¡Por favor, haz que se detenga!

—Una mañana más brillante y deslumbrante vendrá mañana. Sólo ten dulces y bonitos sueños. Duerme bien, nuestro pequeño bebé.

Le di palmaditas con toda mi fuerza y poder, asustada de que se diera cuenta de que estaba a punto de abofetearlo.

Ahora tengo curiosidad. ¿Qué clase de expresión hice cuando Claude abrió los ojos? Oh Dios mío, si estaba haciendo una cara que decía: “¿Cómo debería golpearlo? ¡Necesita una buena bofetada!”

*Sollozo*

¿Por qué me pasan estas cosas a mí…?

— ¿Y qué canción es esta?

Claude, que me estaba viendo hacer estupideces, finalmente habló. Le respondí enseguida.

—Es una canción que te ayuda a decir adiós a los malos sueños.

¿Este tipo no sabe lo que es una canción de cuna?

Por las hermanas doncellas, escuché que todos los ciudadanos de este país crecieron escuchando esta canción. También era demasiado, bueno, incómodo decir que es una canción de cuna, así que lo expliqué de la forma que mi cabeza quiso explicarlo.

Sonreí, escondiendo mi cabeza.

— ¡Papá, buenos días!

Claude, entonces, hizo una cara extraña. Sin embargo, fue por una fracción de segundos. Las palabras que dijo Claude con una cara inexpresiva hicieron que mi cara sonriente se contrajera un poco.

—No es de mañana.

— ¡Buenas tardes!

¿No puedes sólo tratar con eso?

— ¿Félix te dejó entrar?

Se incorporó y movió el cabello que le cubría los ojos con su mano.

| Índice |

5 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 13

  1. Khrystal MeL says:

    Athanasia siempre actúa más rápido de lo que piensa para salir de los problemas, es como si su cuerpo actuara y pensara por si mismo jeje Xd
    Gracias por el capítulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *