Un día me convertí en una princesa – Capítulo 20

Traducido por Den

Editado por Nemoné


¡Ah, eso me sorprendió! 

Me impactó la voz de Félix que vino detrás de la cortina de la cama. ¿Cuándo llegó?

—S-Sí.

—Esto es inusual. Su Majestad no es del tipo que pone su guardia baja frente a las personas.

Sus risitas me dieron ganas de esconderme en un agujero de ratón.

—Parece que la canción de la princesa fue muy efectiva.

¡Ack! ¿Lo escuchaste? Uwu, ya está. ¿Cómo miro a Félix a los ojos a partir de ahora? Wha whaaa.

Estoy avergonzada.

—Princesa.

— ¿Por qué ~?

Rodé pateando los cojines. Entonces, Félix llamó mi nombre de nuevo. *Sniff* ¿Por qué? Ahora qué. Habla si tienes palabras que decirme.

—Lamento lo de ayer.

Se refería al incidente de ayer.

—Se suponía que no debería actuar sin el permiso de la princesa. No pensé.

Ehh. Bueno, ¿por qué te estás disculpado? Ahora me siento más arrepentida.

—Sólo pensé que la princesa estaría feliz si veía a la Srta. Diana.

No, eso es un problema porque solo tú y Lilly piensan de esa manera. De todos modos, fui la única que dijo que quería ver a Diana en primer lugar… Ambos están cuidando de Athanasia, así que deben estar preocupados de que Athanasia no conozca a su madre.

*Jadear*. Pero, ¡acabé gritando y abusé de ellos físicamente!

—Uh, umm.

Kuuck. Ahora sé que soy una basura. Wahhh.

—Atti también lamenta haberte golpeado…

No volvería a entrar en eso, pero no puedo quedarme escuchando lo que decía Félix. Escuché pequeñas risas cuando dudé disculpándome.

—Está bien. Duele, pero ahora estoy bien.

¡Eek, esa es una mentira! ¡Ese suave empujón no fue tan fuerte! ¡De hecho, mis manos fueron las que sufrieron después del empujón! ¡Y quien fue empujado por la fuerza fui yo! 

Pero debería quedarme callada antes de que otra palabra accidental salga de mi boca. Kucckk. Pero, Claude, este tipo está durmiendo, ¿verdad? Me relajé después de ver que no hubo ninguna reacción cuando pellizqué su nariz e hice como un cerdo.

—Sinceramente, aunque no es como la princesa, perdí a mi madre a una edad temprana cuando también era un niño.

Adelante. Soy todo oídos.

—Mi madre también era la niñera de Su Majestad. Podíamos ser descritos como hermanos cuidados por la misma madre.

Ahora sé por qué Claude estaba siendo un poco más blando con Félix que con los demás. La mamá de Félix fue su niñera después de todo.

No, ¡espera! Esto es un nuevo descubrimiento. ¡Claude, tú, no eres del tipo que sería blando con la gente por esas razones! Si me equivoco, ¡sé blando conmigo también!

—Realmente no me gustaba mi madre en ese entonces. Jugaba más con Su Majestad que conmigo.

Tsk. Claude te robó a tu madre. Ahora sé por qué Claude es un poco amable con Félix.

—Así que después que mi madre falleció…

De cualquier forma, el Claude joven, no puedo imaginarlo. Siento como si él fuera inexpresivo desde que nació…

—Le dije a las personas que no me importaba la muerte de esa mujer. No la extrañaba ni pensé especialmente en ella durante los próximos tres años. No necesitaba a una madre que no me dedicó mucho tiempo.

Creo que sabía por qué Félix comenzó a hablar sobre su madre. Me acomodé silenciosamente y escuché su historia sin interrumpir sus líneas.

—Pero un día, de casualidad, el pañuelo con la costura… La costura que mi madre cosió ella misma… Cuando lo miré…

Felix estaba diciendo eso como si no fuera nada, pero para ser capaz de hacer esto… necesitas mucho coraje y valor.

—No podía creerlo. Las lágrimas salieron de mis ojos.

Con mi estado de ánimo decaído, tiré del cabello suave de Claude. No sabía si se me permitía saber esto.

Ya que es Félix quien me lo dice, Claude no me dirá ni una palabra… ¿Pero no intentará lastimarme si se da cuenta que escuché parte de una historia de su pasado?

—Ella era mi madre, a quien yo odiaba. Solo era una mujer con un título de madre para mí pero para ser sincero, la extrañaba.

Sinceramente, el discurso de Félix realmente no llegó a mi corazón muy profundamente.

—Aunque no tenía muchos recuerdos con ella, seguía siendo mi única madre.

Me sentí mal por decir esto después de escuchar el secreto de Félix pero, en primer lugar, no tuve una familia a la que pudiera odiar.

Por supuesto, cuando era pequeña pensé que sería genial tener una madre y un padre… Sin embargo, perdí ese sentimiento hace mucho tiempo a medida que crecía.

Y más tarde cuando descubrí que me abandonaron, ni siquiera estaba irritada o enfadada. Esto se debe a que odiar o extrañar a su familia solo es posible si tienes al menos un poco de esperanza o expectativa en ellos.

¿Qué pensaría si fuera la verdadera Athanasia? ¿Qué pasaría si yo fuera esa princesa Athanasia que vivió siendo maltratada y sin conocer el rostro de su madre y conocer a su padre Claude por primera vez?

—Ya ves. Este es un gran secreto.

Susurré como si fuera a contarle a Félix un secreto.

—Sinceramente, fue una mentira que dije que no quería ver a mamá.

— ¿De verdad?

Félix probablemente sabía todo pero respondió con un tono suave.

—Pero no es una mentira que no necesito ver a mamá.

Umm. Aunque no sé, si fuera Athanasia, ella probablemente diría…

—Papá está para Atti.

Si en realidad tuviera esta edad, diría lo mismo.

—Aunque no está mamá, puedo dormir bien con papá así que Atti no llorará.

Kyaa. Claude, bast***o. Aunque te gustaba Zenit, ¡¿cómo pudiste matar a Athanasia, que simplemente te amaba como un girasol, de esa forma tan cruel?!

¡Tú! ¡Maldita sea!

— ¡Y si voy al Palacio Ruby, está Lilly, Félix, muchas otras hermanas doncellas, y hay choco!

¡Y no está Claude! Ahh, tan genial. *Sollozo sollozo*. Quiero ir al Palacio Ruby. ¿No puedo ir ahora? Claude está dormido. Ahora, Félix. ¡Rápido, levántame!

— ¿La princesa Athanasia tiene un deseo?

— ¿Un deseo?

—Por ejemplo, lo que diría la princesa de “sería genial si…”

¿Es eso una pregunta? ¡Mi deseo definitivamente es…!

—Dieciocho…

¿Hay otra cosa que puedo pedir aparte de que Claude no me mate cuando tenga 18 años? Para que eso suceda, por supuesto, no necesito morir antes de tiempo.

*Sollozo sollozo*

— ¿Perdón?

Afortunadamente, parecía que Félix no me escuchó. Cambié mi deseo al que una niña de cinco años desearía.

— ¡Deseo que a papá le guste Atti más y más que ahora!

¡Así él ni siquiera pensará en matarme! Incluso cuando tenga 10 años, ¡incluso cuando tenga 18 años!

— ¡Esto es como mucho lo que a Atti le gusta papá! ¡Muchísimo!

“Aunque no puedo tener sentimientos agradables hacia ti, al menos no pienso matarte, ¿hmm?”

Considéralo como lógica básica y por favor solo preocúpate por mí. Entonces, sabrás que no necesitas deshacerte de mí. *Sollozo sollozo* ¡Wahh!

Por mi conmovedor deseo, Félix finalmente sonrió débilmente.

—Ese deseo…, ese deseo seguramente se hará realidad.

También lo deseo. Aunque está dormido e inconsciente, espero que mi deseo rompa su inconsciencia y que Claude escuche mi deseo en sueños, así él me dejará sola. Por favor, señor.

Pensando esto, una vez más tiré del cabello de Claude. Entonces no pude evitar reírme, sintiéndome un poco renovada al ver este cabello dorado enredado.

Sorprendentemente me quedé dormida junto a Claude. Probablemente porque no pude dormir bien ayer por la gran pelea.

Además, como Claude estaba durmiendo, bajé la guardia y mis párpados siguieron bajando.

No sé lo que estaba haciendo Félix estando tan tranquilo. También, ¿no es un buen momento para tomar una siesta durante el día? Es por eso que puse mi cuerpo entre los suaves cojines y dejé ir mi consciencia.

Y tuve un sueño con una mujer.

La primera cosa en llamar mi atención fue la clara melodía como un rocío a medianoche rodando por la brillante ilustración. Me alegré solo con escuchar el sonido y eso me hizo sentir curiosidad por saber quién poseía esta voz.

Pero mi curiosidad no duró mucho tiempo. Cuando la visión se volvió más clara como una niebla que desaparecía, se trataba de una mujer visible sobre un pasto vivo.

Unas cuerdas de un cabello rubio claro como el sol se mecían frente a mis ojos. Estaba de espaldas a mí, caminaba descalza como si estuviera bailando. Ese movimiento era muy similar a una mariposa y me dio la sensación de que la mariposa iba a volar en cualquier momento.

Yo, sin pensarlo, estiré mi mano hacia ella. Pero ante el toque de mi mano, ella giró la cabeza para mirarme y fue un poco más rápida.

Ah, está sonriendo. 

El brillante atardecer curvo como los ojos era muy atractivo, pero todavía había un poco de sentimiento de adolescente con ella que también tenía un aura de inocencia. Era una mujer increíblemente hermosa que todos al verla se quedarían sin aliento.

¡Hull [1], una extrema belleza! ¡Hermana, eres muuuuy bonita! ¡Totalmente de mi estilo! 

Me emocioné porque era la primera vez que veía una belleza tan hermosa. Wow, siento que podría convertirme en una toalla para limpiar zapatos si la veo sonreír así todo el tiempo.

Es una diosa. Un hada. Unnie[2] es mi destino… 

Su sonrisa también era cálida y amable que me puse feliz con tan solo verla. Tan feliz que me dolía un poco el pecho.

—Parece que la princesa está teniendo un sueño agradable.

Está voz familiar intentó traerme de vuelta a la realidad, pero no quería despertarme en este momento.

—Por supuesto. Cantó una canción que espanta a los malos sueños muchas veces.

—Cierto. Probablemente fue el regalo de un hada que estaba escuchando a la princesa hasta ahora.

—Palabras insignificantes salen de tu boca estos días.

—Ja ja.

Es demasiado ruidoso. Quiero dormir más.

—Euung…

La conversación entre los dos se detuvo cuando dejé salir un sonido de insatisfacción.

¿Me dejan dormir más? 

Fue entonces cuando sentí una calidez en mi cabeza. Fue un toque muy débil que apenas pude sentir algo y con él, me acarició la cabeza varias veces.

—Es molesto. Duerme.

Como el sueño que estaba teniendo justo ahora que era tan hermoso y me hizo feliz, tomé esa voz como un “está bien” y caí en un profundo sueño otra vez.

Era una siesta de la que no quería despertarme si podía.


Notas:

[1] Hull es una expresión coreana que se utiliza cuando ves o experimentas cosas que son sorprendentes o increíbles.

[2] Unnie es el término coreano que significa hermana y que utilizan tanto hombres como mujeres para referirse a una hermana o mujer mayor.

Den
¡Kyaaa! Esa era Diana, ¿verdad? Y Claude en la última escena, ¡qué lindo!

Nemoné
Tranquila Atti. A ti te querrá porque te querrá (sí porque sí).

| Índice |

5 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *