Un día me convertí en una princesa – Capítulo 31

Traducido por Den

Editado por Nemoné


Escuché un pequeño murmullo de: “¿No me estás tratando demasiado como un chico malo cuando te salvé?” desde mi espalda, pero no era mi problema.

Sin embargo, cuando estaba a punto de correr hacia Claude, me di cuenta de que no tenía fuerza en mis piernas y comencé a caer.

Oh mi. Qué vergüenza. 

¿Caeré en la alfombra, después de distinguir a este idiota pelinegro como la primera cosa que veo al despertarme, luego de escupir sangre y sufrir?

— ¡Ack!

Perdí el equilibrio haciendo el sonido de un cerdo.

Pero Claude me atrapó. Parecía que se movió automáticamente cuando comencé a caer, porque si no fuera así, no estaría tan rígido y sorprendido por haberme atrapado directamente en sus brazos.

*Jadeo* Pero no me vas a tirar de nuevo ¿verdad? 

Algo increíble sucedió cuando levanté lentamente mi cabeza.

Después de un rato en esta posición incómoda, Claude me levantó.

— ¿Todo está bien ahora?

Claude incluso preguntó por mi bienestar. Su voz aún era fría e inexpresiva, pero vi algo parecido a la emoción que escuché en mi sueño.

Estaba sorprendida con eso y negué con la cabeza. Luego, Claude me examinó.

—No habrá efectos secundarios, ¿correcto?

Claude, que confirmó que no había nada malo conmigo, se volvió hacia la cama.

¡Ah, cierto! ¡Idiota pelinegro! 

— ¡Papi, esa persona…!

Iba a preguntar por qué este bast***o estaba aquí, pero Félix fue más rápido.

—Ah. Parece que se quedó sin energía curando a la princesa.

¿Sí? ¿Qué?

¿Quién se quedó sin energía por curar a quién?

No pude entender las palabras de Félix. Además, ¿por qué su cara está así? ¿Qué pasa con esa cara conmovida y agradecida pero lamentable?

—Te agradezco por eso. Pero, por supuesto, después de ver que esta princesa está bien.

—Me disculpo, pero la princesa no está completamente curada.

¿Eh…? ¿Qué? 

Me quedé sin palabras mientras se me ponía la piel de gallina. ¿Este idiota pelinegro no era…? Pero, ¿quién es ese niño con ojos llorosos? ¿También está actuando de forma educada?

— ¿Qué quieres decir con que no está completamente sanada?

—Me disculpo. Soy demasiado joven para curar a la princesa por completo.

Giré mi cabeza de forma poco natural, hacia el idiota pelinegro como un robot. Luego vi la cabeza pelinegra inclinándose ante Claude.

Pero, él era un idiota que se sentó con las piernas cruzadas a mi lado hace un rato… 

—Sin embargo, ya no está en una condición seria así que sanará naturalmente… —Tosió.

El chico que parecía tener 11 o 12 años, se estaba sujetando el pecho y luego comenzó a toser como si no pudiera respirar.

—Esto podría suceder *tos*… unas cuantas veces más *tos*… Sin embargo, este servidor se sacrificará con gusto por la prin… Uek —Tosió y jadeó.

El chico tenía una cara pálida y se desplomó en el suelo. Por supuesto, lo estaba observando sorprendida con mi mandíbula en el suelo.

¡Q-Qué de…! ¡Quién eres! ¡De dónde vino este idiota! ¡No era tan joven! 

Sentí que acababa de presenciar la magia de un Goblin [1]. ¿Qué está pasando?

—Su Majestad, creo que será mejor dejar que descanse por ahora. Ya que la princesa está despierta, podemos hablar de las cosas importantes más tarde. El joven mago también parece estar cansado.

Nadie podía no sentirse mal por un niño pequeño que sufre de esta forma. Claude chasqueó la lengua y estuvo de acuerdo.

Posteriormente, la pequeña versión del idiota pelinegro se movió con la ayuda de Félix. Y justo antes de abandonar la habitación, se volvió con sus ojos carmesí mirándome. Sonrió, era la sonrisa de un ganador.

Eso… Eso… ¡Eso! Es ese idiota pelinegro, ¿verdad? ¿Verdad? 

— ¡Princesa!

Pero no pude continuar por la persona que entró corriendo.

— ¡Lilly!

Lilly corrió hacia mí con su cara pálida y llorosa. P-Pero, oye, ¿puedes entrar así? Claude está aquí.

—Princesa, poder volver a verla, yo, yo…

Ah, también te sorprendiste. Bueno, porque me desmayé después de escupir sangre, Lilly terminó llorando frente a mí.

—Un mes fue demasiado largo. Realmente pensé que no podríamos volver a ver a la princesa…

¿Ehhh? Espera, ¿qué?

— ¿Un mes?

—Sí.

Quién contestó a mi pregunta fue Félix. Y por sus palabras que sonaron aliviadas, me sorprendí aún más.

—Han sido exactamente 48 días desde que se desmayó…

— ¿Eh?

♦ ♦ ♦

Dijeron que me desperté después de un mes. Realmente pensé que había soñado por un noche pero, ¡48 días! ¿Es real, eh?

—Por supuesto que es real —Comiendo galletas de chocolate en mi mesa, dijo la pequeña versión del idiota pelinegro—. Considérate afortunada. Estuviste a punto de morir si hubiera llegado un día después.

Entonces, explica por qué estás aquí. Y, ¿por qué te estás comiendo las galletas que Lilly me dio para comer? Eek, ¡ladrón de refrigerios! 

No se parecía en nada al chico que se estaba muriendo hace unos días. Estaba muy bien.

—Como no tengo nada que hacer hoy, simplemente pasaré mi tiempo aquí.

— ¿Qué? Pero, dijiste a otras personas que necesitas una hora para sanarme.

—Eso era obviamente una mentira. Ja, niños que todavía no conocen el mundo.

Ack, ¿quién es el ignorante?

Era tan detestable verlo masticando mis galletas con una sonrisa. ¿Este es realmente el niño que se inclinó ante Claude hace un momento?

¿Por qué estás aquí, diciendo que necesitabas estar a solas conmigo por lo que necesitas estar extremadamente concentrado, y por eso echaste a todos? 

—Todo el mundo reacciona de forma exagerada ante el apuesto y hábil mago cuando me ven. De todos modos, todos son molestos.

El apuesto y habilidoso mago es una m****a.

Eek, m****a. No podía negar que su apariencia de diez años era increíble.

Aaa, ¡no quiero admitirlo! Pero, ¡es demasiado guapo! Ese sedoso cabello negro, incluso esos llorosos ojos carmesí (por supuesto solo frente a otras personas) y cada una de sus partes faciales, realmente se veía bastante guapo como un inmortal.

Masticando galletas con migas en su cara también se veía lindo.

—Esto es una locura. ¿Por qué esto es tan bueno? Dile a las doncellas que traigan más de esto cuando vuelvan.

Pero, como es en el interior…

No podía hacer nada más que verlo comer.

—Tenías razón. Tu padre no es Aetherunistas.

—Oppa realmente es un idiota, ¿verdad? Aetherunistas murió hace 200 años.

Entonces, Blackie, que estaba debajo de mi cama, salió cuidadosamente. Miré a Lucas acariciando a Blackie.

¿Esto otra vez? ¿Es alguna clase de zorro de nueve colas que estuvo dormido durante 20 años? Realmente no lo entiendo.

—Creí haber sentido algo mal.

Blackie estaba babeando por las galletas que ese tipo estaba comiendo, pero no se atrevía a tomarlas. Lo mismo va por mí. Kuuck. Blackie, te daré un plato lleno de galletas cuando se vaya.

No sé por qué tengo que aguantarlo incluso si es mi casa. *Sollozo* Es injusto.

Pero parecía ser un salvavidas en el palacio. Ganó el título de 『Mago genio que hizo que la princesa despertara después de un mes』.

Parece que sucedieron muchas cosas mientras estaba dormida… 

Félix me dijo que la razón por la que escupí sangre y me desmayé, fue porque mi maná comenzó a moverse rápidamente sin mi control.

Pero nadie podía averiguar por qué eso sucedió, o la solución a esto si sucede nuevamente. Dijeron que me despertaba llorando y me desmayaba repetidamente, y por eso Claude me puso a dormir. Y contrató a un mago que pudiera ayudarme. Sin embargo, dicen que todos los magos sacudían la cabeza porque no podían hacer nada.

Al mismo tiempo, este idiota llegó y dijo que podía curarme.

No sé cómo pero se convirtió en un mago genio que era ayudado y salvaguardado por los magos del palacio. Y actuaba muy diferente de cuando estaba conmigo y con los demás, incluido Claude.

Parecía haber encontrado esto divertido y ahora estaba actuando como un mago joven, guapo, débil y frágil y bien educado delante de otros a excepción de mí.

Miré al idiota frente a mí. Necesito estar agradecida, pero extrañamente no me siento así para nada.

Lucas sonrió todavía masticando su galleta cuando sintió mi mirada en él.

— ¿Por qué? ¿Quieres esto? ¿Quieres cambiarlo por eso?

— ¡No, gracias! ¡No lo cambiaré!

¡Wahh, este bast***o aún está cazando a Blackie!

Blackie también pareció haber sentido peligro y comenzó a gemir en mis brazos.

—Eres demasiado fría a pesar de que te salvé. Te lo devolveré después de probarlo un poco.

— ¡No!

¡¿Probarlo un poco?! Wahh. ¡No puedo entregarle a Blackie a este idiota!

Ladeó la cabeza cuando mostré disgusto.

—Es culpa de esa cosa que estuviste así.

— ¿Qué? ¿Por qué es la culpa de Blackie?

—Porque su maná regresó a ti un poco. Si alguna vez entras en contacto con él o estás cerca de él, absorberás su maná. Esto es raro. Tu maná debe tener un fuerte sistema de recuperación. O debes tener demasiado maná incluso para que un animal divino lo controle.


[1] Un Goblin es un monstruo del folclore europeo con múltiples representaciones según cada relato. No obstante, se les suele representar como criaturas pequeñas de color verde con orejas puntiagudas y rasgos demoníacos.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *