Un día me convertí en una princesa – Capítulo 46

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Sí… ¿No?

—No mientas.

Lucas frunció el ceño ante mi mentira. ¡Aunque no esperaba que cayera por ella, pero aún así…!

Sabía cada vez que jugaba con Blackie. Y dice que lo sabe porque un poco de maná me afecta cada vez que juego con él.

Pero dijo que no era demasiado peligroso, así que controlaba el tiempo que juego con Blackie.

—Entonces, ¿ahora tienes 14 años?

—Es después de mi cumpleaños. Ah, cierto. Antes, mi papá…

Le conté la historia. Luego, se rió de mí.

— ¿Eres estúpida?

¿Qué? ¡Qué hice mal!

—Solo hay una cosa que deberías haber pedido por tu cumpleaños.

¿Qué? Tengo curiosidad.

—Siempre eres así cuando está relacionado con tu padre.

Y me sorprendieron sus palabras.

—Es obvio que quiere tu primer baile en el debut.

¿Es alguna clase de broma…?

¿Claude quiere bailar conmigo? ¿Por qué?

—Uh, no creo que lo sepas pero no bailas con tu padre en el debut.

—A veces lo hacen. Muy pocos.

—La gente dice que no lo hacen porque es poco elegante.

—Sí. Y tu padre quiere hacer esa cosa poco elegante.

Ja.

¿Ja?

¿Jaaa?

— ¡¿De verdad?!

—Ves. ¿Por qué estudias cuando vas a ser tan tonta?

Sonrió ante mi reacción. Pero, ni siquiera me defendí.

¡¿Yo era una idiota?! Ahora que lo pienso, ¡Félix también me envió una indirecta! Entonces, ¿es real? ¿Claude quiere tener mi primer baile en mi debut?

Estaba estupefacta.

—Te lo dije. Le gustas a tu padre más de lo que crees.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, estaba teniendo una fiesta de té con Claude. La luz del sol teñía los ojos azules de Claude de un color verde.

—Papá.

Su mirada se posó en mí cuando dije su nombre. Sonreí a esa mirada.

—Pronto es mi cumpleaños.

Pensé toda la noche después de lo que Lucas dijo anoche. Jaja. ¡No es otro sino “Claude” quien quiere bailar conmigo!

—Y está mi debut.

Pensando en las acciones de Claude y Félix ayer, demostraba que Lucas tenía razón y me sorprendió.

Claude me miró con una mirada que parecía decir: “y qué”. No sé lo que está pensando con esto. Así que decidí ir directa al grano.

—Así que pensé en quién quiero que me acompañe y en mi primer baile.

De repente la mirada de Claude cambió.

Cuando eché un vistazo a Félix, este me estaba mirando como si dijera: “¡Sí princesa, eso es!

—Como es un día importante, quiero hacerlo con alguien especial…

Ajá, así que es eso, ¿eh? Realmente ahora sabía lo que querían con la ayuda de Lucas.

Je. Es difícil no sonreír ante esto. Seguí hablando con una sonrisa y fingí no saber nada de esto.

— ¿Félix no sería la mejor opción? ¿Qué piensa papá sobre eso?

Félix dejó escapar un grito ahogado tan pronto como salieron mis palabras. Me estaba mirando como si preguntara qué estaba haciendo. Pero, no era la reacción de Félix sino la de otra persona la que me interesaba.

*Clic*

Claude finalmente abrió la boca y dejó la taza de té sobre la mesa…

—Félix no está mal.

Actuó como de costumbre, pero vi mover un poco su ceja. Y simplemente sonreí.

— ¿Verdad?

—Haz lo que quieras.

Era como si la opinión de Félix no importara. Bueno, Félix no tenía derecho a rechazar una orden y aceptaría si le rogaba de todas formas.

Por supuesto, si Félix realmente lo odiaba, no lo obligaría. Pero, no había la posibilidad de que le disgustara.

—Wow. Le pregunté ayer a Félix y dijo que aceptaría si no había una mejor persona para acompañarme.

—P-Princesa.

—Pero, aún así pedí la opinión de papá.

Félix estaba pálido. ¡Me sentí mal, pero esto no es nada en comparación con todo lo que me había hecho pasar este Félix!

—Su Majestad, me disculpo pero yo…

—Bien. Félix también mencionó tu debut hace unos días. Por supuesto, tiene que ser alguien importante. Entonces, Félix no será feliz.

—S-Su Majestad.

—Pero, ¿por qué haces esa cara? No pareces muy feliz.

—Por supuesto que es un honor para mi fami… —jadeó—. ¡Su Majestad, no es eso!

Félix estaba sudando. Era comprensible que Félix estuviera en pánico porque lo mencionó con una intención diferente, pero fluyó por el camino equivocado.

Claude miró fríamente a Félix.

—Un honor, por supuesto.

— ¡También estoy feliz de ir a bailar con Félix! Jeje.

No miré a Claude sino que simplemente sonreí.

“Le gustas a tu padre más de lo que crees”. 

Hmm. Sonreí sin que lo notaran.

Quería jugarle una pequeña broma.

♦ ♦ ♦

— ¡Practiquemos el baile!

—No.

Pocos días después, le grité a Lucas. Estaba en el suelo con manzanas y agua.

—Dijiste que estabas bien sola. ¿Por qué también me estás presionando? No lo haré.

—Oye, siento que tendré que bailar con mi padre en el primer baile del debut —sonreí mientras ponía mis manos en mis caderas.

Estaba planeando en secreto cosas para engañar a Claude.

Era difícil no reírse de Félix, que se preocupaba más con el paso de los días. Por supuesto, Claude no preguntó, pero ahora era obvio.

Así que iba a hacer que se sintiera mal antes de aceptar.

Kuckkk. Ha llegado un día en que puedo controlar cómo trato a Claude de esta manera. 

—Pero, ¿y tu altura? Si usas tacones, pisarás a la gente.

Mmm. No quiero que mi duro trabajo se desperdicie. Así que trabajaré duro en mi práctica de baile.

Lucas mordió la manzana mientras sonreía.

—Entonces, ¿quieres que cambie a forma adulta y te ayude a practicar?

— ¡Sí, sí!

¡Soy una genio por pensar cosas como esta!

—Tu altura y la de mi papá eran casi iguales.

No recuerdo perfectamente pero sabía que era alto.

—Bueno, aunque no lo sea, ¿no puedes solo cambiar y ser más alto?

Lucas hizo una mueca que parecía decir “Mira, ¿crees que aceptaré?”. Pensé que esto sucedería, ¡así que preparé esto!

—El mago más poderoso del universo y el apuesto genio más talentoso del mundo, Lucas, puede hacer esto como si comiera un pastel, ¿verdad? ¿Verdad? ¿Hmm? ¿Puedes? ¿Eh?

Miré a Lucas con mi cara linda que hacía con muchas otras personas. Entonces, hizo una mueca como si se estuviera atragantando con la manzana.

Luego, chasqueó los dedos.

*¡Chasquido!*

—Estoy ocupado, así que practica con esto.

¡Y delante de mí apareció un hombre hecho de papel!

— ¿Qué es esto?

— ¿Qué quieres decir con qué es esto? Es tu compañero.

— ¡Por qué es mi compañero! ¡¿Por qué siempre me haces estas cosas diciendo que estás ocupado cuando no lo estás!?

—Estoy ocupado respirando todos los días.

Nemoné
Dios, Lucas es io XD

¡Podrías haberme ayudado!

Pero, parecía que no bailaría conmigo. Bueno, no era sorprendente porque esto sucedió varias veces.

Hubo un tiempo en el que bailó conmigo hace dos años. En la clase de baile de Pondafyu.

Dijo que éramos la pareja perfecta juzgando por mi altura. Ese día también, Lucas se quejó pero se vio obligado a bailar conmigo debido al aterrador discurso de la señorita Pondafyu.

Y me di cuenta que el idiota pelinegro era realmente bueno bailando. No le gustaba bailar y después de unas algunas veces, se escondía cuando venía la señorita Pondafyu.

Eek. ¿No me ayudará? Lucas era quien normalmente haría lo que le pedía, pero parece que bailar no está incluido. *Sollozo*

—Al menos podrías haberle añadido unos ojos, nariz, orejas y boca.

No tuve más remedio que tomar las manos del papel. El muñeco de papel solo estaba hecho de papel, ¡pero tomó mi mano! ¡Ahh! Lucas hace las cosas más extrañas.

| Índice |

6 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 46

Responder a Ally Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *