Un día me convertí en una princesa – Capítulo 55. 5: POV de Claude (1)

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Athanasia.

No sabía por qué dijo su nombre. Pero, al ver su sonrisa, sintió que no podría soportarlo sin decir su nombre.

Pero esa palabra no alcanzó a nadie, solo desapareció en el aire. Sólo había personas bailando después de que el vestido blanco se alejara.

La mirada de Claude se volvió fría.

¿Qué era esa cara que acababa de ver?

Al pensar en Athanasia sonriendo de nuevo, sintió un extraño dolor en alguna parte de su corazón. Estaba molesto por la calidez que se escapó de su mano. La inseguridad comenzó a corromper su corazón. Eso hizo que no se diera cuenta de que el duque Alfius se acercaba.

—Su Majestad.

Su mirada se volvió hacia la persona a su lado.

—Yo, Roger Alfius, me inclino ante la justicia de Obelia. La…

—No hace falta.

Claude detuvo al duque en su presentación. No tenía ganas de aceptar sus presentaciones. Roger Alfius continuó aunque debería de haberse dado cuenta de en qué estado se encontraba Claude.

—Es conmovedor pensar que la princesa Athanasia ya está en su debut.

Buscó por todas partes el vestido blanco que llevaba Athanasia. Pero no pudo encontrar lo que estaba buscando entre la multitud.

—Era tan pequeña cuando la conocí por primera vez.

Algo se estremeció dentro de él. Era la sensación de cuando la mano se soltó de la suya, y los cinco años después.

La niña con manos pequeñas crecía cada año y ahora había llegado a la edad donde podía hacer su debut.

—Todos están sorprendidos de que Su Majestad escoltara a la princesa. Yo también me sorprendí.

Al principio, solo era una molestia para él. Pensó que se podía deshacer de ella en cualquier momento.

Pero…

—Siempre me sorprende cómo Su Majestad y Su Alteza la princesa se llevan tan bien.

Era difícil imaginar una vida sin ella. No sabía cómo sucedió esto.

Pero lo que era más sorprendente era que a medida que pasaban los días, sentía más pena. Porque la conoció a partir de los cinco años. Se perdió cinco años.

—Su Majestad probablemente haría lo mismo con otra princesa o príncipe si Su Majestad los tuviera.

Claude al escuchar las palabras del duque, dijo:

—Otra princesa y un príncipe. Sería una familia irritante.

—Familia de hecho.

—Tengo algo que decir de antemano.

El duque Alfius cerró la boca ante las palabras de Claude.

—Jim sólo tiene una hija y sólo tendrá una hija en el futuro también.

—Nadie puede predecir el futuro.

—No, no habrá otra —dijo Claude sin vacilar—. No mientras no haya dos de esa niña.

Roger Alfius se quedó sin palabras.

— ¿Es así?

Volvió a sonreír y, después de un momento de silencio, dijo:

—Su Majestad, la chica que cuido también hace su debut hoy aquí. ¿Podríamos hacer una reverencia a Su Majestad después del baile?

—Una chica que cuidas, huh. ¿Es la niña de la que siempre hablas obstinadamente?

—Disculpe. Ah, la niña que cuida la familia Alfius desde pequeña.

—Una niña tratada como la verdadera hija en la familia Alfius. Muy interesante.

Los ojos como cristales e inexpresivos miraron a los ojos del duque Alfius como si estuviera viendo a través de él.

El duque Alfius sintió un escalofrío por la espalda. Pero, no sería el duque Alfius si retrocediera ahora.

—La edad de princesa de las chicas tiene un límite de madurez, solo pueden actuar así frente a otros adultos hasta una cierta edad. ¿No estaría feliz la princesa Athanasia de tener una hermana de su edad?

Dijo, imaginando que Claude…

—La princesa probablemente está sola, incluso si no lo demuestra.

— ¿Sola?

Las cejas de Claude se arrugaron ante esas palabras. Roger Alfius aprovechó la oportunidad y continuó.

—Es muy madura e inteligente que elige cuidadosamente sus palabras, pero debe tener algunos puntos débiles también.

Claude comenzó a sentirse fastidiado. Así que miró al duque Alfius mientras decía:

—Estás haciendo que este día sea más molesto cuando la música por sí sola me está molestando. Vete por hoy.

—Es un día en que Su Majestad está con la princesa, entonces por qué no…

—Dije que te fueras. No quiero estar molesto en mi preciado tiempo con mi hija.

Claude se alejó dejando al duque sin palabras.

Félix siguió a Claude desde detrás después de inclinar la cabeza ante el duque.

La música iba por la mitad. El duque Alfius pudo recomponerse después de un tiempo.

—Jaja. Mira eso. Siento que perdí una oportunidad que estaba justo frente a mí antes.

El emperador Claude y la princesa Athanasia. Siempre lo sorprendían. Especialmente cuando Claude parecía ser una persona diferente cuando está con la princesa Athanasia.


Den
Es irritante la forma en que el Perro Blanco intenta meterle por los ojos a Zenit. ¿Qué no entiende que Claude sólo tiene una hija y sólo tendrá una? Grr, qué molesto.

| Índice |

9 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 55. 5: POV de Claude (1)

  1. Yolanda says:

    Me encanta espero que suban el resto de los capítulos que faltan quiero ver qué pasa 🥰💜 me encanta su trabajo y la forma de traductor están buena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *