Un día me convertí en una princesa – Capítulo 59

Traducido por Den

Editado por Nemoné


—Regresa. No tomará mucho tiempo.

En ese momento, recordé el incidente que tuvo lugar en el Palacio Rubí hace mucho tiempo.

¡Wahh! ¡No, no! ¡Absolutamente no!

— ¡Papá!

Wow, esto es aterrador. ¡Estoy junto a una tormenta en este momento! ¡Si digo una palabra equivocada, todas estas personas morirán!

Corrí hacia Claude y lo agarré por el brazo.

¡Eek, lo agarraré fuerte para que no pueda entrar! Lo rodeé con mis brazos mientras lo hacía.

Entonces, los brazos de Claude se estremecieron un poco. No me preguntará qué estoy haciendo ¿verdad? ¿V-Verdad?

—Papá, no estés enfadado. No me ofendieron.

—No tienes que ocultarlo. Encontraré a esos humanos y acabaré con sus vi…

— ¿E-Ehh? ¿Por qué le ocultaría cosas a papá? ¡Aquí, mírame a los ojos! ¡Puedes sonreír alegremente cuando me miras a los ojos! En serio. Soy la hija de papá, ¿quién se atrevería a tratarme mal? ¡Es una tontería!

Parece que está enfadado porque cree que las personas me han ofendido, así que dije palabras como:

—Papá es el mejor, así que ¿por qué alguien me ofendería si soy la hija de papá? —para calmarlo. Entonces, pareció que su ira disminuyó.

—Entonces, ¿por qué te fuiste del salón? ¿No fue porque te ofendieron?

Fue porque quería ser una con la cama. *Sollozo*

—Tuve que venir porque papá me dejó sola por mucho tiempo.

Claude se estremeció en ese momento.

—Vine porque quería ver a papá, pero ¿qué hago cuando papá se va de nuevo?

Claude se estremeció dos veces más esta vez.

¿Funcionó? ¿Lo hizo? 

—No hagamos esto y regresemos juntos al Palacio Esmeralda. Está demasiado lleno y ruidoso el salón de baile, por eso no quiero volver allí. ¿Por favor?

*Sollozo* Y pensar que tengo que salvar la vida de todas esas personas cuando estoy ocupada salvando la mía.

— ¿Por favor? Papaaaá.

Estaba actuando de forma linda por fuera pero estaba llorando por dentro.

*Sollozo* Solo parpadeé inocentemente, ¡eso es todo! No mates a las personas que están dentro y hagas que también me teman. ¡Wahh!

Como si mis plegarias hubieran llegado al cielo, Claude dijo como si no le hubiera quedado más opción:

—No hay remedio. Iremos al Palacio Esmeralda.

Waah. Gasté 100 años de mi vida en este momento. ¡No sabía que mis ojos de cachorro causarían tanto problemas!

—Ah. De todas formas, papá, ¿no tenías un asunto que resolver? ¿No necesitas ir al Palacio Gannet?

—Puedo perder tiempo contigo si tanto lo deseas.

¿E-Es así? Jajaja. Muchas gracias. 

Y cuando yo, que logré controlar a Claude, me di la vuelta para irme con una sonrisa, Félix que estaba detrás dijo:

—Ahora que lo pienso, princesa, la cinta en su espalda no está.

Ah, olvidé atarlo. 

—Ah. Es cierto.

¡Mi cinta roja! ¡Era una cara, con una piedra preciosa! Kuuuck. Perdí una de mis preciosidades. 

—Félix, encuéntrala.

—Entendido.

—Está bien. Sólo vámonos.

Debe haberse convertido en un trapo si se cayó en el salón de baile. *Sniff* Tengo que dejarte ir con lágrimas, mi preciosidad.

—Princesa Athanasia.

Justo en ese momento alguien me llamó por detrás.

La frágil voz llegó a mis oídos junto con el sonido del viento. La mirada de Claude que estaba sobre mí hace un segundo, se volvió para mirar a la persona con esa voz.

Me giré, y pude ver a la persona que me llamó.

—Se le cayó esto.

El hilo rojo del destino. Quien sostenía el extremo del hilo era Zenit.

¿Por qué estás aquí? Pensé, mientras un extraño silencio envolvía el lugar.

Vi a la chica frente a mí inclinarse cortésmente como si se hubiera dado cuenta de algo.

—Me disculpo, Su Majestad. Fui irrespetuosa debido a mis ganas de ver a la princesa. Bendiciones de Obelia.

Su cabello color avellana cubrió su rostro brillante como una estrella. Miré a Claude. Pero sólo estaba mirando a la chica frente a él sin ninguna reacción. Así que pude decir algo primero.

—Me acabo de dar cuenta que la cinta había desaparecido. Gracias por tu ayuda.

—No es ningún problema.

Tomé la cinta roja. Me estremecí sin darme cuenta cuando su mano tocó ligeramente la mía, pero Zenit solo me sonrió.

¿Claude no siente nada al mirar a Zenit? 

La chica frente a mí definitivamente se parece al retrato roto de la mujer en el rincón de su habitación cubierto de polvo.

Pero, la única diferencia era que los ojos de Zenit eran simplemente azules. Aunque deben haberlos escondido con magia. Sus ojos, aquellos que vi en la mansión Alfius, tenían el mismo brillo que los de Claude y los mío poseían.

—Olvidé presentarme.

Era como si estuviera en un campo de flores cuando la vi sonriendo.

—Soy Zenit Margarita.

Fue entonces cuando Claude habló.

— ¿Margarita?

Era diferente a la trama de la novela. En lugar de ser escoltada a Claude por Isekiel y el duque, estaba fuera del salón de baile hablando con Claude, sola. Y su presentación no incluyó que ella era su hija.

—Entonces eres esa niña de la casa del duque Alfius.

Siento que el duque Alfius se está aprovechando y manteniendo en silencio. Creo que pretende mantener esto en secreto por ahora.

— ¿Su Majestad escuchó cosas sobre mí?

Pero Zenit reaccionó ante el murmullo de Claude, las cejas de Claude se alzaron ligeramente.

Era la protagonista femenina de la novela «Princesa Encantadora». Por supuesto que podía hablar con la cabeza en alto. Pero era su poder, por eso no parecía inapropiado, sino lindo e inocente.

—Muy confiada, justo como el duque Alfius.

—Me disculpo.

Zenit se inclinó nuevamente ante sus frías palabras. Claude se quedó en silencio ante eso. Nadie parecía saber qué estaba pensando mientras miraba a Zenit.

Pronto, dijo:

— ¿Es obvio?

Nadie que estuviera escuchando podría entender sus palabras. Claude se dio la vuelta antes de que leyera su expresión.

—Regresemos.

Miré a Claude alejarse, luego me volví hacia Zenit.

Ah. Tuve que reaccionar a su expresión. 

Los ojos azules como el océano estaban brillando mientras seguían la espalda de Claude.

—Athanasia.

Entonces Claude se detuvo en seco y me llamó. Por eso, la mirada de Zenit se dirigió directamente hacia mí. Comencé a correr hacia Claude.

—Eres lenta.

—Lo siento.

—La princesa parece estar cansada. Si está bien, podría cargarla hasta el carru…

—Félix retrocede 10 pasos.

Caminé hacia el carruaje con una mirada siguiendo mi espalda.

Y cuando me apoyé en las manos de Félix para subir al carruaje, tiraron lentamente de la cinta que sostenía en mi mano.

—Y deshazte de esto.

Ahora Claude sostenía la cinta.

—Estuvo una vez en el suelo. No necesitas ensuciarte las manos.

No entiendo lo que está pensando. No… Tal vez simplemente soy yo siendo estúpida.

Al tratar de obtener información sin importancia, suspiré y dije:

—Pero me gustaba.

—Félix, pide varias cintas como esta.

—Entendido. Mañana llamaré al diseñador a primera hora de la mañana.

Todo lo que uso es de un diseñador privado que hace las cosas que solo me pertenecen. Antes de que dijera algo más, Claude dejó que el viento se llevara la cinta.

—No necesitas llorar por esto ya que hay cosas mejores que esta.

La cinta roja brillante flotó en el cielo nocturno.

—Di otras cosas que quieras en cualquier momento.

Claude me miró un momento y entonces dijo:

—Athanasia.

Parecía tener algo importante que decir, pero no pudo por un momento, mientras fruncía el ceño. Sólo lo miré con curiosidad.

Y tuve que abrir los ojos como platos ante sus siguientes palabras que fueron como un susurro.

—Felicidades por tu decimocuarto cumpleaños. Y también, felicidades por tu debut y todo lo demás.

『En realidad, quiero escuchar mis primeras palabras de felicitación por mi decimocuarto cumpleaños y por mí debut de papá』

Recordé las palabras que dije en ese entonces.


Den
Oh, qué bonito por parte de Claude haberlo recordado <3

| Índice |

10 thoughts on “Un día me convertí en una princesa – Capítulo 59

    • Den says:

      ¡Hola! La novela la seguimos traduciendo, solo que en nuestra página las novelas se publican según su horario. Esta novela es semanal, los capítulos salen todos los viernes a las 15h Argentina. No la vamos a abandonar, [email protected] ^^

  1. Dais_16 says:

    hiiic¡ ya quiero ver el siguiente capitulo¡ leerlo en ingles y leerlo en español, son dos cosas totalmente diferentes¡ estoy feliz¡ gracias por la traducción¡

  2. Yam says:

    Como dijo una chica… Necesito toda la historia completa ya! Pero gracias por traducir esta bella historia, a esperar el siguiente capítulo con ansias.

  3. Addy says:

    Muy hermoso 😍😍😍 Muchisimas gracias por el capítulo 😍😍😍 me encanta esta historia es de mis favoritas 🥰🥰🥰

  4. Alexa says:

    Soy una nueva seguidora, me enamore de varias de sus trafucciones , son geniales.
    Hay claude todo hosco pero al mismo tiempo trata de demostrarle cuanto quiere a athanasia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *