Baño de la Diosa – Capítulo 15: Mujer exhibicionista

Traducido por Endgame

Editado por Sakuya

Corregido por Maru


A Izumi le encantaba bañarse.

En los veranos bochornosos cuando sentía que estaba hirviendo. En los inviernos cuando sentía que sus huesos se congelarían. Y, por supuesto, incluso en primavera y otoño, ella continuaba disfrutando de sus baños.

Incluso en los días cuando nada salía bien, sólo con el olor del jabón, podía levantar su espíritu.

En el momento en que su cuerpo se sumergía en el agua caliente, sentía cómo sus problemas y fatiga simplemente desaparecían.

Y hoy también, esperaba con ansias la hora del baño.

Pero al momento en que abrió la puerta y su pie tocó el suelo frío, Izumi dejó escapar un gran suspiro.

A pesar de que nunca debería haber estado en su cuarto de baño para empezar, en este momento fue lo primero que entró en su vista.

En sus experiencias hasta el momento, le habían dado un montón de cosas complicadas con las que lidiar, pero esta superó a todos.

—¿Qué se supone que debo hacer con esto?

Izumi se olvidó incluso de encender la ducha cuando murmuró.

Un hermoso y brillante pelo plateado. Era el símbolo de la Familia Real de Jebas y teniendo en cuenta su volumen, había crecido a esa longitud con mucho cuidado.

Izumi trató de ponerlo en un balde, pero había tanto que no cabía. Después de pensar mucho, ella sólo lo colocó en una bolsa de basura transparente.

Realmente no sabía qué hacer con él. Tenerlo significaba usar espacio y además, tenía que tener cuidado de no dañarlo. Pero había un problema aún más grande.

A través de sus experiencias hasta el momento, aprendió que lo que ganó en el encuentro anterior sería útil en el siguiente.

En ese caso, ella estaba preocupada por si se encontraba con Hiqyuu, quién estaba segura, era el que más deseaba este pelo. Por ello, no había abierto la ventana ni una vez.

Pero cuando se encontró con ellos ayer por la noche, había una cosa que notó.

Al parecer, la ventana que se abre a menudo, es porque hay alguien que quería ver.

Cuando conoció al hombre perdido y estaba preocupado por su seguridad, la ventana se abrió al primer ministro Teo Keh.

Cuando se reunió con Yeti Setsugen y se sintió apenada por hacerle algo malo ella, terminó por salvar a su hermana.

Cuando se reunió con el caballero blindado Arshu y ella se preguntaba si él se reconcilió con su esposa, abrió la ventana hacia la mujer.

Cuando conoció a Hinoki, el Príncipe atrapado en la torre y ella se sentía inútil por no poder salvarlo, fue capaz de pasar la llave a la gente que quería salvarlo.

Cuando la delegación de Yohk’Zai cayó en la trampa de la Reina de Akka, y ella quería ayudar al príncipe Hinoki, al final se reunió con ellos también.

Y finalmente, cuando se reunió con el viejo Maestro y oyó acerca del matrimonio de Arshu con la princesa y se preguntaba cómo se sentía la princesa, fue capaz de cumplir con eso también.

¿Después de tantas veces, podría aún llamarlo coincidencia?

La ventana conecta a Izumi con aquellos que ella desea conocer fuertemente. ¿Entonces en ese caso, era posible evitar a la gente que no quería conocer…? O así pensaba Izumi.

Pero el problema era que Izumi no podía imaginar a nadie que quisiera este pelo, excepto Hiqyuu.

A pesar de todo, ¿había alguien que pueda usar este pelo, excepto para hacer una peluca?

No sólo eso, pero al parecer este color plata era bastante raro para ser tratado como un símbolo de la realeza. Y realmente, de todas las personas que había conocido, sólo la princesa Aqua poseía pelo plateado.

Izumi se metió en la ducha, cuidadosamente para evitar que la bolsa se humedezca tanto como sea posible.

Teniendo cuidado de no hacer espuma por todas partes, Izumi terminó de lavar su cabeza y el cuerpo antes de entrar en el baño.

Pero no estaba funcionando. Ella no estaba relajada.

Podría ser una historia diferente si estuviese en un onsen o baños públicos, pero ¿por qué, en su propia casa, ella tenía que preocuparse porque otras personas pudiesen verla?

Endgame
Picarona, si en realidad te encanta.

Izumi tocó con un dedo mojado el pelo a través de la bolsa.

Para ser honesta, era fácil deshacerse de él. Sólo tenía que llevarlo fuera.

Pero una vez que ella considerara que alguien que no sea Hiqyuu podría necesitarlo, no podía evitar vacilar. No sólo eso, ella no podía simplemente destruir tan hermoso cabello.

Izumi miró a la ventana y tragó saliva.

¿Se conectaría con Hiqyuu o alguien más?

Este era un encuentro entre ella y Hiqyuu.

Una batalla por ver qué deseo era más fuerte.

Ella tenía el presentimiento de que perdería. Sí, este era el caso realmente.

Quería ver a Arshu y Utaseyu ser felices juntos. Ella quería que la princesa Aqua estuviese bien con esto y encontrara a su pareja. Estos sentimientos no eran una mentira. Pero cuando recordó la expresión trágica de Hiqyuu cuando se separaron, ella pensó que tal vez sus sentimientos eran más fuertes. Una vez dicho esto, sin embargo, ella apenas podía mantener la ventana cerrada para siempre.

Como si el mundo hubiese escuchado sus pensamientos, vino un sonido más allá de la ventana.

Ella podía oír un número de personas susurrando entre sí.

El contenido de los susurros no era audible, pero podría decir que no eran las voces de sus vecinos.

Si es Hiqyuu, iba a cerrar inmediatamente la ventana.

Habiendo encontrado su determinación, Izumi abrió la ventana.

—Gané.

Ella nunca había conocido a estas personas antes.

Una mujer de mediana edad, una mujer joven y un niño.

La mujer de mediana edad estaba acostada encima de algunas camas en el suelo de piedra. Detrás de ella, los otros dos estaban sentados en una alfombra del tamaño de un tatami.

—Hola. ¿Alguien necesita ayuda?

Ella trató de hablar con ellos, pero Izumi estaba confundida.

Las tres personas estaban mirándola sin palabras y tenían la cabeza llena de cabello castaño oscuro, y ninguno de ellos parecía ser Calvo.

Ella no podía imaginar cómo el pelo de princesa Aqua podría ser de alguna utilidad para ella.

 —¡¿Quién eres?!

El primero en volver a sus sentidos fue el muchacho, que era el más cercano a Izumi. Probablemente era dos o tres años más joven que incluso el príncipe Hinoki de I’Jibro.

Sus cejas y los ojos inclinados hacia arriba le dieron una impresión muy fuerte y aguda.

—¡Responde!

Tan pronto como se puso de pie, sacó la daga en su cintura para apuntar directamente hacia ella.

—Esa es una pregunta muy difícil para que yo conteste, pero… y si dijera que ayer me llamaron ángel, ¿eso ayuda? ¿Sabes lo que es un ángel?

Izumi inclinó su cabeza en asombro.

¿Un místico habría sido mejor?

Sus aspectos eran muy diferentes a los de Jebas. Sus trajes, sus rostros, todo era más cercano a la gente de Yohk’Zai.

Detrás del niño, las dos mujeres abrieron la boca.

—¿Señorita Ángel? ¡Roten! ¡Enfunda tu espada!

La chica más joven corrió y abrazó a Roten por detrás.

—¡Hermana! Por favor, suéltame. No hay ninguna prueba de que ella sea un ángel. ¡Ella podría ser un espía de I’Jibro!

—¡I’Jibro! —gritó Izumi en estado de shock.

Al parecer la reina Akka tenía todo tipo de enemigos. Considerando que ella era del tipo que podía encerrar al príncipe Hinoki en la torre, Izumi no se sorprendió de que hubiera ganado la ira de otras personas

—Yo no soy una espía de I’Jibro. Bien, todavía voy a tener algunos inconvenientes si me pides una prueba, por lo que. ¿podrias solo creerme?

—¡Ya quisieras!

Roten miró a Izumi con espada en mano. Pero la joven (aparentemente su hermana mayor) frenéticamente lo detuvo.

—¡Enfunda la espada, Roten! Incluso si es el poder de I’Jibro, ¿cómo podría un solo espía entrar en nuestro pueblo?

Al parecer su voz calmada pero seria, no lo alcanzaba.

Como si quisiese demostrar que su hermana no podía detenerlo, dio un paso adelante de todos modos y levantó su espada.

—Codicioso de I’Jibro, ¡voy castigarte en lugar de los cielos! Puedes redimirte a ti misma en la vida después de la muerte, ¡usted mujer que exhibe su pecho!

—¡¿HAH?!

Al principio Izumi sintió pena por él, seguro que había sufrido por culpa de la reina Akka… Pero sus siguientes palabras causaron que disparara ira a través de sus ojos. Ella no estaba desnuda porque ella quisiera

— ¡A quién llamas mujer exhibicionista!

Tomó una posición firme en la bañera, mientras señalaba enérgicamente a Roten.

—¡Ten un buen vistazo! ¡¡¡¡Justo ahora estoy mostrando todo!!!!

Y justo después de que dijo eso, Izumi recuperó su cordura.

Ella estaba actuando exactamente como un pervertido.

—Um…ignora lo que sucedió ahora.

Estaba tan avergonzada que quería disolverse en el agua, pero cuando ella se forzó por sobre su vergüenza y quiso decir algo, el muchacho cortó sus palabras.

—Usted es la mayor exhibicionista, ciertamente. Así que ¿qué insatisfacción podrías tener cuando te llamo asi?

Izumi enmudeció.

¿Era él demasiado joven para sentir vergüenza sobre el cuerpo desnudo de una mujer? ¿Podría ser que él siempre ingresaba al baño con la hermana que estaba abrazándolo ahora?

—No, Umm…

Cansada, Izumi puso su mano contra la repisa de la ventana.

 Oh, es verdad…

Izumi miró detrás de ella.

Ella no estaba segura de cómo iba a ser útil, pero definitivamente la salvaría de su predicamento.

Sólo debo entregarlo y ya, así podré disfrutar de mi baño.

Izumi alcanzó la bolsa de basura y se la entregó  a través de la ventana.

—Puedes tener esto.

Ella deshizo el nudo a través de la ventana y luego lo colocó en el piso. De la bolsa abierta sacó el elegante pelo plateado.

—Esto es….

Roten murmuró con la espada blandido todavía.

—El pelo de Kon York II.

Su hermana terminó sus palabras.

Izumi inclinó su cabeza con asombro. Kon York II. Estaba segura que había oído el nombre antes.

—El fraude que ha viajado por el mundo, ¡Kon York II!

Ella inmediatamente recordó y golpeó su mano en señal de haber comprendido.

El viejo Maestro había hablado de él.

Al parecer él realmente viajó por el mundo.

— ¿Eres realmente un ángel?

Tal vez porque ella estaba sosteniendo el pelo plateado y parecía saber de Kon York el segundo, Roten la miró inquisitivamente.

—S-Sí. Así es.

Si ella le decía que no, ella terminaría siendo “mujer exhibicionista de pecho” otra vez.

Endgame
Lo es,debería admitirlo... ¡¡Todos te aceptamos Izumi!!

Izumi infló su pecho y asintió con la cabeza.

—Nadie en los cielos posee un corazón sucio. Es por eso que todo el mundo está desnudo allí.

Incapaz de creérselo completamente, Roten frunció las cejas, pero al menos parecía haberse calmado por el momento.

Después de bajar su espada, volteó y dijo:

—Hermana, por favor, suéltame.

Estando segura que su hermano se había calmado, la hermana de Roten inmediatamente se arrodilló y bajó su cabeza.

—Oh Ángel. Al llevar el pelo de Kon York II, ¿significa eso que usted me reconoce como jefe?

Izumi no entendía absolutamente nada. Mientras estaba desconcertada, Roten se puso delante de su hermana.

—Ángel. ¡Por favor, dame ese pelo a mi! Mi hermana, Yuataree cayó enferma el otro día y perdió el poder de oír las voces de los insectos. Sería imposible para ella completar la ceremonia de iniciación. ¡Ella simplemente será alimento para los insectos!

—No, por favor, hazme jefe. Roten es todavía joven y no puede usar la flauta bien. Es cuando no puedes transmitir tu corazón a los insectos, eso lo convertiría en el alimento de los insectos. Por favor, hazme jefe.

 —Ahora mismo ella incluso no pudo traer de vuelta el pelo de Kon York II. ¡Es imposible para ella convertirse en jefe!

—Fallé porque el pelo Kon York II está consagrado en un valle con muchos nidos. Para la ceremonia, sólo necesito un nido a obedecer. Es más importante transmitir tu voz, que escuchar la de ellos. Es todavía imposible para Roten.

Izumi estaba cada vez más perdida.

Los dos casi tomaban turnos tratando de convencerla, así que prefirió preguntarles si podían calmarse.

—C-Calma, tranquilícense ustedes dos. Podrían primero explicar desde el principio ¿por qué estamos discutiendo acerca de convertirse en jefe?

No parecía que estaban tratando de robar la posición por avaricia. En cambio, se sentía como que estaban haciendo por querer cuidar del otro. Por eso, ella los calmó y les preguntó lo que estaba sucediendo.

—¿Explicar…? ¡Todo lo que necesitas hacer es nombrarme jefe!

—¡Roten! En el futuro, vas a apoyar Ottko Yu.

—¡¡Yuataree!! ¡¡Roten!! Por favor paren esto. Están dándole problemas al ángel.

La mujer reclinada, de edad media, había notado que Izumi no podía detenerlos, así que ella habló. Izumi se volvió para mirar a la mujer que ella había olvidado.

Su rostro estaba totalmente pálido, y era obvio que estaba mal. Ella se levantó con fuertes movimientos.

—¡Madre! ¡Si usted no se acues…!

—¡Exactamente, madre mía!

—¡¡Callense!!

La mujer que parecía ser su madre, los calló firmemente y luego bajó su cabeza.

—Oh, Ángel. Pido disculpas por la rudeza de mis hijos. Pero su falta de respeto viene de su cuidado por los demás. Le imploro mostrar misericordia.

La actitud formal de la mujer causó que levantara su mano en pánico.

—No, no, no, nunca pensé que eran groseros o descorteses.

Salvo el comentario de la mujer exhibicionista.

La mujer sonrió con amabilidad.

—Muchísimas gracias.

Luego, una vez más, se inclinó profundamente.

—Entiendo por qué usted nos ha honrado con su presencia y con ese pelo en su posesión. Fue porque se sentía que estábamos en una crisis. Por favor, otórguenos poder a nosotros, los ciudadanos de Ottko Yu.

—¡¿EH?! Umm…

Había lágrimas en los ojos de la mujer.

—Así que lo que nos enseñó Kon York II era verdad. Si continúas teniendo un corazón justo, la salvación vendrá a usted.

Izumi podía sentir un sudor frío en la espalda.

Si después de todo este tiempo, ella decía “En realidad, te equivocas…”

—Entonces, voy a hacer todo lo pueda.

¡¿Que era exactamente lo que podía hacer!?, gritó Izumi en su corazón.

Ya había entregado el pelo, ¿qué podía hacer?

Izumi fue lamentando su irreflexión, pero no era tiempo para eso.

—Por ahora, por favor acuéstese. Y por favor dígame lo que está sucediendo. Con tantos detalles como sea posible y desde el principio.

Pero en primer lugar, la mujer enferma necesitaba acostarse.

—Sí —la mujer se inclinó por tercera vez.

—¡Jefe! Un Mensajero de I’Jibro ha llegado.

De repente, oyeron una voz. Y aparentemente persiguiendo esa voz claramente ansiosa, unos pasos eran audibles.

La tensión se mostró en las expresiones del trío.

Más rápido de lo que Roten podía correr, Yuataree ya había entrado en acción.

—No hay tiempo. Ángel, por favor, cuide de Roten. Por favor, refúgielo  hasta que termine la ceremonia de iniciación.

Una vez dicho, Yuataree agarró a Roten.

Aunque era un niño, debería haber sido difícil para ella mantenerlo hasta la ventana alta.

Pero Yuataree lo hizo tan fácilmente. Quizás era como la fuerza de una madre, levantando a un hijo.

—¡H-Hermana!

Roten luchó violentamente.

Casi en el mismo momento que un hombre abrió la puerta, Yuataree había empujado Roten a Izumi y luego cerró la ventana.

Endgame
Inicio de un arco shota.....seria mejor si fuese loli, pero estoy conforme.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *