El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 257: Conclusión

Traducido por Shisai

Editado por Meli


El silencio no duró mucho. Pero todos parecían asfixiados por la tensa atmósfera.

—Está bien. Si podemos tratar esto como parte de las reparaciones —dijo con un suspiro.

Reprimí mis reacciones de alivio.

De inmediato, Tanya nos entregó los dos documentos y los firmamos.

—Hecho. Pero… ¿también hay elementos en esta lista que han impuesto aranceles para limitar su exportación?

—También hemos tenido varios artículos de nuestro lado con tarifas reducidas. ¿No crees que esta es una situación beneficiosa para los dos a largo plazo?

—Sí… pero te me has adelantado. Había varias cosas que quería abrir al casarme contigo. Entonces, ¿debo tratar esto como tu respuesta?

—Sí. Aunque aprecio sus buenas intenciones, debo negarme.

—¿Puedes decirme el motivo?

—Primero, es una carga demasiado grande convertirse en reina. En cuanto a la razón, deberías entenderlo mejor que yo.

Aunque ascendió al trono, su posición seguía siendo inestable. Él no había efectuado tácticas decisivas como el primer príncipe de nuestra nación, y todavía tenía facciones con las que lidiar.

En cuanto a la política exterior… Si bien, tomar una novia del reino de Tasmeria era una forma eficaz de ayudar a su nación a desarrollarse, lo que más necesitaba ahora era la paz interior.

Esta fue la conclusión a la que llegué a través de los informes de Tanya.

Pero como no quería discutir el asunto de interferir en la política nacional, guardé silencio sobre ese punto… Aunque para ser franca, ya era un poco tarde para eso.

—Sí, entiendo. Aunque lo entiendo, todavía te quiero. Si puedo tenerte, estoy dispuesto a soportar esa carga.

Su mirada me atravesó, me sentí como si en realidad me quisiera.

Cuando me propuso matrimonio al principio, ya tenía planes para ganar el trono para sí mismo. Quizás ya había previsto esta situación.

Aun así, pidió formalmente mi mano, lo que significa que tenía un interés genuino en mí. No sabía si era por amor o por conveniencia, pero estaba diciendo la verdad.

Teniendo esto en cuenta, estaba bastante asustada de encontrarme con él aquí.

—Aunque diga eso… si nos casamos, lo que ganaremos será insignificante. No puedo otorgar otros beneficios que los que se enumeran en este contrato. Por supuesto, si un matrimonio pudiera traer más beneficios a mi territorio, entonces sería un asunto diferente.

Mostró una sonrisa exasperada. Debió pensar que estaba pidiendo demasiado. Por supuesto, yo no lo negaba.

—Bueno, entonces olvidémoslo. En este punto, creo que hemos concluido las negociaciones de paz entre nuestros reinos.

—Sí, le devolveremos al príncipe Jalal, por favor, cuídelo. ¿Lo llevo con él?

—No, solo llévalo con la gente que me espera afuera.

—Sí, Su Majestad.

—Lady Iris, ahora solo estamos teniendo una conversación personal amistosa. ¿Cómo te sientes sobre eso?

—Me siento bastante bien. Tener una buena relación con su nación no solo es bueno para mí, sino también para mi país.

—Suponiendo que estamos teniendo una discusión privada, ¿puedo hacerle una pregunta?

—Si es algo que puedo responder.

—¿Cuál es la verdad detrás de su rechazo a mi propuesta? —preguntó con una sonrisa.

Estaba estupefacta, para ser honesta, no esperaba que preguntara de forma directa.

Su sonrisa se profundizó cuando me observó morderme el labio, debatiéndome sobre cómo responder.

Incluso si ya sabía la verdad, era todo un villano por atormentarme por eso.

—Ya hemos confirmado que esta es una discusión privada, ¿verdad? No importa lo que me digas, no me enojaré. Solo trátalo como la última súplica desesperada de un hombre difícil al que se le negó una propuesta de la dama de sus sueños.

—Qué pregunta tan irritante. —Exhalé.

Mi madre, sentada a mi lado, seguía sonriendo.

—¿No es el matrimonio tu deber? Esto es algo que tu país… no, cualquier país trata como un deber de la nobleza. Ahora mismo no puedes tener mejores prospectos que yo, ¿correcto? —manifestó el príncipe Majid.

—Sí. No lo voy a negar. En este momento no hay otros candidatos nobles cerca de mi edad. Si después de rechazar su propuesta no logro encontrar un candidato adecuado, deberé alejarme de la familia del duque Armelia y vivir por mi cuenta, dirigiré el gremio de comerciantes para ganarme la vida. Ayudar en el orfanato también sería muy satisfactorio.

—Iris… —Mi madre dijo preocupada.

La miré con una sonrisa.

Ya había tomado mis decisiones. Después de terminar mi compromiso con Edward y regresar a casa, me di cuenta de que no podría casarme con nadie y aunque la situación había cambiado… si no quería casarme, mi única opción era irme de casa.

No podría heredar el territorio. Cuando Bern se case y herede nuestra tierra, yo sería una presencia irritante.

—Pero aun así no me habría casado contigo. Porque el príncipe Majid… nos atacó, ¿no es así? Ataco nuestro territorio.

—Oh… así que te diste cuenta.

Solo sonreí como reacción a sus palabras.

Esta era la información que habíamos reunido de la investigación de Tanya y del interrogatorio del primer príncipe. Pese a ello, no teníamos pruebas directas, por lo que no lo mencionamos en las negociaciones.

Pero teníamos razón después de todo; la persona que ordenó las invasiones orientales fue el príncipe Majid.

—Alguien que lastimó a mi amada gente… ¿cómo podría casarme con alguien así? Incluso si tengo que dejar esta casa, seguiré siendo yo. Incluso si me convierto en sólo Iris, seguiré trabajando para el desarrollo de esta tierra.

Ambos nos miramos sin hablar, era como si estuviéramos tratando de leer el corazón del otro.

—Bueno, entonces es mi pérdida. Sigamos siendo buenos vecinos. —Suspiró y se puso de pie.

—Gracias. El sentimiento es mutuo. —Me levanté para acompañarlos.

—Aunque me voy esta vez, no significa que me haya rendido. En el momento en que muestres un indicio de debilidad, estaré aquí para llevarte —declaró y tomó mis manos.

—Ah, qué miedo. Pero esto es un estímulo para mí. Haré todo lo posible para ser independiente en mi propio territorio.

Sonrió con amargura y salió de la habitación.


Meli
Lero, lero, candelero~

| Índice |

One thought on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 257: Conclusión

  1. Bolonlo says:

    Ay mijo mi reina es una chica dura e independiente, es mucho para ti… Si la hubiera tratado con respeto y honestidad desde el principio lo hubiera aceptado como rival pero meh no me cayo muy bien que digamos. Además mi nena aún tiene a el amor de su vida por ahí Jijiji

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *