El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 260: Confrontación

Traducido por Shisai

Editado por Raine


Aquí, a poca distancia del palacio, había una atmósfera sofocante.

Subiendo las escaleras, fuimos recibidos por la vista de una habitación rodeada por una jaula de metal.

—Este es el lugar, Iris.

Había una mujer parada donde señalaba lady Leticia.

Inhalé bruscamente al verla.

Por supuesto, todavía se parecía a ella misma, pero de otra manera era completamente diferente.

Flaca, con el pelo seco, piel apagada y ojos enrojecidos por el llanto que solo miraba hacia arriba.

—Ha pasado mucho tiempo, lady Yuri. —Considerando que no podía mostrar mi sorpresa a través de mi voz, le hablé a propósito en un tono tranquilo.

—Ha pasado un tiempo, lady Iris. —Ella se rió entre dientes, mirándome.

—¿Por qué me convocaste?

—Nada. Solo quería verte antes de morir.

Su mirada fría y su sonrisa eran algo que nunca había visto antes, pero no parecía fuera de lo común en su rostro. Finalmente ella estaba mostrando sus verdaderos colores.

—¿Estás satisfecha entonces?

Yo también sonreí sarcásticamente.

—Quién sabe… es un poco menos interesante de lo que pensé.

—Ah, esto realmente es…

¿Por qué diablos me llamaste aquí entonces? No hice la pregunta en mi mente.

—Entonces, ¿puedes dejarme hacerte algunas preguntas?

Ella no confirmó ni negó, así que lo tomé como aceptación.

—¿Alguna vez amaste al príncipe Edward?

—¿De qué sirve saber eso?

—Sólo por curiosidad.

En el momento en que dije eso, sonrió. Su rostro estaba lleno de desprecio por mí mientras abría la boca. Se veía casi aterradora, enviando escalofríos por mi espalda.

—¿Qué estás diciendo? ¿No quieres admitir que una mujer que lo amaba lo perdió ante una mujer que solo quería usarlo?

Bueno, mira quién de repente se volvió mucho más habladora.

—Ya sabes la respuesta a eso. Trabajé en nombre del Reino de Towair para envolver este país en el caos, atacando a la más alta nobleza de esta nación.

—Sí, eso ha quedado claro ahora.

—¿Cómo te hace sentir eso? Murió para protegerme, diciendo que murió por la persona que amaba. Me amaba. ¿Cómo se siente obligarlo a comprometerse sin realmente ganarse su amor? Debes estar resentida. Ódiame ahora…

Sus palabras fueron duras pero sentí que no me estaba lastimando con sus palabras.

Ella se estaba lastimando a sí misma.

—Dime que estás resentida… ¡Dime que me odias! —Agarró a los barrotes de la jaula.

Estábamos lo suficientemente cerca como para tocarnos.

—Es como si estuvieras diciendo que lo amas.

Ella levantó la cabeza de repente en respuesta.

—¿Qué? ¿De qué diablos estás hablando?

Su actitud condescendiente me hizo reír.

—¿Me equivoco? Lo que dijiste fue básicamente una confesión de amor. Eso es lo que creo.

Ella no respondió a lo que dije.

Supuse que respondería con más ataques verbales para negar esto, sin importar cuál fuera la verdad.

La miré fijamente. Y luego las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos.

Ella realmente lo amaba.

Cualquier palabra fue menos convincente en su estado actual.

—¿Q-qué estás diciendo? No lo entiendo. —Ella bajó la cabeza.

Aunque la había estado mirando por un tiempo, ella no parecía inclinada a ceder en absoluto.

—Nunca he estado resentida. Nuestro compromiso fue algo del pasado. Entonces nuestros caminos divergieron. No importa lo que le haya pasado a partir de ese momento, no era algo que yo necesitaba saber. —Cuando dije eso, levantó la cabeza para mirarme. —Además, el príncipe Edward te eligió a ti, a quien más amaba. No importa lo que piense al respecto, protegió a la persona que amaba. Murió feliz. De luto, es imposible odiar a alguien por no amarte.

—Tu expresión de comprensión es desagradable.

Esbocé una media sonrisa ante sus amargas palabras.

—Incluso si lo encuentras desagradable…

— ¡Desde que naciste, lo has tenido todo! Dinero, estatus, gente que te rodea. ¡Te odio! —Gritando, agitó las barras de la jaula con tanta fuerza que gimieron como si estuvieran llorando.

—¿Y entonces me atacaste?

—Hmph… se sintió realmente bien.

Ella sonrió feliz. Fue una sonrisa oscura.

—¿De verdad?

Pensando en el hecho de que esta razón era suficiente para que ella se metiera conmigo así, sentí que el calor de la ira subía a mi pecho.

Las frustraciones difieren según la persona y parecen completamente inusuales para cualquiera en el exterior. Incluso sabiendo eso, no podía perdonarla completamente como víctima de la situación.

—¿En qué eres diferente de mí? ¡También soy hermosa, también soy capaz de reunir los corazones de los demás! ¡Para demostrarlo, el príncipe Edward me eligió! Entonces, ¿por qué estoy aquí ahora…? —Sus chillidos rompieron el último hilo manteniendo mi racionalidad.

Levanté la mano como si fuera a abofetearla en la cara pero la jaula entre nosotras me hizo imposible alcanzarla. Por el contrario, mi mano golpeó la jaula y me dolió muchísimo.

La jaula traqueteó, como si gritara por mí.

¿Qué diablos estaba haciendo? Estoy segura de que todos a mi alrededor tenían esa expresión. Incluso Yuri parecía estupefacta. Mi corazón dolía más que mi mano.

—Si fuera yo quien lo comente, tendría que decir que soy completamente diferente a ti.

—¿Qué? ¿Por tu posición en la sociedad? ¿O tu suerte?

—¿Quién diablos va a hablar de algo así? Solo mantuviste a la gente a tu alrededor para usarlos. Confío en la gente con mi vida.

—¡¿Cuál es la diferencia?!

Sin dudarlo, me eché a reír. Parece que esto solo agravó su sufrimiento. Su mirada hacia mí se volvió aún más aguda.

—¿Entiendes de lo que estoy hablando? Cuando usas a alguien, lo abandonas fácilmente cuando te está causando molestias. Las personas que todavía se acercan a ti en esas circunstancias no están interesadas en depositar su confianza en ti. Ellos también quieren usarte.

De alguna manera esas palabras la callaron.

Parece que tenía razón.

—Confiar significa creer en ellos y tener fe en ellos. Las personas confiarán en ti si confías en ellas. Las personas confiables no son reemplazables en mi vida. ¡Si pasa algo, lo arriesgaré todo para protegerlos! Así que no te atrevas a compararnos.

Debido a que estaba llorando de rabia, mi respiración se volvió irregular.

Cuando respiré hondo para calmarme, habló en voz baja.

—¿Por qué…? —Su voz era tan tranquila que no la escuché por encima del sonido de mi propia respiración. —¿Por qué puedes confiar? Después de todo lo que te pasó, ya no deberías confiar en nadie.

—¿Te refieres al compromiso? ¿O el gremio de comerciantes? O…

—Todo. Pero si tuviera que elegir uno, el compromiso. La sensación de ser completamente rechazada por alguien a quien amas, e incluso tu familia volviéndose en tu contra.

Su pregunta era una que me había hecho innumerables veces. Pero de alguna manera la pregunta fue casi graciosa viniendo de ella.

—Sí. Tenía miedo de confiar. Pero mis compañeros del pasado me han respondido diciendo que está bien, que se quedarán conmigo pase lo que pase. Me han sacado mi miedo.

Tenía miedo de confiar y luego volver a ser traicionada.

Mi corazón había sido herido muy profundamente.

Como tenía miedo de que los demás vieran mi debilidad, fingí estar bien.

Las personas que derribaron esa fachada fueron todas las personas en las que había confiado desde la infancia y Dean.

—Todavía le temo a la gente ahora, pero no creo que sea malo confiar. Si estuviera paralizada por el miedo a confiar en los demás, estaría olvidando todo lo que pasé con las personas importantes en mi vida, cuando un poco de coraje fue suficiente para darme tanto.

Miré a Tanya mientras decía esto. Ella sonrió con orgullo en respuesta.

—¿Aunque podrías ser traicionada de nuevo…?

—Sí. Podría suceder. Pero vivir con miedo significa no seguir adelante. Si estás mirando más allá de las cosas bellas por miedo, solo te estás perdiendo. Además, este mundo no es tan amable como para que la gente pueda vivir sin lastimarse. Lo único que puedes hacer cuando estás herida es seguir viviendo, seguir sobreviviendo.

—…Sí. —Ella se rió a carcajadas mientras decía eso. Era casi como si un demonio abandonara su cuerpo. —Al final, realmente te odio después de todo.

No pude evitar reírme también.

—Tú tampoco me gustas.

—Así es. Si alguna vez dijeras que te agradaba, sería francamente repugnante para mí.

—Tienes razón.

Ambas sonreímos.

—Oye… Iris, ¿qué significa amar a alguien?

—Quién sabe. Es algo que no puedes explicar. Pero si sientes que esa persona es más especial que cualquier otra… no importa qué forma adopte ese afecto, creo que eso es amor.

—Especial… de hecho. —Su rostro, que parecía a punto de estallar en lágrimas, se torció en una sonrisa. —Soy una idiota. Cuando lo perdí, fue cuando me di cuenta de que era algo especial para mí.

—Tienes razón. Eres una idiota. —Todavía estaba sonriendo. Pero gracias a ella, yo también casi quería llorar. —Hubo tantas oportunidades para mí de comunicárselo. Pero ahora es demasiado tarde. Yo también lo soy, realmente somos idiotas.

Cuando dije esto, sus ojos se agrandaron.

—No estoy hablando del príncipe Edward. Por supuesto, también lamento su muerte.

—¿También estás de luto? —Su voz tembló cuando preguntó. —¿Por el príncipe Edward?

—Incluso si es alguien a quien odias desde el fondo de tu corazón, no puedes seguir odiándolo después de que muere. En lugar de reprimir el odio, es mejor que recuerdes sus buenos recuerdos juntos. Es mejor para las personas que sobreviven. Eso es lo que me dijo mi subordinada. Aunque lo odié desde el fondo de mi corazón cuando estaba vivo, también teníamos buenos recuerdos. Ahora mismo eso significa que solo puedo orar por él.

Sus lágrimas se derramaron.

—Pensé que nadie más en este mundo lo lloraría aún después de la muerte de la reina Ellia y el marqués Maelia. Y yo…

—Voy a llorarlo. Además, es posible que todavía haya más personas por ahí que no conozcas y que estén de luto por él. Los humanos somos complejos. No somos simplemente unilaterales.

—¿Es así…? Eso es genial. Espero que su nombre no sea solo algo de lo que burlarse.

Al verla llorar mientras decía esto, casi sentí que mis lágrimas también fluían.

Así es como ella lo amaba al final: temía que su nombre se asociara con el mal.

En lugar de pensar en sí misma, se preocupaba más por su reputación. Si eso no fue amor, ¿qué fue?

—Iris, deberías irte a casa. Su Majestad, le diré todo.

Cuando finalmente logró contener las lágrimas, su expresión era decidida.

—Ya veo. Fue bueno verte, lady Yuri.

No tenía nada más que decir ahora.

—Fue bueno verte, lady Iris.

Ella sonrió gentilmente. Era una sonrisa de su pasado.

Y con eso me fui.


Raine
No me importa qué me digan. Para mí este capítulo ha sido el que más emoción ha sacado de mí. El sentimiento de hablar de un ser que ya no está, sin importar si era el bueno o el villano de la situación, es lo que te queda después de dejar ir todo lo demás.

| Índice |

5 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 260: Confrontación

  1. Magael says:

    Excelentes capítulos, muchas gracias x su tiempo y esfuerzo en esta historia, y sobre todo por compartirla con nosotros 💋💋💋

  2. Cerberus Auditore says:

    En serio que tiene esta novela que se saltan eventos importantes
    Es cierto que Dorsen murio y como?
    Cuando ejecutaron a la reina loca?

    • AliceBezarius says:

      No se lo han saltado:
      -Dean los mando decapitar por traición contra la nación cuando salio de las sombras y se enfrento a su hermano delante de todos los nobles, que componían el consejo, mientras a su hermano y novia los encerró.
      -No se quien es Dorsen pero el primer príncipe Dean “muere” en el campo de batalla se lo notifica Tanya con la información que le dan sus espias, estos aun no confirman ni desmienten esta información, y tampoco nos han dado el punto de vista de Lady Leticia y Bern al enterarse de este hecho, por lo que no esta claro si es solo una estrategia para cederle el trono a su hermana pacíficamente y después reunirse con Iris.
      -Si te refieres al Segundo Príncipe se lo cargan en la celda, los que habían incitado a Yuri a ir a por el segundo príncipe fueron a deshacerse de Yuri y el príncipe porque eran testigos, el príncipe muere al intentar salvar a Yuri, Leticia y Bern son testigos de como mueren.

      • Shisai says:

        Dorsen es el típico personaje de captura loco por ser caballero y entrenar con la espada. Si vas para atrás, recordarás que Dorsen fue manipulado para meterse y armar lío en el ducado.

  3. Bolonlo says:

    Pienso igual, este capítulo sacó emociones que no sabía siquiera que las estaba sintiendo pero estaban ahí en lo profundo de mi corazoncito. Al final la muerte de alguien deja distintas heridas dependiendo de la percepción de una persona con la que compartió en vida… GRACIAS POR LA TRADUCCIÓN Jijiji ❤️❤️❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *