El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 35: Asistencia de la Reina Viuda


En este momento, estoy en medio de un caos.

… Actualmente estoy en la fiesta que conmemora la fundación del Reino. Pensé que era extraño para mí ser invitada, y cuando llegué al lugar, me determiné y entré.

Sin embargo, cuando entré, en lugar de recibir frías miradas de la gente, me miraron con curiosidad e interés. En este momento, pensé: “¿Eh? Es diferente de lo que había estado esperando…”

Y cuando recibí una convocatoria de la Reina Viuda, no pensé que ella podría dedicarme amables palabras y darme su apoyo. ¿Huh? ¿Podría ser que la persona que me invitó fue la Reina Viuda?… Eso es lo que yo creía.

Desde que mi misión por hoy ha terminado, suspiré y caminé tranquilamente a una esquina.

Sin embargo, no pensé que Yuri-sama aparecería justo delante de mí… Además, de pie junto a ella estaba Ed-sama, con un aspecto gruñón, y Van-sama, que me miraba con curiosidad.

—…Ha sido un largo tiempo.

Por el momento, respondí con una sonrisa… No parece rígida, ¿verdad?

—Iris-sama, ha pasado mucho tiempo desde que no has asistido a la academia~ Me alegra ver que te ves enérgica ~

¿Eh, sarcasmo? ¿Fue eso sarcasmo? ¿O simplemente está diciendo eso porque está preocupada por mí? Dado que el oponente es Yuri-sama, dudo en hacer cualquier juicio…

—Es bueno que Yuri-sama también se vea bien.

Por el momento, hice una observación inofensiva.

—… Estoy sorprendido. Pensar que en realidad es Iris-sama.

Van-sama, que estaba de pie, hizo un comentario.

—¿No te lo dije? Soy muy buena en distinguir la cara de una persona. Además, está junto con Berne, así que pensé que definitivamente era Iris-sama.

Yuri-sama lo dijo con orgullo… aunque ella estaba en ese lugar cuando todo sucedió. ¡Junto con Berne, estabas allí, expulsándome con todas tus fuerzas!

—Aún así, has cambiado demasiado. No me di cuenta de nada.

—Yuri es realmente inteligente.

—Fufufu … Muchas gracias, Edward-sama.

….Sí, sí. Como de costumbre, ustedes están rodeados de “kyakya ufufufu” con un ambiente rosa. Para actuar de esa manera en frente de su anterior prometida, realmente careces de consideración.

Por otra parte, ya he dado muchas cosas a Yuri-sama… Además, ¿me pregunto si Edward-sama siempre ha sido tan feliz? Mientras me preguntaba eso, una duda surgió inmediatamente dentro de mí después de recordar las últimas palabras que dije en la academia.

—… Por cierto, ¿por qué Iris-sama hace una aparición hoy aquí?

No esperaba un golpe repentino de Yuri-sama, y en un momento, la sonrisa en mi rostro desapareció.

—¿Por qué preguntas…?

—Porque Iris-sama…

—No hace falta que le preguntes por qué te está haciendo esa pregunta. Porque tú no tienes ninguna posición para hacer una aparición en este lugar.

Interrumpiendo lo que Yuri-sama estaba diciendo, Edward-sama dijo aquello mirándome con odio. Incluso si no me fulminas tanto, no es como si fuera a comerla.

—Ninguna posición…

—Es porque Yuri es amable. Ella le da un consejo para recordarle su posición.

¡O más bien, escucha primero la historia de la otra persona! Además, ¿por qué eres tan presumido?

—… ¿Consejo?

Por otro lado, Yuri-sama no parece entender lo que dijo Ed-sama y un signo de interrogación apareció encima de su cabeza.

—… La razón por la que estoy en este lugar es porque recibí una invitación de la Reina Viuda. Con o sin ninguna posición, es mi deber, como súbdito, desempeñar mi parte.

—¿Qué…? ¿La abuela te…?

Ed-sama se veía muy sorprendido y sus ojos se ampliaron. ¿No estabas prestando atención cuando fui a saludar a la Reina Viuda hace un rato?

—No, eso es imposible… Para alguien tan inhumano como tú, no hay forma en que la abuela te envíe una invitación. Si quieres contar una mentira, haz que sea un poco más creíble.

Aunque no estás convencido… esas palabras no son algo que deberías decir a alguien con quien una vez estuviste comprometido… Cuando estaba a punto de decir algo, Yuri-sama dijo algo antes que yo.

—… Umm~ ¿De qué han estado hablando estas dos personas? Realmente no lo entiendo~…

—… Haaa…

Con las palabras de Yuri-sama, su ira disminuyó inmediatamente. ¿No lo entiendes bien? Fuiste tú quien mencionó este tema en primer lugar.

—Sobre lo que quería preguntar… ¿Por qué Iris-sama vino aquí en persona…? ¿Es porque Iris-sama quiere anunciar ese vestido hoy~? Al menos eso es lo que yo estaba pensando~

—… ¿Anuncio?

—Sí~ Porque Iris-sama es alguien de la Casa del Duque de Armelia, ¿verdad? Si piensas en el feudo del Duque de Armelia, entonces el conglomerado Azura naturalmente vendrá a la mente. Lo que quería oír era si el conglomerado Azura le pidió a Iris-sama que llevara ese vestido y viniera a anunciarlo.

No me pidieron que lo hiciera ni nada, después de todo, soy el Presidente del Conglomerado Azura. Como yo pensaba, no sabían que soy el presidente de ese conglomerado… Entonces, recordé el caos que ocurrió cuando estaba hablando con Sei y me dijeron que estas dos personas querían solicitar ser miembros.

—No… No se me pidió que lo anunciara ni nada… pero es verdad que el tejido usado para este vestido será introducido como un nuevo producto.

—¡Oh, como lo supuse~!. Es realmente bello. También quisiera tener un vestido adaptado en esta tela. ¿Dónde lo puedo comprar?

Dejando de lado a Ed-sama, Yuri-sama avanza en su conversación conmigo.

—Debido a que todavía tenemos que reunir una gran cantidad de materiales, actualmente no está a la venta. Pero pronto tendremos suficientes materiales, y sucesivamente se lanzará una línea de productos.

—Oh, ¿es así?. Porque parece realmente maravilloso, quiero uno por todos los medios… Eso es lo que estaba pensando. ¿Hay algo que puedas hacer?

—Aunque estoy contenta por tus alabanzas… aun así, realmente necesitamos más tiempo, así que perdónanos.

Después de todo, se está exportando desde otro país, por lo que el precio es bastante alto. Pensé que no se puede evitar ya que es de seda, pero pensando en los costos como el transporte, hay un déficit.

Debido a eso, no parece que el conglomerado pueda comercializarlo a gran escala… Incluso si lo vendieramos a un precio alto, no habría suficiente tela. Esta vez, sólo hice este vestido porque era necesario.

—Eh ~… Pero …

—Es-eso es correcto. Yuri, que pronto se convertirá en un miembro de la familia real lo desea. Será un honor para el conglomerado, y es su deber cumplirlo inmediatamente.

—Incluso si lo dices, lo imposible es imposible.

—¡I-impertinente…!

Dijo Ed-sama con su rostro rojo brillante. Afortunadamente, la mayoría de la gente no parecía oír nuestra conversación porque estaban involucrados en conversaciones propias, y también gracias a la música orquestal sonando… Sin embargo, la gente que estaba cerca oyó todo. Ah, qué molesto.

—… Es realmente ruidoso, ¿no es así? ¿Qué está pasando?

Madre apareció de repente detrás de mí.

—Ah, Duquesa de Armelia. Ha sido un largo tiempo~

—…

Ignorando espléndidamente el saludo de Yuri-sama, caminó hacia mí.

—¿Estás bien?

—Eh… estoy bien, madre. Por causar tal escándalo, siento mucho preocuparte.

—¡Duquesa de Armelia!

Con el mismo tono que antes, Ed-sama llamó a mi madre. Ah, una arruga apareció repentinamente en medio de la frente de madre.

—¡Oh, Su Alteza! ¿Por qué hablas en voz tan alta en medio de una fiesta?

—Bajo estas circunstancias… ¿Por qué ignoraste a Yuri? Esto es una blasfemia contra la familia real.

—Bueno, Alteza. Seguramente estas bromeando. Estoy segura de que no has olvidado las costumbres de la corte, ¿verdad?

Madre desplegó su abanico y cubrió su boca con él. En el otro lado de su abanico, estoy segura de que ella está soplando un gran suspiro.

—Para una persona que tiene una posición social más baja para dirigirse sin cuidado a una persona de mayor posición social, la gente en el entorno podría cuestionar la finura de esa persona. Si Yuri-sama va a ser tu princesa… No, por esta razón, ella debe estar bien informada de tales modales.

Madre miró silenciosamente el aspecto de Ed-sama y de Yuri-sama.

—Sin embargo, Yuri es la persona que está comprometida conmigo.

—Sí, eso es. Aunque es alguien con quien estés comprometido, no significa que te hayas casado formalmente… En otras palabras, ella no es parte de tu Casa. Hasta entonces, su posición permanecerá igual… Antes de casarse, nadie sabe qué pasará hasta entonces.

Madre miró de repente hacia mí. Sí, eso es correcto. Es la verdad puesto que mi compromiso se anuló.

—No creo que el estatus social esté relacionado. Cuando alguien te saluda, debes devolver el saludo. ¿No es esto lo más natural que hay que hacer?

—…

Madre y yo… No, todo el mundo estaba asombrado. No, Ed-sama y Van-sama no estaban aturdidos en lo absoluto.

Una cosa natural… que hacer. Decir tales cosas en un mundo de aristócratas donde las costumbres y las formalidades son esenciales es una ofensa seria. Con el rey en la parte superior, el resto de los aristócratas están debajo de él en forma de una pirámide.

En Japón, es apropiado saludar a la gente y devolver el saludo de otra persona. Sin embargo, hay varias formas y maneras de saludar y devolver un saludo, y existe de manera idéntica en este mundo.

—Yuri-sama. Como alguien que puede convertirse en un miembro de la familia real, usted necesita aprender a comportarse.

—Es como dice Mellice.

Pensé que una nueva persona está haciendo una aparición, no pensé que sería la Reina Viuda.

—¿¡Abuela…!?

—Reina Viuda, ¿está bien que deje su asiento y venga aquí?

Mientras que Ed-sama se sorprendió de que ella hiciera una aparición, madre, por otro lado, indagó con indiferencia.

—Está bien. Los saludos han terminado. Dicho esto, Iris. Vamos allá, y por favor, déjeme escuchar la historia de lo que has estado haciendo recientemente. Mellice, ¿vendrás tú también?

—Sí, iré.

—Es eso así. El duque de Armelia y el marqués de Anderson ya están allí esperándote. Por favor, sea mi compañero de conversación.

—Ciertamente.

—Puesto que usted será el único que queda aquí, Berne, venga con nosotros a donde está el Duque de Armelia.

—Sí.

Cuando estábamos a punto de despedirnos, Ed-sama llamó una vez más.

—¡Abuela…!

—¿Qué es? Estás siendo demasiado ruidoso… En esta fiesta, también hay gente de otros países asistiendo, entonces qué estás haciendo con tu horrible estado. Ustedes, retírense y refresquen sus cabezas. Porque con tu apariencia, la finura de nuestro Reino será cuestionada.

Sin embargo, la Reina Viuda lo trató con frialdad, y se alejó, llevándonos a los cuatro. Los asistentes pasajeros miraron la expresión en los rostros de Ed-sama y los otros… Sin embargo, Ed-sama y Yuri-sama se quedaron allí con una sorpresa en blanco.

Después de eso, la Reina Viuda volvió al asiento reservado para la familia real. Las personas que la rodeaban eran personas de alto estatus social e invitados distinguidos de otros países, como el abuelo que es considerado el mayor general militar del Reino y figuras importantes involucradas en la Corte Real, y esta impresionante reunión de miembros eminentes y poderosos estaban sonriendo y riendo.

Para estos miembros el asistir a esta fiesta celebrada por la Reina Viuda demuestra que hasta ahora, la influencia de la Reina Viuda sigue siendo tan poderosa como siempre.

Me pregunto si es bueno que haya venido… Eso es lo que estaba pensando. Como no quería estar en ese lugar, me quedé tranquilamente junto a la Reina Viuda y conversé con ella.

♥ ❤ ♥

                

| Índice |

5 thoughts on “El Sentido Común de la Hija del Duque – Capítulo 35: Asistencia de la Reina Viuda

  1. Lirio Alicia says:

    Ju ju ju en tu cara x p***a 😂😂😂😂 ahhh y según parece q aunque Berne se curó la estupidez se le contagio al hijo del papa 😥😥😥
    Gracias por la droga 😆😆😆

  2. limsah says:

    Jajajaja
    Bien merecido se lo tienen y aun falta mas por venir
    Por cierto ¿el vestido de Iris no se suponia que era de color Beige?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *