Juego otome yandere – Vol 4 – Capítulo 2

Traducido por Shaey

Editado por Sakuya


Su actuación, que vi por primera vez, había sido increíble. En el momento en que Miria apareció en el escenario, no pude quitarle los ojos de encima.

Ella es como un hada…

Era mucho más pequeña de lo que me imaginaba. Su pelo, que le caía por la espalda, era castaño claro y su piel se veía transparente y blanca. Estaba vestida con un vestido azul claro pálido.

Uno pensaría que esa combinación de colores se vería tenue y terminaría fusionándose con la luz. Pero en contra de tal sentimiento, ella se destacó en el escenario, disfrutando de la intensa luz.

Era difícil de creer, incluso cuando vi ante mí que la voz que se escuchaba provenía de esos pequeños labios y que el volumen emanaba de ese pequeño cuerpo. Pero, definitivamente era su voz.

Otras muñecas cantaban tomando prestada la voz de la gente, pero la voz de Miria no fue prestada por nadie. Lo sabía cómo un hecho, pero era fácil de entender al verlo en la práctica.

El canto de los autómatas era preciso y fácil de entender, pero todos eran más o menos iguales. Por supuesto, las voces para la parte del clímax resonaban fuertemente. Pero “eso es todo”, o, mejor dicho, con el canto siguiendo la partitura musical al punto, no podía sentir la tensión ni siquiera con la actuación de la orquesta.

Por el contrario, cuando Miria Galant cantaba, estaba claro que la emoción estaba empaquetada ahí. La forma en que aplicaba el vibrato, la duración de sus largos tonos. Incluso la tensión del director, que debía reflejar la “personalidad” de Miria, se transmitía claramente al público.

La llamaron marioneta con corazón, pero ciertamente había un corazón en su voz.

Para cuando terminó una canción, ya me había convertido en su fan.

El papel que Miria interpretaba era el de una chica de pueblo que seguía pensando en el héroe. Manteniendo en su corazón la promesa que intercambiaron en su infancia, espera a su amante que se fue a las fauces de la muerte.

Al poco tiempo, al recibir la noticia de la victoria del país, incluso en el pueblo donde la chica espera, ¡oh! ¡Qué maravillosa fue su canción de alegría en ese momento!

La chica continuó esperando a su amor.

La gente le aconsejó: “Tu amante se ha convertido en un héroe. Ya no volverá a ti“, pero no pudieron impedirle que cantara ese anhelo por su querido.

Aunque la escena cambió al punto de vista del hombre que se había convertido en el héroe a mitad de camino, estaba inquieto todo el camino y deseaba que ella volviera rápidamente.

No era el único que había pensado eso. Cuando apareció en el escenario una vez más, un aplauso que parecía haber sido “involuntario” irrumpió desde los asientos del público.

Incluso mientras estábamos intoxicados por su maravillosa actuación, el final del espectáculo se acercaba.

Y, entonces, fue el acto final. Incapaz de esperar más, la chica del pueblo corrió a donde estaba su amante, y lo que vio al final… fue la figura de su enamorado intercambiando un beso íntimo con una noble dama de la capital. Ese día… había sido la boda del héroe que salvó al país.

Mientras ella, que perdió a su amor al final, cantaba un solo lleno de emociones abrumadoras, el escenario cerró sus cortinas.

No había nada que valiera la pena mencionar, especialmente con respecto a la trama de la historia. Era una trágica historia de amor que no era tan poco común.

El personaje del héroe, que era el protagonista, era algo débil, y fue su indecisión lo que hizo que no me gustara del todo. Bueno, también estaba el hecho de que empatizaba con la chica del pueblo mientras veía la obra.

Me sentí decepcionada de que finalmente eligiera a la chica de estatus social que lo cortejaba, como si se hubiera dejado llevar por la corriente.

Pero, si tuviera que decirlo, creo que esta actuación fue una historia para pintar el amor sincero y los pensamientos galantes de la chica del pueblo que Miria interpretaba. Estoy segura de que, el plan para mostrar su lado más encantador, había tenido éxito.

Por lo tanto, si tuviera que decir algo sobre la actuación de Milia Galant, entonces diría…

“Ya ha superado los límites de la actuación. El amor, la alegría y la tristeza de la chica del pueblo. Ha sido el tipo de escenario donde el público no puede evitar que se le parta el corazón al ver esto.”

Después de esa actuación, pasé varios días en un estado de sueño. No pude salir de él. Estuve meditando sobre la maravillosa voz de Miria Galant y su actuación incluso en mis sueños.

Al pasar el tiempo, mi niñera estaba preocupada, e incluso Shade estaba perplejo.

Pasé uno o dos días aturdida, usando como excusa el hacer los deberes durante las vacaciones.

Durante ese tiempo, lo único que hice, además de pensar, fue revisar las críticas de actuaciones pasadas que Miria Galant había protagonizado. Asistir al teatro podría ser casi mi único hobby además de leer libros. Por lo tanto, nuestra biblioteca en casa tiene una gran colección de cosas como libros que resumen las críticas relacionadas con las actuaciones en la capital real.

La cultura teatral en nuestro país es muy próspera, y los libros que recogen críticas de teatro se publicaban con cierta frecuencia. Entre ellos, elegí un libro cuya publicación era relativamente reciente y continué leyendo comentarios sobre las obras en las que Miria Galant actuó.

Los comentarios relacionados con la actuación de Miria estaban en dos extremos completos.

Para empezar, había muchas críticas hacia la propia “Ópera de Títeres”. Si había gente que afirmaba que “Miria Galant es la única excepción” entre ellos, también había gente que la incluía en las críticas a la propia ópera de marionetas.

Diferentes personas pensaron y la percibieron de diferentes maneras. Sin embargo, después de ver a Miria con estos ojos, no estaba totalmente satisfecha con los bajos índices de audiencia.

Incluso el crítico, a quien más había usado como referencia cuando asistía a los teatros hasta ahora, criticó duramente la actuación de Miria, me hinché las mejillas de insatisfacción.

Mi hora del almuerzo había sido gastada de esa manera. Entonces, mi padre regresó a casa y me dijo esto:

—Lycoris. ¿Te gustaría salir conmigo hoy?

—¿Contigo, padre? Por supuesto.

—Pues, entonces… ¿Vamos a reunirnos con la cantante que adoras, Lycoris?

Naturalmente, asentí con la cabeza sin dudarlo.

Shade, que rechazó sorpresivamente la oferta de ir con nosotros, se quedó en casa, así que me dirigí a la capital junto con mi padre.

Y así, una vez que mi padre y yo llegamos a la Ópera de Títeres, saludándonos, junto con un caballero bien constituido, ¡era la misma Miria Galant!

Sorprendida por este ataque sorpresa, terminé mirándola tan intensamente que podía ser grosero.

Ahora que la veo justo delante de mí, es realmente pequeña. Según su perfil, era unos dos años mayor que yo. Pero yo era claramente una cabeza más alta que ella.

Y su pelo era corto. Cuando pienso en ello, supongo que llevaba una peluca durante sus actuaciones. Era adorable como su pelo castaño claro, que era similar en color a la peluca, tenía un corte corto como el de un niño, un ligero rizo y se veía tan esponjoso.

Aunque el color de sus ojos no era claro desde la distancia, ahora puedo ver que eran grandes y redondos, de color marrón avellana.

Se veía muy joven en general. Si tuviera que describirla basándome en la apariencia, entonces parecía un pequeño animal que debía ser protegido en lugar de una gran actriz que debía ser respetada.

—¡Bienvenidos, por favor, pasen!  Es la joven, ¿no? Vaya, es tan hermosa

El que levantó la voz fue el caballero bien construido que estaba de pie junto a Miria.

Parece que ya conocía a mi padre, según la breve introducción que me dio mi padre, era el director de la Ópera de Títeres.

El gerente, en este caso, era la persona a cargo de la ópera que acepta las peticiones del dueño del teatro y prácticamente dirige el espectáculo.

Para el teatro real y otros similares, por ejemplo, colocan en esta posición a las personas que contribuyeron al desarrollo de las artes escénicas en el país. No significa que el actual director de la Ópera de Títeres sea una figura prominente que haya participado en el escenario. La implicación de ser un manager era mayor que la de ser un artista.

Para esta Ópera de Títeres, que tuvo un declive en la gestión en el pasado, una persona capaz como esa era una necesidad.

A instancias del director, las palabras que Miria pronunció con voz ronca fueron así:

—Soy Miria G-Galant. Gracias por venir hasta aquí.

Mientras me saludaba educadamente con todas sus fuerzas, sus dedos temblaban claramente. Su expresión era muy rígida, e incluso sus pestañas, que bordeaban sus ojos abatidos, temblaban débilmente.

Comprendí la situación inmediatamente y me estremecí.

¡L-la persona que admiro…! ¡Está completamente asustada de mí!

Shaey
no pude evitar reírme y ver lo encantador que es la actriz/cantora…iai >w<

| Índice |

2 thoughts on “Juego otome yandere – Vol 4 – Capítulo 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *