La chica que sostiene el anillo – Capítulo 11: El Ejército del Círculo Rojo se divide

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


El Ejército de Coimbra se dirigía hacia el norte por la Carretera Kanan para enfrentar al ejército rebelde bajo el mando personal de Grohl. Casi toda la carretera, que se extendía en dirección a la capital, es visible a través de las llanuras. La orilla este,  es una zona montañosa, debieron pasar por Rockbell y llegar a un terreno montañoso más difícil. Sus exploradores informaron que el ejército rebelde estaba reuniendo sus tropas y continúa avanzando. Tal vez, sea el resultado de su gusto por el pillaje, el ejército rebelde está fuera de control.

Grohl, abandonó instantáneamente la idea de ir con su consejo de guerra para escuchar sus sugerencias.

—Como pensé, la batalla será en algún lugar cerca de aquí, en medio de la carretera. Tenemos la ventaja de los números y un mejor equipo, por lo que no deberíamos apresurarnos sino, más bien, llevar a cabo un asalto. Los envolveremos lentamente y esperaremos su derrota. De esa manera podemos evitar grandes pérdidas y lograr la victoria.

Wilm sugirió, mientras miraba el mapa que estaba extendido sobre una mesa. El enemigo tiene poco equipo y organización, está compuesto, principalmente, de individuos no entrenados. Si Coimbra pudiera rodearlos y lanzarles flechas, lo más probable, es que lograran la victoria. Desde el punto de vista de Wilm, estaba bien que Grohl acumulara errores pero, no tenía intención de permitir que los rebeldes siguieran avanzando hacia la capital como les plazca. Debía detenerlos, a toda costa, antes de llegar a la capital, aunque no conocía, las circunstancias exactas de la situación. Era cierto que él, había permitido que surgiera está rebelión pero, solo sería aceptable si, por lo menos, lograban destronar a Grohl.

Si recordaba bien, se suponía que el líder de la rebelión es Ristih, ¿verdad? Es probable que quiera ganar gloria tomando la capital por sí mismo pero, como es de esperar, él no puede permitir eso. Dejando de lado la opinión de Amil, él sigue siendo un hombre de Coimbra.

— ¡Esto es muy débil! Usaremos la formación de ala de grulla según lo planeado y aplastaremos a los insectos sin parar. ¡No importa que hayan sido engañados por Bahar, los que participaron en la matanza de sus compañeros no pueden ser perdonados!

—Pero, no hay necesidad de desperdiciar la vida de los soldados en un ataque agresivo.

—Es por este tipo de emergencia que los soldados tienen armas y entrenamiento. ¡¿Crees que esto puede terminar sin un derramamiento de sangre?! —Gritó Grohl, mientras su rostro se tornaba rojo.

Después de todo, si los ciudadanos del norte de Coimbra no hubieran avanzado como lo hicieron, los soldados, concentrados en el sur, hubieran podido organizarse. Los rebeldes contaban con ocho mil hombres efectivos y podían ser aplastados por toda la fuerza militar de Coimbra. Lo que enfureció a Grohl fue que sus números fueron calculados mal.

—En ese caso, el plan a corto plazo no cambia, ¿es correcto?

—Así es. Wilm, si tomas el centro y esperas hasta que veas la oportunidad de victoria para cargar con tus hombres. Cuando hagas la señal, todas las fuerzas atacarán. ¡Sepan que no permitiré la retirada!

— ¡Sí señor, déjelo en mis manos!

Wilm saludó y salió de la tienda. Su hijo Leue estaba parado afuera y, su hija Riglette se acercaba. Los dos estaban en el ejército de Coimbra y tenían buenas posiciones a pesar de su edad. Wilm había vigilado, especialmente, a Leue y tenía grandes esperanzas en su futuro. Se destacó en las artes literarias y militares, y se había ganado la confianza de los soldados. Poseía todas las cualidades de un comandante brillante. Si ganara un poco más de experiencia, no habría ninguna queja si se convirtiera en el sucesor de Wilm.

Por otro lado, Riglette es una pieza para un matrimonio político, si ella pudiera lograrlo, él estaría satisfecho. A diferencia de Leue, ella no parece tener ningún talento para los asuntos militares. Desde la infancia había tenido una constitución débil, su rostro siempre había sido demasiado pálido. Siempre ha usado lentes y era tan frágil, que no podía agarrar una espada adecuadamente. Sin el apellido de Grambull, nunca podría haberse unido al ejército. Era tan diferente de Cynthia, su amiga huérfana, quien parecía más su hija, que la misma Riglette. Sobre todo, porque la disposición melancólica, la mirada y el comportamiento de Riglette eran tales que, inevitablemente, lo irritaban, a pesar de su relación de sangre. Por la forma en que se habían tornado las cosas, su existencia parecía convertirla en la encarnación de “la tristeza”. Por otra parte, Sabía que empleaba estratagemas sucias. Cuando miró sus trampas, simplemente con verla entrar en su campo de visión era suficiente para irritarlo. Para decirlo claramente, si ella no fuera su hija, él ya se habría librado de ella.

—Padre, ¿cómo estuvo el consejo de guerra?

—Como se esperaba Leue, el Virrey está presionando para obtener una victoria rápida y decisiva. No hay cambio en los planes.

—No entiendo. Para decirlo claramente, ganará si los rodeas, ¿verdad? Sin embargo, no creo que haya necesidad de sufrir bajas innecesarias.

Ante las palabras de Leue, Wilm asintió.

—Es como has dicho. Sin embargo, el virrey debe tener en cuenta su honor. Si es cauteloso cuando sus oponentes son meros bandidos, teme que su reputación se vea empañada.

—Él permitió que surgiera la rebelión, así que ¿por qué le importaría perder su imagen en este punto? Después de eso, ¿de qué podía estar preocupado, eh?

Leue sonrió débilmente. Ya le habían informado del plan para eliminar a Grohl.

—Es exactamente como lo has dicho. Sin embargo, si no te cuidas, puedes perder la vida en la batalla. Absolutamente, asegúrate de no bajar la guardia. No te permitiré morir en una pelea tan tonta.

—Sí, entiendo.

—Buenas

Detrás de Leue, Riglette saludó.

—Riglette, no tengo nada que decirte.

— ¿De qué estaban hablando?

—Nada que no sepas ya. No tengo ningún interés en tu vida o tu muerte. Por una vez, no traigas vergüenza a la casa de Grambull y muéstrame cómo peleas. Puede que seas una mujer, pero es probable que aún tengas algún rastro de soldado. En serio, deberías aprender de Cynthia, Comandante de Cien.

Wilm resopló y Riglette hizo una mueca, sólo para aumentar su irritación. Es posible que lo haya hecho para ocultar su expresión facial, pero su insatisfacción era vívida. Si Leue tenía una disposición militar brillante, entonces Riglette tenía un carácter sombrío. Eso fue realmente angustiante para Wilm ya que ella era realmente su hija.

—Si das la orden, con gusto te serviré en la vanguardia.

—Deja de escupir cosas que no puedes hacer. Si alguien que ni siquiera puede sostener una espada es enviado al frente, esa persona solo morirá en vano. Está bien con que usted le ordene a los arqueros de apoyo. No puedo permitir que el nombre de la casa de Grambull sea manchado con barro. En ese momento, incluso  descartaré a la familia de ser necesario.

Riglette permaneció en silencio.

— ¿Hay algo que quieras decir?

—No, yo entiendo.

Riglette asintió, pero las comisuras de su boca se contrajeron. Es probable que pensara en algo pero, en este momento, no debía decir cosas innecesarias. La cara de la chica se apresuró a mostrar su descontento, y descaradamente chasqueo la lengua en los momentos más inapropiados. Ese tipo de acciones disgustan enormemente a Wilm. Aguantando el impulso de golpear su mejilla, con toda su fuerza, Wilm cambió de tema.

—Por cierto, sobre lo que pedí anteriormente, me pregunto si se ha arreglado cuidadosamente.

—Padre, es todo como lo has deseado. Lady Sarah ha empezado, nadie sospecha nada.

—Hm, entonces las cosas están bien.

—Ese doctor es…

—No tienes, absolutamente, ninguna razón para saber. No se te permite siquiera investigarlo, así que, simplemente, sigue mis instrucciones obedientemente.

Wilm dirigió a Leue, de esa manera se volvieron para caminar hacia sus tropas. Riglette se puso de pie, completamente frustrada. Si ella hablase con él más que eso, él realmente la habría golpeado, así que abandonó apresuradamente su campo de visión. El plan que se había arreglado era para la esposa herida de Grohl, Sarah. Wilm contuvo el aliento, el médico se acercaría a ella, él no sabía qué pasaría después de eso, pero sus preparativos no eran algo que pudieran superarse.

—Por cierto, padre. ¿Están los rebeldes realmente a punto de atacar sin pensar? Deben haberse dado cuenta de que sus números son inferiores.

—Eso es algo natural.

—Entonces, solo hay una forma de que ellos puedan pelear contra nuestra ventaja, por ello, he investigado esta área por adelantado. Por favor mira esto.

—Muéstrame.

Tomó el mapa de Leue, si hubiera sido él, ¿qué habría hecho? Pensándolo bien, rápidamente lo descubrió. ¿Qué haría si fuera Ristih? El comandante era un civil de otra provincia. Los únicos capaces de dañar a sus enemigos eran los soldados y mercenarios de Bahar. Con esas tropas, ¿cómo anularía la situación? Si seguía el plan, la posibilidad de que su ejército rebelde fuera traicionado por la fuerza de supresión de Bahar no era baja.

—Un ataque desesperado es todo lo que puede hacer. Si logra derrotar al virrey, la situación se volverá caótica, pero si va bien, podría llevar a una derrota masiva. Es una apuesta, pero la posibilidad de que funcione es alta. La triste verdad es que el estilo de su ejército, es el más efectivo en situaciones de emergencia.

Wilm hablaba de forma cínica.

—No tenemos métodos efectivos para librar una guerra de desgaste y Ristih, probablemente, lo sepa. Si pudo leer el temperamento del virrey, es muy probable que se haya preparado para ese tipo de ataque. Ahora todo lo que debemos hacer es decidir cómo manejarlo.

Hablando de sus pensamientos, Leue le dirigió una mirada inquisitiva a Wilm. Se enfrentan a un ejército rebelde compuesto, principalmente, de civiles. Probablemente, se dividirán y uno actuará como señuelo. Por lo que, la fuerza rebelde estará en desventaja. Grohl dio la orden de un asalto frontal completo, ambas alas comenzarán a cargar, atacando justo en el centro, y hasta el momento era justo como Ristih había esperado que sucediera. Wilm levantó la vista hacia las colinas del este. Ese era un lugar desde el cual hay una vista ininterrumpida de la carretera. Si es así, enviarán una élite selecta para ocultarse allí.

—Escucha bien Leue. No reveles este asunto a nadie.

—Sí señor, por supuesto.

—Bien.

Wilm dobló el mapa y lo guardó en el bolsillo de su pecho. Sufrir una sola pérdida podría ser aprovechado para su beneficio. Mientras su lugar estuviera en orden, cualquier cosa podría funcionar. Sus planes iniciales eran diferentes pero, mientras el resultado fuera el mismo, no importa. El plan de Ristih no era sólo tomar la cabeza de Grohl, sino también la capital. Wilm, sin embargo, nunca permitiría eso. Si no se detenía con remover a Grohl entonces, Wilm reorganizaría a los soldados restantes y aniquilaría a los rebeldes. El enemigo también sufrirá pérdidas en la batalla y, eso es suficiente para que sea factible detenerlos.

No había pensado que, simplemente, el quitarle la vida, sería un esfuerzo tan grande, eso solo lo hace más lamentable. Virrey, la verdad es que no estoy de tu lado. Es solo que debes pagar por tus propios errores y tu castigo será bien recibido. Por favor, deje el futuro de Coimbra a nosotros.

Aprovechará la división de llanuras de la carretera de Kanan.

♦ ♦ ♦

Bajo un cielo sin una sola nube, el ejército rebelde había tomado la iniciativa y comenzado a formar su ataque. Sin los rangos adecuados, los rebeldes se dispersaron horizontalmente en una formación que, naturalmente, se hinchó en el centro. El ejército de Coimbra tenía ambas alas dispuestas para atacar al enemigo como se había previsto. El ejército rebelde, inicialmente, había estado ganando pero, esto no sería tan fácil como en Rockbell. Debido a que no habían experimentado nada más que sobrepasar a su oponente, si no se abrían paso en un empuje, no tendrían otra opción. Así que, lentamente, pero con una ventaja numérica, comenzaron a presionar al ejército de Coimbra.

Cynthia, desplegada en la retaguardia del ala derecha, confirmaba el progreso de la batalla con un telescopio. Como recién llegada a la jerarquía, deseaba poder estar en las líneas del frente, pero no le estaba permitido, y se le ordenó quedarse en la parte de atrás. Si su primera batalla fuese una pelea cerrada, haría cualquier cosa para lograr un servicio meritorio, pero ese deseo no parecía querer cumplirse.

—Hmm. A este ritmo, no parece que la batalla termine sin la oportunidad de obtener un mérito, ¿verdad? ¿Qué es esto?

Cynthia gimió sobre su caballo y se cruzó de brazos. Hablando claramente, podía ver el curso de la batalla. El frente del enemigo se había inclinado. Parecía que iban a derrotar en masa con un golpe más. Así es, en el centro, la fuerza de Wilm estaba esperando. Si fueran a atacar, ambas alas comenzarían a avanzar. Obviamente, Cynthia obedecería esa orden, sin embargo, la guardia trasera no tenía espacio para moverse hacia el frente.

Sería como robar la marcha a todo el mundo pero, mi tropa ¿debería avanzar un poco? No me meteré en problemas por moverme un poco ¿o sí?

Desobedecer las órdenes es un delito pero, en todas las provincias existe la regla no escrita de que se perdonará si se obtienen méritos suficientes. De los grandes hombres que tenían biografías escritas, el número de ellos que habían desobedecido las órdenes era alto. El crimen implicaba un riesgo pero, por lo demás, era difícil para alguien joven ganar mérito.

—Bueno.

Cynthia, frunció los labios y tomó su espada. Luego, tomó su resolución pero, en el momento en que estaba a punto de emitir sus órdenes, desde lo alto de su caballo, sintió que alguien tiraba de su capa.

—Un…

Su espalda golpeó el suelo. Su armadura la protegió de lesiones graves pero, en ese momento, la sorpresa en su rostro era increíble. Después de entender lo que había ocurrido, su ira hirvió a la superficie. Se puso de pie apresuradamente para encontrar al impudente y rugió.

— ¡¿Qué estás haciendo?!

—Oye, estabas a punto de desobedecer las órdenes, ¿verdad? No hay nada que puedas hacer aquí para obtener méritos. Puedo verlo en tu cara.

—Ah…tú no…digas eso…

—Te vi temblando, aunque…

— ¡Ahem, no trates de hacer bromas! ¡Nunca desobedecería órdenes! Más importante aún, ¿eres consciente de lo que acabas de hacer?

Noel había derribado a Cynthia, con una cara despreocupada, la agarró por el cuello. Ella era el oficial al mando de Noel. Sus travesuras egoístas, normalmente, habrían estado bien pero, en este momento, no lo estaban. Ella debía dar un castigo.

—Capitán Cynthia, por favor espere un momento antes de golpear. Mira, después de todo, si desobedezco órdenes, estará bien, siempre que me distinga lo suficiente. Así es más divertido y sorprenderá a todos.

Noel sacó un mapa de la formación de batalla de su bolsa y lo mostró con orgullo. Era información increíblemente significativa, tanto que, incluso Cynthia no tenía idea. Por lo que Noel, una Líder de Diez que no debería haber tenido acceso a ella, la había descubierto, lo que era un misterio. Por el momento, ella escuchará lo que Noel tiene que decir, así que soltó a la chica.

— ¿Cómo, exactamente, entraste en posesión de algo así?

—Jeje, lo dibujé yo misma. Es mi primer intento, pero resultó bastante bien ¿no? No sé el nombre del comandante pero, realmente lo entiendo, así que esa área es un poco vaga.

Mirando los planos, en el área descrita estaba, ligeramente, garabateada la casa de Pochi y la de Tama, que era algo inadecuada. Era difícil de creer, pero eso era, inequívocamente, algo que Noel escribiría. Noel cerró un ojo, levantó los pulgares con emoción y, una vez más, comenzó su explicación. No había un trozo de tensión en su apariencia.

—Ahora mismo estamos aquí, en la parte trasera del ala derecha y el cuerpo principal del enemigo está aquí, ¿verdad? Luego, para lograr la victoria, la compañía del General Wilm avanzará desde aquí. Entonces, la capitán Cynthia parecía que queria avanzar a través de la brecha durante la ofensiva pero, no puedes alcanzar al enemigo desde aquí, después de todo.

—Hm…bueno, eso está cerca, pero eso no es…sí, bueno, ¿no está bien seguir adelante?

Cynthia vacilaba, Noel había visto a través de sus acciones. Debió ser difícil para ella admitir, honestamente, que había querido avanzar hacia el frente para participar en la batalla.

—Entonces, aquí está mi pregunta. ¿Por qué el enemigo está luchando sin pensar en este punto estratégico? Absolutamente, no pueden ganar en una batalla de frente, ¿verdad? Después de todo, no tienen los mismos números y equipos. Incluso un mono sabría que es una batalla perdida.

—Aun sabiendo que perderán, hay luchas que no se puede evitar. Esa es la situación, más probable, en este momento.

Incluso en desventaja, había algunas cosas que eran inevitables. Aún si el ejército rebelde tuviera cien mil efectivos, Cynthia lucharía hasta el final por Coimbra. El enemigo puede haber pensado lo mismo.

—Esa es una hermosa opinión por parte de Cynthia. Pero no todo el mundo es así, ya sabes. Después de todo, hay mucha gente por ahí, que piensa en atacar el punto débil de su enemigo.

Todo tiene un lado opuesto. Al decir eso, Noel señaló un lugar en el mapa. Era el lugar donde estaba la colina en la que la Compañía de Noel había conocido al ejército rebelde

— ¿Tienes algo que decir sobre ese lugar?

—Sí, antes nos encontramos con Fras…un grupo de exploradores enemigos allí. ¿Por qué estaban allí? Me pregunté, también lo pensé cuidadosamente. Si no fue un hito para una redada en un pueblo, probablemente, fue por una investigación preliminar o algo así. Para ese momento crucial, ya sabes.

— ¿Preparándose para el momento crucial? ¡Aah, estás dando demasiadas vueltas! ¡Date prisa y expresa tu conclusión!

No podía tolerar a Noel cuando se daba aires y exigía que escucharan sus pensamientos.

—La gente como el Virrey y el General Wilm podrían no haberlo pensado, pero ¿qué pasaría si, cuando todo el ejército está comprometido, en ese momento, el verdadero ejército se estrella como una avalancha? Si eso sucede, probablemente, no podremos detenerlo, ¿verdad?

— ¿Q…qué dijiste?

—Eso es lo que yo haría. Si el Virrey es asesinado, todos serán sacudidos. Si una fuerza más pequeña quiere ganar, obviamente, atacará al comandante enemigo desde el principio.

Noel apuñaló la ubicación de la tienda del comandante con la daga que tenía en el cinturón. Penetró profundamente en el lugar que ocupaba Grohl.

—Pero, ¿no estás pensando demasiado? Aunque no creo que tengan el excedente para formar una columna voladora ¿o sí?

Aparte de ser el enemigo, no eran más que una banda de bandidos enredados. Es impensable que pudiesen tener un plan. Siendo cautelosos, podrían enviar un grupo de scouts pero, para cuando regresen, la ofensiva principal ya habría comenzado.

—Ya veo. Si. Eso podría ser así. Entonces, tal vez es solo que yo, estoy pensando demasiado.

Rápidamente, estando de acuerdo con Cynthia, Noel empacó el mapa. Sorprendida por el anticlímax, Cynthia agregó a la conversación, con una queja.

—Oi, tú eres la que lo dijo, así que no lo descartes tan rápido. Lo sé, pero para evitar ese desastre, ¿qué debo hacer?

— ¿Cambiar tus fuerzas a los arbustos en la base de la colina? Si se preparan para atacar, pueden matar al enemigo con el impulso de un ataque sorpresa. Después de eso, solo debe esperar los refuerzos, así la tienda del comandante permanecerá a salvo. Esta decisión depende del capitán Cynthia. Bueno, estoy bien de cualquier manera.

Habiendo dicho todo lo que quería decir, Noel bostezo, estirando ambos brazos hacia el cielo. Todo su cuerpo parecía bañado por la luz del sol, parecía estar de buen humor

Pensando, cuidadosamente, en que las palabras de Noel tienen un punto, sin embargo, si está leyendo demasiado la situación, terminaría sólo por desobedecer las órdenes.

Ella miró a la colina del este. No podía sentir la presencia de ningún enemigo en absoluto pero, también sentía que una figura aparecería tan pronto como todo el ejército estuviese en el ataque. El comandante enemigo es un baharés, por lo que la probabilidad de que hubiera caballería, era alta. Ella, realmente, no creía que tuvieran el tiempo para atacar y retirarse. Estaría bien reportarlo a su oficial al mando pero, sin duda sería rechazado. Los preparativos para el asalto estaban en marcha y el ánimo estaba aumentando.

¿Qué debería hacer? ¿Qué hago? Aah, ¿Qué sería mejor?

—Oye, tus pensamientos son muy notables. Cynthia es muy divertida, tal como pensé.

— ¡Silencio!

—Hoy el clima es bueno. Sin importar qué decisión elijas, probablemente, no morirás. Sí, probablemente, funcionará.

Haciendo afirmaciones sin fundamento, Noel realizó un saludo encantador.

♦ ♦ ♦

Colina al este de la carretera Kanan.

La columna voladora de Ristih, se mantenía escondida y ocultaba sus respiraciones sobre sus caballos. Como era de esperar, el enemigo se había comprometido plenamente con el frente. Todo era como estaba previsto. Esperaban que Grohl mordiera el anzuelo sin dudar. Además, Wilm, que había notado que las tropas preparaban una emboscada, fingía no haberse dado cuenta.

Una fuerte trompeta sonó, todos sus tambores y carillones sonaron violentamente. La fuerza principal de Wilm, que estaba esperando en el centro de las fuerzas de Coimbra, se estaba preparando para avanzar. Las alas que lo acompañaban también comenzaron su asalto. No había forma de que los pequeños bandidos pudieran detener el creciente impulso de las fuerzas de Coimbra. Los cadáveres del Ejército del Círculo Rojo se estaban acumulando y, en un solo momento, la situación se había vuelto muy grave para ellos. Parecía que pronto se convertiría en una derrota. Ristih asintió. Su oportunidad había llegado.

♦ ♦ ♦

—De acuerdo, ¡todo va según lo planeado! ¡Mira, la fuerza principal de Coimbra está entrando en la trampa! ¡El objetivo es la tienda de su comandante! ¡Va a ser menoscabado! ¡Capturen a los tontos de Grohl, nuestra última oportunidad ha llegado!

Ristih, informándoles así, levantó la moral de la caballería. Alzó la bandera de batalla del Círculo Rojo. Por el momento, no era más que un símbolo pero, una vez que hubiera conquistado Coimbra, se convertiría en la nueva bandera provincial. Solo tenían que matar a Grohl para completar su misión. Después de eso, entregaría la provincia a Amil y Ristih, probablemente, obtendría el título de próximo virrey. El sería el portavoz de la gente que sufre opresión, Ristih, se convertiría en el héroe que castigó al incompetente Grohl con la pena de muerte. Geb mostró sus dientes, mientras acariciaba su barba.

—No pensé que resultaría, exactamente, como estaba previsto. Parece que has tenido suerte, Ristih.

—Ja, ja, ja, la voluntad del cielo está con nosotros. Geb, ve allí con valentía. ¡Hazles saber el poder de la caballería baharés!

—Déjamelo a mí. Oi, Fraser y Kraft, ustedes también hagan todo lo posible. Si toman la cabeza de Grohl, obtendrán el mayor mérito. ¡Ni siquiera los caballeros o nobles pueden soñar con eso!

— ¡Si, entendido!

— ¿Podré convertirme en un noble? ¡Absolutamente, tomaré las cabezas de muchos enemigos!

—Buenas respuestas, ustedes dos. ¡Después de todo, los humanos son aburridos si no tienen ambición!

Sin ninguna vacilación, Fraser y Kraft habían respondido. Estaban en la unidad de Geb y formaban parte de la columna voladora. Habían sido elegidos y, por eso, se sintieron muy aliviados, ya que si hubieran tenido un desempeño deficiente, podrían haber sido aplastados en el grupo de señuelos. Además, sus corazones latían con fuerza ante la increíble posibilidad que había llegado. Tomar la cabeza de Grohl haría de la nobleza un sueño. Si pudieran hacer eso, sus vidas serían transformadas. Fraser y los demás, estaban llenos de ambición, bebían en el aire y esperaban sus órdenes.

—Cuando la unidad de Geb se separe de la vanguardia, ¡cargamos! El objetivo está en la tienda del comandante. ¡Tomen la cabeza de Grohl! ¡Ni siquiera miren a los demás!

— ¡¡Sí!!

— ¡Ejército del Círculo Rojo, a la carga! ¡Por nuestra victoria!

♦ ♦ ♦

En la tienda del comandante del ejército de Coimbra.

Al ver el curso de la batalla por un ocular, Grohl asintió con satisfacción. Iba demasiado bien. Ambas alas estaban aniquilando al enemigo y la fuerza de Wilm estaba comenzando a avanzar. Un gran ruido resonó a su espalda. La impresión de un galope y un tambor llegó a sus oídos.

—Este es el fin para el ejército rebelde. Parece que, en el último momento, he logrado mantener mi reputación.

—Sí, después de que hayamos terminado el negocio actual, investigaremos estrictamente el asunto con Bahar. Si solo tenemos pruebas circunstanciales, los funcionarios de Bahar lo encubrirán.

—Naturalmente. Amil no enviará nada halagador. ¡Con palabras melosas, plantearemos el tema a padre y enfrentaremos al emperador antes! ¡No podemos dejar pasar esta oportunidad!

Grohl golpeó su vaina en el suelo.

—Si podemos capturar a Ristih, la iniciativa será nuestra. Tenemos que capturarlo vivo sin importar nada.

—Sí, los caballeros que comandan el frente también lo saben, así que…

El oficial al lado de Grohl cortó sus palabras. Pensando que era extraño, Grohl miró hacia arriba para ver la garganta del oficial a su lado ser atravesada por una flecha, el hombre murió justo donde estaba. Arrugándose débilmente, el cuerpo se convulsionó en cortos espasmos en el suelo.

— ¿Q…qué?

— ¡Virrey, es un ataque enemigo desde el este! ¡¡La caballería enemiga apunta al cuartel general!!

— ¡N…no hay manera de que algo c…como esto suceda!

—Pero, ¡no hay ningún error!

— ¡Fortalece la defensa! ¡No dejes que los bandidos se acerquen a tu virrey!

La guardia imperial se formó de inmediato y fortificó el área alrededor de Grohl. La caballería de carga que llevaba el estandarte del Círculo Rojo estaba levantando una nube de polvo, mientras descendían. No mucho después, las flechas estaban volando. Había alrededor de quinientos de ellos bajando la colina.

— ¡¡Deténganlos, de alguna manera tienen que detenerlos!!

Grohl envió órdenes, pero la guardia oriental ya había sido dispersada. Debido a los preparativos para la formación grulla, sus defensas se habían vuelto demasiado delgadas. La lanza del ejército rebelde había sido apuntada, cuidadosamente, hacia el punto más débil del ejército de Coimbra. No había nadie más a parte de Grohl que hubiera estado tan relajado como para no tomar el puesto de su escudo. La posición defensiva de los soldados había sido fácilmente superada y la segunda línea de defensa había sido alcanzada. Lo siguiente sería la guardia imperial que había fortificado el perímetro alrededor de Grohl. Sacando sus espadas con manos temblorosas, los funcionarios cercanos siguieron las órdenes de Perius, cuya voz era alta.

— ¡Wilm, manda un mensaje a Wilm! ¡Enciende la señal para que vuelvan, llámalo con los cuernos!

— ¡Virrey, mientras tanto, no te acerques! ¡La fuerza de Wilm está comprometida con el frente enemigo! ¡Sería prudente volver a la tienda del comandante!

— ¡No te metas conmigo! ¡No huiré de los opositores rebeldes, si hago eso seré la burla de todos! ¡Esta tienda es mi orgullo y sostiene mi estandarte personal!

En la tienda del comandante, Grohl estaba señalando sus órdenes con una bandera, agitando las escalas de Coimbra dos veces. No era un estandarte que había sido forjado por una espada, sin embargo, él lo levantó. No le permitiría al enemigo pisotear la bandera, menos aún, cuando sus enemigos eran simples rebeldes.

— ¡Virrey, su vida es más importante! ¡Así que no permitiré que los bandidos se lleven tu vida! ¡Ahora, retroceda rápidamente!

Grohl alejo a Perius, quien trataba de llevarlo por la fuerza. No había manera de que corriera. Era el orgulloso virrey de Coimbra, el hijo del emperador Befnam. Era, absolutamente, imperdonable mancillar ese honor.

— ¡Cállate, cállate, cállate! ¡Absolutamente, no huiré!

— ¡Virrey!

Se sacudió de la obstrucción de Perius, quien lo había agarrado del brazo y había alzado su voz enojada.

— ¡Detengan su avance aquí a toda costa! ¡Todos, prepárense! ¡Hágales saber el poder de las fuerzas de Coimbra!

Grohl bajó su espada en un momento inspirador y recibió la última noticia de las malas noticias.

— ¡Señor! ¡La segunda ola de caballería enemiga está siendo derrotada desde el este! ¡La guarnición no podrá resistir mucho y las líneas defensivas han sido superadas!

Grohl abrió los ojos y los giró en esa dirección. Los nuevos enemigos se unieron a la lucha, ganando fácilmente, mientras avanzaban sin pausa. En lugar del estupefacto Grohl, Perius dio órdenes.

— ¡Pase lo que pase, defiendan al virrey! ¡Si compramos tiempo, llegarán refuerzos del frente!

— ¡Virrey, quédese detrás de nosotros! ¡Protegeremos su vida a toda costa!

La guardia imperial formó un frente para convertirse en el escudo final. Eran poderosos, sin embargo, no parecía que pudieran resistir. La victoria que había sido antes de ellos fue arrebatada, para ser reemplazada por la muerte.

¿Moriré aquí, un portador de la sangre de la casa de Waldek? ¿Moriré de manera desagradable a manos de bandidos?

El virrey Grohl, sintió que se derrumbaría en cualquier momento, acumulo todas sus fuerzas en sus piernas para permanecer de pie.

La segunda oleada de la caballería había descendido en un instante desde la colina del este.

Ristih estaba liderando la primera ola que había descendido y Geb, un mercenario, recibió el mando de la segunda ola. Además de su impulso, su camino no fue bloqueado por ningún hombre, la parte trasera del ala derecha se había debilitado en el primer asalto, ya estaban entrando en la tienda del comandante. La guarnición de Coimbra estaba siendo completamente reprimida con el ataque sorpresa de dos etapas.

— ¡Mueran, papas pequeñas!

Geb se apresuró a atravesar, separando a algunos de los pocos guardias que se encontraban sobre su caballo. Se fusionó con los hombres de la primera ola, y se giraron para enfrentar el estándar de Coimbra. Ristih estaba esperando en la retaguardia. Las cosas habían progresado demasiado bien.

—Podemos hacerlo, después de todo.

Geb asintió ante lo que, sin duda, fue una ganancia inesperada. Pensó que con algo de entrenamiento, los rebeldes podrían convertirse en soldados bastante útiles. Geb tenía la capacidad de ver la verdadera capacidad de una persona, por lo que sabía a quién debía llevar y a quién no debía convertir en enemigo. Para vivir tanto como lo había hecho, Geb había seguido ganando y seguiría haciéndolo. Ned había sido muy útil, aunque ya estaba muerto. No quería encontrarse con quien lo había matado. Nunca debe enfrentar a un oponente fuerte de frente, ese era otro secreto para sobrevivir. En esas situaciones, idear un ataque sorpresa era un buen método para alcanzar la victoria. Una pelea no es justa ni deshonesta.

Sin embargo, aquella chica Noel parecía interesante. Ahora bien, me pregunto si está viva.

Soldados heroicos estaban bloqueando el camino, parados con sus lanzas para proteger la tienda. Su equipo era de una calidad diferente, por lo que, probablemente, eran guardias imperiales. Eso significa que el hombre que había palidecido detrás de ellos es el virrey Grohl. Su cabeza vale mucho. Con su impulso, la mayoría de los soldados se habían ido al frente, dejando al hombre más importante desprotegido. Era increíble lo incompetente que era su comandante supremo. Si lo atacaban y lo mataban, la moral de los soldados se desplomaría. Más aún, si él es su virrey. No era alguien a quien debieran haber permitido entrar en un campo de batalla. Debían ser incompetentes para no darse cuenta de eso. Geb soltó una risita.

Ya sea la incompetencia o lo que sea, la cabeza del virrey es muy valiosa. ¡Me encantaría recibir una montaña de dinero!

Encendió una llama como señal para sus subordinados y para aumentar aún más el caos. Para penetrar las defensas en un solo golpe, floreció su lanza, derribando a los enemigos que se habían reunido cerca de él. No importaba si eran guardias imperiales. Si el enemigo dudaba, avanzaría como una ola contra la orilla.

— ¡¡Mátenlos!! ¡Mátenlos con lo que puedan! La cabeza de Grohl está muy cerca. ¡Tómalo y serás recompensado con todo lo que quieras!

Se acercó casualmente, cuando lanzas enemigas lo empujaron. Un fuerte golpe impactó sus manos. Como si pasara a través de pequeñas descargas, Geb golpeó a cada una de ellas de un solo golpe.

— ¡Bastardo!

Espontáneamente, la sangre voló y, tirando de su lanza hacia atrás, desde lo alto de su caballo, empujó hacia abajo con ambas manos. De nuevo, recibió su golpe. Geb mostró la lanza de un veterano de Bahar.

— ¡¡No lo evitarás por segunda vez!! ¡No eres solo un pequeño esquivador, verdad, bastardo!

Geb miró reflexivamente la cara de la pequeña frente a él. Los pequeños alevines usaban el uniforme estándar de Coimbra, la armadura y el casco. No era un uniforme de guardia imperial pero, sin lugar a dudas, el pequeño alevín era más hábil que un soldado de la guardia imperial. El pelo rojo asomaba por debajo del casco. La cara, felizmente sonriente, hizo juego con uno de sus recuerdos.

— ¿Eres…Noel?

—Sí

—Eres tan valiente como siempre…

Mientras gritaba eso, sintió un dolor en su abdomen. Sorprendido, miró dos heridas punzantes que habían lesionado sus órganos. Los fluidos rojos se estaban derramando. No había recordado ser negligente, pero ese pensamiento era ingenuo. El golpe de Noel había sido demasiado bien ejecutado. Le dio una pista de lo que había llevado a la muerte de Ned cuando comenzó a sentirse lento. Estaba sin suerte. Sus órganos se habían roto y, con el sabor de una sensación que odiaba más de lo que las palabras podrían describir, vomitó sangre.

Hacía calor. El calor ardiente parecía extenderse por su abdomen. No, no solo parecía, sino que en realidad lo estaba quemando. Su cuerpo estaba teñido de un rojo casi incandescente, el hedor de la carne quemada obstruía su nariz. Su visión se tiñó de color escarlata y el sonido desgarrador de sus propias sibilancias se podía escuchar, emitido contra su voluntad. El recuerdo de la primera sensación de dolor lo había vuelto sordo. Músculos, huesos, vísceras, cerebro, lugares con dolor pudieron reconocer claramente que estaban ardiendo. Pronto terminaría.

— ¿Quema? Ja, ja qué pasó ¿Por qué mi cuerpo se quema…?

—Es misterioso, ¿eh? Realmente tampoco sé por qué. Es una lanza que puede producir llamas, bueno, no es normal. Se habló de que era un producto milagroso pero, probablemente, sea falso.

—Ja, ja, ja, quema, se está quemando, mi cuerpo, cuerpo… ¡Aah!

—Oye, ¿qué es exactamente esta lanza? Mientras vamos allí, ¿por qué no lo pensamos? Por supuesto, yo también lo haré. ¿Ok?

Noel no recibió una respuesta a su pregunta. Los ojos de Geb se estaban derritiendo con la fiebre, fluidos de color marrón rojizo brotaban en lugar de fluir de su boca. Noel sobrevivió como un vencedor y Geb murió derrotado. Como se esperaba, parecía difícil seguir ganando todo el tiempo, pero parecía que podría haber sido una buena manera de seguir sobreviviendo. Desprendió ese tipo de impresión. Si eso fuera cierto, seguramente, algún día alcanzaría la felicidad. Geb, que le había enseñado esa importante verdad, había muerto, pero no había ayuda. Después de todo, él había sido un enemigo. Por eso también había matado a Ned. Era por eso que mataría a Kraft y Fraser. Ya no eran aliados.

—Tengo que.

Noel empujó aún más su bident, levantando los restos de Geb de su caballo. Alzándolo como una pancarta, el cuerpo se vio envuelto en un violento incendio y el hedor del cadáver se fue con el humo negro a medida que se extendía. El silencio llenó el área circundante en un instante era como si el tiempo se hubiera detenido. Tanto los amigos como los enemigos se quedaron sin palabras, ya que no pudieron evitar mirar a la joven que llevaba la llama.

—Sir Cynthia. Líder de los Diez, ¡Noel ha matado al comandante de la caballería enemigo, Geb!

— ¿Eh?

— ¡La próxima ola se acerca! ¡No se distraigan! ¡¡Formen un escudo con sus lanzas!! ¡¡Apunten a los caballos y aplástenlos!! ¡¡Todos, protejan a lord Grohl!!

Cambiando sus palabras para reprenderlos con dureza, Noel saltó sobre el caballo que Geb había estado montando. Tomando su trompeta, ella señaló el ataque. Después de eso, los soldados de la Compañía Noel continuaron con gran ánimo. Cuando la llamada de la trompeta se apagó, los gritos de los soldados enemigos hicieron eco en el campo de batalla. Después de que Mirut se precipitó con su lanza, los guardias, estupefactos, comenzaron a cumplir con la orden de Noel, quedando atrapados en el impulso.

— ¡Qué increíble chica!

Cynthia instó a su caballo a avanzar, mientras lanzaba a las fuerzas rebeldes ante ella. Todo había ido como Noel había predicho. Al final, Cynthia había ignorado las órdenes de permanecer en espera y había ido a prepararse contra un ataque sorpresa. La Compañía de Noel se había adelantado y había esperado cerca de la tienda del comandante, habiendo sido enviada allí para minimizar el impacto del enemigo. El grupo de Cynthia golpearía al enemigo por el flanco. Contrarrestar el ataque sorpresa con otro ataque sorpresa, todo fue exactamente como Noel había predicho. Aunque no habían sido capaces de rechazar la primera ola, de alguna manera, habían logrado mantener vivo a Grohl. Era cierto que el comandante con la iniciativa podía tomar la ofensiva y forzar a su oponente a un estado de confusión.

Los pensamientos del orgulloso rostro de Noel pasaron por su mente. Su forma habitual de hablar era frívola y no provocaba mucha confianza pero, ella había leído perfectamente a su oponente. Si Cynthia hubiera estado sola, no habría podido darse cuenta de que el enemigo planeaba atacar la tienda del comandante.

— ¡Justo como Noel dijo que sería! Creo que ella dice algunas cosas tontas, pero tiene una previsión temible. ¡Realmente no puedo entender por qué es eso!

La vacilación sobre si atacar a la caballería enemiga o responder a su ataque había detenido sus pies. La iniciativa que Geb ganó al dirigir el cargo también lo había matado. El grito de guerra de Noel aún no había llegado a su ubicación. Matar al general enemigo causaría que no solo la moral del enemigo cayera, sino también que la moral aliada aumentara. Era un tabú dejarlo avanzar durante un ataque sorpresa. Las armas de la caballería eran de impacto y maniobrabilidad. Si esas armas fueran inutilizables, la situación no podría salvarse, por lo tanto, era importante determinar el éxito de este acto por adelantado y ordenar rápidamente el retiro. Todos sabían eso, pero era difícil juzgar cuando realmente se estaba en un combate. Desde el principio, la evidencia de un ataque sorpresivo se la había llevado a casa. En el lugar donde estaban pronto obtendrían la victoria.

— ¡Maldición, no era así, como estaba planeado! ¡Se suponía que la tienda estaba prácticamente vacía!

— ¡Malditos bandidos, puedo ver el plan de estos bastardos! Arroja tus espadas con honor, ¡no hay forma de que ganes!

—  ¡¡Cállate ahora mismo!! ¡Al menos puedo matarte!

El rebelde que montaba a caballo intentó apuñalar a Cynthia. Observándolo, tranquilamente, ella le cortó el brazo y apuñaló su torso. Podía oír una trompeta desde la dirección de la tienda del comandante. El estado actual se había convertido en el de un ataque de pinza. Noel dirigía la defensa de la tienda, mientras Cynthia lideraba la maniobra de flanqueo. Era probable que el líder rebelde Ristih estuviera presente. Si pudiera ser capturado, la rebelión terminaría.

— ¡Tomen sus cabezas! ¡Solo son bandidos, así que sus vidas no importan! ¡Nuestro objetivo es su general, Ristih! ¡¡Captúrenlo vivo, lo más pronto posible!!

Para destruir completamente al enemigo que estaba en caos, Cynthia levantó su espada y dio órdenes.

—Haah, mierda, ¡joder!

Sin preocuparse por los pensamientos del enemigo, Ristih intervino cuando su columna voladora había caído en un estado de pánico. El impulso del ataque se había agotado, habían sido interceptados por un enemigo que se había preparado para una pinza. Era poco probable que el incompetente Grohl hubiera preparado una emboscada. Wilm pudo haberlo descubierto pero, estaba garantizado que estaba entre las líneas del frente. Eso significa que alguien con un cerebro, había hecho algo innecesario. Ristih se mordió la uña del pulgar.

— ¡Sir Ristih, retrocedamos! ¡No es posible que podamos mantener esto por mucho más tiempo!

— ¿A dónde se supone que vamos a retirarnos? ¡Ni siquiera ganaremos tiempo para retirarnos de Rockbell!

— ¡Bahar, vamos a casa!

¡Qué tontería! ¡No hay manera de que nos dejen entrar! ¡Ahora estamos en el Ejército del Círculo Rojo!

Ristih había ignorado sus órdenes de prolongar la rebelión y, en cambio, había marchado hacia la capital. No había forma de que perdonarán la derrota. Todo lo que les esperaba si regresaban a Bahar era la muerte, por lo que no les quedaba más remedio que continuar el ataque.

Ristih se detuvo y levantó su lanza. Aun cuando Geb murió, mientras lideraba la vanguardia, si detenía el impulso de la caballería, comenzarían a sentir los efectos del ataque de pinza. Dejando de lado a los empleados por Bahar, los demás mercenarios estaban perdiendo la fuerza. Estaban muy por encima de estos pequeños alevines, en términos de habilidad, pero no tenían un fragmento de lealtad hacia su empleador. Si pensaban que sus órdenes eran demasiado peligrosas, escaparían rápidamente. Para garantizar que una derrota no sucediera, no podía dudar ni por un momento en que lograrían la victoria.

— ¡Todos, levanten sus espíritus una vez más! La cabeza de Grohl está justo delante, no muy lejos. ¡Podemos superar este nivel de defensa en un empujón!

— ¿Eh? ¿No es eso imposible?

Emparejado con los bonitos rayos del sol, un solo jinete se acercó lentamente. Era un soldado de Coimbra teñido completamente en rojo, ella había entrado en su rango de visión.

— ¡El patético ejército de Coimbra está tratando de decir algo!

Agarrando su lanza, desató un brillante impulso que había sido admirado incluso en Bahar. Después de solo eso, su espada fue atrapada. Confundido, trató de liberarlo, pero no se movió.

— ¿¡Qué!?

—Bastante rápido para un general.

— ¡Suelta!

—Si te mato, el mérito se reducirá a la mitad. Así que, te dejaré vivir, por ahora.

— ¡No dejaré que un soldado de tan bajo rango me menosprecie!

Soltando su lanza, Ristih sacó su espada detrás de él, sin embargo, no pudo sacarla de su vaina. Sintió un gran impacto en su hombro derecho y cayó de su caballo con un dolor agobiante. Los soldados bahárenses de los alrededores tomaron sus espadas para protegerlo, pero fueron asesinados con sus pechos perforados.

—Solo para confirmar, usted es Ristih, líder del Ejército del Círculo Rojo, ¿verdad? Sería bastante malo si te hubiera confundido. Te acabas de presentar, así que dudo que me equivoque.

Sin prestar atención a lo que la rodeaba, la mujer soldado de Coimbra se bajó de su caballo. Se sentía como si pudiera escapar, pero si intentara algo, perdería su vida. Rodearla con lanzas a caballo era posible, pero no con el estado actual en el que había caído la caballería.

— ¿Q…quién eres?

—Mi nombre es Noel. Sin embargo, ya te he visto una vez en el pueblo de Zoim.

— ¿El pueblo de Zoim? ¿Se suponía que ese pueblo estaba bajo nuestro control? Entonces, ¿por qué los militares de Coimbra…?

—Porque así parecía más divertido. Eso y que no quería ser un peón desechable. Sólo nos viste como peones, ¿verdad? Realmente odio que me vean así.

Diciendo eso, Noel se echó hacia atrás y tomó su martillo de guerra con un agarre firme. Estaba sonriendo, pero por dentro se sentía lista para hervir. Si no hubiera conocido a Cynthia en ese fuerte, no podría haberse unido al ejército de Coimbra. La habrían colocado en las líneas del frente de los cuerpos de señuelos como una piedra ornamental. Las vidas de la gente de Coimbra eran tan valiosas como piedras para ellos. En verdad, el cuerpo de señuelos que había sido enviado por la fuerza principal del ejército rebelde simplemente había sido algo aparte. Los rebeldes lanzaron sus espadas, levantaron sus gritos y empezaron a ser derrotados. Los cadáveres cubrían el área con flechas clavadas en sus espaldas. Era una escena terrible.

—E…espera. ¡Escucha! ¡Piensa en quién está realmente equivocado! La causa del mal gobierno, la causa de tu sufrimiento, ¡piensa en quién está detrás de todo! Si me dejas aquí, entonces…

—Cállate.

Noel balanceó su martillo sobre la rodilla derecha de Ristih, pulverizándola totalmente. Mientras él gritaba, para terminar, ella también le aplastó la rodilla izquierda, dejándolo lisiado. El dolor era tan grande que Ristih perdió el conocimiento, con espuma en la boca. Después de patear, violentamente, el casco de Ristih, lo tomó del cabello y lo arrastró. Los soldados que blandían sus armas a su alrededor no tomaron ninguna medida. No, no pudieron actuar. El bident de Noel goteaba sangre, mientras lo sostenía. El gentil balanceo de su malvado bident emitía el aura de alguien que estaba buscando una nueva presa. Cada uno supo que en el instante en que intentarán ayudar a Ristih, ese objeto se metería en su garganta y, por lo tanto, ni uno solo se movió.

—Es un demonio.

—Un demonio en piel humana.

—Ignorando sus propias acciones, ustedes dicen algunas cosas desagradables —Noel, con una sonrisa amarga, observó su entorno sin negligencia.

Mientras lo hacía, —Noel, ¿estás a salvo?

— ¡Perdón por llegar tarde!

Cynthia y los demás, finalmente se acercaron, después de haber golpeado al enemigo en la tienda del comandante. En ese momento, los mercenarios se liberaron de su parálisis temporal y comenzaron a huir a toda velocidad. Hubo algunos que arrojaron sus brazos para rendirse. Sin esperar refuerzos, el curso de la batalla estaba arreglado.

Arrastrándose a lo largo del desmayado Ristih, Noel miró a Cynthia sobre su caballo y confirmó,  —Lo he mantenido vivo, ¿sabes?

— ¿Ese hombre es Ristih? ¿Lo derrotaste sola?

—Sí, me acordé de su cara, después de todo. También lo confirmé una vez, así que no hay duda de que es él.

—Ya veo. Bien hecho.

Cynthia la elogió, aunque su cara se contrajo. Dio la vuelta a los cadáveres de los soldados enemigos, que no eran pocos en el área. Entre ellos había un cadáver carbonizado. A una corta distancia, los aldeanos que Noel había estado liderando se agruparon en silencio junto con Mirut. No había forma de que hubieran generado los cadáveres. En resumen, Noel había derribado a Geb, el comandante de la iniciativa, redujo la moral de la caballería antes de finalmente destruirla y capturó al líder rebelde Ristih.

—Capitán Cynthia, anuncia rápidamente tu victoria. Si haces eso, esta batalla terminará rápido.

—Pero…

Quien había capturado a Ristih fue Noel, Cynthia dudó en reconocerlo.

—Mirut, suenan los tambores y las campanadas. Tocaré mi trompeta. De esta manera se puede elevar el estatus de la capitán Cynthia.

Después de decir eso, Noel dejó escapar un sonido resonante de su trompeta. Era la melodía de la victoria. Mientras ella continuaba, aunque Mirut todavía estaba confundido, comenzó a tocar la batería. Se sentía como si no solo los que estaban alrededor de la tienda del comandante, sino todos los soldados del campo de batalla volvieran sus ojos al sonido.

— ¿Está realmente bien?

—Por supuesto. Ya lo he hecho, así que todo está bien.

Cynthia asintió, respiró hondo y gritó con una voz que podía oírse en toda la carretera de Kanan.

— ¡¡Las tropas de Cynthia han capturado al líder rebelde Ristih para el ejército de Coimbra!! ¡¡Esta batalla ha terminado con nuestra victoria!!

Un golpe detrás de su proclamación, una aclamación del ejército de Coimbra. Estaba claro a quién había sonreído la diosa de la victoria ese día.


Kiara
Este si que fue un capítulo ardiente, literalmente

| Índice |

3 thoughts on “La chica que sostiene el anillo – Capítulo 11: El Ejército del Círculo Rojo se divide

  1. Aya says:

    Me encanta!!!! Aunque se está tornando un poco pesada pero no importa!!! 😘 Vi que hace tiempo no se actualiza 🤔 deberia donar un cofee? Lo pensaré muajajaja 😋

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *