Mi hermana, la heroína – Capítulo 91

Traducido por Sharon

Editado por Tanuki


Usualmente durante el almuerzo camino por el medio del ruidoso corredor.

Siempre hay un montón de estudiantes, pero la multitud no me detiene.

Eso es porque las personas me miran mientras camino, y me dan un montón de espacio. Puedo escuchar sus murmullos y chillidos mientras paso.

Estoy rodeada de ese tipo de personas.

—… ¡Hmph!

Los terminé ahuyentando con un fuerte bufido. Hoy me estoy dirigiendo directamente hacia el comedor después de saltarme las clases, así que no hay nadie a mi alrededor.

Ahora que estoy sola, probablemente voy a sobresalir más.

Esta situación es agradable, por más extraño que suene.

Para bien o para mal, es lindo que me observen. Los rostros de miedo y asombro son igualmente satisfactorios para mí.

Gastando dinero en al ciudad y manteniendo malas compañías en realidad es divertido para mí, a pesar de que no sea digno de una dama. Mis pasatiempos principales ahora son molestar y comer cosas de varios lugares.

Este tipo de comportamiento es inimaginable para una buena estudiante. Construía esa imagen, así que las personas susurran sobre mí. Christina Noir, la hija del Duque, hace esas cosas.

Por supuesto, me esforcé en crear esa reputación, pero ni siquiera fue difícil. Quizás mi personalidad siempre fue digna de una villana.

Y me estoy comportando como tal. Mi reputación es la de una persona arruinada, así que poca gente se atreve a quedarse a mi lado. Siempre tomo a esas pocas personas conmigo cuando estoy en la escuela.

A pesar de que se acercaron por mi posición como la hija de un Duque, no hicieron ninguna maldad. La razón por la que me siguen probablemente es porque quieren compartir el poder que poseeré algún día. No soy tan infantil como para negar que las personas algunas veces crean conexiones basadas en las ganancias y beneficios.

Cuando llegue el momento de mi ruina, intentaré evitar que compartan mi destino.

Mi objetivo ahora mismo es encontrar a Mishuli.

Entonces, voy a escupirle algo abusivo. Haré claro que ella no es mi hermana, y que un miembro de la Familia Noir no se apoya en nadie. Lo diré de forma sarcástica, y comenzaré el evento para el mal comienzo del año escolar para Mishuli.

—…

Hm.

Me duele el estómago.

De repente perdí mi apetito. Realmente quiero irme temprano, pero hoy no puedo hacerlo. No puedo huir.

Si lo hago, entonces habré desperdiciado mis esfuerzos por los últimos dos años. Es decir, soportar el dolor de no verla y cortar mis lazos con Surfania, Leon y Charles.

Está bien. Ahora mismo, soy la mayor delincuente de la Academia, pero en lo profundo sigo siendo una genio. Puedo hacerlo. No puedo huir, no ahora.

—Muy bien. ¡Vamos, Christina! ¡Soy una genio…! —murmuré para mí y levanté la mirada con renovada determinación.

Es el comienzo del destino. El glorioso escenario de mi ruina, y más que nada, del futuro brillante de Mishuli. Entré orgullosamente al comedor para anunciar el acto de apertura.

Comencé a buscar a Mishuli al buscar la luz de mi amado arcángel. Noté que hay algo diferente.

—¿Hm?

Estoy en el comedor, pero nadie respondió. Usualmente, alguien me ve y la atención de todos se gira hacia mí de inmediato. Hoy eso no sucedió.

En su lugar, parecen enfocados en alguna clase de conmoción en la esquina del comedor.

—… ¿Qué está sucediendo?

Me dirijo hacia el centro de la atención. Algunos estudiantes me notan y me miran asombrados, pero eso es todo.

Me estoy acercando a la conmoción, no como un espectador, sino como alguien furiosa. Se supone que este es el evento que decide su futuro, y sin embargo hay alguien que intenta robarse los reflectores. Tengo que castigar a las personas involucradas.

Pero la multitud es tan densa que ni siquiera puedo ver lo que está sucediendo.

—Tch.

Chasqueé mi lengua.

Por lo que escuché antes, es un argumento de un solo lado en lugar de una discusión. Sólo puedo escuchar una voz furiosa.

Es irritante.

—Hey, déjenme pasar. —Anuncié mi presencia con fuerza para que la multitud me notara.

Los estudiantes primero me miraron con sospecha, pero luego sorprendidos. Ya sea que me hayan identificado o no, se apresuraron a hacerme un camino. Esto sucedió algunas veces más antes de poder arreglármelas para pasar.

Es difícil, pero mi rol aquí es anunciarle cruelmente a Mishuli, que acaba de inscribirse, que no es un miembro de la Familia Noir ni mi hermana. Tengo que decirlo fuerte y claro para todos los estudiantes aquí.

Así que me preparé para encargarme de este estúpido desastre.

—¡Mishuli Noir! ¡Nunca te reconoceré como la hermana de la Señorita Christina!

—¡¿?!

Alguien se robó mis líneas abusivas.

Por lo menos ahora sé de qué trata la conmoción, pero siento la repentina urgencia de toser.


Sharon
Sharon: Por si no lo entendieron, Chris se atragantó con saliva XD Y yo que estaba preparando mi pañuelo para esta escena desgarradora, el autor me re troleó.

| Índice |

2 thoughts on “Mi hermana, la heroína – Capítulo 91

  1. Chocomenta says:

    Oh shit, que está pasando jajajaja, parece que a Cris le va a salir todo lo contrario a lo que quiere, para que salga en el periódico escolar y encima haya una un foto suya que cuesta muchísimo, parece que es bastante popular, y ¿al parecer tiene admiradoras?, esto se está poniendo bueno, pero me pareció bastante curioso, que Cris le haya dicho sus planes a Endo, para mi que todos tienen una cuartada y están protegiendo a Cris desde las sombras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *