No quiero hacer trampa – Vol 1 – Capítulo 5 (2)

Traducido por Eliznes

Editado por Ayanami


Punto de Vista de Mira.

La reina fundadora, Fraluca Fimeria, parecía tener una personalidad decente. Bueno, incluso convirtió al Rey Demonio en un escudo para la defensa nacional. De modo que sus medidas políticas fueron heredadas por el actual Rey Blumcias Yul Fimeria.

Leo, escucho y escribo la historia nacional pero, a veces, me dan ganas de hacer un tsukkomi.

Estuve inmersa en los estudios desde que regresamos al pueblo. Aunque antes era una pequeña hikikomori a la que le encantaba leer en mi vida anterior, era realmente agotador.

Para estudiar eficientemente, descansar adecuadamente es importante, así que recité un famoso proverbio. Tomé un descanso de mis estudios y salí a caminar al exterior.

Mientras caminaba por un sendero dentro del bosque cerca del pueblo, recogí las bayas comestibles que el Espíritu de Tierra me dijo. Actualmente, es el duodécimo mes. ¿Es porque esta tierra posee un clima templado que se pueden cosechar ahora? ¿O porque la temporada de maduración en este otro mundo es diferente? Recordé que la temporada de bayas de Japón es a principios del verano.

Lavé las bayas con agua de manantial y usé las hojas como sustituto de un plato para compartirlo con los espíritus.

— ¡Ah! Encontre una fruta Rabo (Gai)

Mientras me esperaba, Gai, que estaba sentado cerca de los brotes, levantó la vista y descubrió una fruta fresca, de inmediato trepó ágilmente el árbol. Como se esperaba de un niño salvaje. Había alcanzado la rama que tiene el fruto con gran rapidez.

La apariencia de la fruta Rabo es similar a una cereza[1] pero su sabor es similar a la cereza americana[2]. Es una de mis comidas favoritas. A diferencia de la menta, su nombre es diferente al de mi vida anterior, por lo que no debo referirme a ella, descuidadamente, como cereza.

—Gai, ten cuidado, ¿de acuerdo? 7(Mira)

Aunque sé que un niño tiene un peso corporal ligero, si las ramas se rompen, podría caerse e incluso siendo Gai, se lastimará.

Aunque hubiéramos aprendido sobre la magia de fortalecimiento del cuerpo, creo que sería imposible lanzarla a tiempo. Además, todavía no nos la han enseñado. Aunque parece que puedo realizarlo usando el conocimiento de los manga de mi vida anterior, podrían sorprenderse de que pueda usarlo sin que me lo hayan enseñado. Si bien he decidido usar mi ventaja, no quiero destacar de forma imprudente.

—No te preocupes, no te preocupes. (Gai)

Ignorando mis preocupaciones, Gai arrancó las frutas y, después de obtenerlas con éxito, buscó más frutas para recoger y luego se inclinó hacia adelante.

—Es peligroso. Aquí hay bayas, así que para la merienda es suficiente… (Mira)

—Está bien. Mira, te gustan las frutas Rabo, ¿verdad? Si las conviertes en mermelada puedes llevarlos a la capital, ¿no? (Gai)

Uf, qué terrible tentación. La fruta Rabo tiene una acidez mezclada dentro de su dulzura, por lo que es deliciosa. Realmente, me gusta su sabor. Si se convirtiera en mermelada, podría conservarse durante mucho tiempo, y no creo que pueda conseguir fruta Rabo silvestre en la capital.

—Dejaré caer las frutas Rabo, así que tomalas. (Gai)

— ¿Eh? ¡Espera un momento! (Mira)

Incluso si me dices que las atrape, no tengo nada con que hacerlo, como un sombrero. Algo que se pueda usar es…

Incluso si busco frenéticamente, no hay tal cosa en este lugar.

—Puedes usar tu falda. Las dejaré caer ahora mismo. (Gai)

— ¡Rechazado! (Mira)

¡Cómo pudiste decir eso! No uso pantalones debajo, ¿sabes?

Ignorando mi protesta, Gai dejó caer la fruta Rabo.

—Aaa, mou. Espíritu del Viento, por favor. (Mira)

Estiré mis dos manos hacia el lugar donde caerán y derramé un poco de poder mágico. Como creo que me voy a morder la lengua y no hay tiempo para decir el canto, solo dije lo que había imaginado.

—Envase de Viento (Mira)

Al hacer un débil sonido giratorio, un pequeño torbellino salió de mis manos, atrapó las frutas caídas y las depositó en el centro del vórtice.

—Mira es realmente hábil. (Gai)

Gai, que vio mi magia desde lo alto del árbol, habló con envidia. Cuando levanté la vista, ya estaba colgado de una rama diferente.

—Solo con ver la magia una vez, puedes imitarla, ponerla en uso y controlarla. A pesar de que eres mala dibujando… (Gai)

Lo siento por eso. Después de todo, para mí, las artes son solo 2 dimensiones.

—No tiene nada que ver con eso. Lo invoqué según mi imaginación, mi habilidad artística no tiene relación con ella…creo. Después de todo, para esta magia, usé la colección de hojas caídas por el viento como referencia. (Mira)

No podía decir que fue gracias al anime. Pero, el beneficio de la tecnología cinematográfica es realmente sorprendente.

—Ah, entonces es eso, ¿eh? Puedo entenderlo. (Gai)

Esta vez, dejó caer las frutas sin previo aviso. Mou, por favor, di algo cuando lo hagas. ¿Qué harás si la caída los aplasta? Sería un desperdicio. Mientras protestaba dentro de mi mente, los atrapé con seguridad, usando la magia del viento.

—Pero es un secreto que puedo usar magia, ¿de acuerdo? (Mira)

— ¿Por qué? (Gai)

Puedo usar magia que no me han enseñado. No podría decir que lo sabes.

—Swyn me lo hizo prometer ¿verdad? Cómo sería peligroso si la uso imprudentemente, no lo usaré si el grupo de Swyn no está aquí. (Mira)

Bueno, dado que la parte sobre la promesa es la verdad, mi boca deslizó suavemente la excusa adecuada. No quiero que me regañen, así que es un secreto. Es una promesa común entre los niños.

— ¿Es así? Si la penalidad no es la comida, entonces eso no es algo que quieras que ocurra. (Gai)

Como sigo creciendo, no quiero que eso suceda. Absolutamente positivo, no quiero eso.

Después de arrojar las frutas arrancadas, Gai vagó de rama en rama y luego de las ramas más bajas saltó mientras gritaba.

—Bienvenido de vuelta. (Mira)

—Regresé. (Gai)

Había una montaña de frutas Rabo en el contenedor de viento. Había muchas. Tan estimulante. Pero, ¿cómo podría llevarlas a casa? Si los trajera a casa así, se revelaría el hecho de que usé magia. Por supuesto, usar mi falda no es una opción. Mientras estaba preocupada, Gai se quitó la camisa y la extendió en el suelo.

—Pónlas en esto. Vamos a lavar algunas de ellas, los comemos ahora y luego llevamos el resto de vuelta. (Gai)

— ¿No sientes frío? (Mira)

—Ya que estaba trepando árboles, me siento acalorado (Gai)

Como se esperaba de un niño. Aunque pronto será primavera, según el calendario, hoy hacía un poco de frío, inesperadamente, Gai fue amable. Muy bien, perdonaré su sugerencia sobre recoger las frutas con mi falda.

—Gracias, Gai. Entonces, Espiritu del Viento, por favor, déjalos caer suavemente. (Mira)

Justo encima de la ropa extendida de Gai, moví lentamente ambas manos hacia la izquierda y hacia la derecha. El torbellino dejó caer suavemente las frutas Rabo. Siento que será un desperdicio si las frutas se aplastan, pero sentiría más culpa si la ropa de Gai se mancha. Después de que todas las frutas hubieran bajado sin problema, solté un suspiro y disipe la magia del viento.

—Gracias, Gai. Cuando se haya convertido en mermelada, comamos juntos. (Mira)

Ufufufu. No puedo esperar por eso.

Frente a mi sonrisa, la cara de Gai se puso un poco roja y se echó a reír. Ya veo, ya veo, Gai tampoco puede esperar. Por ahora, comámoslas crudas. Mientras tarareaba un tono, recogí 2-3 frutas de la pequeña montaña y corrí hacia el manantial. Itadakimasu.

—Mmmm, delicioso~ (Mira)

Quería comer más, pero necesito aguantar, debo resistir, ya que la cantidad que se convertiría en mermelada se reduciría. Además, todavía tenemos las bayas y,  si no pudiera cenar, mamá me regañaría. Gai se comió las frutas Rabo, luego hizo una sonrisa complaciente y abrió la boca.

—Agridulce… (Gai)

—Pero es bueno así, ¿cierto? (Mira)

Mientras reía, lavé varias más para compartirlas con los Espíritus.

Luego, nos mudamos al suelo seco sosteniendo las placas con bayas y nos sentamos en círculo.

—Entonces, itadakimasu. (Mira)

Continuamos comiendo en silencio por un tiempo, cuando de repente recordé, o más bien, me di cuenta.

—Oye, Gai. (Mira)

— ¿Mm-a. B-at? (Gai)

—Lo siento, esperaré hasta que termines de comer. (Mira)

Gai metió tantas bayas en su boca que quise hacerle un tsukommi, —te has convertido en una ardilla.

—Está bien. Entonces, ¿qué pasa, Mira? (Gai)

Parece que se las tragó a toda prisa, ¿las masticó correctamente? Sería malo para la digestión, ¿sabes? Estaba preocupada por eso, pero dejemos esto a un lado por ahora, y le hice una pregunta.

—Dado que también hay un Espíritu de Fuego al lado de Gai, no practicaste magia en secreto sin que Swyn lo supiera ¿verdad? (Mira)

Hace un momento, cuando le dije que lo mantuviera en secreto, lo estaba cuestionando. Existía la posibilidad de que se olvidara de la promesa. Como es un atributo de fuego, sería peligroso si usara magia imprudentemente. Ya que las casas del pueblo están construidas de madera.

—Por supuesto que no. O más bien, incluso cuando no lo pedí, ¿el Espíritu del Fuego está aquí? (Gai)

Gai rozó su mano para sentir los alrededores, luego fue pateado por Fire Spirit.

—Auch (Gai)

—Lo siento, Gai es de piel gruesa.

Como regalo de disculpa, le entregué una baya. Fue tomado de la porción de Gai.

—Swyn dijo que los espíritus reaccionan a la voluntad de la persona que intenta usar magia. Pero no lo creo. (Mira)

Creo que eso es incorrecto, ¿no? Los espíritus dentro de la bola de cristal nunca volvieron de donde habían venido. Estaban dentro de la bola de cristal, tal vez porque era parte de su contrato.

— ¿Te gusta Gai? (Mira)

El Espíritu de Fuego le dio una patada, pero creo que es como un juego. Cuando se lo murmuré, el Espíritu de Fuego asintió, mientras rellenaba su cachete con la baya.

— ¡Enhorabuena Gai! Te has hecho amigo de un Espíritu de Fuego. (Mira)

—Jejejeje. Amigo ¿eh? Entonces, necesito aumentar rápidamente mi poder mágico. Así el poder de respuesta también aumentará. Como no puedo verlo, será difícil jugar con él. (Gai)

—Pero el control del poder mágico también es importante, ¿sabes? (Mira)

—Sí. No soy bueno en eso, pero haré lo mejor que pueda. (Gai)

Que admirable. “Bien, bien”, froté la cabeza de Gai.

—Bueno, quiero saber el nombre de mis amigos. (Gai)

Al escuchar la solicitud de Gai, los cinco espíritus inclinaron simultáneamente la cabeza. Ohh, qué espléndido movimiento sincronizado. Aunque había uno con tamaño adulto, el conjunto de niños pequeños que me rodeaba era tan lindo.

—Por ahora hay al menos dos espíritus de fuego. Pero si vamos a la Academia habrá muchos de ustedes, ¿cierto? (Mira)

Los Espíritus, esta vez, también asintieron simultáneamente. Cada uno de ellos era muy lindo. Como no pueden usar una conversación verbal y el misterioso mensaje telepático solo podía conectarse algunas veces, solo podía confiar en sus gestos. De todos modos, esto también es muy lindo.

—Desde que nos hicimos amigos, cuando no tengamos ninguna lección, nosotros queremos jugar juntos. Entonces, para llamarlos, un nombre es importante ¿verdad? (Mira)

Los espíritus asentían con grandes sonrisas. Aun así, cuando dije —Díganme —hicieron una expresión preocupada. El Espíritu de Tierra hizo una X con sus dos dedos índices.

— ¿No quieren? (Mira)

Sacudieron la cabeza juntos. Entonces, Gai tiró de mi manga.

—Mira, ¿qué pasa con los espíritus? (Gai)

—Parece que no les importa que juguemos juntos. (Mira)

Cuando dije esto para explicarle a Gai, los Espíritus también dieron su afirmación.

—Entonces, ¿qué es lo que no quieren hacer? (Gai)

—No me dirán sus nombres. (Mira)

—Entonces, no es correcto. (Gai)

—Oye, ¿los espíritus pueden escribir cartas? (Mira)

Con un golpe, aplaudí, luego busqué una ramita con el tamaño adecuado. Como podían usar la telepatía para enviar palabras, es probable que puedan escribir. Entonces, después de entregarle la ramita al Espíritu de Tierra, me di cuenta de algo.

¡Se trata de Katakana!

Cuando el Maná Eater atacó, las palabras que aparecieron dentro de mi cabeza estaban en Katakana. Informé a Swyn sobre las palabras que aparecieron en mi cabeza, pero oculté el hecho de que estaban en Katakana.

Sin embargo, recién comenzaba a aprender los alfabetos de este mundo. Además, tengo dificultades inesperadas en ello. En otras palabras, en ese momento, podía leer palabras que supuestamente no debería.

Pero, si el Espíritu de Tierra escribe en Katakana, entonces será “EL FINAL”. ¡Ya que puedo leer guiones desconocidos!

¡¡Oh cielos!!

Debería mentir diciendo que no puedo leer…ah, no sirve de nada. Cuando informé que las palabras aparecieron dentro de mi cabeza a Swyn, Gai también estaba allí. Incluso si Gai se olvidó de eso, Swyn podría preguntar sobre ese guión ilegible.

¿Qué haré? ¿Podría ser que Swyn todavía no se haya dado cuenta de la extrañeza sobre el hecho de que puedo leer esas palabras? No dijo nada… ¿Qué hacer? ¿Cómo puedo engañarlo?…

Ignorando mi angustiosa situación, el Espíritu de Tierra escribió una palabra en el suelo, aunque está un poco torcido.

—Nombre, ninguno (Gai)

— ¡Ah…! (Mira)

Es el alfabeto de este mundo.

Escucho a Gai leer las palabras, en secreto, dejé escapar un suspiro de alivio. Aunque fue un poco frustrante ya que Gai aprendió el alfabeto más rápido que yo. A pesar de que odiaba estudiar y siempre estaba ausente, pero desde que cumplió seis años esta primavera, comenzó a asistir al grupo de estudio en la casa del jefe del pueblo.

Dado que el hijo mayor se hará cargo de las propiedades de la familia, y existe la posibilidad de que los otros hijos abandonen la aldea, es por lo que ofrecieron la oportunidad de aprender los estudios mínimos. Sin embargo, no era obligatorio, por ello había niños que no participaban y se dedicaban a ayudar a su familia, también había niños ausentes como Gai. Por eso, como se esperaba, la tasa de alfabetización no aumentó.

Sólo tengo cinco años; sin embargo, como soy una niña, es posible que no se me permitiera participar en ese grupo de estudio. Eso es porque lo que debería aprender son los quehaceres domésticos.

Por ahora, la mayor crisis ha pasado. Sin embargo, ¿por qué las palabras telepáticas estaban en Katakana?

—Es inconveniente si no tienen un nombre. (Gai)

—Es verdad. (Mira)

Es inútil pensar en algo que no sé. Si hay una posibilidad, le preguntaré a los espíritus.

Ahora, debo enfocarme en los nombres de los espíritus. Hace algún tiempo, pensé en que como no podía distinguirlos, debería saber su nombre. Pero, si no tienen un nombre, solo debo pensar en uno para ellos. Me olvidé por completo de esto, porque he estado atestada de estudios.

—Nombres, ¿podemos darles uno? (Mira)

Ellos sonrieron. ¿Es eso un sí? ¿Están contentos? Entonces, estaría bien darles un nombre.

Los espíritus de los cuatro elementos clásicos, que eran Salamandra para el Fuego, Undine para el Agua, luego Sylphid para Viento y Gnome para la Tierra, también fueron famosos. Dado que se ha vuelto así, ¿qué tal si los nombramos con nombres relacionados con este concepto? Sería mejor si les gustan esos nombres. Ah, pero también necesito pensar en dos nombres diferentes para los dos Espíritus de Fuego. Además, también necesito escuchar la opinión de Gai. Justo cuando quería comenzar la discusión, Espíritu de Viento me tomó el dedo

— ¿Huh? (Mira)

El Espíritu de Tierra se señaló a sí mismo, luego a los otros tres, antes de finalmente señalarme.

—Veamos, Los cuatro queremos ser nombrados por Mira. (Gai)

Gai leyó las palabras que el Espíritu de Tierra había escrito. Este asintió, luego señaló al otro Espíritu de Fuego antes de señalar a Gai.

—El otro quiere ser nombrado por Gai, ¿eh? (Gai)

Gai y yo intercambiamos miradas entre nosotros. Me pregunto si querían ser nombrados por las personas que les gustaban.

—Gai, piensa en un nombre para tú Espíritu de Fuego. (Mira)

—Mira, necesitas nombrar a cuatro personas, ¿estarás bien? (Gai)

—Sí. Estoy bien. Ya he decidido los nombres. (Mira)

— ¡Qué rápido! (Gai)

Gai gritó sorprendido; luego se cruzó de brazos y comenzó a gemir. Haz tu mejor esfuerzo. Tengo la intención de nombrarlos con nombres que se originen de mi conocimiento de subcultura, sin embargo, hay un problema si solo los llamo usando ese nombre tal como está. Así que también estuve pensando un poco.

A ver, Salamander es… ¿Sala? Suena femenino, pero si el nombre original es demasiado largo.

Undine es Dine. Sí, decidido.

Sylphid es Sylph, pero los otros nombres tienen dos sílabas… ¿Rufi? Un cierto pirata cruzó por mi mente, pero decidí ignorarlo y pasar al siguiente.

Gnome…esta vez, es demasiado corto, así que es difícil. Pero recordé que cuando lo vi por primera vez deletreado, pensé que se leía Gunom. De acuerdo, lo decidí. Es Guno.

—Entonces, los nombraré primero.—(Mira)

Apunté con mi dedo al Espíritu de Viento.

—El Espíritu de Viento es Rufi. El Espíritu del Agua es Dine. El Espíritu de fuego es Sala. Por último, el Espíritu de Tierra, es Guno (Mira)

Señalé a todos en orden y les di sus nombres. En ese momento, recibí un mensaje de telepatía en mi mente.

Gracias, Maestra (Rufi, Dine, Sala, Guno)

— ¿Eh? ¿Maestra? (Mira)

El dedo enderezado quedó inmediatamente desconcertado. Además, ¿por qué siento que algo está fuera de lugar con los espíritus? Tienen diferentes estados de ánimo de lo habitual. ¿Dónde está la diferencia? Por el momento, observé de cerca al adulto Guno. Pelo rubio, ojos color ámbar, orejas puntiagudas, manos también… ¿Por qué hay perforaciones?

Las orejas de Guno tenían unos pequeños piercings dorados. No podía creerlo, así que pensé y miré a los otros tres…ahí estaban. Todos tenían el mismo piercing dorado. Esto es…una prueba de contrato, ¿verdad?

Lo había hecho, ¡ahora en verdad lo había hecho! ¡Lo siento Abe no Seimei-sensei! ¡Olvidé que “los nombres son la maldición más corta”!

No, está bien, realmente me gustan ya que son lindos, ¿sabes? Pero, ¿estará bien? Swyn no dijo nada acerca de un contrato. En otras palabras, ¿no es esto peor que descubrir que puedo usar magia por mi cuenta? …Muy bien, mantengamos esto en secreto

—Gai, ¿has elegido un nombre? (Mira)

—Sí. ¿Qué opinas sobre “Frey”? (Gai)

Cuando Gai sugirió el nombre, su Espíritu de Fuego, inmediatamente, levantó un pulgar y asintió con una sonrisa.

—Parece gustarle. (Mira)

— ¿De verdad? Bien vamos a llevarnos bien, ¿de acuerdo Frey? (Gai)

El alegre Gai extendió su mano derecha frente a la porción de bayas de Frey.

—Ahora, apretón de manos. (Gai)

Frey respondió y saltó sobre el dedo de Gai. Tal vez, debido a que Gai estaba sorprendido por la pequeña sensación, sus ojos se abrieron un poco y luego sonrió encantado.

Fue una vista agradable, sin embargo, necesitaba confirmar si eso existe o no. Miré de cerca a Frey que está jugando con Gai. Me sorprendió, porque sus orejas no tenían ningún piercing.

¿Por qué? ¿No los nombramos y luego establecimos un contrato con ellos?

Pero los niños me llamaron maestra… ¡Incluso en los mensajes de telepatía anteriores, nunca antes me habían llamado maestra!

De todos modos, incluso si Frey no tuvo ningún cambio, Gai también le dio un nombre a un Espíritu, por lo que está en el mismo bote que yo.

—Pero ya sabes Gai, acerca nosotros dándole un nombre a los espíritus, mantengamos esto como un secreto por un tiempo. (Mira)

— ¿Por qué? (Gai)

—No hay un motivo o razón en particular, pero siento que nos regañarán. (Mira)

—Está bien, es un secreto. (Gai)

Gai dio una respuesta inmediata. Por dar su consentimiento sin preguntar el motivo, ¡gracias!

—Sí, esto es un secreto. Pero cuando vayamos a la capital, esto podría ser descubierto por el maestro Swyn… (Mira)

El misterio del Katakana y el misterio de los nombres. Con el número de misterios aumentado, mi paseo terminó.


[1] Cereza y guinda son los nombres del fruto de varios árboles del género Prunus, aunque comercialmente se aproveche un número limitado de especies. Al árbol se le conoce como cerezo o guindo.

[2] Cereza americana, se diferencia de la cereza común en que es un poco más oscura y menos dulce

Capítulo 6 parte 1 ya disponible en la edición 30 de Kovel Times

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *