¡No seré un enemigo! – Capítulo 51: La solicitud de la hija del conde Tolisfid

Traducido por Kiara

Editado por Ayanami


La casa del conde Tolisfid. La hija de algún rey predecesor, se había casado en esta casa, e incluso el conde anterior tenía derecho a suceder al trono aún cuando ocupa el puesto más bajo.

Por cierto, su territorio, actualmente, está muy ocupado.

En 8 o 9 casos de cada 10, sería un pedido de refuerzo para salvar el territorio ocupado. Todos lo hubieran pensado así.

Sin embargo, su demanda fue diferente.

—Gracias al hecho de que hay una mansión un poco alejada del castillo, pudimos evitar la desgracia. Pero, en nuestro territorio, ya sea que nos enfrentáramos a izquierda o derecha, está todo el ejército de Ruain. Cuando buscamos un lugar al que pudiéramos escapar, escuchamos que Su Alteza, a quien tuve el honor de conocer, logró enfrentar al ejército de Ruain…

Solo así, ella bajó la mirada hacia abajo, mientras pronunciaba algunas palabras evasivas.

Como estaba mirando hacia abajo con ojos llorosos, las lágrimas cayeron, poco a poco, sobre la parte de la rodilla de su vestido rojo, empapándolo.

Sentí pena por ella, pero no podía abrir la boca descuidadamente. En cualquier caso, esto es algo que deben decidir Reggie y el Marqués Vayne, quienes son los que están siendo visitados. Añadiendo a eso el hecho de que no entiendo nada de los detalles de la política, así que, pare evitar descuidos, los mejor es que no diga nada.

Sobre todo, podía sentir que todos en Everal habían entrado en su modo de alerta, especialmente, desde que ellos llegaron aquí.

— ¿Y la capital real o el lugar de tus otros parientes? —Preguntó el marqués secamente.

Me di cuenta de lo que estaba diciendo indirectamente.

“Podrías haber ido allí, entonces, ¿por qué viniste a nuestro lugar donde no hay ningún pariente tuyo?”. A pesar de escapar durante una guerra, no fueron a la casa de sus parientes, sino que fueron a visitar a alguien que solo es un conocido; definitivamente, esto provocaría preguntas y dudas.

Reggie también tenía una expresión un poco preocupada. Sin embargo, en el caso de esta persona, a pesar de que la había estado mirando con una cara inexpresiva hasta este momento, ahora tenía una expresión muy problemática, me pregunto…

— ¿Ha pasado medio año desde que te ví? Nos conocimos en el banquete de año nuevo, ¿no?

Cuando Reggie dijo eso, la señorita Cecilia levantó la cara.

En ese momento, me sorprendió.

Incluso mientras su rostro estaba empapado de lágrimas, tenía el tipo de mirada que parecía querer que Reggie hablará más al respecto. Aunque su expresión, aparentemente triste, no cambió en absoluto, un calor incontenible fue evidente en sus mejillas.

Me pregunto si le gusta Reggie…inmediatamente, pensé en eso.

Reggie es, ciertamente, genial y amable, una persona que es como un príncipe ideal…sin embargo, a veces puede dar mucho miedo. Si, finalmente, se convierte en la persona dispuesta a heredar el trono en el próximo período, seguramente, habrá muchas mujeres nobles que se acercarán a él, ya sea con sus verdaderos sentimientos o porque sus padres les dijeron que llamarán su atención.

Y entonces, de repente, me di cuenta.

Después de escapar de su supuesta muerte en la guerra de asedio del castillo, Reggie había recuperado su vida anterior. Si tuviéramos que proceder de acuerdo con el juego y derrotar al ejército de Ruain, era seguro para él ascender al trono.

En un país pacífico, sería respetado por otros nobles por rescatar al país, muchas mujeres lo anhelarían y también recibiría confesiones de amor.

Al derrotar al ejército de Ruain, la lealtad de los nobles debe ser segura. Para proteger al país devastado por la guerra, un matrimonio con una hija noble, cuya familia tiene grandes activos…y así, su vida continuaría.

No terminaría con cómo fue salvado.

También me había convertido en un mago, pero, si todo pudiera terminar sin que muriera, entonces, debería poder pasar mi vida sin problemas…justo como quería hace casi dos años.

La pareja marqués, seguramente, me dejaría quedarme aquí, mientras pueda serles de utilidad.

No tendría que preocuparme por mi vida y no me vería obligada a casarme. Si quiero, puedo seguir sin casarme. He obtenido ese tipo de poder.

Mientras podamos ganar contra el ejército de Ruain. Mientras podamos derrotar a la reina. Ese tipo de futuro podrá hacerse realidad.

Caín, que también deseaba derrotar a Ruain, continuaría sirviendo al lado de Allan como antes. Y Allan, que no había perdido a sus padres, me pregunto si se mudara al palacio real para ayudar a su amigo, Reggie.

Me imaginaba ese tipo de futuro y, sin embargo, también me sentía sola.

¿Fue porque confiaba en todos?

Pero, es seguro que todos seguirán sus propios caminos en el futuro…no, no se puede evitar que se separen de mí. No es posible que pueda llevar una vida tranquila, si me quedo con la persona que se convertirá en el rey y las personas que serán sus ayudantes más cercanos.

Si quiero quedarme a su lado, entonces, solo puedo convertirme en un mago real, pero, si eso sucede, no sería nada bueno. Estaría en una posición en la que tendría que pensar aún más que solo trata de sobrevivir, y no tengo la confianza de que pueda hacer algo así, incluso si recibo la ayuda del maestro.

Por lo tanto, cuando me di cuenta de que algún día tendría que estar separada de todos los demás, me sentí terriblemente incómoda.

Por otro lado, la señorita Cecilia es una persona tímida. No pudo dar una buena respuesta de inmediato y, después de un tiempo más tarde, dijo:

—Lamento ser tan molesta. Pero, solo puedo confiar en Su Alteza… —y dejó las palabras en el aire.

—El camino a la capital real fue cerrado por el ejército de Ruain…justo antes de eso, Su Majestad envió una solicitud de tropas, pero nuestra gente, que fue poco después del mensajero, trajo el rumor de que el territorio de Tolisfil ya había sido atacado. En este tipo de situación, en la que uno no podría decir lo que sucedería, no sería mejor escapar a la capital real, ¿verdad? —Dijo el Marqués Vayne.

—Puedo entender la razón por la cual la señorita Cecilia decidió venir a nuestro territorio. Sin embargo, este es un lugar cerca de la frontera nacional con Ruain. Es muy probable que envíen tropas para atacar de nuevo. Incluso Su Alteza necesitará liderar las tropas para proteger la capital real si el reino estuviera en peligro…será difícil permanecer aquí por mucho tiempo. Sin embargo, puedes usar el territorio sur. Me gustaría que cambiaras tu destino a esa área.

Cuando se le comunicó la decisión, la señorita Cecilia asintió obedientemente, mientras tenía una expresión de tristeza. Quizás, debido al tiempo que estuvimos allí, ella ya había preparado su resolución para ser rechazada.

—No obstante, llevará unos días ponerse en contacto con ellos. Mientras tanto, le dejaré la correspondencia a mi esposa, y estará bien que te quedes aquí también.

—Estoy muy agradecida por tu amabilidad, Marques.

Con eso, nos separamos del lugar donde tuvo lugar la discusión.

Madame Beatrice, que estaba presente en ese momento, sacó a la señorita Cecilia de la habitación. En base a su conversación, escuché que le iba a mostrar el castillo.

Cuando las dos y la sirvienta Clara se fueron, los caballeros que recibieron la orden del Marqués también se fueron apresuradamente.

La orden era fortalecer la defensa alrededor de la habitación donde se asignaría a la señorita Cecilia.

— ¿La estás vigilando con la idea de protegerla?

Reggie preguntó, mientras se levantaba. En respuesta a sus palabras, el Marqués Vayne asintió.

—Es demasiado sospechosa.

— ¿Es ella…realmente sospechosa?

Comprendí que estaríamos alerta contra las personas que se presenten desde afuera, pero no pensé que se pudiera decir que ella era sospechosa.

Entonces, Allan explicó.

—No pudimos determinar si esa chica nos decía la verdad o no.

El territorio del conde Tolisfid ya debe haber caído. No pudimos determinar si ella estaba, realmente, en un lugar que no fuera el castillo del señor, y la verdad detrás de su razón para venir aquí, después de pasar con seguridad la invasión en su territorio.

—Es posible que ella nos visitará tan pronto como la información de que el conde Tolisfid había caído llegó, pero…tengo un poco de curiosidad por la rápida llegada de tal información ya que la trajó hasta aquí.

Tales fueron las palabras de Reggie.

De todos modos, la señorita Cecilia logró escapar por el área por donde habían pasado los de Ruain y Sarehald.

No sería demasiado llamativo que otras personas, además del personal militar deambularan por el lugar que, anteriormente, era un campo de batalla, ya que algunas personas, como los comerciantes que querían administrar sus negocios sirviendo en una guerra, perseguirían a las tropas para atenderles, pero debería haber sido difícil para una mujer noble atravesar el área en combinación con varios caballeros que la vigilaban.

No podrían haber salido completamente ilesa

Pero, digamos que fue realmente como ella dijo. Sin embargo, si tuviéramos que negarles la entrada al castillo, podría inducir a la desconfianza de los otros señores nobles que buscan refuerzos en Everal. Fue como decir que no les echaremos una mano, a pesar de que querían fuerza militar.

—Hay otra cosa, su alteza —el marqués Vayne agregó —La reputación de su alteza podría dañarse si abandona a la mujer que era candidata a consorte del príncipe.

¿Eh? ¿Candidata a consorte del príncipe? ¿Qué significa consorte? ¿Se refiere a una novia para el príncipe?

Abrí mucho los ojos, sorprendida ante la información.

| Índice |

One thought on “¡No seré un enemigo! – Capítulo 51: La solicitud de la hija del conde Tolisfid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *