Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 31: Sus Sentimientos

Traducido por Tomoe

Editado por Sakuya


—…Oh, Rui. Has llegado en un buen momento. Añadiré estos documentos y estos también. Ambos vencerán dentro de tres días.

Viendo la montaña de documentos que habían sido puestos ante mí, mientras padre hablaba despreocupadamente, sentí como el deseo de matar se amontonaba por un momento. Suprimí ese deseo y asentí.

Después de todo, la razón de porque padre estaba transfiriéndome los documentos, era para que pudiera aprender más a través de la experiencia práctica.

…Es solo que, desde mi punto de vista, sabiendo que padre podría terminar todo esto en un solo día, si pone su mente en esto, me hace sentir un poco desanimado.

—Lo entiendo, sí, lo haré. En cambio, no vayas al pueblo hoy y quédate obedientemente en casa. Desde la última vez que me diste esos documentos, hay varios que quiero confirmar contigo, pero no pude.

—Ahh… bien, bien. —Padre asintió en resignación.

—Por ahora, me encargare de esto.

Dejé la habitación sosteniendo una cantidad de documentos similar a la que había llevado… de hecho, la cantidad puede que haya incrementado un poco más que eso.

Sintiendo el peso que presionaba considerablemente mis brazos, involuntariamente deje salir un suspiro.

Saliendo al pasillo, caminé hacia mi habitación. Repentinamente, la vista de la torre desde la ventana entró en mi campo de visión.

Me recordó a la chica joven llamada Melly que conocí ahí.

…Había recibido la notificación de un aprisionamiento de unos bandidos mientras estaba ayudando a padre.

Pensé que sería genial si eran los mismos bandidos que eran el foco de su venganza.

…Sin embargo, al mismo tiempo, otra pregunta salió de ese pensamiento.

Solo, como se sentiría ella sobre eso… me pregunté.

Ella dijo… incluso si solo había cosas que perder y nada que ganar de eso, la venganza es la única cosa que escogería.

…Siendo ese el caso, ¿qué hay después de que ella terminé tomando su venganza?

En el momento en que la escuché decir eso, ese fue mi primer pensamiento.

Volcando todo su ser para conseguir un único objetivo, mientras dejaba de lado todo lo demás… ¿qué pasaría si su objetivo fuera a desaparecer a pesar de haber hecho todo eso?

Mientras ella más ponía en eso, más grande sería la sensación de perdición cuando perdiera ese objetivo.

Cuando pensaba eso, me preocupé por esa chica.

Sobre que era peligrosamente lanzada, siguiendo hacia delante en una línea recta hacia su meta.

Sí, la razón del porque ella dejaba caer lágrimas de frustración ante perder otro, y la razón del porque era capaz de sonreír al ser capaz de avanzar hacia delante en su propio camino, era puramente por el bien de su venganza, entonces…

Entonces, en el momento en que su venganza desaparece, ¿por qué lloraría y por qué sonreiría?

¿Me pregunto si esa sensación de perdición la atormentaría?

No causara que ella se rompa, ¿o sí?

Me preocupé por eso.

Dirigí mi mirada hacia los documentos una vez más. Aunque estoy preocupado por ella, no seré capaz de ir a la torre en un futuro cercano.

Porque yo también tengo mi meta hacia la cual estoy corriendo.

Incluso así, desde que el aviso llegó, hice tiempo para visitar la torre varias veces, pero era incapaz de verla al final.

…Ese es el porque al final dejé una carta ahí.

Desde que era la primera vez que escribía una carta para alguien, fuera que sea algo formal, estaba considerablemente desconcertado sobre qué escribir, pero era una buena memoria.

Eran solo tres líneas.

Solo ¿cuánto dudé para escribir solo esas tres líneas?

La siguiente vez que nos veamos, pienso que estaría bien si al menos se puede enfadar conmigo.

Mientras ella no se derrumbe ante el sentimiento de perdición, cierre su corazón y pierda sus emociones, entonces está bien.

Más que eso, pienso que sería mucho más preferible si se vuelve irrazonablemente enfadada, mientras se aflige ante el hecho de que su meta ha sido robada.

Me pregunto, ¿desde cuando empecé a sentir que su alegre cara es adorable?

¿Desde cuándo fue que empecé a sentir que quería verla por siempre?

Más que una niña aristócrata que apenas muestra cualquier tipo de emoción en su cara, solo haciendo una suave sonrisa; siento que ella, quien lloró, ríe y se enfada… veo que, quien cambia sus emociones honestamente, era increíblemente vibrante.

—…Discúlpeme, Rui-sama. Romel-sama lo está llamando.

Un sirviente me llamó, haciendo que mis pies pararan.

— ¿Padre está-? …Entiendo. Lo siento, pero deja estos documentos en mi habitación en mi lugar.

—Por supuesto.

…En cualquier caso, apurémonos y terminemos el trabajo que tengo frente a mí.

Despejando mis emociones, me dirigí hacia la habitación de padre.


El siguiente capítulo ya se encuentra disponible en la edición 35 de Kovel Times

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *