Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 33: Lágrimas de un padre

Traducido por Lily

Editado por Sakuya


Ese sentimiento permaneció incluso después de que volví a casa. No logro entenderlo del todo, esa sensación de querer proteger a otros.

¿Cuándo fue que Louis dijo tales palabras?

¿Por qué fue que a pesar de que se llevaron a su madre… su padre continuó trabajando en una estación donde protegían a las personas? Mientras estaban plagados de heridas, ¿por qué continuaron en ese camino?

—Bienvenida a casa, Mel.

—…Granny. ¿Padre ya volvió a casa?

Le susurré sigilosamente en la oreja.

—Sí, el maestro ya regresó.

— ¿Esta bien para mí si voy a visitarlo?

—Según el mayordomo, no debería tener más trabajos por hoy.

—Ya veo, iré a visitarlo unos minutos.

Con pequeños pasos, me dirigí al estudio de Padre.

Ahora que lo pienso, ha pasado un tiempo desde la última vez que tuve una conversación cara a cara con él.

Por los menos, a veces nos dirigimos la mirada, pero cuando lo hace, siempre desvió la mirada hacia otro lado, sé que él lo ha notado, debido a eso suele comportarse de manera ruidosa.

Cuando entré a su estudio estaba muy nerviosa, padre está tomado un poco de alcohol de una manera calmada.

—Melly, ¿eres tú verdad? Es bastante inusual que vengas a mi estudio… ahora que lo pienso, ¿parece que hoy saliste a jugar con Kuroitsu y los demás?

—Sí, fue muy divertido.

—Eso es bueno… así que, ¿pasó algo malo?

—No pasó nada malo, pero hay algo que quería preguntarle padre.

— ¿Qué es? ¿Cuál es tu pregunta?

— ¿Cómo padre hace para querer proteger a la gente?

Ante mi repentina pregunta, padre hizo una expresión ligeramente sorprendida.

—Hoy, cuando estaba hablando con Kuroitsu-san y los demás, les pregunté por qué se convirtieron en soldados. Llegué a conocer sus diversas razones. Pero, aparte de sus razones respectivas, llegaron a admirar a padre e igual que tú, quieren proteger este país… y a los ciudadanos también… pero no pude entender fundamentalmente lo que dijeron. ¿Por qué en primer lugar intentas proteger a las personas?

— ¿Hay algo extraño en que quiera proteger a las personas?

—Sí, porque, padre… ¿no fue madre asesinada por las mismas personas que estás protegiendo?

Me di cuenta de que padre jadeó ante mis palabras.

— ¿Es tan importante proteger a las personas cuyos nombres y caras ni siquiera conoces? A pesar de no saber cuándo o si devolverán el favor con enemistad.

— ¿Consideras a esas personas como tus enemigos?

—No. Pero, es cierto que no lo entiendo muy bien. Si todo lo que pueden hacer es estar protegidos todo el tiempo, entonces, ellos mismos deberían fortalecerse. ¡Hacerse más fuertes, luego podrán proteger las cosas que quieran proteger! ¿No está bien eso? ¿Dónde está la regla de que Padre proteja a todos? Para mí, en comparación con los soldados de Towair, la gente de este país es más…

¡Pam! Se escuchó un fuerte sonido.

Cuando sentí en mi mejilla un fuerte ardor, me había dado cuenta que padre me había golpeado.

—No hables más, no te atrevas a decir esas palabras.

Eso fue lo que me dijo en voz baja, me tuve que tragar las palabras que quise decirle.

—Incluso yo, originalmente no tenía intenciones tan nobles como querer proteger a las personas o al país. Al principio fue simplemente para probar mis propias habilidades.

Exhalando, dejó escapar un profundo suspiro.

—No pude evitarlo, durante la guerra, al ver a los ciudadanos sin los medios necesarios para protegerse mientras eran pisoteados unilateralmente, sentí que yo, quién tenía los medios para luchar, tenía que protegerlos, y mi cuerpo naturalmente se movió para hacerlo…

Bebiendo todo el contenido que había en la copa, mi padre volvió a soltar otras palabras.

—Después de que Meliruda fue asesinada, me hicieron pensar en varias cosas.  Cuando pienso que las personas que mataron a mi esposa fueron las mismas personas de este país, me pregunto ¿por qué trato de luchar tan duro en este momento y encuentro que todo es inútil…? Sin embargo, hay personas que me enseñaron que todo lo que estoy haciendo no es inútil, no fueron otros más que esa misma gente.

Cuando padre dijo eso, sonrió de una manera melancólica.

—Después de que me apoyaron como héroe o algo así, bueno… tuve que cumplir con las responsabilidades asociadas a ese título y seguí con mi deber imprudentemente. Pero antes de darme cuenta, ya había dejado detrás de mí un camino y en ese camino, hubo personas que comenzaron lentamente a seguirme. No era otros más que esa misma gente. ¿Has oído bien? Que aquellos cuyas aldeas fueron incendiadas en la guerra se convirtieron en soldados. Vieron mis hazañas en ese momento y se convirtieron en personas que también querían poder proteger a alguien más.  Las personas que me siguen protegerán a aquellas personas que consideran preciosas, incluso aquéllos cuyas caras no conocen, y otros más seguirán a los que me siguen. Y así sucesivamente, me siento feliz de ser el orgullo de otras personas, más que sentir orgullo por el camino que he dejado. Todo lo que he hecho hasta ahora no fue inútil. Incluso si doy vuelta tras vuelta, y eventualmente, ya con el tiempo, tal vez ya no haya personas que tengan que enfrentar la tristeza de perder a alguien querido como nosotros.

—Pero…

— ¿Todos los ciudadanos son bandidos? ¿Acaso en un futuro se convertirán en bandidos? ¿No entiendes que los ciudadanos también tienen seres queridos?  Al no poder proteger a esas personas por sí mismos, ¿es un pecado para ellos querer que protejas a esas personas y confíes en ellos?

— ¡Tch!

—No todos tienen talento para las artes marciales como tú.  E incluso si lo tuvieran, no tienen el tiempo libre para pasarlo todos los días puliéndolo. ¿Le dirías a esas personas que se protejan usando su propio poder y luego qué? ¿Les dirás que se sometan a la misma capacitación mientras que tú las abandonas? A eso se le llamaría arrogancia.

—Yo…

Incluso me di cuenta que gradualmente me estaba volviendo incapaz de pronunciar palabras de contradicción.

—Por ejemplo… para ti, estaría bien. No ayudar a Granny, ¿si ella te lo pidiera?

—Granny es mi persona más preciada. Por supuesto que la ayudaría.

— ¿Entonces si la persona más preciada de Granny pidiera tu ayuda?

—Si no lo hiciera, Granny se entristecería si su persona más preciada resulta herida, por eso yo lo protegería.

Luego de esas palabras, no pude hablar más. Porque entendí lo que padre intentaba decirme

—Es lo mismo que dar una vuelta tras vuelta, eso es lo que significa proteger a las personas preciadas de alguien más… no todas las personas son malas. Los que mataron a tu madre fueron, al final, bandidos. El pecado recae solo en ellos y la culpa recae en mí por no poder protegerla. Está mal acusar a todos los ciudadanos por ese pecado.

Padre envolvió suavemente mi rostro con esas grandes manos suyas.

Ya no había calor ni dolor. En cambio, mis ojos se sentían calientes y las lágrimas empezaron a desbordarse.

—Hasta los extraños tienen gente a quiénes consideran preciosos. No quiero ver a esas personas llorando como yo, por la pérdida de su ser más querido… Es precisamente por eso, que lo único que puedo hacer es seguir avanzando. Es lo que siento que es lo más correcto. —Padre se secó las lágrimas y dijo eso mientras sonreía.

Contemplé las palabras de mi padre dentro de mi corazón innumerables veces.

No quiero ver a esas personas llorando como yo, por la pérdida de su ser más querido.

Esas palabras, esos sentimientos… también puedo entenderlos. La desesperación de ese momento, la tristeza de ese momento… el odio que sentí en ese momento.

No quiero volver a experimentar eso nunca más. Al mismo tiempo, tampoco quiero que mis seres queridos más preciados experimente eso.

Porque yo misma entendía ese dolor… ese era precisamente el motivo del porqué.

En el momento en que pensé eso, de repente recordé las palabras que Louis me dijo una vez.

Para poder mantener esta paz, este país ha sacrificado a mucha gente. Incluso ahora, alguien, en algún lugar, continúa pagando ese sacrificio. ¿Lo hacen para proteger este país? No, nadie está mirando las cosas a gran escala.  Probablemente, cada uno de ellos está luchando para proteger las cosas que quieren proteger.

Dijo eso en esa torre.

Sí, esas palabras resultaban verdaderas.

Probablemente en este mundo había otras personas iguales a mí, desesperadas por la irracionalidad de este mundo, siendo torturadas por una sensación de pérdida.

En el momento en que me di cuenta de eso, me sentí avergonzada de mí misma.


Lily
Sabías palabras de un buen padre. Me encantó este capítulo, sus palabras llegaron a mi corazón. ¡Melly felicidades, por abrir los ojos!

| Índice |

One thought on “Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 33: Lágrimas de un padre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *