Sentido Común de una Casa Guerrera – Capítulo 34: Mi juramento

Traducido por Lily

Editado por Sakuya


Hasta ahora, había estado presumiendo al pensar que era la persona más desafortunada en este mundo.

El hecho de que me robaran a mi preciosa madre, fue un motivo suficiente para maldecir al mundo entero por mi desgracia. Pero que había otras personas, además de mí, que pasaban por la misma situación… ese pensamiento nunca me llegó a cruzar por la cabeza.

A pesar de que estaban cerca de mí. No sólo yo, mi hermano mayor y también mi padre… ellos también perdieron a su persona más importante.

Y yo… no tomé en cuenta sus sentimientos.

Simplemente maldije la irracionalidad de este mundo, me sentí avergonzada por mi propia impotencia, y luego escupí mi propia existencia que se convirtió en la chispa que condujo a la muerte de mi madre.

Simplemente me preocupé por cumplir mi venganza, mientras que, al mismo tiempo, solo me enfocaba en mis propios apegos.

No quisiera apartar mi vista de las cosas más importante que están actualmente en mis manos, para más tarde arrepentirme.

Aunque mi hermano mayor, quién también experimentó el mismo sufrimiento, hizo un deseo tan amable por mi bien.

♦ ♦ ♦

Al día siguiente, después de que terminó el entrenamiento. Me dirigí a la torre. El paisaje en el crepúsculo parecía algo desolado, pero se sentía cálido.

El tipo de allá tiene personas importantes para él, y esas personas también tienen personas importantes para ellos. Los de allá también, todos son iguales y cuando un grupo de personas se reúne, se forma un país. Es difícil escuchar las historias de todos y cada uno de ellos, pero quiero proteger este país para que todos puedan vivir en paz. Sin olvidar respetar a todos los que fueron sacrificados, quiero tener éxito en esa voluntad. Eso es lo que pienso.

Como era de esperarse, lo primero que me viene a la cabeza son las palabras de Louis.

Mucha gente va y viene del pueblo. Sin saber sus nombres, ni nada de ellos, pero para mí, eran sólo parte de la misma chusma.

Incluso cuando vengo aquí, no tengo la sensación de querer protegerlos.

 …Sin embargo.

Creo que sería mejor si no tuvieran que experimentar esa desesperación. Y no quisiera que vivieran ese mismo dolor.

…Precisamente porque entiendo ese dolor.

Los seres queridos de esas personas, que están enfrente de mis ojos, cuyas caras no conozco. Esas personas importantes también tienen personas importantes para ellos.

Familiares, amigos, amantes… cualquier tipo de relación está bien.

Ellos también tienen personas que les importan, cuya pérdida dejaría un gran agujero en su corazón.

Es posible que, si cavara más profundo, encontraría que estaban conectados con personas que conocía.

Sí, estoy segura, que estaríamos conectados de alguna manera.

No importa cuán grande sea esta ciudad, o este mundo, las conexiones entre las personas son tan complejas y entrelazadas igual a una telaraña. Es decir, que incluso si es alguien cuya cara no conozco, es posible que sea el ser querido de alguien involucrado conmigo.

Lo primero que vino a mi mente fue mi padre y mi hermano mayor, los sirvientes que trabajan en la Casa del Marqués Anderson y los miembros del ejército de Guardias, el ejército… así como también Louis.

¿Sería capaz de permitirles experimentar el mismo sufrimiento que tuve en ese momento? ¿Sería capaz de soportar ver sus melancólicas sonrisas?

…Estaba empezando a cuestionar mi propio corazón.

Obviamente no permitiría eso.

Quiero que sean felices.

Que vivan su vida tranquilamente, y si es posible, que rían ante los problemas.

Me gustaría que fuera así en un futuro.

Si debo empuñar mi espada para ese propósito… ¿entonces eso no sería algo muy significativo?

Proteger es un sentimiento tan elevado… Aún es algo que no puedo entender. Pero puedo olvidar… por mi bien… para que… las personas que me rodean no tengan que experimentar el mismo dolor que yo sufrí.

Manejaré la esgrima que he perfeccionado.

Dentro de mi corazón eso es lo que decidí.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *