Solo soy la hija “normal” de un duque – Capítulo 19: El peso que soportó Rosalia

Traducido por Lugiia

Editado por Yonile


Acariciando a Rosalia mientras la abrazo sobre mi regazo, le digo.

—Ahora que lo pienso, ¿por qué tenías tu apariencia de 16 años?

—Pensé que me sentiría más fuerte como adulta…

Oh, no. ¡Me ha atacado su belleza y su timidez! ¡Muchas gracias por hacerme presenciar este momento! Además, ¡¡su razón, relativamente simple, también es muy linda!!

¿Eh? Pero, ¿cómo conoce ella su apariencia de adulta? ¿También vio mis recuerdos? Cuando le pregunto sobre ello, me dice que no pudo hacerlo. Ya que poseo mucha información, se aseguró de no mirar de más.

En ese caso, la razón por la que sabía de su futura apariencia podría ser porque posee una “Revelación”.

La “Revelación” es un talento innato que cubre un amplio rango de terreno. En su caso, es “Clarividencia”.

—Mi futuro no cambiaba sin importar lo que hiciera. No importaba cómo o cuántas veces lo intentara, no podía salvar a nadie en mis sueños.

Qué difícil debe haber sido soñar con no poder hacer nada, una y otra vez.

Ella es fuerte. Su pequeño cuerpo ha soportado todo esto por sí solo.

Sólo pensar en cómo debe haberse acurrucado, en ese castillo del señor de los demonios, es doloroso.

Con eso en mente, abrazo a Rosalia con más fuerza.

Ella, cuya alma se ha desarrollado demasiado debido a sus sueños, no pudo comprender la anormalidad de las cosas y eventualmente encerró su corazón.

Incluso mientras estaba desesperada, siguió teniendo esperanza.

Justo en ese momento, le respondí.

Con mi forma de hacer las cosas, la cual es diferente a la de Rosalia, cambié el futuro. Y ella ha estado tratando de esconderse en el pasado.

Trato de confirmarlo por si acaso, pero sus sueños son, en su mayoría, similares al guión del juego. Lo intento una y otra vez, pero sólo puedo ver su muerte sin poder lograr nada.

Ella me mira y me habla tímidamente.

—Verás, gracias a ti, ya no puedo ver el futuro.

—¿Eh?

—Mi hermano, mi madre, e incluso mi padre… Has cambiado el destino de todos, Rin. Mi “Revelación” probablemente no es una clarividencia exacta, sino una predicción del futuro. Creo que el destino ha cambiado tanto, que ya no puedo predecirlo.

—Ya veo.

Me alegro que ya no esté sufriendo. También le sonrío.

Según Rosalia, habrá una guerra cuando cumpla 18 años, y quiere detenerla.

—Como pensé, detener una guerra está más allá de mi capacidad.

Independientemente de quién sea, hacer eso solo sería imposible.

Con eso en mente, le muestro una sonrisa algo nerviosa.

—Todo estará bien. Si es imposible hacerlo nosotras mismas, lo enfrentaremos todos juntos.

Parece que estaremos ocupados a partir de ahora, pensé sonriendo.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *