¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 26

Traducido por Kavaalin

Editado por Nemoné


Cualquiera que fueran las razones, seguía siendo un hecho que él había roto nuestro compromiso. Independientemente de quién lo hubiera instigado. Y en ese caso, solo había una respuesta.

—Entiendo tu historia, hermano. Sin embargo, mi respuesta ya está decidida. Romper el compromiso… ¡es lo que deseo!

Mi hermano bajó la cabeza ante mis palabras. Sana dejó aflorar una amplia sonrisa. El joven Chris también sonreía.

—Mis palabras posiblemente no le lleguen al Príncipe León. Pero aun así, quiero que los dos tengamos una conversación adecuada sobre esto. En ese momento, ni mi hermano, ni el joven Chris y ​​ni siquiera la señorita Ange son necesarios. Hermano, quiero pedirte esto. Por favor, persuade al Príncipe León para que me permita hablar con él, sólo nosotros dos.

Mi hermano hizo una expresión de asombro ante eso, pero rápidamente aceptó.

—Es cierto, supongo… Puede que sea tarde, pero es lógico que ustedes dos hablen de esto. En ese caso, lo visitaré ahora. Este tipo de cosas deberían mejor hacerse cuanto antes, ¿no es así?

—Muchas gracias. Pero hermano, ¿realmente puedes salir con el estado en el que está tu cuerpo?

Ayer mi hermano había recibido un nivel considerable de daño de los puños de nuestra madre.

—Ah, esto no plantea ningún problema real. Probablemente es una habilidad que obtuve de la mezcla de la sangre de nuestra madre y la sangre apasionada de nuestro padre. Mi regeneración es bizarramente rápida.

Ya veo, es por eso que nunca aprendía la lección a pesar de siempre ser castigado por nuestra madre. ¿No es eso malo, desde una perspectiva educativa?

Mi hermano se preparó de inmediato y partió rumbo al castillo. Nosotros, quienes fuimos dejados atrás, nos miramos a los ojos y dejamos escapar unas risas.

Ahora que lo pienso, ¿no era esta una buena oportunidad para preguntarle al joven Chris por aquello que había sentido curiosidad?

—Dígame, joven Chris. Ayer se lo dijo a la señorita Ange, pero… ¿Por qué le dijo que no podía casarse con el Príncipe León?

— ¿Mh? Ah, sobre eso, ¿eh? Es solo un presentimiento, pero la señorita Ange es probablemente un chico.

¿Qu-Qué dijo? ¡Dice que la adorable señorita Ange es un chico!

—Eh, eh, discúlpeme, pero no importa cómo la mires, no se parece a nada más que a una chica…

Después de mis palabras, Chris respondió con una sonrisa amarga.

—Lilyna, como sabes, a mí a menudo me confundían con una chica, ¿verdad? Tal vez es por eso que lo puedo saber por intuición. La señorita Ange, no, espera, incluso el nombre podría ser falso. Ese es un chico, sabes. Para empezar, ese tipo no habló, ¿verdad? Seguramente es porque cree que si lo hiciera, lo descubrirían de inmediato.

Yo, ¿realmente estoy tan mal de la vista? Estaba el asunto del joven Chris, luego estaba la señorita Ange, no podía notar la diferencia en absoluto, hasta el punto de hacer que te preguntes ¿en serio?

—Sin embargo, exactamente ¿de qué manera se conocieron el Príncipe León y la señorita Ange, entonces? Por lo que dijo mi hermano antes, parece que el Príncipe León le tiene miedo a las mujeres, eso significa que se conocieron cuando la señorita Ange estaba vestida de hombre.

—Supongo que sí. ¿No estaría bien preguntarle al Príncipe León sobre eso directamente cuando estés hablando con él? Después de todo, podría querer escapar si le lanzas directamente el asunto del compromiso.

Mm, debido a cómo ha sido hasta ahora, el mayor problema sería si podríamos tener una conversación real. Vamos a enfocarnos en eso.

♦ ♦ ♦

Varias horas después.

Al parecer mi hermano había regresado. Sana me lo había hecho saber que mi hermano tenía la intención de venir a mi habitación.

Unos minutos más tarde, entró después de tocar la puerta, para variar.

—Lilyna, te hice esperar.

—Bienvenido a casa, hermano. ¿El Príncipe León hablará conmigo?

—Ah, no estaba muy dispuesto, pero logré persuadirlo. Con respecto a eso… Podría ser repentino, pero acordé la conversación para mañana. ¿Está eso bien contigo, Lilyna?

—Eh, está bien. Gracias, hermano.

—No es necesario, de verdad. Predigo que mañana será difícil. Puede que sea extraño viniendo de mí, pero ¿no sería mejor que nuestros padres te acompañen? Probablemente ellos tenían esa intención de todos modos, ¿verdad? Parece que nuestra madre también quiere hacerlo volar a puñetazos. Pero a diferencia de mí, él no es bueno recibiendo golpes, así que probablemente con uno solo quedaría noqueado.

No, esa no es una frase que deberías decir con tanta confianza. Ni siquiera nuestra madre haría eso, ¿verdad? Lo más seguro es que, en su lugar, terminaría dirigiendo todo eso a ti.

—Haré lo que pueda. Comparto cierta responsabilidad porque también renuncié a hablar con él en algún momento. Mañana le contaré todas las cosas que no pude antes, hasta estar satisfecha.

Debido a mi entusiasmo, mi hermano dijo algo en voz baja.

—Parece que el Príncipe León estará en un aprieto real mañana… ¿Cómo puedo…?

¿Mi hermano no es demasiado sobreprotector con el Príncipe León? Si es así, ya no está claro de quién es hermano. ¿Es esta la profundidad de la conexión entre los dos, quienes se propusieron a la misma persona…?

Mientras sentía un tinte de inquietud hacia esa sobreprotección, este fue otro día en que pensé que, ya era hora de encontrar una contramedida permanente para mi hermano, bajo el nombre de esposa.


Kavaalin: Algo que me conmociona de esta novela es como se refieren con total naturalidad a la violencia física que ejerce la madre sobre Ricardo. (.-.)

♥ ❤ ♥

| Índice |

8 thoughts on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 26

  1. Khrystal MeL says:

    Jeje creo que ya me hago a la idea de quien es Ange, sin duda alguna este plan de celos se les fue mucho de las manos
    Gracias por el capítulo, a esperar el siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *