¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 67: Cazando demonios (4)

Traducido por Shröedinger

Editado por Ayanami


Al día siguiente al amanecer, partimos hacia la aldea Sai.Los caballeros se adelantaron, seguidos por mí, Sana, la señorita Ange y el joven Allen.

Mi hermano y el joven Alex, por supuesto, están con los miembros de la orden de caballeros. Es una familia bastante numerosa.

—Parece que pronto entraremos al bosque donde apareció el demonio medusa, todo el mundo, sean cuidadosos.

Todos asintieron a mis palabras. Por supuesto, también se lo transmití a los caballeros a través de mi hermano.

Llegamos a la entrada del bosque, el cual es grande y oscuro incluso durante el día. Comenzamos nuestros preparativos.

Llevamos diez minutos en el bosque, pero todavía no ha aparecido nada. Es silencioso y espeluznante.

¿Por qué no hay pájaros cantando?

En ese momento, el frente del grupo de caballeros se movió. Por alguna razón hay mucho ruido. Nos pusimos alerta de nuestro entorno.

Solo puedo ver árboles alrededor.

—¡Woaah!

Uno de los caballeros cercanos dejó escapar una voz fuerte. Mientras me acercaba con cuidado, pude ver que temblaban las rodillas de varias personas.

—¿Qué sucede? ¿Hay daños?

En respuesta a mis palabras, un caballero dijo con una voz dolorida.

—Se…señorita Li…Lillina, corre… ay… por fa…

El caballero me suplicó desesperadamente. Pero no puedo huir. Mirando en torno a él, algunos de los caballeros que estaban al frente parecen estar arrodillados.

Sana, la señorita Ange y el joven Allen me rodearon con cuidado a mi alrededor. Solo noté a un pequeño demonio transparente cuando me acerqué. Y parece que apareció otro demonio donde se alteró la formación.

Fuimos rodeados por demonios.

Varios tipos de demonios esperaban, manteniendo la distancia. Esta vez, se trata de un número desconocido de tipo: monos, lobos y osos. El oso debería ser un desafío incluso para los caballeros potenciados. Además, algunos están sufriendo de parálisis.

Mientras continuaba el enfrentamiento, por fin, los que eran tipo mono atacaron. Los matamos mientras defendíamos a los heridos. Los tipo mono se desbordan del bosque. En contraste con eso, poco a poco, las personas que padecen parálisis van en aumento…

Esto es, un poco, malo… En este momento, las personas capaces de luchar no están cansadas, pero luchar teniendo que proteger a otros es difícil.

De repente, algo vino volando cuando comencé a pensar en la posibilidad de retirarme.

Algo cortó el aire.

—¡Whaa!

¿Eh? ¿Qué?

Mirando de cerca, algo está atascado en el árbol. Quizás, sea un arma de hierro. Y un demonio medusa está empalado en él.

¿De dónde vino?

Mirando la dirección desde la cual vino volando…

—¿Quién eres?

Ahora, frente a mí, hay un par de personas con la cara cubierta por una tela. Uno de ellos se quitó la tela.

—Señorita Lillina, ¿Está bien?

—Bueno, ¿Eres… señor Hanzou?

La cara que apareció debajo de la tela es como la del señor Hanzou, el ninja del País del Este.

¿Por qué está aquí?

—Sí, soy Hanzou. En realidad, la princesa Sumire me pidió que viniera aquí en secreto. ¡Oh, lo siento! Aunque, no tenía la intención de hacer una aparición innecesaria a menos que la señorita Lillina estuviera en peligro. Sin embargo, a medida que le superaban en número, pensé en ayudarle. ¡Lo siento mucho! Soy consciente de que es un inconveniente.

¿La ayuda de la señorita Sumire? ¿Por qué?

Durante nuestra charla, otra persona, que parecía ser un ninja, comenzó a esparcir algo.

… ¿Eh?

Apareció un demonio tipo medusa que hasta ahora era invisible. De alguna manera, es brillante.

—Ah, él es Sasuke, un ninja como yo. Lo que regó en este momento es un polvo de vidrio coloreado. Con esto, se pueden ver cosas que normalmente son invisibles. Es mucho más fácil pelear así.

Wow~, son totalmente diferentes del trío idiota.

—¡Gracias por su apoyo! No lo considero una molestia. ¡Acepto su ayuda con mucho gusto!

—Oh, eso es un alivio. Ahora bien, cazaremos enemigos allí.

Habiendo dicho eso, los dos desaparecieron de repente. Puedo escuchar los sonidos de la batalla desde la dirección hacia la que se dirigieron. Así que esos son los verdaderos ninjas… ¡¡Genial!!

Espera, eso no es todo.

Todos comenzamos a cazar a los tipo medusa brillantes. Estaban tan cerca… Su movimiento es lento, y sería correcto llamarlo a la deriva. Quizás, en lugar de ser agresivos, los tipo medusa solo intentaban eliminar las cosas que invaden su territorio.

Sana y el joven Allen se están moviendo para desafiar a los tipo oso. La señorita Ange no sobreestima sus habilidades y se decanta por los tipo lobo. Bueno, pensando normalmente, incluso los tipo lobo son bastante asombrosos, pero… Cacé a los demonios alrededor de los caballeros paralizados y luego fui a cazar los tipo oso.

He pensado en ir a donde está Sana, pero… Eso es ~. Observando el lugar, mi hermano está ahí.

¿Ayudamos a los caballeros y dejamos que cacen demonios juntos?

… Ah, ¿no parece divertido de alguna manera? Vencer a los osos parece… No se puede evitar, esta vez lo dejaré pasar.

Cuando el joven Allen se recompuso, la pelea ya estaba resuelta. Así es, el joven Allen es un niño así.

Esta vez estoy agradecida por los dos ninjas. Ahora bien, ¿qué pasó con esos dos?

| Índice |

One thought on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 67: Cazando demonios (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *