¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 69: La causa

Traducido por Shröedinger

Editado por Ayanami


Regresamos a la mansión después de confirmar el regreso sano y salvo de los aldeanos. El abuelo y la abuela, que acompañaban a los aldeanos, están con nosotros.

—¡Bienvenidos a casa! … Oh cielos, padre y madre estaban con ustedes.

Madre nos recibió en la mansión. Está sorprendida de que el abuelo y la abuela estén con nosotros.

—Sí, justo cuando estábamos a punto de regresar, la aldea Sai estaba a punto de ser atacada por demonios, así que lo solucionamos. Aparentemente, casi todo el resto ha sido limpiado.

—Sí, las personas que fueron de patrulla informaron que no hubo avistamientos de demonios.

—Bueno, eso es correcto. La causa debería haberse eliminado, así que está bien por ahora.

¿La causa?

Después de todo, ¿Hay una razón por la que aparecieron tantos demonios?

—Ahora, consigamos una habitación para reunirnos, Lillina y Ricardo. Por supuesto, Liza también.

Mi abuelo, mi hermano y mi madre fuimos llamados por el abuelo y nos dirigimos a su habitación. Lo siento, Sana y otros, pero tendrán que esperar.

La abuela preparó té cuando entramos en la habitación.

—Uf, el té elaborado por Leafia es delicioso. Ahora que tomamos un respiro, permítanme explicarles qué causó el estallido de los demonios. Creo que Liza lo sabe, pero, esta vez, fue causada por el País del Sur que se encuentra librando una guerra contra el País Occidental.

¿De verdad? ¿Causado por el País del Sur que está librando una guerra contra el País Occidental? ¿A qué se refiere?

—Hmm, Ricardo y Lillina no parecen estar entendiendo, pero eso no es ninguna sorpresa. No expliqué por qué atacan los demonios. ¿No tienen curiosidad? ¿Por qué los demonios solo aparecen en este territorio?

Bueno, sí, no me importó, pero ciertamente que los demonios solo ataquen en este territorio. Es extraño.

—Esto ha sido conocido durante generaciones entre los sucesores de nuestra familia de marqués, sus familias, las personas en quienes confían y solo unas pocas personas de otros países. Un demonio nace en esta provincia cuando las emociones negativas de una persona aumentan.

—Abuelo, he cazado muchos demonios en nuestro territorio y ni una sola vez he visto al demonio que mencionan. —Mi hermano le hizo una buena pregunta al abuelo.

También pensé en eso.

—Hmm, es cierto, yo tampoco lo he visto nunca. Según la teoría, los monstruos nacen silenciosamente en lugares despoblados. Ha sido costumbre, durante generaciones, entregar el cargo de marqués cuando el heredero es joven para emprender un viaje, el motivo son los arreglos de cada país. Cuando surge un conflicto, las emociones negativas de las personas aumentan y nacen los demonios. Es por lo que visitamos otros países para prevenirlo. En otros países hay gente que coopera, como las familias reales y algunos otros. Esta vez, se suponía que debíamos evitar que el País del Sur entrara en guerra con el del Oeste, pero no salió bien… La familia real del País del Sur sigue siendo una estúpida. No han cambiado desde hace mucho tiempo. Esta vez el príncipe Chris sufrió demasiado, fue algo bastante tonto.

Entonces, eso es lo que pasó. Es difícil creer una historia tan grandiosa, es más fácil creer que le gusto a la princesa Sumire. Pero el abuelo no puede mentir… Es verdad, ¿no?

—Abuelo, ¿Los demonios no pueden salir de este territorio?

—Los demonios, básicamente, no abandonan este territorio. Parece que se utilizó una técnica especial, aunque normalmente no se puede ver. No conozco los detalles porque sucedió hace mucho tiempo. Sin embargo, no se pueden dejar solos. Aparentemente, si se excede un cierto número, se filtrarán. Hace doscientos años se produjo una gran guerra y los combates se dieron en varias partes del mundo, nacieron más demonios que nunca, y cuando aparecieron en otros países fue una catástrofe. Desde entonces, ha habido una regla implícita entre los países de que no se llevarán a cabo grandes batallas. Pero, aun así, las patrullas son necesarias para vigilar la situación.

Uf, para algo tan extraordinario, entonces, había tal secreto. Me pregunto si es la sangre de mis ancestros lo que me vuelve loca por cazar demonios.

Escuché un sonido de golpes en la puerta.

¿Quién era?

—Lamento interrumpir su charla. El príncipe Christopher ha llegado. ¿Qué le gustaría hacer?

Era Sally, la madre de Sana, quien llamó desde fuera de la habitación.

—Oh, el príncipe Chris ha llegado. Vamos a encontrarnos con él ahora. —El abuelo respondió, pero el exterior se volvió ruidoso.

La puerta se abrió cuando intentamos salir de la habitación.

—Lo siento, pero no necesito un saludo. Pido disculpas, pero vine porque no podía esperar más. ¡Oh, Lillina! Bien, ¿estás ilesa?

Mientras decía eso, me encontré en los brazos de Chris.

¿Eh? ¿Eh? ¿Qué?

—Estaba preocupado al escuchar que aparecieron una gran cantidad de demonios. Ya derroté a la familia real del País del Sur, así que todo está bien ahora. Me pregunto si aparecieron los demonios de las criaturas marinas. Aparentemente, los demonios que aparecen son del área de personas que experimentan emociones negativas. —El príncipe Chris no relaja sus brazos mientras habla.

No es doloroso, pero es vergonzoso ~.

—Ah, um, príncipe Chris. No estoy herida en ninguna parte. Um ~ esta posición se está volviendo embarazosa…

A mis palabras, el príncipe Chris sonrió con su hermoso rostro y dijo.

—Eso no es bueno, Lillina. Quiero tocar un poco más a Lillina ahora que nos encontramos después de tanto tiempo. Entonces, permanezcamos así por un tiempo más ¿de acuerdo?

Eek ~~, imposible ~.

Estoy tan avergonzada que quiero esconderme en un agujero.

¡Por qué, incluso mi hermano está mirando con ojos cálidos!

¡Deja de mirarnos con esos ojos!

| Índice |

One thought on “¡Vamos a romper este compromiso! – Capítulo 69: La causa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *