Villana en un otome, ¿cómo acabaron las cosas así? – Capítulo 1: Sopa venenosa

Pude notar cómo la oscuridad, lentamente, había invadido mi cabeza.

Sin dudarlo, hundí la cicuta* en la olla de sopa. No era consciente de cómo lucía mi rostro o hacia donde estaba mirando en absoluto. Al cubrir mis manos con guantes de cuero, los cuales eran demasiado grandes para mí, pensé en lo tonta que parecía, y no pude evitar reírme de mí misma.

A pesar de haber llorado en un primer momento cuando decidí envenenar a mi familia, ya no me quedan lágrimas por derramar.

Mientras observaba el veneno molido, siendo extremadamente cuidadosa para no tocarlo, mi cabeza se encontraba completamente en blanco, y no había espacio alguno para más emociones.

Afortunadamente, en la mesa había una gran cantidad de pescados y mariscos, y otros manjares que mi malvada madre, probablemente, había conseguido de comerciantes sin escrúpulos. La ironía es, que se suponía que todo aquello era para celebrar mi cumpleaños. Aún así, pude obtener una planta venenosa proveniente de mi mundo anterior, por lo que fue fácil hacer aquello. “Tal vez, los comerciantes que vendieron aquél alimento trataron de asesinarlos” es lo que creí que pensarían los demás. De todas maneras, probablemente nadie sospecharía de mí, debido a mi edad.

El Vizconde Kaldia y su familia, quienes eran famosos por sus malvadas hazañas, murieron, dejando a su hija Eliza, que acababa de cumplir dos años, como el único superviviente. Por el delito de envenenar a toda la familia del vizconde, un comerciante (quien tras esto, fue reconocido por sus malvados actos), fue ejecutado.

…… Y esa es la historia de cómo, yo, Eliza Kaldia, logré heredar la posición de un Vizconde menor.

Dado que la cicuta es una planta venenosa que no tiene efecto inmediato, pensé que tal vez alguien podría sobrevivir, pero parece que mis temores eran infundados. Tal vez, ellos murieron debido a la falta de oxígeno causado por la parálisis, fueron ahogados hasta la muerte debido al vómito que quedó atrapado en su garganta, o se golpearon en la cabeza y murieron al perder la conciencia. Muchas eran las razones por las que mi familia pudo haber muerto, pero la escena de aquél crimen que cometí no me traumatizó en absoluto.

En mi vida anterior, la cicuta había causado que mi hermana pequeña fuera hospitalizada, causándome una gran conmoción. El veneno casi provocó su muerte, por lo que se mantuvo como un recuerdo aterrador hasta ahora. Es irónico que he decidido utilizar aquél recuerdo para envenenar y asesinar a otras personas.

No sería una mentira decir que mi cruel madre no estaba interesada en nada excepto en el dinero, y el único interés de mi padre era ver sangre y dolor, junto con las aterradoras expresiones faciales contorsionadas por el sufrimiento. Así que estos, eran sus castigos. Y puesto que todos mis familiares fueron aniquilados, como la única sobreviviente de la Familia Kaldia heredé todo.

Por supuesto, teniendo en cuenta mi edad, era imposible para mí dirigir realmente la Familia Kaldia, así que, al parecer, se habían sembrado las semillas de una inútil lucha de poder entre los nobles conservadores del país. Bueno, si todo ellos se aplastan entre sí, podría incluso volverse a mi favor.

Evidentemente, debido a que era solo una niña de dos años de edad, yo nunca fui considerada una sospechosa del asesinato de mi familia, aún cuando yo era quien más se benefició al heredarlo todo. Pero, obviamente, yo no sería capaz de asumir las funciones de un vizconde inmediatamente, por lo que, por el momento, la Real Capital envió a alguien dispuesto a ser mi tutor.  Que la persona que cuidase de mí  fuera más humana que mi padre era todo lo que deseaba. Después de todo, si la persona que venía hacia aquí era parecida a mi padre, el haberlo asesinado no habría ayudado en nada. Ni siquiera es divertido pensar en cómo de podrido podría estar este país si eso hubiese sucedido.

Aunque no sé si los cielos respondieron a mi sincero deseo, el vigoroso anciano aristócrata que la Real Capital me envió, dejó escapar un terrible lamento al ver el espantoso estado en el que se encontraban las tierras de mi familia y su situación económica, a partir de las facturas y las deudas apiladas al azar. Además,  estaba la innumerable cantidad de leyes estúpidas y tiránicas, con los impuestos más altos de los que estaba permitido, los cuales fueron  proclamados de manera ilegal a pesar de lo que acordaban las leyes nacionales del país.

La gente en este feudo había estado bajo un régimen tan tiránico, que se encontraban demasiado cansados, incluso para quejarse. Es decir, la gente en mis dominios son todos desdichados hasta el punto de desmoronarse. Puedo decir con seguridad que el infierno sería algo como esto.

Obviamente, yo era incapaz de hacer nada al respecto.

Por lo tanto, no importaba cuán anciano era mi tutor, hasta que me convirtiera en un adulto, o al menos hasta que yo madurara y fuera capaz de tomar el poder provisionalmente, era necesario reconstruir mi dominio, sin importar que tan difícil fuese. Después de todo, es por eso que asesine a cada uno de los seis miembros de mi familia, a mis padres y a todos mis hermanos.

Bueno…… supongo que también hay una razón más. Y esta razón está relacionada con el por qué pude llevar a cabo este asesinato. Resumiendo, se debe a que soy una persona que reencarnó en este mundo.

Para ir al grano, soy capaz de recordar que este mundo es parecido a un juego Otome al que había jugado en mi mundo anterior. Por supuesto, yo no sabía esto cuando nací. Llegue a esa conclusión cuando oí a una dama cantando una de las canciones de cuna de este país.

El poder supremo en el noroeste del continente, el Reino de Arxia. Ese es el país en el cual nací, el país donde se encuentran las tierras del Vizconde Kaldia. Desde la canción de cuna, y desde el día a día aquí, todo es similar a la vida en la Europa medieval…… probablemente. Bueno, sólo tengo una idea aproximada de lo que fue la Europa medieval. Después de todo, no estaba tan interesada en la historia del mundo en mi vida anterior, tampoco sentía interés por el extranjero. Sin embargo, estoy segura de que no había tal país llamado el Reino de Arxia en mi mundo anterior.

De todos modos, la razón por la que puedo afirmar, que este es un mundo diferente, es que el nombre de este país, era el mismo que el de un juego que jugué en mi mundo anterior. Lo que me hizo estar segura de ello, fue mi propia existencia. O para ser más exactos, el nombre que se me había dado, y la forma en que mi familia era.

Eliza Kaldia. Combinado con el Reino de Arxia, esto no es una simple coincidencia de nombres europeos y nada más. Lo lamentable era que mi nombre coincidía exactamente con el nombre de uno de los personajes del juego.

“Odio este nombre”, fue lo primero que pensé cuando lo reconocí.

Después de todo, era fácil asociar este nombre con la Eliza Kaldia que había aparecido en el juego. Era un personaje del juego, una villana verdaderamente repulsiva. La hija menor de la familia Kaldia, la familia cuyas fechorías fueron tantas que al final fueron ejecutados por el Reino. Aunque nació como una aristócrata, sin pensar en el por qué se le había permitido tener una posición más alta que la de los plebeyos, parece que solo los veía como basura que debía ser pisada, así era como habían decidido crear al personaje.

Al principio pensé que era sólo una coincidencia, pero después de ver las características de mi familia, y al enterarme, de que el nombre del país en el que vivía, coincidía con el Reino de Arxia en el juego, tenía que admitir que incluso yo odiaba la idea. Es decir, este debe ser el mismo Reino de Arxia del juego.

Entonces, lo que inmediatamente pensé era en lo que eventualmente sucedería en el juego.

La historia contaba acerca de una  heroína, que vendría desde el país vecino a la escuela en el Reino de Arxia, donde muchos nobles se reunían con el fin de encontrar una pareja para casarse.

Obstruyendo a la heroína, supongo que podrías llamarla rival, era alguien destinada sólo a darle dificultades. Yo era la hija del Vizconde, Eliza Kaldia, y no importaba a qué final llegabas, la familia entera sería ejecutada.

Después de todo, incluso si las acciones de Eliza en la escuela son eliminadas, el hecho de los crímenes de su familia dentro de sus propias tierras, no cambiarían nunca. Hace ver que la única diferencia con el juego,  era la velocidad en la que esto ocurría. Es lo que yo recordaba.

Este juego, originalmente me lo había prestado mi hermana menor con el fin de matar el tiempo, pero ahora que he reencarnado en este mundo tengo que realmente pensar las cosas con claridad.

No importa que, sin duda no voy a enfrentar un futuro como el del juego. Si la situación seguía como estaba, pensé que con el tiempo finalmente sería ejecutada.

Tomando en cuenta eso, entre otras cosas, decidí envenenar a toda mi familia. Algo así como una bandera de destrucción, eliminando por completo el problema desde la raíz tan pronto como sea posible.

…… Como resultado, siento que he hecho algo aún peor de lo que hizo Eliza en el juego. Después de todo, he asesinado a mi familia entera. No sé los detalles de las leyes en este país, pero, por lo que recuerdo de las leyes de la Europa medieval, el crimen de matar a tu propia familia te puede condenar  a ser castigado por desmembramiento. Además, debido al haber usado veneno, podría ser llamada bruja y ser quemada viva.

Dado que no tengo intención de sufrir este tipo de dolorosas ejecuciones, voy a tomar este secreto sobre la muerte de mi familia conmigo y me lo llevaré a la tumba.

A partir de ahora, ya que no soy capaz de hacer nada por mí misma, voy a dejar la reconstrucción de mi propiedad a mi tutor, y probablemente no será un problema para mí,  vivir en silencio por ahora.

Afortunadamente, parece que incluso fue capaz de calcular cuánto dinero se necesitaría para reconstruir el territorio, mi tutor, el Conde Mayor Terejia, parecía ser una persona muy capaz. Mi padre no era siquiera comparable a él.

Una vez me convierta en la cabeza de la familia, quisiera poder cambiar mi nombre a María, y en cuanto a eso, es probablemente debido a que la personalidad de mi vida anterior ha afectado mucho a mi vida en éste mundo. Oh, bueno, no es como si existieran países como Austria y Francia aquí.


(Cicuta: planta venenosa)

♥ ❤ ♥

| Índice |

12 thoughts on “Villana en un otome, ¿cómo acabaron las cosas así? – Capítulo 1: Sopa venenosa

    • Facuelfacha12 says:

      Pero eficaz, muchos otros protagonistas se quedan asustados esperando su muerte solo para al final salvarse por suerte o con la ayuda de otros, o dejando un problema para futuro…

      Por cierto muy buen inicio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *