Prevenir un Harem – Capítulo 53: Baobao no es un reemplazo

Traducido por Akirie

Editado por Sakuya


El ruido exterior desapareció lentamente.

Ye Zhizhou analizó la línea de tiempo. Se alegró de descubrir que la trama solo había avanzado hasta el punto en el que el protagonista ingresó a la Universidad B. Ya eran finales de agosto. El ruido de afuera era la familia ayudando a preparar la fiesta de cumpleaños de Si Han. Por supuesto, era el cumpleaños del Si Han original. El verdadero cumpleaños de Qin Bao, ahora conocido como Si Han, realmente era a finales de año, diciembre. Desafortunadamente, incluso Qin Bao había olvidado su verdadero cumpleaños.

El cumpleaños de un chico de 18 años definitivamente tenía que ser espectacular. Zhong Min estaba ocupada preparando la fiesta, pero Si Youqian, quien sabía que su hijo era una falsificación, estaba completamente desinteresado. Su actitud enfureció a Zhong Min y causó que discutiera con él. Si Youqian se sintió agraviado por su esposa, pero no podía decirle la verdad. Su disgusto hacia la falsificación de su hijo se hizo cada vez más profundo. Así que, simplemente se fue y solo regresó a casa después de que la fiesta terminó.

Después de pensarlo un poco y luego comprobar la línea de tiempo otra vez, Ye Zhizhou finalmente se sintió aliviado.

¡Este mundo era simplemente adorable! 

Justo ahora, solo Wei Songning estaba alrededor del protagonista. ¡Con solo mover su mano un poco, el protagonista y los otros cuatro protagonistas masculinos ni siquiera se conocerían! ¡Ah, alabado sea Dios!

El teléfono sonó repentinamente. Se recuperó de su fantasía acerca de la exitosa recolección de banderas, tomó el teléfono celular del original y lo miró, luego levantó las cejas. La persona que llamaba era uno de los protagonistas masculinos, Xing Guan. En la actualidad, Xing Guan es el mejor amigo del falso Si Han, pero después de que el verdadero Si Han regresara, ¡él era la persona que trataría más viciosamente a Qin Bao!

Al repasar la trama en su cabeza, contestó el teléfono y habló deliberadamente en un tono condenatorio: —Xing Guan, ¡¿eres realmente mi amigo o no?! Realmente no vas a venir a mi fiesta de cumpleaños, ¡no me tienes el más mínimo afecto!

Hubo una risa feliz al otro lado del teléfono, luego una voz clara y llena de entusiasmo llegó a través del teléfono: —¿No es porque estoy ocupado con otra cosa? ¡Cuando el campamento de verano, al que me envió mi padre, termine, volaré de regreso para encontrarte! Xiao Han, ¿adivina qué regalo de cumpleaños preparé para ti esta vez? ¡Adivina correctamente y pagaré por tus gastos de comida de la universidad por un año!

¿Regalo? ¿Acaso no era el disco de música clásica que Si Han siempre había querido cuando era niño?

Frotándose la barbilla, intentó adivinar algunas rondas, y luego colgó el teléfono con la excusa de que estaba ocupado con los invitados. A través de la disposición de la habitación se podía ver que el Qin Bao original es un chico animado al que le gustan los deportes. Completamente diferente al protagonista, quien amaba el arte y la literatura desde pequeño. Este Xing Guan y el Qin Bao original habían sido amigos por más de diez años. Pero lo que siempre recordaba y tenía en mente, eran las preferencias del verdadero Si Han cuando era niño. Hace que la gente no sepa qué decir, ¿elogiarlo por su “profundo amor” o decir que tiene un gran corazón?

Revisó los mensajes de texto que tenían el Qin Bao original con Xing Guan y no pudo evitar suspirar.

Entre todos los protagonistas masculinos, el amor de Xing Guan hacia el Qin Bao original era el más profundo. Antes de que el verdadero Si Han apareciera, él creía que Qin Bao era el mismo niño pequeño que había estado con él en las buenas y en las malas cuando era niño. Incluso se podría decir que era lindo y adorable, y, no importa cómo lo mires, era agradable a la vista. Después de la aparición del verdadero Si Han, su actitud cambió inmediatamente. Dijo que era un estafador que robó la vida de otros. Detestaba la forma en la que Qin Bao estaba intimidando al verdadero Si Han, y quería borrar la existencia de Qin Bao por completo.

Realmente fue una confusa relación de amor y odio.

Después de pensar en eso un rato, saltó de la cama y se dirigió al baño a lavarse. Se puso el traje de cumpleaños preparado por Zhong Min para el Qin Bao original, Ye Zhizhou apreció el hermoso y risueño rostro de Qin Bao, y abrió la puerta mientras sonreía.

Las sirvientas en el pasillo estaban recogiendo los pedazos del jarrón del suelo, y Zhong Min estaba sentada en el sofá llorando silenciosamente. Ye Zhizhou hizo una expresión de sorpresa y caminó rápidamente hacia Zhong Min, antes de sentarse y sostener su hombro. Preguntó preocupado: —Mamá, ¿por qué estás llorando? ¿Qué le pasó a ese jarrón? Cierto, ¿dónde está papá?

—Mamá no está llorando, solo… tengo arena en mis ojos. —Zhong Min vio que su hijo se acercaba, se limpió las lágrimas y se frotó el rostro para cubrirlo. Forzó una sonrisa, levantó la mano y ayudó a ajustar la pajarita de Ye Zhizhou. Ella dijo—: Este atuendo es bueno, ¡usémoslo esta noche!

Ye Zhizhou la observó tratando de pretender que nada estaba mal, y su corazón se ablandó. No pudo evitar abrazarla.

—Todo está bien, te protegeré. —En toda la historia, solo Zhong Min, incluso después de descubrir la verdad, todavía trataba a Qin Bao de la misma manera que antes.

La última persona en descubrir la verdad, fue ella, y la persona más herida también fue ella. Estos dos, Si Han y Qin Bao, uno era su hijo y el otro era su sobrino que había criado como su hijo. Ella quedó atrapada entre los dos. Intentó con todas sus fuerzas calmar la situación entre ambos, pero no tuvo éxito. Luego, el plan de Qin Bao para incriminar a Si Han fracasó y lo llevó a la cárcel, donde murió de forma violenta. Cuando Zhong Min se enteró de esto, se vio fuertemente impactada y su depresión regresó. Ni siquiera dos años después, falleció.

Al escuchar estas palabras, las lágrimas que Zhong Min había estado conteniendo, de repente corrieron hacia abajo, le dio una palmada en el hombro y rió mientras lloraba.

—Tú, ¿por qué estás diciendo esto tan repentinamente? Está bien… está bien, deja de burlarte de tu mamá, eres alguien que está a punto de ir a la universidad, ya no puedes ser mimado por mí.

—Obviamente es mamá quien está siendo consentida por mí, ahora soy un hombre. —Relajó el abrazo y recordó el apego del Qin Bao original a Zhong Min mencionado en la trama. No pudo evitar decir—: Mamá, la fiesta de cumpleaños de esta noche, hagamosla solo para nosotros dos. El abuelo está muy ocupado, papá probablemente tampoco venga y el hermano mayor está en un viaje de negocios… ¿De acuerdo? Solo nosotros dos, ¡vayamos a una cita!

—¡Deja de decir tonterías! —El estado de ánimo de Zhong Min se aligeró. Y rió—. Las invitaciones ya han sido enviadas. El banquete del hotel también ha sido arreglado. No puedes pensar en eso. En cuanto a tu padre y los demás, ellos…

—Lo sé, están ocupados, lo entiendo. —Ye Zhizhou temía que ella siguiera triste, así que cambió de tema y dijo—: Mamá, ¿la llave de la vieja casa todavía está contigo? Quiero ir a verla mañana.

—¿Por qué vas a visitar la vieja casa? —Zhong Min no sospechó nada, dejó que un sirviente trajera la bolsa, sacó un manojo de llaves y se lo entregó—. La llave más larga es la de la puerta principal. Xiao Han, ¿por qué de repente quieres ir a la vieja casa?

—Quiero obtener algunas cosas de cuando era más joven. —Respondió vagamente, después le pidió una píldora a Tongtian. Se levantó para prepararle una taza de té, sirvió el té, le puso la pastilla y le dio el té—. Mamá, cuando hayas terminado de beber el té, ve a dormir un poco. Aún es temprano para la fiesta de cumpleaños. Tómate un descanso.

—Eres tan considerado el día de hoy. —Zhong Min tomó un sorbo de té y la sonrisa en su rostro se profundizó—. Siempre sentí que el té que Xiao Han hace es especialmente bueno para beber. Cuando seas mayor tu madre podrá descansar tranquila.

Ye Zhizhou escuchó su gentil voz, vio la alegría en sus ojos y sonrió.

♦ ♦ ♦

El banquete de la noche fue muy grande y llegó una gran cantidad de invitados, pero ninguno de los hombres de la casa vino. Los invitados se presentaron con seriedad, pero la familia anfitriona solo tenía una mujer y al cumpleañero para mostrar hospitalidad. Eso fue realmente incómodo. Afortunadamente, ahí estaba Ye Zhizhou, esa vieja cosa que ha vivido unas cuantas generaciones y su atmósfera vivaz para alegrar el ambiente. El banquete de cumpleaños tuvo un buen comienzo y terminó aún más animado.

Mientras despedía a los invitados, Zhong Min escuchó los elogios dirigidos a Ye ZHizhou y sonrío muy felizmente. No se podía ver la tristeza que mostró en casa esa misma tarde. Ye Zhizhou se quedó a un lado y, en secreto, eliminó el mensaje de cumpleaños enviado por Si Yue.

Si Yue, el presidente de la compañía, era 5 años mayor que Si Han. Luego del secuestro de Si Han, fue enviado a la casa de sus abuelos en la primera oportunidad que tuvo Si Youqian y solo regresó un año después. No parecía haberse dado cuenta de que Qin Bao era una falsificación. No había ninguna diferencia entre él y el antiguo Si Han, pero Ye Zhizhou, quien leyó la información del sistema, ¡definitivamente sabía que su hermano mayor ya había descubierto que su hermano había sido reemplazado!

¿Qué tipo de hermano, después de descubrir el comportamiento anormal de su hermano menor, no piensa en hablar primero con él, sino en contratar investigadores privados para descubrir el problema? ¿Qué tipo de hermano mayor se perdería los cumpleaños de su hermano con tanta frecuencia? ¡También estaba el abuelo, él definitivamente sabía! ¿De qué otra manera se explicaría su afecto hacia su nieto y su frialdad y oposición hacia el Qin Bao original?

Si Youqian regresó a casa después de la fiesta de cumpleaños y fingió disculparse. Zhong Min fue gentil y lo disculpó rápidamente. Ye Zhizhou simplemente desvió la mirada y subió las escaleras, interpretando a la perfección a un adolescente caprichoso que aún quería la atención de su padre.

♦ ♦ ♦

A la mañana siguiente, Ye Zhizhou salió temprano de casa para visitar su antiguo hogar y fue directamente al ático para recuperar el álbum de fotos que permitió que el anfitrión original descubriera la verdad. Luego se dirigió a la calle más concurrida de la ciudad B, y en una esquina encontró la oficina de detectives recién abierta por Wei Zhuang.

Como uno de los protagonistas masculinos, la apariencia de Wei Zhuang superaba los parámetros normales y lo convertía instantáneamente en encantador. Ye Zhizhou fue sacudido por sus ojos de flor de melocotón[1], así que, evitando su línea de visión, sacó el álbum de fotos y lo puso sobre el escritorio.

—Sospecho que no soy el hijo biológico de mis padres. Quiero que lo investigues por mí.

Wei Zhuang apartó la mirada de él y agitó los dedos de manera aburrida: —Eso es simple. Puedes conseguir algún mechón de cabello o recorte de uñas de tus padres. Haré una prueba de ADN y pronto descubrirás si eres su hijo o no.

Ye Zhizhou no dijo nada.

—¿No registras la información del cliente?

—Oh, casi lo olvido. —Wei Zhuang se dio cuenta de repente, sacó una tarjeta de datos del cajón y sonrió—. Lo siento, el negocio no ha estado abierto durante mucho tiempo y todavía soy un poco inexperto.

Ye Zhizhou observó la pequeña, caótica y, especialmente, nueva oficina, y preguntó en voz baja: —No soy el primer cliente que ha venido, ¿verdad?

—¡Cómo es eso posible! —Wei Zhuang reaccionó de inmediato, golpeó la tarjeta de datos sobre el escritorio y sus ojos de flor de melocotón parpadearon rápidamente un par de veces—. Realmente no eres nada lindo, esta es una oficina muy grande, ¡no sabes cuantos negocios hacemos todos los días! Estoy tomando tu pequeño caso porque te encuentro lamentable, no hagas muchos problemas, ah.

Efectivamente, es su primer negocio… ¿por qué el protagonista masculino no era como lo describe la trama original? Ni un poco misterioso y capaz…

Ye Zhizhou se alejó de su línea de visión y susurró: —¿Todavía vas a registrar mi información?

Wei Zhuang puso los ojos en blanco, rebuscó un poco, sacó un bolígrafo y giró la tapa: —¿Nombre?

—Si Han.

—Oh, Si… ¿ah? ¡¿Si Han?! —Wei Zhuang parpadeó e inconscientemente preguntó—: ¡¿Acabas de decir que quieres investigar qué?! ¡¿Sospechas que no eres el hijo biológico de tus padres?!

—Sí. —Ye Zhizhou fingió una mirada perdida e inocente y le entregó el álbum de fotos otra vez—. Ayer fue mi cumpleaños. Escuché a mis padres discutir. Papá realmente parecía no querer celebrar mi cumpleaños. Hoy estaba de mal humor. Fui a visitar la vieja casa donde solía vivir y miré unas cuantas cosas.

Le dio la vuelta al álbum de fotos y sacó una pequeña foto de la sección de familia.

—El niño más grande en esta foto es mi hermano, pero este, el más pequeño, no soy yo. —Giró la foto y señaló el texto de atrás—. 23 de agosto de 20xx, cumpleaños de Xiao Han, con su hermano en el jardín trasero. Este es Xiao Han, no yo, y descubrí que no tengo recuerdos con mi familia antes de cumplir cinco años, además, mi padre nunca ha parecido quererme mucho…

Wei Zhuang gradualmente se puso serio y observó la foto en sus manos. Miró detenidamente a Ye Zhizhou y preguntó: —¿Estás seguro de que el niño en esta foto no eres tú?

—Sí, absolutamente seguro. —Ye ZHizhou asintió y luego inclinó la cabeza para evitar que la otra persona viera la expresión de su rostro. Agregó—: Además de papá, mi hermano nunca me ha querido mucho… Mamá dijo que me secuestraron cuando tenía cinco años. Perdí mis recuerdos por el shock, pero algunas veces sueño con mi infancia. En mis sueños, no vivo en la gran casa de la foto, sino en una pequeña habitación oscura. Y… recuerdo que cuando era pequeño, todos me llamaban Xiao Bao, no Xiao Han. Mi nombre solo cambió a mi nombre actual después de que cumplí cinco años…

Wei Zhuang observó el suave cabello de su cabeza, y frunció las cejas, sintiendo un poco de simpatía por él. A juzgar por la narrativa, el pasado del chico definitivamente estaba lleno de problemas, y era tan lamentable. Quería encontrar una agencia de detectives para revisar su pasado. Qué lamentable que lo haya encontrado a él. Pensando en el frío rostro de su amigo Si Yue, ese rostro congelado, no pudo evitar llorar en su corazón. Oye, un hermano menor tan encantador, incluso si en realidad no están relacionados por sangre, ¿cómo puede ignorarlo?

—Tu caso es aceptado. Pero… ¿puedo preguntar por qué viniste a mi agencia de detectives?

Ye Zhizhou levantó los ojos, pareciendo inocente.

—Porque es barata, el anuncio frente a la puerta dice que es una tienda nueva, y tiene un 30% de descuento. Este, no tengo mucho dinero de bolsillo. ¿Puedes darme un precio más bajo?

—¡No! ¡Tarifa doble! ¡Si no tienes dinero ve a pedirle dinero a tu hermano! ¡No es fácil para mí dirigir un negocio! —Wei Zhuang se negó directamente.

Ye Zhizhou observó su rostro encantador mientras se decía que necesitaba ser razonable y le dolía el corazón. ¿Cómo se convirtió este idiota en el misterioso detective de la trama original? ¡Qué inverosímil!

Al mirarse entre sí, un lado pensaba: ‘No sabe que ya conozco su relación con Si Yue. Quiero jugar con él un poco’. Mientras que la otra persona estaba llena de pensamientos como: ‘Él no sabe que en realidad soy amigo de su hermano-mayor-que-quizá-no-sea-su-hermano-mayor, y para no conmocionarlo, seguiré sin dejar que se entere’ y ‘Nunca imaginé que mi primer negocio sería revisar los problemas familiares de mi amigo, el mundo está girando demasiado rápido, estoy tan asustado de estar tan poco preparado’.

La información fue registrada exitosamente y Ye Zhizhou pagó el depósito. Wei Zhuang se quedó con la foto como una pista. Las dos personas se despidieron y se miraron entre sí con simpatía en los ojos.

Ah, qué hombre tan idiota.

Ah, qué pobre hermano.

El pequeño espejo vibró un poco y proyectó una pantalla.

[La probabilidad de amor entre Wei Zhuang y el protagonista se ha reducido a un 70%, por favor mantenga sus esfuerzos persistentes, anfitrión.]

Ye Zhizhou guardó silencio. La mente de un gran detective está llena de misterios, no intentes adivinar, seguirás adivinando para siempre.


[1] Ojos de flor de melocotón: hacen referencia a ojos seductores y atractivos.

| Índice |

3 thoughts on “Prevenir un Harem – Capítulo 53: Baobao no es un reemplazo

  1. PearGreen says:

    Awww que dulce momento entre el y Min, espero que la señora no sufra en todo este proceso, esperemos a que nos saquen las cosas malas que ha hecho Si Han verdadero (இ﹏இ`。)

    Ahora mismo no las puedo adivinar pero a ver que pasa xd

    (〇*>∀<)ゞ★☆ GRACIAS POR LA TRADUCCION

  2. Sarah Crossz says:

    ¿Él es Yun Ke? Haaaaaa me encanta, ya necesitaba un descanso de la tensión de los zombies
    Morí con el: Que hombre tan idiota 🤣🤣🤣🤣🤣😂😂😂

    • PearGreen says:

      No creo que sea Yun Ke, desde el primer mundo el nunca ha sido un objetivo de captura . Aparte de que el apenas lo ve le dice mio XDDDD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *