Prevenir un Harem – Capítulo 54: Baobao no es un reemplazo

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Después de regresar de la oficina de Wei Zhuang, Ye Zhizhou envió deliberadamente un mensaje de texto a Si Yue, revelando en secreto su confianza en su hermano, y luego inesperadamente recibió la respuesta del siempre frío hermano.

[—No lo pienses demasiado, compensaré el regalo de cumpleaños cuando regrese de este viaje de negocios.]

¿No lo piensas demasiado?

Borró el mensaje de texto y se tocó la barbilla. Entonces, ¿Wei Zhuang le dijo a Si Yue que estaba investigando en secreto su propio pasado? Este hermano mayor no habla mucho y es frío. Es simplemente difícil acercarse a él con esta actitud suya, pero no puede pedirle ayuda a Wei Zhuang a quien le faltan algunos tornillos.

Como no podía obtener ningún resultado en este momento, también podría rendirse por ahora. Abrió el viejo álbum, pasó las páginas una a una. Sus dedos inconscientemente frotaron las fotos, y el joven y apuesto rostro de Si Youqian, como el serio rostro de Si Jimin, fueron frotados. El padre y el hijo se parecen mucho. Eran de rostro ancho y mentón cuadrado, y tenían una especie de hermosura elegante que se ajustaba a la estética de la generación anterior. Aunque el rostro de Si Yue es más suave como Zhong Min, su rostro tiene siete u ocho puntos como Si Youqian. Solo Si Han, su rostro era completamente diferente al del resto de la familia. Sus rasgos son obviamente delicados y suaves, y cuando se ríe, extrañamente emite una sensación de sol. No sabe cómo él se veía así…

Al mirar al joven y hermoso Zhong Min en la foto, frunció el ceño y abrió la función de espejo del sistema para observar cuidadosamente su apariencia. Sus cejas son afiladas, los labios naturalmente hacia arriba, las mejillas todavía tienen un poco de apariencia de bebé, lo que debilita la nitidez que aporta la ceja, la nariz es muy buena, la piel también es buena… Deberían entonces los ojos del original parecerse a los de su madre, de Zhong Ke y también es muy similar a su padre Qin Shouye, pero no se parece en nada a la delicada suavidad de Si Han…

Espera, ¿en absoluto?

Echó un vistazo a las fotos de Si Han cuando creció y miró al Qin Bao original. Sus cejas se torcieron rápidamente. En la trama original, las dos personas se veían muy similares, pero ahora que las miró más de cerca, los rasgos faciales son completamente diferentes, ¿en qué se parecen? ¿Está el sistema intentando cavar hoyos de nuevo? Pero cuando hojeó la información de la trama antes, vio fotos de dos personas cuando eran jóvenes, y eran bastante parecidas…

[Confíe en el sistema.]

El pensamiento fue interrumpido por la pantalla de luz que apareció de repente. Volvió los ojos y sacó el pequeño espejo de su bolsillo y lo agitó. Preguntó:

—Tongtian, ¿realmente no hay ningún problema con el cuerpo de Zhong Min? ¿Realmente sólo necesita comer unas pastillas Anshen y cuidar su cuerpo? —La temprana muerte de Zhong Min en la trama original lo preocupó mucho. Pensó que Zhong Min tenía una enfermedad y por eso murió tan pronto. Como resultado, secretamente hizo que Tong Tian lo escaneara, pero no pudo encontrar ningún resultado que debiera ser atendido.

[Confíe en el sistema.]

Sí, sí, el sistema es el mejor, hay que creer en el sistema, bla, bla.

Apagó la pantalla de luz, se reclinó en la cama y se envolvió en las mantas. ¿Por qué siente que había algo mal con la familia Si? Al final no pudo pensar en una respuesta… Se quedó dormido, y en su sueño se apareció un hombre con túnica que cubría su rostro y no lo pudo reconocer. Trató de acercarse, pero descubrió que su cuerpo no podía moverse. Solo podía gritarle al hombre en vano.

De repente, la niebla se elevó y cubrió gradualmente la figura alta y esbelta del hombre. Se puso más ansioso, agitando las manos y tratando de esparcir la niebla, pero de repente se volvió negra, y luego la imagen se convirtió en una escena en una calle moderna y animada. Un hombre y una mujer de unos 30 años se reían y llevaban una carriola hacia fuera del supermercado. De repente, un camión grande salió de una esquina y viró hacia ellos. En el momento crítico, el hombre empujó la carriola lejos y abrazó a la mujer que gritaba.

El sonido del impacto y los frenos, pareció sonar en su oído, y su línea de visión se volvió bruscamente. Se encontró a sí mismo como el bebé en el cochecito que solo podía darse la vuelta. Miraba con ignorancia al hombre y la mujer que yacían en un charco de sangre no muy lejos, confundido, gritó. La multitud se acercó rápidamente, y una tía de buen corazón jaló su carriola a un lado, el rojo sangre desapareció y se convirtió en la puerta de un supermercado por el que constantemente salía gente. Volvió la cabeza, pero pareció ver una cara seria y familiar…

—¡Padre!

Torpemente despertado de sus sueños, levantó la mano y sostuvo su dolorida frente, su corazón latía incontrolablemente. Este sueño… y la última cara que vio… Rápidamente se bajó de la cama y descubrió el viejo álbum de fotos. Se volvió hacia la foto de Si Youqian y Si Jimin. Lo confirmó cuidadosamente y no pudo evitar apretar el puño.

¡Es Si Youqian! ¡Definitivamente no se equivoca!

La escena de sus sueños debería ser el recuerdo del Qin Bao original. Pero ¿por qué estaba Si Youqian en la escena del accidente del padre del Qin Bao original?

Después de la muerte de sus padres, Zhong Min siempre estuvo buscando a su hermana desaparecida. Más tarde, se casó con Si Youqian y su marido se hizo cargo de la búsqueda de su hermana. ¿Podría ser que Si Youqian ya había averiguado el paradero de Zhong Ke? Algo anda mal, realmente mal en esta familia.

Dejó el álbum y respiró hondo. Suprimió las diversas emociones negativas causadas por la profundización de la memoria del original, abrió los datos del sistema y miró más de cerca el comienzo de la historia.

El secuestro de Si Han ocurrió a principios de junio. Cinco días después, Xing Guan fue rescatado. Si Han desapareció. La policía buscó durante medio mes sin ningún resultado y retiraron parte de la fuerza policial. Zhong Min ya estaba un poco inestable entonces, la noticia de que la policía había retirado parte de la fuerza policial la hizo pensar que su hijo se había encontrado con algo inesperado. Ella fue grandemente afectada y casi saltó desde el techo de la villa. Afortunadamente, Si Youqian se dio cuenta de que algo andaba mal con su esposa y la envió al hospital. Después de algunos exámenes, a Zhong Min le diagnosticaron una depresión leve. Una semana después, Si Youqian vio accidentalmente a Qin Bao en un evento benéfico financiado por la empresa para apoyar al orfanato. Después de confirmar rápidamente su identidad, lo trajo de vuelta y lo envió a Zhong Min.

Una semana… demasiado rápido y demasiada coincidencia.

En el caso de la desaparición de su hijo y la hospitalización de su esposa, Si Yougan en realidad tenía ganas de volar a la ciudad S para participar en una actividad de bienestar público sin importancia de la empresa. ¿También encontró a Qin Bao? ¡Sólo un tonto creería que esto es una coincidencia!

Un dilema tan grande que no había visto antes, si no hubiera soñado de repente con el recuerdo del Qin Bao original… Miró hacia arriba y se frotó la frente, y había un rastro de duda en sus ojos. Extraño, parece haber soñado con algo antes de soñar con el recuerdo original. ¿Por qué no puede recordar…?

Unos días después, exploró conscientemente los recuerdos cerrados de la infancia del Qin Bao original antes de acostarse. Después del accidente automovilístico, no pudo volver a casa, pasó por el orfanato solitario y desolado, el viejo decano, la habitación oscura y sucia, las noches de invierno en las que no podía dormir… El coche de alta gama que apareció de repente delante del orfanato, los fríos ojos de Si Youqian que veía a través de las ventanillas del coche.

Abrió los ojos y el sol de la mañana brilló en la habitación, dando la impresión de calidez y comodidad. Cuando se quitó la colcha, se acercó a la ventana y abrió la cortina que estaba entreabierta. Parpadeó en la puerta de la villa y miró la escena en la que Si Youqian se despedía cálidamente de Zhong Min.

¿Cuál es el propósito de que este hombre le haga estas cosas a Zhong Min?

Probablemente consciente de su mirada, Si Youqian de repente miró hacia arriba y lo miró. Ye Zhizhou se sorprendió y forzó una sonrisa en su rostro, y lo saludó. Si Youqian arrugó la cara y un gesto indiferente fue la respuesta. Zhong Min notó la mirada de Si Youqian y siguió su línea lateral. Vio a su pequeño hijo en pijama parado frente a la ventana del segundo piso. Ella agitó su mano con una sonrisa en su rostro. La alegría en sus ojos casi podía cegar a la gente.

Un rostro está lleno de amor por el niño, pero el otro solo mostraba indiferencia, qué extraño par de “padres”.

Le devolvió la sonrisa a Zhong Min, luego vio a Si Youqian subir al auto y tocar el vidrio frío de la ventana francesa.

Es hora de ir a la ciudad S.

 ♦ ♦ ♦

En la trama original, el detective Wei Zhuang solo tardó una semana en descubrir todos los detalles de Si Han. Pero en realidad fue mucho más lento. Afortunadamente, Ye Zhizhou no tenía prisa y realmente no esperaba que encontrara lo que estaba buscando. Sólo esperaba transmitir sus sospechas y despertar los buenos sentimientos del detective y, si era posible, suscitar su impresión negativa de Si Han.

Al colgar la llamada telefónica de Wei Zhuang, se despidió de Zhong Min, que estaba preocupada, y tomó un taxi hasta el aeropuerto. Son las vacaciones de verano, los estudiantes que eligen viajar al extranjero están en todas partes. Él es solo uno de ellos, no muy llamativo.

Después de llegar a la ciudad, no fue inmediatamente al orfanato donde una vez vivió el Qin Bao original. En cambio, fue a ver el antiguo sitio donde vivieron el esposo y la esposa. A diferencia del pasado, la antigua comunidad se ha convertido en un animado centro comercial integrado. Entró y compró un pequeño sonajero de dibujos animados en la tienda de artículos para bebés, paseando sin rumbo fijo.

Zhong Ke fue separada de su familia durante los diez años de agitación. En ese momento, solo tenía once años y era algo ingenua. Casi fue atrapada por traficantes. Más tarde, tuvo la suerte de que un marido y una mujer extranjeros la llevaran al extranjero, y pudo crecer sin problemas. Al cabo de nueve años, el esposo y la esposa extranjeros fallecieron. Al convertirse en adulta, Zhong Ke regresó al país después de recordar sus recuerdos de la infancia. Se convirtió en profesora de inglés en una escuela secundaria en la ciudad S, y luego conoció a Qin Shouye, el decano del antiguo orfanato, 3 años mayor que ella.

Los dos se casaron un año después. Tres años después, adoptaron a un niño mestizo que apareció de repente en la entrada del orfanato y solo hablaba en idioma extranjero. Cinco años después, tuvieron su propio hijo, llamado Qin Bao, y cuatro meses después del nacimiento de Qin Bao, los padres del niño de raza mixta vinieron a recoger al niño y, unos meses después, la pareja murió en un accidente automovilístico. Lo extraño es que Qin Bao, su único hijo después de la muerte de Qin Shouye, no fue enviado a su propio orfanato. Tampoco recibió un solo centavo por la indemnización por accidente automovilístico, fue enviado directamente a ese orfanato en ruinas en los suburbios remotos.

Más importante aún, ¿qué papel juega Si Youqian en esto?

Inconscientemente, caminó hacia la puerta del cine. Recuperó sus pensamientos y vio que aún era temprano. Compró una entrada y entró al cine.

Qin Mo pasó por la entrada del cine, sus ojos se fijaron en un pequeño sonajero de dibujos animados en el mostrador del cine, sus pasos se detuvieron, se dieron la vuelta, lo recogió suavemente y lo sacudió.

El sonido sordo y denso es completamente diferente del sonido nítido en la memoria. Dejó el sonajero y los ojos verde oscuro rápidamente destellaron un rastro de dolor. Después de pensarlo, volvió a coger el sonajero, miró el mostrador y miró a su dependiente. Preguntó cortésmente: —Esto, ¿es tuyo?

El personal que estaba tratando de recordar su gramática inglesa, estúpidamente sacudió la cabeza.

—No, deberían ser de alguna otra persona.

Él asintió con la cabeza, sacó la billetera de su bolsillo, sacó un billete con la mayor denominación adentro y lo puso en el mostrador, balanceándo y haciendo sonar el sonajero.

—Esto, lo estoy comprando, le pide perdón al dueño por mí. —Después de decir esto, se da la vuelta y se va, sin darle al personal la oportunidad de negarse.

El personal miró el mostrador, donde había suficiente dinero para comprar varios sonajeros, y miró la alta espalda que estaba a punto de desaparecer de su vista. Lo llamaron, tratando de que se detuviera.

—¡Oye, no puedes hacer esto, y el dinero también es demasiado! ¿Joven? ¡Por favor…!

Su espalda desapareció, el personal dejó de gritar y algunos se rieron. ¿Por qué este invitado extranjero es tan extraño? Su forma de hablar era muy educada, pero su forma de hacer las cosas es tan irrazonable…

Después de ver la película, Ye Zhizhou perdió su sonajero, pero cosechó un billete. La próxima película estaba a punto de comenzar. El personal estaba demasiado ocupado para explicar completamente la situación. Simplemente dijeron que otro invitado “compró” su sonajero y volvió a trabajar después de entregarle el dinero.

Probablemente un padre con hijos que lo “compró”. Se rió del dinero y se alejó del cine, en dirección opuesta a Qin Mo.

Después de regresar al hotel por la noche, primero buscó en Internet información sobre el orfanato donde vivía el Qin Bao original cuando era niño. Después de estar completamente preparado, se disfrazó y fue al asqueroso orfanato al día siguiente al mediodía, disfrazado de buen estudiante universitario.

El decano una vez degenerado se volvió viejo y gordo, y resultó ser un abuelo sonriente y de buen carácter. Con entusiasmo introdujo a Ye Zhizhou y dijo con emoción: —Los jóvenes ahora tienen un buen corazón. Tenemos gente nueva haciendo voluntariado desde hace dos días. Hoy has enviado tantos juguetes y los niños están felices.

—Es bueno hacer felices a los niños, debería serlo. —Suspiró con entusiasmo.

Su poder mental fue explorando lentamente, envolviendo el cerebro del decano, y después de sentarse en la oficina del decano, miró directamente sus los ojos y tomó su espíritu. El poder mental estaba enredado en su voz.

—Decano, recuerdo que el orfanato era pequeño y muy viejo. Ahora es muy diferente. Debe haber mucha gente buena que donó.

La expresión del decano permaneció en blanco por un momento, luego le devolvió la sonrisa.

—Tuvimos muchas personas buenas que donaron. Pero nuestro orfanato podría convertirse en lo que es hoy, todo gracias a la financiación a largo plazo de una persona adinerada que conocimos hace más de diez años. Con sus bendiciones, los niños de nuestro jardín ahora pueden ir a la escuela y comer lo suficiente.

—¿Todavía recuerdas a un niño llamado Qin Bao? Era muy pequeño cuando lo enviaron, solo tenía unos meses.

—¿Qin Bao? No, no, no había tal niño en nuestro orfanato. —El viejo decano se negó rápidamente, luego hizo una pausa por unos segundos, y de repente cambió su respuesta y dijo—: Había un niño así, fue enviado por el hospital. Dijeron que sus padres murieron en un accidente automovilístico y no hay otros parientes… Sentí pena por él, quería ser bueno, pero hay otros niños en mi orfanato que mantener, y no quería ser duro con él… todo por esa persona, fue esa persona quien me hizo tener que hacer esto, diciendo que mientras yo haya tratado mal al niño, él ayudará al resto de los niños del orfanato a ir a la escuela, tener suficiente para comer, y no pude evitar estar de acuerdo…

La frente de Ye Zhizhou se movió y aumentó el poder mental en su voz.

—¿Quién es esa persona? ¿Por qué quería que criaras al niño así?

El rostro del viejo decano palideció de repente y no respondió a su pregunta. En cambio, dijo con una mirada confusa.

—No quería, Xiao Bao, no me culpes… no llores, sigue a la persona rica, ten una buena vida, el abuelo no quería abandonarte… La vida en el orfanato finalmente es buena, los niños pueden comer lo suficiente y usar ropa abrigada, y el viejo edificio finalmente puede ser renovado… solo borré toda la información de Xiao Bao, de todos modos, ya lo llevaron a vivir una buena vida. Está bien, está bien…

El estado de ánimo de Ye Zhizhou fue algo complicado a medida que recuperaba su poder mental. Miró los ojos del anciano decano. Él suspiró. Esta persona probablemente fue torturada durante mucho tiempo por el sentimiento de culpa en su corazón. Aunque su defensa mental es profunda, también es fácil de sacudir y puede ser un poco confuso. Sacó una pastilla de Anshen y la colocó en la taza de té del viejo decano. Miró alrededor de esta sencilla oficina y se alejó.

Qin Mo agitó la mano, se bajó del auto y entró al orfanato.

El vicepresidente corrió a saludarlo y su expresión era un poco nerviosa.

—Usted debe ser el Sr. Qin, mi padre es mayor y su cuerpo no es muy bueno, se quedó dormido después del almuerzo, ya ve…

—Está bien, solo quiero leer la información de adopción en sus archivos, no es necesario nada especial.

El vicedecano dio un suspiro de alivio y dijo.

—Los trámites para la adopción en nuestro orfanato han sido muy estrictos y la información es la más completa. Si tiene alguna pregunta mientras lo mira, puede preguntarme. He estado trabajando en el orfanato durante más de dos décadas, puedo recordar a todos los niños adoptados.

Los ojos de Qin Mo se movieron y lo miró de reojo.

—¿Te acuerdas de todos ellos?

—Sí, por supuesto. —El vicedecano fue mirado por sus fríos ojos verdes sin emociones. No pudo evitar sentirse un poco preocupado—. Incluso si sólo los recibimos por un corto tiempo, los recuerdo…

—¿Has tenido un bebé llamado Qin Bao? Sus ojos son muy grandes, su cabello es muy suave, le gustaba reír, le gustaba sostener cosas cuando dormía por la noche, no lloraba mucho, también le gustaba escupir pompas cuando estaba solo. —Probablemente fue algo que dijo demasiadas veces, la velocidad del habla es un poco más rápida y sus ojos lentamente tienen un rayo de esperanza—. ¿Has tenido un niño así?

—No, no. —El vicedecano evitó su vista y el corazón se sobresaltó un poco—. Las condiciones en nuestro orfanato en ese entonces no eran lo suficientemente buenas para cuidar a los bebés. Solo admitimos niños de 5 años o más.

—Ah, entonces fue así… —La esperanza en los ojos se hizo añicos, los ojos de Qin Mo se volvieron indiferentes nuevamente, y su actitud se volvió cada vez más fría—. Llévame a los archivos. Estaré bien solo, no es necesario que me acompañes.

—Entonces, sígame, por favor. —el vicedecano se dio la vuelta y comenzó a liderar el camino, con la espalda llena de sudor frío.

| Índice |

3 thoughts on “Prevenir un Harem – Capítulo 54: Baobao no es un reemplazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *