Villana sanadora – Capítulo 28

Traducido por Mei

Editado por Nemoné


Se puede decir que ahora mismo estoy enfrentando un gran problema. Proviene de esta pequeña rosa negra en mi cuello.

¡No puedo quitármelo!

Por lo menos se ha estado desapareciendo al pasar el tiempo. No creo que tenga otra opción más que esperar para que esta cosa desaparezca por completo. ¡Me recuerda a su irritante rostro y no me gusta para nada!

Incluso ahora, puedo ver claramente su patrón. ¿Qué voy a decir si los demás me preguntan sobre esto? ¡Realmente estoy actuando como un ladrón que intenta encubrir su crimen!

Suspiro y salgo de mi cuarto. Ahora mismo es hora del desayuno, Shio y yo estamos de vacaciones así que toda mi familia se está quedando en casa.

¿Acabo de decir ‘toda mi familia’?

 — ¿Luler…?

Abro la puerta del comedor para ver a mi padre y a mi madre sentados al lado derecho con un nervioso Shio. Ocupando el lado izquierdo está el príncipe de los vampiros.

— ¡Oh! Él vino conmigo, Shiwa. Anoche, me quedé en el palacio hasta esta mañana así que le sugerí que viniera a comer el desayuno con nosotros.

Normalmente, padre no es una persona que hable por alguien. ¡Eso significa que Luler es quien quería venir aquí!

— ¿No tienes otros asuntos que atender, Su alteza?

—Hoy tengo tiempo libre así que quería pasarlo con Shiwa.

—Ufufu~ Viendo como el príncipe Luler cuida de Shiwa de esta manera, mi corazón puede descansar en paz.

Mi madre sonríe hábilmente. Cuando estoy con mi padre y mi madre, no puedo hablarle informalmente a Luler al igual que cuando estamos a solas, y eso es lo que me pone incómoda.

—Shiwa, ven aquí.

Él da palmaditas en el cojín de la silla.

—Sí, Su Alteza.

Luler, aquí tienes que seguir la corriente ya que estamos sentados frente a mi familia.

Cuando me siento en mi silla, alguien cercano me hace la pregunta que más temía.

—Tienes algo en tu cuello, Shiwa. ¿Por qué está pintado?

Nadie te va a condenar si no sabes nada. No quiero responder esta pregunta en lo absoluto.

—Solo quise probar pintar mi cuello con pintura de colores. Desaparecerá cuando pase el tiempo.

— ¿Pintura de colores?

—Sí, Su Alteza.

—No deberías pintar nada extraño en tu cuerpo, Shiwa —Madre frunce el ceño.

—Amor, tienes que relajarte. Ya no tenemos que ser tan estrictos con las tradiciones. ¿No es cierto, príncipe Luler? —Padre se voltea a mirar a Luler, como si quisiera enviarle una señal.

—Es cierto. Es hermoso.

Al final, el problema es resuelto por el poder de Luler como príncipe. Es increíble, por así decirlo.

Rápidamente regreso a mi habitación con Luler luego de haber terminado de comer el desayuno.

— ¿Por qué viniste tan temprano?

—Vine en el carruaje con Tiare-sama.

— ¿No tienes que prepararte para la escuela?

—¿Qué? ¿Tengo que prepararme para algo?

Oh… Olvidé que él no tenía que preparar nada porque su ayudante lo haría todo.

—Shiwa…

— ¿Qué pasa?

—Tengo hambre.

— ¿Qué? ¿Tienes hambre tan temprano en la mañana?

—No he podido beber tu sangre durante mucho tiempo. Damela…

*Empujar*

Caigo sobre mi espalda en la cama. Se puede decir que él está montado encima mío ahora mismo, pero es solo para darle sangre. ¡No tiene otro significado aparte de ese!

—No tenías que hacer eso. ¡Solo pídemelo amablemente!

—…

— ¿¡Por qué de repente estás callado!?

—De esta manera… es más excitante.

— ¿Q-Qué? ¡Espera un minuto!

*Mordida*

— ¡Ahhh!

Sorprendida por su mordida, gemí un poco. Sus colmillos se están haciendo más grandes a medida que pasan los años, de los colmillos de un gatito a los colmillos de un adulto.

Mientras más hunde sus colmillos, más dolor siento en mi cuello.

— ¿Estás herida, Shiwa?

—No, si terminaste entonces vete…

—Quiero beber de nuevo…

—E-Espera un minuto, Luler.

Él no espera por mi respuesta en lo absoluto, mientras hunde sus colmillos en mi cuello otra vez.

*Knock, knock*

—Hermana, traje unos bocadillos para ti y el príncipe Luler… ¡¡!!

Mi encantador y adorable hermano entró con un rostro alegre, pero, cuando vio la escena, su cara cambió a una expresión horrorizada. Sus mejillas están empezando a sonrojarse y sus manos, que está utilizando para sostener la bandeja, están temblando incontrolablemente.

—Lo-Lo si-siento, hermana.

— ¡¡Shio!!

*Pang*

Él cierra la puerta de un golpe sin darme tiempo a explicarle nada. El sonido de sus pasos se aleja de mi cuarto en un destello.

— ¿Puedo morderte otra vez?

¡¡¡Todavía quieres morderme de nuevo!!! ¿¡No sientes remordimiento!? ¡Fuiste tú quien provocó esta situación!

— ¡¡De ninguna manera, arrodíllate ahora mismo, Luler!!

Luler se baja de mi cama y se arrodilla en el piso, al igual que un gatito que cayó de un árbol, esperando ansiosamente su castigo.

— ¿¡Sabes en qué te metiste, Luler!?

Me siento en mi cama con las piernas cruzadas. ¡Estoy hirviendo de ira en estos momentos!

—U-Umm.

— ¿Cómo debería castigarte?

—Cualquier cosa que quieras.

¡Ni siquiera tiene ningún sentimiento de culpabilidad! Un castigo normal es inútil en él ahora.

— ¡¡A partir de ahora, por un mes no puedes entrar en mi habitación de la escuela!!

— ¡¡!!

Su cara está comenzando a palidecer y su cuerpo está temblando. ¿Le afecta tanto que no pueda entrar en mi habitación?

—Puedes golpearme en vez de eso.

Él abrazó fuertemente mi cintura.

—No, este es tu castigo.

— ¿Puedo entrar a tu cuarto a través de una ventana?

— ¡¡¡No!!!

—Shiwa…

¡Incluso si pones ese tono de voz, no te perdonaré tan fácilmente!

♦ ♦ ♦

Dos días pasaron y finalmente nos mudamos a nuestros nuevos dormitorios. Espero que siempre podamos tener una vida pacífica como esta.

— ¿Shiwa, realmente no quieres abrirme la puerta?

—No.

—Haré todo lo que quieras. Por favor, déjame entrar.

—No.

—Shiwa…

—No.

Luler ha intentado hablar conmigo sobre este asunto en estos últimos dos días. Constantemente viene a tocar en mi puerta en la noche ya que le quité mi llave.

Parece ser que hay un rumor sobre un fantasma que viene a tocar en mi puerta en la noche. Rápidamente se convirtió en una historia de fantasmas en mi dormitorio.

—Shiwa, tienes que perdonar al príncipe Luler.

—Es cierto, puedes ser cruel con él las veces que quieras pero no deberías hacer que los demás estén asustados por sus actos.

Teo y Akane también intentaron persuadirme para que perdonara a Luler. Nosotros, los cuatro, siempre comemos el desayuno en la cafetería del dormitorio.

Mi respuesta también es la misma…

—No.

—Shiwa…

Incluso si ustedes unen sus fuerzas para persuadirme, es inútil. ¡Humph!

Bien, tal vez funcione en un futuro cercano…


Nota de la autora: Por favor cálmense. Esta historia aún no tiene un OTP (One True Pairing, que se usa para referirse a tu pareja favorita, de entre muchas). Hades solo acaba de salir y todos ustedes se están enojando mucho conmigo. Estoy asustada T^T La siguiente villana aparecerá en un futuro cercano~

Nemoné
¿Cómo que aún no hay un OTP? ¿¡Entonces, qué son Shiwa y Luler!?

| Índice |

3 thoughts on “Villana sanadora – Capítulo 28

  1. SweetBlues00 says:

    Intenté averiguar con quien se queda y me comí un spoiler que no queria y ademas no descubrí si se queda con Luler o no porque si seguia leyendo pasaria otra vez….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *