Apagar las Luces – Capítulo 14 (I)

Traducido por Nidhogg

Editado por Sakuya


—Ja… Jaja. Oh, por Dios, Liz.

La prima de Haley, Joy, reía como si no pudiera encontrar las palabras adecuadas. En la pantalla de la cámara estaba la imagen de Haley, arrastrando con fuerza a Noah del brazo dentro de la habitación de hotel.

Acercó la imagen usando sus dedos y la expresión fría de Noah fue evidente.

¿Debería retocarla un poco? ¿Hacer que su expresión luzca aún más perpleja y aterrada?

—No. Esto ya es perfecto, no necesito retocarla y terminar en problemas.

Murmuró Joy en voz baja y rio.

Al principio pensó que no conseguiría nada útil. Haley ni siquiera estaba bebiendo como normalmente lo hacía, ni coqueteaba con otros actores masculinos. Actuaba como si ya supiera que tenía su cámara apuntando silenciosamente hacia él.

Esperó por varias horas, pero no había nada que fotografiar.

Cuando Raynoah apareció a mitad de camino, pensó que finalmente conseguiría algo, pero una vez más, nada ocurrió. Los dos hablaban como si su relación no fuera mala y, Raynoah, no parecía incómodo. Era más como si lo estuviera disfrutando.

Maldición. Joy maldijo y lamentó el estar desperdiciado su tiempo. El salón de banquetes era ruidoso y caótico y parecía que Haley era la única persona sobria.

Hoy no había funcionado. Pensó que esto podía seguir ocurriendo cada vez que lo intentara y se sintió exhausta.

Puso la cámara de regreso en su bolso y se preparó para ir a casa, pero se sobresaltó y dudó al ver a Haley llevar a Vick al elevador.

Por supuesto, un rumor de mal gusto decía que había algo entre esos dos, debido al reciente comportamiento de Vick. El rumor que circulaba decía; Ya que Haley era un gay pródigo, quien coqueteaba con cualquier hombre, había chupado el pene del director para conseguir el papel. Hace diez años, incluso cuando los padres de Haley estaban vivos, había este tipo de rumores.

De hecho, el rumor se había esparcido una vez más, pero no había sido tan malo como de costumbre. Una de las razones era que Vick era indudablemente hetero y amaba muchísimo a su esposa, pero la razón más relevante era que ya era famoso por crear varias importantes películas exitosas. No importaba que tan bueno fueras en las felaciones, si podías ser elegido para el papel principal era simplemente porque eras genial en ello, entonces ¿por qué Melissa había sido despedida de repente? Ella también era bien conocida por esto.

De todos modos, una fotografía simplemente arrojando al director ebrio dentro de la habitación de hotel y saliendo sería inútil, no importaba qué tan engañosa pudiera ser. Además, con tantos testigos, al día siguiente de que la imagen fuera publicada, varios miembros del staff testificarían cuán borracho estaba el director y quien había sido la única persona que no bebió.

Abstenerse de beber en ese tipo de fiesta solo mejoraría la imagen de Haley. Joy mordió su uña y dudó si debía seguirlos o no.

A menos que esos dos se besaran frente a la puerta, la foto sería inútil. Joy se movió en busca de una compensación, ya que su trabajo de todo el día había sido en vano.

Ya había descubierto el número de la llave de la habitación del hotel que Tony le había dado a Haley. Habitación 1218. Joy se subió en otro elevador, junto al que Haley había tomado, salió en el piso trece y después bajó al doceavo por las escaleras. Buscó un lugar para esconderse cerca de la habitación 1218

Probablemente le tomaría algo de tiempo arrastrar al borracho Vick. Joy se escondió detrás de un macetero y bostezó. Después de que prepara la cámara, Haley apareció corriendo en el pasillo con una expresión de pánico. Y la persona que estaba siendo arrastrada detrás de él, sorprendentemente, no era Vick.

Un hombre y una mujer corrieron detrás de ellos e intentaron hacer palanca en la puerta, pero no pudieron. Joy los miró por un segundo y pensó; Seguramente son otros paparazzis, y se dio la vuelta. No llevaban una cámara y ella había sido la única que había capturado ese momento perfecto.

Joy apagó la cámara. Arrastrando a ese guapo hombre a una habitación de hotel, tú, bastardo astuto. ¿Recordaría esta noche, incluso después de que su vida fuera destruida?

No, tal vez Raynoah, quien regresaría a sus sentidos, se iría y nada ocurriría. Pero lo importante era que había conseguido una fotografía que valía mucho dinero.

Y también era la imagen que podía poner la vida de Haley en un basurero.

—Hahaha… Te dije que tuvieras cuidado ¿no?

Sonrió satisfecha, sacó su teléfono y comenzó a contactar con algunos de los reporteros que conocía.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *