Días de villano – Capítulo 54: Preparatoria (34)

Traducido por Sharon

Editado por Sakuya


Mi mente está nublada.

Mi cuerpo está… tan caliente.

Este cuerpo que está tan lleno de pasión, de alguna forma, quiero… Abracé a la persona frente a mí.

—Caliente… Ayuda…

Incapaz de hacer algo por mi cuenta, comencé a llorar.

Alguien me está besando, abrazándome… Mi cuerpo se llenó con algo caliente. Incontables veces alcancé la cima, una y otra vez.

Mi voz se secó por completo, me volví incapaz de hacer nada más que sollozar. Gradualmente, el calor remitió, y como una cuerda siendo cortada, caí dormido.

♦♦♦

— ¿…?

Cuando desperté, estaba sobre la cama de Genbu-senpai.

Senpai parece haber abierto algo en la computadora que está a un lado de la cama. Cuando notó que estaba despierto, me sonrió gentilmente por encima de sus anteojos.

— ¿Estás despierto? ¿Quieres beber algo? Hmm~ Una bebida deportiva sería bueno.

Intenté agradecerle, pero noté que no tenía voz. Senpai besó mi sien y susurró en mi oído.

— ¿No tienes voz? ¿Debería ponerle una pajilla a la botella? Bien, toma.

Agradecidamente, tomé la bebida que Senpai me extendió. Mi garganta está realmente seca, así que bebí casi toda la botella. Calmó mi garganta, y mi voz pareció regresar.

—Muchas gracias… Yo… ¿…?

Ayer, ¿cómo terminé en esta cama?, pensé, y los recuerdos regresaron gradualmente.

Fui a alentar a Kenshin en su partido de Kendo.

Cuando casi fui secuestrado, Teruki me protegió.

Hasumyouji-senpai me llamó diciendo que Hiroto estaba herido.

Salí, y entonces…

Un hombre con un tatuaje repentinamente apareció en mi mente.

Es cierto. Hasumyouji-senpai, él me drogó y… ¿Entonces…?

Envolví mis brazos a mi alrededor.

No puedo parar de temblar.

Dentro de mi sueño, alguien estuvo abrazándome.

Pero, no puedo recordar quién era mi compañero.

¿No fue un sueño?

¿Con quién estaba…?

Cuando lo noté, lágrimas caían de mis ojos.

Es tan aterrador que no puedo soportarlo.

Genbu-senpai se sentó a mi lado, mientras yo lloraba en silencio. La cama chirrió cuando él se paró, y mi cuerpo tembló.

—…Ese tipo no te violó, porque llegamos al cuarto antes de eso. ¡Envíe a ese tipo a volar y pisé su rostro! —dijo Senpai con una sonrisa satisfecha, pero su risa se detuvo cuando me vio.

Toqué el hielo que alguien me puso en la cara. Como me golpearon, sigue doliendo un poco.

Mi cuerpo tiembla cada vez que recuerdo al hombre con el tatuaje.

Estaba drogado, así que mi conciencia no estaba del todo presente, y no tengo recuerdos de lo que siguió.

En ese momento, la puerta del cuarto de Senpai se abrió y Teruki entró.

—Genbu-senpai, Yuu durmió lo suficiente, ya ha sido más de un día. Tenemos que levantarlo pronto para alimentarlo… Estás despierto, Yuu.

—Sí…

Teruki se acercó a la cama y acarició mi cabeza. Genbu-senpai se levantó con elegancia y regresó a su asiento, trabajando nuevamente en la computadora.

Teruki acarició mi flequillo gentilmente, y miró mis ojos.

— ¿Qué sucede? Tus ojos están todos rojos.

—Probablemente~ ¿Creo que recordó lo que sucedió ayer? Porque estábamos hablando hace poco. Como del hombre que intentó poner sus manos en Yuu, yo golpeándolo, tú abrazándolo la última noche, Byakko y yo.

Teruki lucía algo sorprendido por las palabras francas de Genbu-senpai.

—En serio, ¿te hubiera lastimado decir las cosas de forma menos directa? Sabes, Yuu… Ayer, fuiste drogado y secuestrado, no puede evitarse que estés triste… Argh, incluso yo no puedo soportar decir nada más…

—Realmente nunca cambias…

Genbu-senpai miró a Teruki con un puchero en su rostro.

Yo organicé sus palabras frenéticamente en mi mente.

Ayer, Senpai me salvó de ese hombre. Habiendo sido drogado, Teruki y Senpai, los dos me ayudaron… Eso es, ¿dos personas…?

Sentí que mi rostro se sonrojó de inmediato.

—…

Avergonzado, levanté mi mirada hacia Teruki con mis ojos húmedos. Nuestras miradas se encontraron, pero sus palabras me sorprendieron.

—Otra vez con esos ojos tuyos… Yuu, pensé que quería protegerte antes… No, eso sólo era una excusa… Hacer algo como ignorar las intenciones de Yuu es malo, creo… Ayer, te sostuve… Quería calmarte.

Los ojos ardientes de Teruki se entrecerraron. Sin pensarlo, me abracé a él.

—…Parecía que estaba sucediendo dentro de un sueño, y mis recuerdos están algo vagos… Pero dentro del sueño pensaba ‘Alguien, ayúdeme’.

Me encontré con los ojos de Teruki. Mi voz era un susurro, pero…

—Gracias por ayudarme… Teruki.

Él lucía avergonzado, acariciando mi cabeza con algo más de fuerza de la usual.

—Por ahora, iré a buscar algo de comida —murmuró, y dejó el cuarto.

El sonido de Genbu-senpai tecleando en la computadora hizo eco a través del cuarto. Mi respiración sonaba con fuerza en el silencio. Pero, este silencio era cómodo y bueno.

Puse mis manos en mis mejillas cálidas para enfriarlas.

—…Senpai.

— ¿Hmm~? ¿Qué~?

—Um… Gracias por ayudarme.

—Seguro. Estoy feliz de que estés a salvo.

—Um…

Romper el hielo es difícil y no pude hablar con claridad.

Al parecer, él golpeó al hombre tatuado por mí, pero me pregunto qué sucedió con Hasumyouji-senpai que también estaba en ese lugar.

Y que Hiroto estuviera herido es una mentira, ¿verdad?

Recordando el hermoso rostro de Hasumyouji-senpai mirándome con una mueca de desprecio, me hizo suspirar.

No importa qué, parece ser que odio a la persona que Hiroto ama.

No puedo perdonar lo que me hizo, pero el Amano Yuu de la novela, también se sintió frustrado con la pareja principal, creo. Soy completamente incapaz de ignorar cómo me siento.

Estar enamorado de alguien es aterrador.

El deseo de monopolizar, los celos… Nací y fui criado de forma diferente. Quizás algún día yo también sea igual.

¿Igual al Amano Yuu de la novela?

Él siempre estuvo enamorado de Hiroto. No pudo parar de querer su amor.

Hasumyouji-senpai también quiere el amor de Hiroto.

Entonces, ¿qué hay de mí?

¿Hay algo que quiera?

—… ¿Hmmm?

Antes de que me diera cuenta, unos ojos violetas aparecieron frente a mí.

Entonces, fui besado con fuerza. Sin detenerse, empujándome a la cama, la figura que encontré era Genbu-senpai. Su mirada parecía mirar lo profundo de mi corazón.

—Hey, ¿qué estabas pensando recién? Cada tanto luces como si no estuvieras aquí.

—…

—Quiero conocerte… ¿No me dirás?

Ante su expresión seria, lentamente comencé a hablar mientras buscaba las palabras.

—…Yo, parece ser que odio a la persona que Hiroto ama. Esta vez es Hasumyouji-senpai, pero en la Escuela Media también estaba celoso de la persona que le gustaba.

Senpai me miró, deteniendo mis palabras.

Cuando sus tranquilos ojos me miraron, algo dentro mío explotó, desbordando desde lo profundo de mi corazón… Repentinamente las lágrimas comenzaron a caer por su cuenta, y continué hablando.

—…Cuando comencé la Preparatoria, siempre pensé que Hiroto se enamoraría de alguien más. Ahora él me muestra cariño, pero algún día definitivamente me convertiré en innecesario. Por eso tengo que preparar mi corazón… Eso es lo que intenté. Senpai, tengo miedo de enamorarme de alguien. Si me enamoro, ¿también sentiré celos de las personas que le rodean? ¿Yo también querré monopolizarlo? Ese… Dolor… No lo quiero.

Como estaba llorando mientras hablaba, creo que fue difícil entenderme. Pero Senpai me escuchó en silencio.

Y dijo algo extraño.

—… ¿Tienes celos de Houou y Hasumyouji?

— ¿? No, no lo llamaría celos… Creo que me sentía solo.

—Hmm… Houou y tú, ¿están saliendo?

—…No, no lo estamos.

—Entonces ¿saldrías conmigo?

— ¿Huh? Eso es… Lo lamento, realmente no entiendo lo que estás diciendo. Creo que estar con Senpai es cómodo, pero…

Senpai se rio con una feliz sonrisa.

— ¿Es así? Sentirse cómodo es bueno ♪ Nos besamos mientras estamos juntos… Hey, ¿no está bien así?

—… ¿Huh?

—Si estar enamorado hace a alguien celoso, entonces ¿piensa en ello? Ahora conmigo como tu compañero.

—Umm… No.

—Me gustas porque eres quien eres. Siento que quiero estar a tu lado. No lo olvides. Continuaré aceptando cualquier petición que me hagas… ¿Supongo que podrías imaginarlo si observas a Papi?

Recordando al padre de Senpai, sonreí.

—Ah, sonreíste.

—…Senpai, gracias.

Volví a llorar de nuevo.

Esta vez, de felicidad.

Desde los recuerdos que obtuve por primera vez, tengo el sentimiento que sentí a Amano Yuu a través de la fachada. Yo, soy yo… él, es él.

Es cierto. Está bien mientras sea yo mismo, ¿verdad?

Lágrimas salieron rápidamente sin detenerse.

Senpai pareció sorprendido al verme.

— ¿Huh? Pensé que habías dejado de llorar… Hmm~ Supongo que está bien, porque no estás triste.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *