Gato K – Capítulo 12

Traducido por Shisai

Editado por Nemoné


¡Ah! ¡Es Simon!

Me alegré de ver a la persona cuya figura vi justo cuando salí por la puerta.

Simón, a quien no había visto ni rastro en los últimos días, estaba parado afuera de la puerta. Lo encontré justo cuando pensaba que un enojado Sugar Prince lo había enviado al exilio, así que no podría estar más feliz de verlo. Es cierto, el amable Sugar Prince no le habría dado un castigo tan grande por algo así. Incluso si tiene el título de Príncipe Heredero, ¿usaría sus poderes como quisiera? De ninguna manera. De ninguna manera.

—Nyaang… Nyang…

Hey, ¿qué estás haciendo aquí?

Pero cuando me acerqué a él para preguntarle esto, no parecía tener intención de responderme y solo miró a Sugar Prince detrás de mí. De cerca, al ver la cara demacrada de Simon, siento que debe haber estado golpeándose sobre ella. Parecía que no había podido ir al dormitorio y había estado esperando afuera de la puerta todos los días.

Giré la cabeza y miré a Sugar Prince, luego volví a mirar a Simon. Este último se inclinó en dirección al Príncipe Heredero como saludo y estaba mirando hacia abajo. Verlo hacer algo tan diferente a su yo habitual me dolió un poco. Pero el hecho de que se hubieran separado más por mi culpa, a pesar de que su papel era el de ayudante principal de Sugar Prince, me hizo sentir muy mal.

Ah, deja de molestarme con estos sentimientos cuando estoy perfectamente contento.

Pensé por un momento y me puse de pie, agarrando el muslo de Simon con mi pata delantera.

—Nyaong —maullé y Simon me miró confundido.

Su confusión me dijo que no entendía nada. Maullé de nuevo y empujé al tipo denso, —Nyaong.

Oye. Recógeme, rápido.

¿Entendió un poco ahora? Simon alternaba su mirada entre mí y Sugar Prince, con una expresión extraña. Cuando me volví, pude ver a Sugar Prince asentir con la cabeza a Simon. Ante eso, la cara de Simon se iluminó. Me quedé quieto mientras Simon me sostenía cuidadosamente en sus brazos.

Sugar Prince continuó caminando. Sosteniéndome en sus brazos, Simon comenzó a seguirlo. Como si estuviera tenso, los músculos de sus brazos estaban tensos, duros como una roca. Debe haber tenido miedo de que su fuerza me lastimara. Por supuesto, tenía razón al tener cuidado, ya que solo el antebrazo de Simon era más ancho que mi torso.

Realmente… ¿Cómo soy tan generoso? Estoy perdonando al tipo que dejó que otro gato entrara a mi territorio tan fácilmente. Sin mencionar que incluso estoy sacrificando este cuerpo para que pueda hacer las paces con Sugar Prince. No importa qué, mi personalidad no permitiría que nadie más me abrazara excepto Sugar Prince. Bueno, excepto por una mujer hermosa. Es inimaginable que me ponga a merced de cualquier hombre extraño. Sin embargo, esto fue para dejar que Simon y Sugar Prince hicieran las paces. Sin embargo, no tenía ninguna intención de recibir ningún agradecimiento de Simon, ya que esas palabras no eran necesarias entre hombres reales con exteriores fríos y corazones ardientes. No hicimos nada más que actuar de esta manera. Hmph.

En cualquier caso, se sintió bien salir después de tanto tiempo. Una vez que me quitaron las vendas, sentí que mi cuerpo podía volar. Mi cuerpo ansiaba correr y saltar de inmediato aquí y allá. Con cómo me sentía en este momento, sentí que podía saltar unos 2.5 metros en el aire desde mi lugar en el suelo. Según lo prometido, Sugar Prince ni siquiera usó la pluma para jugar conmigo porque me había lesionado. En cambio, me acarició mucho, pero también necesitaba un juego emocionante. Hoy, las vendas finalmente se habían quitado, así que esperaba que jugara conmigo esta noche. Si, por casualidad, tampoco jugaba conmigo hoy, estaba preparado para poner marcas de dientes en los dedos de Sugar Prince.

Cuando llegamos a la sala de reuniones, salté al suelo.

Mientras seguía a Sugar Prince a la habitación, me di vuelta y vi los hombros de Simon hundirse. No fue agradable ver a un tipo tan enorme sin vida. Bueno, como caballero, el maestro de Simón era Sugar Prince, pero definitivamente se sentiría mal cuando Sugar Prince lo ignoraba y soplaba vientos fríos hacia él.

… Oye. Te hice un favor.

Me detuve en seco y me volví para caminar hacia Simon. Sugar Prince, quien había notado que no lo estaba siguiendo, miró hacia atrás. Me senté al lado de Simon y maullé hacia Sugar Prince.

—Nyaang.

Sugar Prince, estaré jugando con Simon, ¿de acuerdo? Es muy lamentable.

Sus bonitos ojos dorados se endurecieron muy ligeramente. Parecía que no le gustaba. Pero me encontré con su mirada sin rodeos y expresé mi determinación. Sugar Prince finalmente se giró y desapareció dentro de la sala de reuniones solo. La leve preocupación de que estaba de mal humor se metió en mi mente, pero no se pudo evitar. Ya que incluso Sugar Prince necesitaba experimentar la soledad para apreciar mi importancia.

Tan pronto como desapareció por completo en la habitación, la expresión de Simon se volvió melancólica. Un tipo tan enorme con una expresión sombría era extremadamente desagradable. Con solo su expresión, parecía como si la chica que había perseguido obstinadamente lo había pateado con toda su fuerza. Esperaba que me fulminara con la mirada o resoplara cuando Sugar Prince se fuera, pero tampoco lo hizo. Qué dilema. Si este tipo Simon siguiera siendo así, ¿quien me entretendría? Si no escuchara su resoplido, mi lengua podría quedar atascada con espinas.

Al ver a Simon como un cachorro abandonado, golpeé su pantorrilla con mis patas delanteras.

Anímate hombre. Así funciona el mundo.

Ya sea que entendiera mis palabras de aliento o no, Simon dejó escapar un pequeño suspiro. Este tipo, por alguna razón, creo que será difícil consolarlo por medios normales. Después de reflexionarlo por un momento, me decidí. Cumpliría con el acto amable que comencé correctamente.

—Nyang, nyang…

Oye. Sígueme.

Llamé a Simon con solo dos gritos cortos y contundentes. Luego, le hice un gesto con la cabeza y me di la vuelta. Después de un par de pasos, miré hacia atrás y, al ver que todavía estaba parado allí, tuve que llamarlo nuevamente. En cualquier caso, Simon comenzó a seguirme.

—Ehem, hem.

Simon, quien seguía detrás de mí mientras caminaba en silencio, tosió falsamente de forma torpe. Adivine sus pensamientos sin muchos problemas. El caballero más confiable del Príncipe Heredero seguía a un gato como un patito perdido, no le quedaba muy bien. Para agregar a eso, debe haberme seguido, preguntándose qué estaba haciendo. Pero seguí caminando sin responder. Porque no podría ser solo un buen tipo.

Seguí el camino por el que no había podido caminar durante una semana entera y llegué a mi destino. Con mi pata delantera, rasqué la pared frente a mí y miré a Simon. Al darse cuenta rápidamente de mi intención, empujó rápidamente la puerta secreta y la abrió, mirándome con una mirada que me preguntó qué diablos estaba planeando.

Jeje, este hermano está a punto de mostrarte un mundo completamente nuevo.

Le envié una pequeña sonrisa a Simon y entré en el estrecho pasillo. En solo unos momentos, la depresión de Simon desaparecerá sin dejar rastro.

— ¡Heok—!

Jadeando bruscamente, Simon se cubrió la boca con la mano. Golpeé ligeramente la pantorrilla de Simon con la cola.

Oye. ¿Por qué actúas así? Eres como un aficionado. Si nos atrapan, soy yo quien vivirá mientras mueres.

Probablemente no había entendido lo que dije, pero frenó su respiración frenéticamente como si estuviera pensando lo mismo. Escuchando el ritmo acelerado de la respiración de Simon, eché un vistazo a la habitación.

— ¡Estoy tan frustrada que podría morir! Me morí de hambre para poder perder peso, ¡pero la única grasa que desapareció fueron mis senos!

Una bella doncella de 95 puntos agarró sus senos y se quejó. Mis ojos fueron al pecho que ella estaba agarrando, a punto de explotar. Si eso se hubiera vuelto más pequeño, no sabía qué tan grandes habían sido antes.

—También tengo problemas para tratar de perder peso. ¡Mira lo hinchados que están mis muslos!

Una criada de 97 puntos se subió la falda y se acarició el muslo. Al ver sus piernas blancas completamente desnudas con solo la región más importante cubierta, la respiración de Simon se volvió un poco más áspera. Yo no estaba jadeando como él, pero podía entender completamente los sentimientos de Simon. El chico había abandonado por completo cualquier depresión o melancolía, y ahora una energía ardía desde cada esquina de su cuerpo. Por supuesto, no había nada mejor para revivir a un hombre marchito que esto. Mirando a Simon con ojos satisfechos, me dije que tendría que traerlo aquí de vez en cuando.

Simon, quien había estado disfrutando la escena dentro de la habitación, de repente me miró. Me encontré con los ojos de Simon en blanco. Intercambiamos miradas sin palabras por un tiempo. Ya no necesitábamos palabras entre nosotros. Los malentendidos, los sentimientos heridos y la incomodidad desaparecieron como la nieve derretida. A partir de este momento, Simon y yo nos hicimos amigos y compartimos la hermandad de hombres de verdad. No podía soportar el pegajoso sentimiento de su amistad conmigo y volví la mirada hacia la habitación. A medida que la respiración de Simon se hizo más pesada, nuestra camaradería solo se hizo más profunda.

Shisai
Pervertidos!

Nemoné
JAJAJAJAJA. Sé que K terminará obviamente en el camino BL, por eso estas escenas me parecen graciosas

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *