Apagar las Luces – Capítulo 8 (III)

Traducido por Smacc

Editado por Sakuya


Advertencia. R-18.
Esto debe ser un sueño, Mason pensó alegremente porque su estrella pin-up Julia se estaba acercando a él. El escenario era una habitación de hotel normal y el ambiente era bastante tranquilo. Ella estaba sacudiendo sus tetas, que eran más grandes que en el video porno y, dulcemente llamo, ‘Mason…’

[Pin-up: Un término anticuado para referirse a material sexualmente excitante (aunque a menudo no explícito), a menudo usado para referirse a una chica de calendario, chica de revista, chica playboy o una atractiva celebridad femenina.]
—Estaba realmente agradecido por lo de antes, y ahora incluso apareciste en mi sueño. Hoy el servicio fue increíble, —Mason dijo, y ella le devolvió la sonrisa. En el video, ella siempre estaba ocupada gritando, por lo que no sonreía tanto. Pero ahora sonreía ampliamente, justo como a él le gustaba.
— ¡Mason….! ¡Mason….!
Lo llamó de nuevo, un poco demasiado desesperada y Mason, sin ninguna vacilación, la empujó sobre la cama, boca abajo. Ya que era un sueño, Mason sabía que no sería abofeteado en la cara, pero aun así quería tratarla con gentileza. Su suave trasero blanco estaba temblando suavemente. Mason deslizó su mano dentro de su ropa y gentilmente apretó sus pechos.
— ¡Ah, ahng, Hahng! ¡Nhhhg…!
Después de tocar sus pechos, movió sus manos debajo de su falda y Julia se sonrojó rápidamente, mientras él estimulaba su clítoris. Mason levantó su falda, subió hasta que vio su linda y húmeda ropa interior y la bajó. Viéndola gotear dulces jugos de amor, Mason se lamió los labios. De alguna manera, algo faltaba… incluso mientras tenía ese pensamiento, Mason no estaba dispuesto a detenerse a pensar en ello.
— ¿….?
Julia arrojó su ropa interior y de repente se dio la vuelta.
— ¿Por qué? ¿No te gusta esta posición?
Mason le preguntó. Pero en lugar de responderle, ella lo recostó en la cama y comenzó a acariciar todo su cuerpo. Empezó a besar tiernamente sus labios. Después de que ella succionó y lamió sus labios ligeramente, lamió su lengua suavemente

Ella realmente es una actriz porno. Su habilidad no es una broma. Mason sintió que jadeaba pesadamente por sus dulces besos. Él cerró los ojos y la sujeto de la cintura.

— ¿…..?
Mientras sostenía su diminuta cintura, extrañamente la sintió sólida. Mason abrió los ojos, sorprendido. Pero entonces Julia chupó profundamente bajo su cuello y Mason se encogió de hombros y aguantó la respiración. La parte baja de su espalda se puso rígida de repente y su parte inferior comenzó a palpitar, como si se fuera a caer. Antes de que él se diera cuenta, su cabello rubio se balanceaba sobre su pecho y ella acariciaba sus pezones. Mason tragó saliva e intentó separarse. Una sensación de peligro se apoderó de su cuerpo. Algo era muy extraño.
—Hhk-… euh.. ¡…aah!
Mason se sonrojó, oyéndose gemir como una mujer e intentando bloquear su boca con su mano. Pero cada vez que la mano de ella lo tocaba, su cuerpo temblaba a tal punto que no le gustaba. Sintió que su erección se endurecía, y no le quedaban fuerzas en su cuerpo gracias a su habilidoso juego previo. Quería empujarla sobre la cama y meter su pene profundamente en su agujero. Pero no solo no podía empujarla, él ni siquiera podía poner fuerza en la parte inferior de su propio cuerpo. Sus muslos temblaron y se abrieron más por su propia cuenta.
Las manos que lo acariciaban se movieron sigilosamente más allá de sus muslos y tocaron el espacio que unía sus piernas. La húmeda mano, que se sentía un poco áspera, acarició el área alrededor de su ano y siguió moviéndose más arriba. ¡Click! Hubo un sonido cuando esa mano húmeda quedó atrapada por el piercing detrás de sus bolas.
— ¡Ha!….. ¡Que puta!…. Lo has clavado bastante bien aquí. Joder, ¿tanto te gusta lastimaste? —Dijo ella chupando su cuello, no, ‘él’ lo dijo y agarró sus bolas como si fuera a reventarlas. Mason gimió en su garganta y ‘él’ lamió sus labios con la lengua y sonrió con gracia.
—Uh…..
Mientras él gritaba como un tonto en intenso placer, Mason le frunció el ceño a la persona que estaba sobre su cuerpo en lugar de Julia.
 

♦ ♦ ♦

 
— ¡…z! ¡¡Lizz!!
Al oír la voz desesperada de Tony, Mason se levantó gritando, — ¡Hugh-!
— ¡Arrrrgh!
Tony hizo lo mismo y chilló salvajemente, lo que sobresaltó a Mason y miró a Tony.
— ¿….? ¿Tony?
—Me- me asuste. ¿Qué pasa? ¿Algo pasó? ¿Tuviste una pesadilla?
Tony le preguntó ansiosamente a Mason, quien estaba empapado en sudor frío. Mason parpadeó por un segundo y sacudió la cabeza obstinadamente.
—No, no es nada.
Parecía tan seguro que Tony solo murmuró, — ¿… Si? Tu cara esta roja y estas sudando como loco.
Sin embargo, Mason volvió a decir: —Te dije que no es nada.
No parece que sea nada, pensó Tony y lo miró. Mason jadeaba como si hubiera experimentado algo aterrador, y su expresión estaba descompuesta. Además, había una atmósfera extrañamente dulce…
Tony, en su apuro, inicialmente no había notado algunas cosas. Las sonrojadas orejas y cuello de Mason, su cuerpo desnudo cubierto por una sabana, una pequeña bola de pañuelos debajo de la cama y un gran televisor de plasma junto a la puerta, mostrando colores de piel.
Haley masturbándose no era particularmente la gran cosa, por lo que Tony frunció el ceño un poco y vio la porno muda que se reproducía en el televisor.
— ¿Huh? ¿No es gay?
Que es esto, ¿es una mujer transgénero? se preguntó Tony. Para todo el mundo, el personaje principal parecía una mujer real. Tony parpadeó y dijo en voz alta sus pensamientos. Mason frunció el ceño.
— ¿Que está pasando? Viniste corriendo a toda prisa.
Mason quería cambiar el tema lo más rápido que podía. Tony aplaudió como si acabara de recordar. Hizo un escándalo, — ¡Rápido! Televisión, ¡la televisión! — y encontró el control remoto cerca.
— ¿Lo viste? Bueno, ese hombre. ¡Habló de ti en una entrevista-!
— ¿Cuál hombre?
A Mason no le importaba la farándula, así que preguntó con indiferencia, limpiándose el sudor frío con el dorso de la mano.
— ¡Ese hombre! —Tony gritó en un tono alto y presionó el botón del control remoto. *Tic*, con un sonido tranquilo, el porno desapareció en la televisión, y la cara de un hombre llenaba la pantalla.
— ¡–!
Mason retrocedió ante el rostro que flotaba en el televisor. Ese hombre, Noah Raycarlton, estaba mirando a su costado. Probablemente estaba mirando la lente de la cámara, pero Mason sintió como si lo mirara directamente a él.
— ¿Donde está el botón para devolverle el sonido…? ¿Liz? ¿Que pasa? ¿Estas enfermo? Tu cara esta roja.
Mason se mordió los labios, escuchó las preguntas de Tony y frunció el ceño. Sintió que sus orejas se calentaban cada vez más.
Solo hace un momento, Mason había soñado tener sexo con ese hombre.
Era un sexo muy sucio y duro, y cuando se despertó, su entrepierna estaba húmeda y su erección medio levantada.


[Smacc: Sé que no hubo mucha descripción, pero aún sigue siendo yaoi. No puedes escapar de tu destino, Mason-!!]

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

6 thoughts on “Apagar las Luces – Capítulo 8 (III)

  1. Sol Diaz says:

    Ohhh jojojo el destino esta marcado señor Manson… por mas macho pecho peludo que haz sido antes, ahora estas en le cuerpo de un afeminado actor 😏
    Graciaaas por traduciir♡♡♡ los adorooo♡♡♡

  2. Blood A says:

    Siiiii! Masón tiene sueños húmedos, que invocan sexo salvaje y duró con Noah, este capítulo me quito lo amargó del capítulo anterior 💖💕

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *