Mi enemigo está enamorado de mí – Capítulo 3: Juntos

Traducido por Bee

Editado por Nemoné


Por lo tanto, usando la influencia de su propia familia, Du Weigeng no dudó en seguir a Chu Bai hasta la escuela primaria y secundaria. Du Weigeng, que nunca se había preocupado por sus notas, se obsesionó mucho con sus exámenes. Nacido con una memoria perfecta y una alta inteligencia, siempre pudo obtener el primer lugar con una puntuación perfecta o casi perfecta.

Con el tiempo, fue venerado como el “Dios del estudio” por todos. No le importaba esto, pero cuando descubrió que Bai Bai solo comenzó a dirigir su atención hacia él cuando se colocaba en primer lugar, Du Weigeng comenzó a trabajar en serio. El primer puesto es suyo. La atención de Bai Bai es suya y nadie puede robársela.

Al recordar al lindo Bai Bai de la escuela primaria, un rastro de nostalgia brilló en los ojos de Du Weigeng y las comisuras de sus labios se elevaron ligeramente.

Los recuerdos del pasado son sus tesoros. Hubo una vez en que estaba tan cerca de su Bai Bai, fue cuando pensó que era una admiradora secreta. Cada vez, usaría un tono íntimo y charlaría con él sin dudar en la carta. Tenía muchas ganas de decirle “soy yo”.

Por un tiempo, quiso que Bai Bai lo reconociera. Pero un día, cuando dejó la carta en silencio, como de costumbre, vio al joven parado a un lado, con los ojos llenos de vigilancia y actitud defensiva.

De repente sintió un dolor en el corazón.

El crujiente sonido del cristal quebrándose rompió el silencio.

Du Weigeng quedó atónito por un segundo y miró a Chu Bai, cuya expresión parecía haber visto un fantasma.

— ¿Qué pasa?

No pudo evitar dar un paso adelante y preguntar suavemente.

Chu Bai… Chu Bai estaba estupefacto. Cautelosamente miró a Du Weigeng, su expresión incrédula. Su corazón siempre había estado lleno de recuerdos desagradables, y en su mente siempre había pensado que Du Weigeng iba deliberadamente en contra de él… como resulta… ¿este era el caso?

Y… ¿su chica secreta era Du Weigeng?

Con la mente hecha un desastre, Chu Bai hizo algo de lo que se arrepentiría mucho en el futuro: el enfrentamiento.

Dando un paso adelante y agarrando la muñeca de Du Weigeng, entrecerró los ojos y lo sacó por la puerta.

Du Weigeng lo siguió muy obedientemente. Miró a Chu Bai que parecía un gato cauteloso con una leve sonrisa en sus ojos.

[ Ah… que lindo… ]

Chu Bai: cara_enojada.jpg.

Yendo a un lugar apartado, Chu Bai soltó bruscamente su agarre en la muñeca de Du Weigeng. Pensó por un momento y subió dos escalones para intentar parecer más imponente.

Sin embargo, al escuchar la voz interior de Du Weigeng, parecía que no funcionaba.

Chu Bai sacudió el puño y su rostro se puso rojo, sin saber si es porque está enojado o avergonzado. Simplemente fue directo al grano:

— ¿Me dejaste ver deliberadamente?

Du Weigen no habló. Su expresión era fría y no respondía, como si no supiera lo que estaba diciendo. Con una apariencia tan fría y distante, si Chu Bai no pudiera escuchar sus pensamientos internos, incluso sospecharía que estaba pensando demasiado.

Lamentablemente, lo escuchó.

Chu Bai se burló, dio un paso adelante y miró a los ojos de Du Weigeng. Dijo sin ocultar nada:

— ¿Chica secreta? ¿Bien? ¿Escribirme una carta de amor? ¿Acaso te gusto?

Du Weigeng respondió. Él respondió en su corazón:

—No, te amo.

En la superficie, se contuvo mientras apretaba el puño con fuerza y ​​miraba hacia abajo como si quisiera negarlo.

No estaba dispuesto a jugar con la posibilidad de uno en cada diez mil.

Chu Bai no podía entender sus pensamientos, pero aún se sentía un poco sorprendido por sus emociones pesadas y complejas.

Debería sentirse desesperado pero dentro del corazón de esta persona, él todavía se sentía querido…

Quizás esto se deba a que es un idiota enamorado. Chu Bai pensó inexpresivamente.

Se inclinó hacia adelante e intentó agarrar el collar de Du Weigeng, pero olvidó que estaba parado en las escaleras. Sus pies resbalaron y no pudo evitar caerse hacia adelante.

Du Weigeng inconscientemente lo atrapó y dio un paso atrás.

La inercia hizo que se unieran y el contacto íntimo entre sus labios los sorprendió a ambos.

Entonces hubo un fuerte ruido.

Un compañero de clase sin camisa que había venido al baño público para recuperar agua había presenciado esta escena y se sorprendió. Su charola con agua había caído torpemente al suelo. Al ver a los dos girarse para mirarlo, rápidamente se dio la vuelta y corrió.

Se hizo el silencio.

Silencio sin fin.

Chu Bai se frotó los labios. Sorprendentemente, no lo encontró asqueroso.

Sin embargo, Du Weigeng vio sus movimientos y sus ojos se oscurecieron.

Chu Bai una vez más escuchó su voz. Quería tirar de su cabello. Cosas como no estar disgustado… ¡nunca lo dirá!

Girando los ojos, sonrió y dijo:

— ¿Qué? ¿Aún no lo admites? Si me lo dices honestamente, puedo considerar estar contigo.

Juntos.

El corazón de Du Weigeng dio un vuelco. Miró a los ojos de Chu Bai. Aunque sabía que probablemente era una broma, y ​​probablemente solo lo decía para hacerlo hablar… cerró los ojos y escuchó el sonido de su propia sumisión.

No pudo resistir la tentación de esto, incluso si es solo una llama que atrae a la polilla más cerca.

—Sí, me gustas.

[ Te amo. ]

♦ ♦ ♦

Más tarde, realmente se juntaron. Se habían hecho famosos en toda la escuela y eran una pareja que cegaba los ojos de los espectadores.

Chu Bai tampoco pudo explicar lo que estaba pensando. Solía ​​gustarle el Du Weigeng que pretendía ser su admiradora secreta. En su corazón, su imagen de la niña era claramente una niña joven y de aspecto agradable y, desde entonces, siempre había tenido una buena impresión de este tipo de niñas.

Pero esa no es la forma en que se ve Du Weigeng.

La indiferencia, la arrogancia y los pensamientos profundos de Du Weigeng fueron los puntos por los que sus padres eran quisquillosos. A los ojos de todos, él es el increíble “Dios del estudio”, y nadie hubiera pensado que es un idiota enamorado.

Chu Bai se sintió un poco incómodo por su apego. Cuando Du Weigeng volvió a acercarse para besarlo alegando que le estaba enseñando, se mordió ligeramente los labios y lo empujó rápidamente para continuar jugando.

Du Weigeng lentamente tocó sus labios y miró a su amante ante él, sus ojos tiernos e intoxicantes.

| Índice |

5 thoughts on “Mi enemigo está enamorado de mí – Capítulo 3: Juntos

    • Nain says:

      DEMASIADO LINDO, TIERNO Y HERMOSO. DEBERÍA SER ILEGAL NO SEGUIR CON ESTA HISTORIA 😭😭😭😭.

      Que triste que sean solo 3 caps y no 20 OwO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *