Prevenir un Harem – Capítulo 35: El príncipe frío y su esposa tsundere

Traducido por Akirie

Editado por Sakuya


Los estudiantes se movieron hacia ellos de manera ruidosa, mientras que aquellos que previamente habían estado parados del lado de An Chengjie, se alejaron de él.

An Chengjie quedó de pie en el centro de la multitud. Trató de reprimir su pánico y calmadamente dijo, —Maestro Liu, no entiendo a lo que se refiere.

— ¿No entiendes? —Liu Qingfeng vió que se negaba a admitir sus errores, lo que lo enfureció más. Su rostro estaba ceniciento mientras abría el libro en su mano en la primera página y se lo mostraba  directamente al joven. —Observa esto que has plagiado, ¡realmente haces que todos los eruditos pierdan la cara!

[La probabilidad de amor entre An Chengsheng y el protagonista se ha reducido a un 30%, por favor mantenga sus esfuerzos persistentes, Anfitrión.]

Después de recibir la notificación del sistema, Ye Zhizhou miró hacia An Chengsheng, quien tenía la misma apariencia cenicienta. Rápidamente decidió agregarle aceite al fuego. —Hermano mayor, ¿cómo se convirtió el poema escrito por el segundo hermano en el mismo que el de mi libro? ¿El segundo hermano realmente plagió? Obviamente no tenías que hacerlo, tus antiguos poemas han sido muy buenos, por lo que no necesitarías plagiar estando en tu nivel…

El rostro de An Chengsheng parecía haber cambiado al pensar en una posibilidad. Preguntó, —Le Er, ¿dónde conseguiste este libro? ¿Es esta colección realmente una serie?

— ¿Por qué el hermano mayor repentinamente piensa acerca de esto? —Él pretendía ser ignorante y estar confundido, y contestó, —Le compré esta colección de poemas a un viejo mendigo en la Calle Sur. Él dijo que sus ancestros de la previa dinastía habían salvado secretamente esas piezas de una gran inquisición literaria. Han estado ocultos por cientos de años, por eso son una colección. Los poemas están divididos en cuatro capítulos: primavera, verano, otoño e invierno.

Diversos pensamientos pasaron por la mente de An Chengsheng. Mientras más recordaba los magníficos poemas recitados por An Chenjie, sus dudas crecían más. El no lo había pensado antes, pero ahora que estaba tomando conciencia de eso, el estilo de An Chenjie cambiaba constantemente. Como si sus poemas hubieran sido escritos por diferentes personas… ¿Es una coincidencia que An Chengjie recitara poemas de otros capítulos de la colección? Probablemente, cuando descubrió que nadie más sabía de la colección, quiso tomar ventaja de esto y  lo plagió… Cuando pensó en esto, apretó sus dientes y caminó al lado de Liu Qingfeng. Uniéndose a las personas que estaba cuestionando a An Chengjie.

[La probabilidad de amor entre An Chengsheng y el protagonista se ha reducido a un 15%, por favor mantenga sus esfuerzos persistentes, Anfitrión.]

Comenzó una gran batalla académica contra un canalla plagiador. El potencial fanático estaba tan furioso mientras se movía para unirse al círculo y emprender la guerra. Ye Zhizhou se sintió complacido cuando cerró las notificaciones del sistema. Luego regresó a la esquina y comenzó a pelar semillas de melón. No tenía que preocuparse por An Chengsheng por el momento, mientras que la probabilidad de que Lei Baofei se enamorara del protagonista, también había caído por debajo de la línea de seguridad. Ahora, solo faltaba el séptimo príncipe… si recordaba correctamente, la nota que envió la última vez aún no había sido vista por el séptimo príncipe…

Se podría decir que el evento tuvo un comienzo bullicioso, pero definitivamente no terminaría bien.

An Chengjie estaba completamente vulnerable frente al erudito Liu Qingfeng. Después de explorar y probar los límites de su decoro, An Chengjie se sintió abrumado por la presión y huyó. Debido a este incidente, los estudiantes no tenían interés en compartir conocimiento. Luego de hablar acerca de este incidente de plagio, todos se fueron.

An Chengsheng regresó apresuradamente a Zhen Guo Gongfu. Descubrió que An Chengjie no había regresado a casa, así que fue a la sala de estudio y habló con su padre. Esta vez, lo que hizo An Chengjie fue realmente desagradable. Si no se maneja bien, ¡la reputación que Zhen Guo Gongfu acumuló a lo largo de los años, desaparecería!

Ye Zhizhou, quien estaba preparado para ir y agregarle combustible al fuego, fue detenido por la Guardia Zijin, que apareció repentinamente en la puerta. Inesperadamente fue forzado a regresar al palacio. Ye Zhizhou estaba sentado en el carruaje con una bolsa de semillas de melón, pensando profundamente. Su malhumorado amante se está volviendo loco, qué debería hacer para convencerlo…

(Nota: Son los guardias secretos del Octavo Príncipe.)

Cuando regresó al Palacio Yong Yan, las personas ya habían encendido las lámparas para iluminar el lugar. Yan Mingyong estaba sentado solitariamente en una mesa llena de comida, hojeando lentamente un libro.

Al ver esto, Ye Zhizhou se detuvo por un momento y luego intentó entrar despreocupadamente. Con una gran sonrisa en su rostro, —Mingyong, ¡regresé! ¿Qué hay de cenar? Huele bien.

—Le Er. —Yan Mingyong cerró su libro, lo miró con una cara inexpresiva, y se acercó. —Mi pecho se siente un poco pesado.

Oye, él realmente no causó ningún problema. E incluso tomó la iniciativa de acercarse. Parece que su amante finalmente había madurado un poco. Ye Zhizhou caminó hacia adelante, sostuvo su mano y apoyó su pecho. — ¿Tal vez es porque dormiste demasiado? Te llevaré al jardín mañana, no tienes permitido dormir toda la tarde.

Yan Mingyong se apoyó en él, suavemente rodeó el cuello de Ye Zhizhou con sus manos y asintió, —En. Te escucharé.

Ye Zhizhou parpadeó y luego sonrió. Pensó que un amante tan bien educado era muy lindo. No pudo resistirse a inclinar la cabeza y besar su rostro, — ¡Hice un montón de cosas divertidas hoy, te contaré de ellas después de cenar!

Los ojos de Yan Mingyong brillaron, sus manos, que estaban rodeando el cuello de Ye Zhizhou se movieron ligeramente, revelando una delgada aguja en sus dedos. Lo pinchó suavemente y después sonrió, —Resulta que yo también tengo algunas cosas divertidas que decirte.

Ye Zhizhou sintió una sensación aparentemente familiar en la parte posterior de su cuello, su cerebro se apagó. Su cuerpo se volvió suave e involuntariamente cayó. Ye Zhizhou luchó para mantenerse despierto y ver a su amante. Quería poner los ojos en blanco, pero no tenía suficiente fuerza para hacerlo. Estaba estupefacto, —Mingyong no tienes que hacer esto… —Su consciencia lo abandonó gradualmente cuando finalmente cerró los ojos.

Yan Mingyong observó a la persona que se quedó en silencio después de caer dormida en sus brazos. Inclinó la cabeza y acarició su mejilla. Sintiéndose satisfecho, se aferró a Ye Zhizhou con fuerza y suspiró. —Le Er, no tienes permitido huir.

♦ ♦ ♦

An Chengjie se ocultó en el Templo Guiyuan dos días. El finalmente consiguió la así llamada colección de poesía antigua que supuestamente provenía de un viajero extranjero. Después de leerla, su corazón se hundió. Primero que todo, ese restaurante Chuanyue vino de la nada, y ahora esto《Lo mejor de los poemas de Tang y Song》. Hay otro transmigrado, y es muy hostil. ¡Secretamente actuando a sus espaldas! Enojado, arrojó el libro lejos. Se sentó en la habitación  con una cara taciturna. Un rato después, decidió buscar bolígrafo y papel para escribirle a Lei Baofei.

Al tercer día, en la medianoche, se escabulló de regreso en Zheng Guo Gong Fu.

Da Zhu estaba esperándolo en la puerta de al lado. Cuando lo vio, se acercó apresuradamente y dijo ansiosamente, —Gongzi, ¿qué hacemos ahora? Todos afuera te están insultando. El Maestro también dijo que te expulsará y te hará volver a Zhuangzi. Incluso la Señora está muy enojada. Las otras concubinas también están pidiendo tu expulsión. El joven maestro mayor aún más…

(Nota: Da Zhu es un sirviente/cuidador de An Chengjie.)

—Está bien, ¡cállate! —An Chengjie lo interrumpió impacientemente. Tomó la capa de la mano del otro y se envolvió en ella. Cuidadosamente evitó a los guardias que patrullaban y rápidamente se dirigió hacia su patio. Preguntó mientras caminaba, — ¿Le enviaste la carta a Lei-gongzi?

—Ya la he enviado. —Da Zhu vió que se encontraba de mal humor, así que dejó de hablar. Él murmuró, —Esta tarde, Lei-gongzi dijo que las cosas ya se han preparado para Gongzi, y también mencionó…

Cuando escuchó que todo estaba preparado, el estado de ánimo de An Chengjie mejoró, así que preguntó: — ¿Qué dijo? Deja de murmurar. No te preocupes, ¿acaso no viniste desde Zhuangzi hasta la capital conmigo? No te dejaré, así que no necesitas dudar.

Cuando Da Zhu lo vió así, apretó los dientes y dijo: —La gente que Lei-gongzi envió mencionó que esta sería la última vez. La amabilidad ha sido pagada, así que él espera que Gongzi no lo moleste más. También dijo que, además de las cosas que usted había pedido, agregó suficiente plata para que Gongzi pueda vivir en el futuro. Espera que Gongzi pueda ser autosuficiente más adelante, sea capaz de lavar su corazón y renovar su rostro, y se comporte con integridad.

(Nota: lavar su corazón y renovar su rostro = darle la vuelta a una nueva hoja.)

Los pasos de An Chengjie se detuvieron abruptamente. Después de unas pocas respiraciones profundas, controló su enojo, arrojó sus mangas y continuó caminando hacia adelante. ¿Su amabilidad ha sido remunerada? ¿No lo moleste otra vez? ¡Pei! ¡Qué bastardo desagradecido! ¡Este hombre antiguo seguramente era un mal hombre!

Empacó sus objetos de valor y billetes del banco en la habitación oscura, y después salió del patio donde había habitado unos pocos meses con Da Zhu. An Chengjie repentinamente dejó salir una fría risa e hizo un fuego con sus libros de cuentas. Desde que decidió destruir los rastros de su pasado, naturalmente, ¡el lugar donde había vivido también debía quedar en ruinas!

Da Zhu observó cómo su expresión se volvía sombría bajo la tenue luz del fuego. No pudo evitar temblar. ¿El gongzi actual sigue siendo el mismo gongzi que cuidaba cuando era niño? Él siempre había sentido que desde que gongzi cayó al lago, el temperamento de gongzi se había vuelto más extremo…

Zhen Guo Gong Fu repentinamente estalló en llamas a la mitad de la noche. Varios patios se quemaron. Escucharon que el bastardo desvergonzado que plagiaba versos se quemó hasta la muerte. Tan pronto como las noticias se extendieron había personas aplaudiendo, creando teorías conspirativas, e incluso suspiros enojados, pero nadie estaba triste. Aquellos que alguna vez habían apoyado a An Chengjie se volvieron contra él y lo llamaron mentiroso. Fue aún más vergonzoso para aquellos que alguna vez fueron amigos de An Chengjie. Ni siquiera querían mencionar o escuchar el nombre An Chengjie.

Ye Zhizhou escuchaba a De An hablar acerca de las noticias sin ninguna emoción. Él solo sentía dolor de cabeza. —Está bien, sé que él es realmente miserable actualmente. No tienes que venir a informar todos los días. ¿Qué hay de tu maestro? —Había estado en estas cómodas y exquisitas aguas termales por tres o cuatro días. Cada vez que quiere comer, dormir, o cualquier otra cosa, alguien se lo trae de inmediato. Simplemente no podía salir o irse. Él tampoco había visto a Yan mingyong todavía, solamente podía observar a De An que estaba de pie frente a él.

—Algo está retrasando a Su Alteza, pero vendrá pronto.

¡Esta respuesta de nuevo! ¡Puedo oír zumbidos en mis oídos! Además, ese pequeño mocoso realmente asignó a la guardia secreta para rodear la villa, así que estaba completamente sellada. Podía huir, pero, ¡quién sabía que haría ese pequeño mocoso después de que él se fuera! Realmente no podía entender. Su amante había sido tan maduro y estable en los dos mundos previos, entonces, ¿qué sucedió en esta vida? ¿Fue una mutación genética debido a su reencarnación? Espera… ¿Es posible que su amante no tenga la misma alma cuando se reencarna…?

[La persona relacionada a la tarea ha sido escaneada, y se ha verificado que no hay ninguna anormalidad. Pidiéndole al anfitrión que descanse.]

Observó la notificación frente a él, y habló en su mente, —Entonces, ¿la razón por la que nos encontramos todas las vidas es por su inusual habilidad de reencarnar? —Él ya había tenido dudas con anterioridad. Es imposible que exista la gran coincidencia de siempre encontrarse a su amante en el mundo de la misión. Además, su amante incluso era una persona relacionada a su tarea. ¡Qué sospechoso!

Otra notificación apareció, [Las Leyes Celestiales no pueden ser violadas. La reencarnación dirigida es dañina para el alma; no se recomienda.]

(Nota: Una reencarnación en la cual alguien escoge dónde quiere reencarnarse.)

Dejó de ridiculizarlo en su corazón y preguntó apresuradamente, — ¿A qué te refieres con reencarnación dirigida? ¿Así que se pueden hacer ese tipo de cosas?

[El anfitrión no tiene suficiente autorización. El sistema no puede contestar.]

—… ¡Oye!

[Pidiéndole al anfitrión que realice su misión.]

—… — ¡Por qué te detuviste repentinamente a la mitad de tu explicación!

Tomó una respiración profunda y se forzó a calmarse. ¡Su amante podía ir y seguirlo! Sin embargo, ¿el precio es que cada vez se volvería más débil? Su fuerza del alma también empeoraba… Si la fortaleza espiritual de su amante se debilitaba debido a la reencarnación dirigida, entonces su fuerza del alma pronto desaparecería… Repentinamente pensó en algo, así que preguntó con entusiasmo, —Cielo, ¿la fuerza espiritual se considera una parte del alma?

El sistema se mantuvo en silencio por un largo tiempo antes de eventualmente responder, [La fuerza del alma puede fortalecer el alma.]

—Entonces dime, ¿se ha desgastado el alma de Mingyong?

[Sin anormalidades.]

Suspiró y se recargó en la silla. Afortunadamente, el alma de su amante aún estaba intacta. Sosteniendo su última esperanza, continuó preguntando: — ¿Se podría cambiar la reencarnación dirigida para usar la fuerza del alma en vez de dañar directamente el alma?

El sistema se detuvo un momento, como si estuviera buscando datos. Dos minutos después, una nueva oración apareció en la pantalla. [Podría pasar, pero la otra parte necesita tener privilegios especiales.]

— ¿Cuáles son los privilegios especiales requeridos?

[El anfitrión no tiene suficiente autorización. El sistema no puede contestar.]

…¡Urk!

| Índice |

2 thoughts on “Prevenir un Harem – Capítulo 35: El príncipe frío y su esposa tsundere

  1. Avi says:

    OMG quedo en lo más interesante de esta tercer reencarnación, no puedo esperar a ver cómo baja las banderas y que hará el mocoso precoz posesivo ahora jajajajaja
    Me siento mal por ese sujeto Bai Fei, o algo así, me da cosita pensar que lo encarcelo y tal vez trato mal todo por los celos.
    La traducción de Kovel siempre es muy buena y esta no decepciona en absoluto, muchas gracias a los encargados de traer esta novela, ¡sigan así!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *