Todos creen que él me gusta – Capítulo 14

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


Ye Zhou, que no había podido relajarse debido a su lesión en el pie, finalmente tuvo la oportunidad de vivir una vida degenerada de “ropa en la mano extendida, comida en la boca abierta” en el dormitorio.

El principal culpable, Zhan Xing, confió la gran responsabilidad a Zhou Wendao y Chen Shao porque necesitaba ir a la práctica de baloncesto. Aunque realmente quería confiarlo a Shang Jin, no tenía las agallas, y Shang Jin tampoco lo escucharía.

—Si realmente te sientes culpable, solo haz algo.

Xu Yangjun le rodeó los hombros con los brazos y lo siguió hacia el estadio.

Zhan Xing se sintió incómodo y dijo: —Yo también lo creo. ¿No vamos a practicar baloncesto?

—No, hay una cosa que puedes hacer.

—¿Qué es?

Xu Yangjun sonrió misteriosamente y se acercó al oído de Zhan Xing y murmuró algo.

Zhan Xing miró fijamente al principio, luego asintió con la cabeza.

—No es un problema, no es un problema. Déjamelo a mí.

♦ ♦ ♦

Ye Zhou se frotó la nariz y se dio la vuelta. Los libros que había tomado prestados de la biblioteca los había terminado de leer. Quería cambiar de libros, pero era demasiado problemático.

En cuanto a los libros, a Ye Zhou le encantaban más los libros impresos. Solo al tocar las páginas sentía realmente que los estaba leyendo.

Chen Shao era muy consciente del estado de ánimo de Ye Zhou. Se paró frente a la cama de Ye Zhou y dijo: —Zhou, ¿quieres ir a cambiar libros?

—No hay necesidad. —Ye Zhou tomó los pocos libros en la cama y los apiló—. Solo miraré mi teléfono.

Zhou Wendao que escuchó esta oración, se levantó.

—¿Terminaste de leer todos los libros? ¿Vas a pedir prestado algunos más?

Ye Zhou sacudió su pie derecho y dijo: —¿Voy a volar a la biblioteca?

Zhou Wendao se ofreció como voluntario.

—¡Te llevaré ahí!

—No hay necesidad. Leyendo libros durante dos días, estoy un poco cansado, voy a hacer otra cosa.

Por supuesto, también estaba el pequeño hecho de que Ye Zhou no quería ser transportado por la espalda de Zhou Wendao por segunda vez.

—De acuerdo.

Zhou Wendao se sentó. El teléfono móvil envió el timbre de un SMS. Zhou Wendao de repente golpeó la mesa y se puso de pie, gritando en voz alta: —¡Deja que Chen Shao te lleve en su espalda!

—¿Ah? —De repente mencionado, Chen Shao aún no había respondido, pero no se negaría a este tipo de cosas—. Está bien.

—No hay necesidad. Es demasiado problema para ti. Cuando mi pie esté bien, iré solo.

—¡De ninguna manera! Tienes que ir. —Zhou Wendao le guiñó un ojo a Chen Shao, —Chen Shao, tienes que trabajar duro.

Chen Shao frunció el ceño e hizo todo lo posible por obtener información de la expresión de Zhou Wendao, fracasando. Sin embargo, tampoco se negó.

—Zhou, solo vete. De todos modos, hay un ascensor en la biblioteca y está cerca de nuestro dormitorio, por lo que no tomaría demasiado tiempo.

Zhou Wendao repitió: —Correcto, correcto, ¡solo vete!

Los dos no esperaron la respuesta de Ye Zhou y lo trasladaron de la cama a la espalda de Chen Shao.

Ye Zhou salió del dormitorio desconcertado así.

Zhou Wendao miró la espalda de las dos personas, sacó su teléfono celular y marcó un número.

—¡Todo listo!

♦ ♦ ♦

—Siento la molestia, Chen Shao.

Ye Zhou sintió algo de culpa por la espalda de Chen Shao, ya que su asunto trivial había involucrado a tanta gente.

—¿Por qué tan educado? Hemos estado juntos por más de un año. Si sigues haciendo esto, ¿debería de alejarme en el almuerzo?

—Todavía siento que te he molestado mucho.

—A menudo te pido que me ayudes a traer comida y agua. Al final del semestre, también tomé prestadas tus notas. ¿Crees que es una molestia?

—Eso no es más que levantar mis manos…

—¿No es así? ¿No puedes darme una pequeña oportunidad de devolverte el dinero?

La biblioteca realmente no estaba lejos del dormitorio. Chen Shao, cargando a alguien en su espalda, llegó después de quince minutos.

Aprovechando que Ye Zhou estaba seleccionando sus libros, Chen Shao sacó su teléfono celular y le envió un mensaje a Zhou Wendao.

[Chen Shao: ¿Qué tipo de historia estás ideando?]

[Zhou Wendao: ¡Ayúdame a ganar tiempo! ¡Cuanto más, mejor!]

Chen Shao le susurró a Ye Zhou que estaba parado sobre una pierna como un gallo frente a él.

—¿Has elegido?

Ye Zhou todavía estaba comparando dos libros. Después de escucharlo preguntar esto, inmediatamente sacó uno de ellos y dijo: —Elegido. Vámonos.

—¿Elegir un libro al azar se llama seleccionar? Quiero decir, también tengo libros que quiero leer. ¿Por qué no te sientas primero con los que has elegido y esperas a que yo elija mis libros y luego nos vamos?

Ye Zhou no dudaba de él. Sosteniendo los pocos libros sobre los que acababa de tomar, se apoyó en una mesa.

Chen Shao corrió hacia una esquina lejos de Ye Zhou y comenzó a jugar en su teléfono celular.

Casi una hora después, Xu Yangjun envió un mensaje diciendo que podrían regresar.

Chen Shao ocultó la duda en su corazón y llevó a Ye Zhou de regreso al edificio del dormitorio.

La puerta del dormitorio 403 estaba cerrada. Ye Zhou bajó de la espalda de Chen Shao, se apoyó contra la pared y golpeó.

No esperaba que no hubiera movimientos en 403, y aún menos que una cabeza se asomara del 405.

—Zhou. —Zhou Wendao hizo una seña feliz. —Entra.

—¿Por qué estás en el dormitorio de otra persona?

Y todavía más increíble, el dormitorio de Shang Jin.

Xu Yangjun salió de detrás de Zhou Wendao y se rió. Él y Zhou Wendao se miraron el uno al otro, y los dos tomaron de los brazos a Ye Zhou.

Una vez dentro del 405, Zhan Xing rápidamente movió un taburete para que Ye Zhou se sentara.

Solo entonces Ye Zhou vio claramente la situación actual.

405, excepto Shang Jin, los ocupantes originales: Liu Yutian, Wen Renxu y Zhan Xing estaban, y sus compañeros de cuarto lo rodeaban por un lado.

Zhou Wendao señaló la cama del lado derecho y dijo: —¿Te resulta familiar?

—¿No es esta mi cobija?

Ye Zhou no lo había notado hace un momento. Una vez que Zhou Wendao lo señaló, descubrió que no era solo la cama, incluso las cosas en la estantería eran tan familiares.

Zhan Xing tosió ligeramente y dijo: —Como dice el dicho,”el pabellón más cercano al agua disfruta primero de la luz de la luna“. ¡Zhou, nosotros, tus hermanos, solo podemos ayudarte aquí! ¡El resto depende de ti!

Ye Zhou estaba estupefacto.

—¿De qué estás hablando?

Wen Renxu señaló el dormitorio y dijo: —Pabellón cerca del agua.

Seguido, Liu Yutian señaló hacia la cama de Shang Jin.

—Primero en obtener la luz de la luna.

El cerebro de Ye Zhou estuvo en blanco por un momento y tuvo grandes dificultades para aceptar este hecho. Simplemente agarró la ropa de Zhan Xing y dijo ferozmente: —¡¿Estás mordiendo la mano que te da de comer?!

Zhan Xing pensó que Ye Zhou estaba encubriendo su timidez y dijo con inmensa autosatisfacción: —Zhou, las expresiones idiomáticas no se usan así. Está bien, estoy haciendo todo esto voluntariamente. ¡No tienes que agradecerme!

Ye Zhou respiró hondo algunas veces. Ahora que “la madera se había convertido en un bote” y estas personas ya habían movido las cosas, definitivamente no planearían moverlas de regreso. Si un ataque directo no funcionaba tenía que ser un poco más suave. Ye Zhou se aclaró la garganta y fingió razonar: —¿Shang Jin estuvo de acuerdo con lo que han hecho aquí?

Las pocas personas apartaron la vista en un entendimiento mutuo.

Ye Zhou suspiró.

—Sé que tienes buenas intenciones… —Ye Zhou planeó caminar por la ruta de moverlos con emociones y hacerlos entender con razón. —Pero Shang Jin también es miembro de 405 y no se puede anular su opinión y tomar arbitrariamente sus propias decisiones. Cuando Shang Jin regrese y él no esté de acuerdo, moverán las cosas. ¿De acuerdo?

Todos bajaron la cabeza y dijeron: —De acuerdo…

Ahora, solo tenía que esperar a que Shang Jin regresara y plantear una objeción, luego todo volvería a la normalidad …

Regreso… a la normalidad …

—¿Ye Zhou se cambió? —Shang Jin echó un vistazo a la cama de Ye Zhou que originalmente era la de Zhan Xing. Sin cambiar su expresión, dijo casualmente: —Ese es tu asunto. ¿Por qué me preguntas?

El último destello de esperanza de Ye Zhou se hizo añicos.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *