Todos creen que él me gusta – Capítulo 2

Traducido por Bee

Editado por Sakuya


La noche caótica finalmente pasó. Ye Zhou, con círculos negros colgando de sus ojos, sostuvo sus libros de texto y dijo con odio: —Definitivamente hay una brecha entre Shang Jin y yo. Si no, ¿¿cómo es que cuando estoy involucrado con Shang Jin, siempre podría presionarme!?

Incluso ayer…

Ye Zhou agarró por la fuerza su cabello alborotado, realmente no queriendo recordar su vergüenza pasada…

Cuando entró en el aula, los estudiantes que originalmente se habían reunido y conversado, se callaron, todos con la vista apuntando a Ye Zhou.

¿Qué está pasando?

No sé quién tomó la iniciativa para toser primero, pero una tras otra, la tos falsa vino de todos los rincones del aula, como una sonata de insectos. Los estudiantes lo miraron con ojos llenos de profundo significado.

Solo después de una noche, ¿qué clase de más claro que el agua es esto?

Ye Zhou caminó hacia la quinta fila. Su asiento regular estaba ocupado por otro compañero de clase conocido. Miró a Xu Yangjun. Xu Yangjun alejó inmediatamente sus ojos y fingió tener una conversación seria con su nuevo compañero de escritorio. Miró a Zhou Wendao nuevamente. Era aún más obvio, ni siquiera levantaba la cabeza y no le daba la oportunidad de que sus ojos se encontraran.

— ¡Hmph!

Ye Zhou echó un vistazo a este grupo de amigos que no sabía qué mosco los había picado, y caminó hacia el asiento vacío junto a él. De todos modos, él podría tomar la conferencia desde cualquier lugar.

Como resultado, estaba a punto de colocar los libros en un escritorio vacío contra la pared cuando una figura apareció como el viento y rápidamente ocupó el espacio. Entonces, ese amigo expresó sinceramente:

—Lo siento, Zhou. Tengo muchas ganas de sentarme aquí hoy.

—Entonces siéntate.

Había tantos asientos en la sala. Podía sentarse aquí como en cualquier otro lugar. Vio otro asiento vacante, pero no había dado un paso cuando fue ocupado inmediatamente por una persona.

La otra parte se las arregló para decir:

—Aiya, las matemáticas avanzadas son mi punto débil. Quiero sentarme enfrente en esta clase para escuchar con atención.

—Está bien.

Ye Zhou contuvo su ira y caminó hacia el asiento vacío en la tercera fila. Esta vez, como antes, fue reemplazado accidentalmente por alguien. Este tipo de anomalía, incluso si Ye Zhou quisiera fingir que no se daba cuenta, era imposible fingir lo contrario.

—Uno tras otro, ¿qué quieren hacer?

Ye Zhou arrojó los libros de texto sobre el escritorio frente a él. Mantuvo su voz bajo control mientras miraba ferozmente a su alrededor. Mirando a Xu Yangjun, él amenazadoramente dijo:

— ¡Dilo!

Xu Yangjun le lanzó una mirada de “ya sabes”. Levantó la barbilla y señaló el asiento al lado del de Shang Jin y dijo:

—Creo que ese asiento libre ahí es bastante bueno.

¡“Bueno” mi trasero!

Justo cuando sonó la campana de la clase, Ye Zhou estimó que los demás no podrían continuar. Rápidamente tomó los libros de texto y tomó un asiento lejos del asiento donde Shang Jin eligió sentarse. Shang Jin entró con la campana sonando, y el salón de clases una vez más resonó con toses falsas por todos lados.

Ye Zhou no levantó la vista. Shang Jin los ignoró por completo y el aula finalmente volvió a la normalidad.

Ye Zhou abrió su teléfono e hizo clic en el cuadro de chat con Zhou Wendao.

[Ye Zhou: ¿Qué está pasando exactamente?]

[Zhou Wendao: Zhou, puedes estar seguro de que después de una noche de discusión de emergencia en nuestra clase, creemos que tu posibilidad de capturar a Shang Jin es muy alta, ¡así que lucha! ¡Nosotros también te ayudaremos! Estamos haciendo todo desde el fondo de nuestro corazón. ¡No necesitas agradecérnoslo!]

¿Quién realmente quiere agradecerte?

¡Ye Zhou estaba tan enojado que quería tirar su teléfono!

En este momento, realmente deseaba poder tomar una máquina del tiempo y matar a tiros al que había dicho esas tontas palabras ayer.

Obviamente, encontrando casualmente cualquier excusa, sería capaz de salir de eso. ¿Por qué tenía que decir la verdad?

Cuando terminó de hablar, todos captaron dos palabras clave en esa oración: “gustas”, “fotos en secreto”.

Describiendo una historia en una oración de tal manera, por supuesto, no podría escapar de los compañeros de clase chismosos, incluidos sus dos compañeros de escritorio que cargaron con la peor parte.

Xu Yangjun aprovechó cuando Ye Zhou todavía estaba estupefacto para tomar su teléfono tan rápido como un rayo. Un grupo de hombres y mujeres se reunieron alrededor de Xu Yangjun, estirando el cuello para echar un vistazo.

Ye Zhou, cuyo espíritu acababa de regresar, quiso recuperar el teléfono, lo intentó varias veces, pero no pudo pasar entre la multitud. Justo cuando se subió las mangas y se preparó para subirse al escritorio, la multitud se calmó.

No sé quién lanzó un grito, — ¿¿No es este Shang Jin?

En ese momento, solo había dos palabras circulando en la mente de Ye Zhou: se acabó.

Para intercambiar las fotos con Su Yin el viernes, Ye Zhou había tomado a escondidas fotos de Shang Jin durante toda la semana. Por lo tanto, las últimas fotos en su álbum estaban llenas de Shang Jin, ya sea Shang Jin caminando, Shang Jin comiendo o Shang Jin leyendo.

Ye Zhou no necesitaba pensar mucho para saber que la impresión que tenían de él, “sabio y brillante” después de ver el álbum cambiaría a “loco pervertido”.

Pero aún luchaba con su último aliento.

—Realmente no me gusta … ¡tienen que creerme!

A la vista de la evidencia blindada, las palabras de Ye Zhou palidecieron en comparación.

Y la otra parte involucrada en este incidente se convirtió instantáneamente en el foco de la multitud.

Shang Jin, que siempre había sido indiferente a todo, no hizo la vista gorda ante esta situación. En cambio, estuvo a la altura de las expectativas y se puso de pie. Paso a paso, caminó hacia el centro de la multitud.

Cada vez que Shang Jin daba un paso, los estudiantes que estaban parados en el pasillo se movían uno a uno, creando un camino para él.

Desde la primera fila hasta la quinta fila solo había una corta distancia de dos metros, pero Ye Zhou esperaba que este camino nunca terminara.

En menos de medio minuto, Shang Jin caminó hacia Xu Yangjun y, naturalmente, tomó el teléfono celular de Ye Zhou y miró el álbum de fotos.

En este momento, Ye Zhou también había entrado con éxito en el centro de la multitud circundante, y solo fue separado de Shang Jin por Xu Yangjun.

—Eso… yo… realmente no asumí pensar…

Claramente estaba diciendo la verdad, pero ¿por qué sonaba tan culpable?

Shang Jin levantó la mano y le devolvió el teléfono, moviendo los labios.

Ye Zhou, que podía sentir su corazón retumbando en sus oídos, apretó sus labios. Parecía demasiado pasivo ahora, como un pez en la tabla de cortar, y además, también era un pez muerto. Aparte de ser pisoteado, no había otra opción.

Incluso si no fue la intención de Ye Zhou tomar fotos escandalosas, pero la primera reacción de cualquier persona heterosexual normal debe ser disgusto después de enterarse de este asunto.

Contra las expectativas de Ye Zhou, Shang Jin no dijo nada malicioso, pero con mucha calma dijo dos palabras.

—Está bien.

Estas simples dos palabras gradualmente disiparon la tensión en el corazón de Ye Zhou. ¡Esta fue la primera vez que descubrió que la voz de Shang Jin era tan dulce y hermosa! Sin embargo, tan pronto como Ye Zhou estaba feliz, Shang Jin agregó otra frase, que se convirtió en el comienzo de su “pesadilla”.

—Te reservo el derecho de perseguirme.

¡¡Boom!!

Ye Zhou de repente escuchó el sonido de su corazón explotar.

—Zhou, casi has aplastado tu libro de texto en papel higiénico…

El compañero de clase sentado detrás de él susurró un recordatorio, sacando a Ye Zhou de sus recuerdos.

Ye Zhou aflojó su mano y miró hacia arriba. No sabía cuándo se había llenado la pizarra en blanco.

Se agarró la cabeza con irritación y trató de retirar su atención dispersa.

Durante el descanso, una bola de papel golpeó la cabeza de Ye Zhou y rebotó en su escritorio.

Ye Zhou miró detrás de él sospechosamente. Nadie se encontró con su mirada. Levantó la bola de papel y la aplastó lentamente.

— ¡Ye Zhou, Ye Zhou, eres el mejor, capturando al dios masculino sin ni siquiera hablar! Ánimo, ¡toda la clase te apoya!

Debajo de esta oración estaban las firmas de casi todos en la clase.

Ye Zhou volvió la cabeza, y todos le dieron un gesto de vítores.

Cubrió su corazón y no pudo decir nada. Este malentendido, ¿se estaba haciendo más grande cuanto más ruidoso se volvía?


[Sakuya: Me encanta, no me canso de leerla XD]

| Índice |

2 thoughts on “Todos creen que él me gusta – Capítulo 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *