Una Verdadera Estrella – Capítulo 127: El final de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella (2)

Traducido por Shisai

Editado por Nelea


Como el maquillador le había aplicado una base en la cara antes de la filmación, Tang Feng fue al baño para lavarse la cara después del examen final.

En medio de la limpieza, su teléfono de repente comenzó a sonar. Tang Feng lo sacó para ver un número desconocido en la pantalla.

—¿Hola?— Respondió la llamada, mientras sacaba unas toallas de papel del dispensador para secarse las manos.

—Señor Tang, esa fue una excelente actuación. Muy excelente por cierto. Fue lo suficientemente impresionante como para no poder resistirme a llamarte. Me gusta tu actuación. Me gusta cómo te quedaste junto a la ventana y te veías al borde de las lágrimas. Me gusta la determinación y la pureza que veo en tus ojos. ¡He quedado hipnotizado por tu actuación! ¡Completamente hipnotizado!

Con esa forma teatral de hablar, ese tono extraño y exagerado, y esa voz que era algo bella y suave, fue difícil para Tang Feng fingir que no sabía quién estaba al otro lado de la línea.

Después de tomar una taza de café con Albert en los Estados Unidos, Tang Feng sabía que el extraño hombre lo llamaría tarde o temprano. Sin embargo, no esperaba que Albert llamara solo tres meses después de su última reunión. Tampoco esperaba la embestida de admiración de Albert en su primera llamada telefónica.

—Gracias.— Por mera cortesía, Tang Feng expresó su gratitud.

—No, soy yo quien tiene que agradecerte. Para un hombre que vive en la oscuridad, eres la estrella brillante que ha iluminado mi corazón.

Tang Feng había escuchado palabras cursi de elogio antes, pero al escuchar esas mismas palabras salir de la boca de Albert hizo que se le pusieran los pelos de punta. Era como si estuvieran representando una tragedia de Shakespeare. Fue incómodo y extraño, no importa cómo lo hicieron. Tang Feng apretó el puente de su nariz y salió del baño. Sería mejor que encontrase una habitación vacía antes de continuar su llamada; un hombre especial como Albert no lo llamaría de la nada para expresar admiración.

—Tu determinación y tu inteligencia me han cautivado por completo. Había oído que te secuestraron hace unos días. Ah, cielos, me sorprendió mucho cuando lo supe.

No escucho ni una pizca de conmoción en esa voz plana tuya, se dijo Tang Feng. Sin embargo, ¿cómo llegó a saber Albert que Su Qi Cheng lo había secuestrado?

—Pero usaste tu propio poder para escapar de las garras del diablo. ¡En ese tipo de situación urgente y peligrosa, la inteligencia y la decisión que has mostrado son suficientes para volverme loco!

Solo puedes culparte a ti mismo por volverte loco. No me impongas la responsabilidad, Sr. Albert el Loco.

—Entonces,— dijo Tang Feng, —Sr. Albert, ¿por qué me llamaste exactamente?

—Relájate, no te preocupes. Solo soy un miembro fiel de tu audiencia. Simplemente estoy tratando de expresar mi adoración por ti. Jaja… Espero con ansias el día en que ilumines el cielo con tu brillo. Al final de todo, soy el único que puede ofrecerte amor. Un tipo inofensivo y único de amor verdadero.

Albert se rió profundamente al final de la línea y terminó la llamada.

¿Audiencia fiel? Se parecía más a un psicópata obsesivo.

♦ ♦ ♦

Las clases de entrenamiento de una verdadera estrella habían llegado a una conclusión perfecta. El Grupo Tian Chen estaba celebrando un banquete de celebración y una ceremonia de premiación en su edificio de oficinas la noche siguiente. Antes de entrar al salón de banquetes, todos los asistentes tuvieron que caminar un tramo de la alfombra roja, lo que indica su camino suave hacia el futuro estrellato.

Antes de que la ceremonia comenzará, los reporteros de varios medios de comunicación ya se habían congregado a ambos lados de la alfombra. La ceremonia de premiación de una pequeña clase de capacitación nunca atraería a tantos reporteros. Si bien los alumnos eran futuros protagonistas a los ojos de sus maestros, para el público, no eran más que celebridades pequeñas que acababan de debutar sin ninguna reputación u obras con su nombre. Sin embargo, además de los aprendices, numerosos actores famosos, directores y otras personas habían sido invitados a caminar por la alfombra roja esta noche. Eran el verdadero foco de las cámaras de los paparazzi.

Antes de pisar la alfombra roja, los alumnos se vestían y se arreglaban en un vestidor provisto por la compañía. Debido al espléndido patrocinio de Dior, los jóvenes aprendices que no habían entrado oficialmente en el mundo del entretenimiento tuvieron la oportunidad de usar ropa de lujo que normalmente no podían permitirse. Por supuesto, tuvieron que devolver todo después de la ceremonia.

Tang Feng llevaba un traje a cuadros azul oscuro hoy, luciendo como un joven profesional urbano. Su look se completó con un elegante corbatín, un gran par de marcos negros y un peinado recogido.

Según Xiao Yu, Tang Feng estaba buscando una apariencia de caballero inconformista. De pie en la alfombra roja, no perdería ante ninguna otra celebridad masculina. No importaba si era la apariencia o la forma en que se portaba, Tang Feng tenía lo que las otras celebridades pequeñas no tenían: el temperamento y el aura que surgió con la experiencia.

Cada vez que se extendía una alfombra roja, la gente generalmente se enfocaba en las celebridades vestidas de forma más llamativa. Sin embargo, el enfoque del espectáculo probablemente sería diferente esta vez.

Tang Feng estaba actualmente sentado en un automóvil negro que se dirigía hacia el lugar de la ceremonia. Xiao Yu, su gerente y asistente, estaba sentado al lado del conductor en la parte delantera. Mientras que él estaba sentado atrás con Lu Tian Chen a su izquierda y Charles a su derecha. Como dos de los tres mayores inversores de la clase de capacitación, Lu Tian Chen y Charles también estarían caminando por la alfombra roja. Con sus perfiles altos y hermosos, por no mencionar ricos, numerosas chicas gritarían por ellos esta noche.

En un momento, estarían caminando juntos por la alfombra roja. Eso era correcto, los tres. Con Tang Feng en el medio, Lu Tian Chen a la izquierda y Charles a la derecha; Estarían pisando la alfombra juntos.

—Esta es tu primera vez caminando por la alfombra roja. ¿Estás nervioso?— Preguntó Lu Tian Chen en voz baja.

—Con ustedes dos actuando como guardianes, sería difícil para mí ponerme nervioso.— Tang Feng levantó las comisuras de sus labios en una sonrisa. Después de caminar por todo tipo de alfombras rojas año tras año, ya se había olvidado como sentirse nervioso. Después de todo, todo lo que tenía que hacer era posar para fotos para los medios de comunicación, firmar autógrafos para los fanáticos, dar un saludo y verse guapo.

—Esta no es la primera vez que camino por la alfombra roja, pero definitivamente es la más memorable,— dijo Charles alegremente.

Hace un tiempo, los escándalos sobre Tang Feng habían inundado las noticias. Recordó cómo un titular decía que tenía los pies en dos barcos al mismo tiempo: un barco llamado Lu y un barco con sangre mezclada. Ahora ambos barcos lo escoltaban a la ceremonia de premiación; con suerte, eso callaría a algunas personas.

—Diríjase al área de preparación y prepárese,— les informó un miembro del personal cuando llegaron al lugar.

El conductor movió el automóvil al área de preparación. Mientras estaban allí, escucharon que Su Qi Cheng, como el otro gran inversor de la clase de entrenamiento, ya había caminado con Ge Chen para el comienzo del espectáculo de la alfombra roja. Por otro lado, los tres estaban listos para caminar al final y cerrar el espectáculo.

El sonido de la música y los vítores se deslizaron débilmente en el automóvil. Se sentía como si estuvieran flotando en el oscuro océano azul.

Cuando se abrió la puerta del automóvil, las luces cegadoras del mundo del entretenimiento iluminaron el espacio. La música y los vítores los envolvieron en una repentina ola violenta. Los que podían soportar el torrente eran los que caminarán hasta el final.

Y esto fue simplemente el comienzo.

♦ ♦ ♦

Charles y Lu Tian Chen salieron del auto desde sus respectivas puertas. Cuando Tang Feng salió, vio dos manos extendidas esperándolo. Él sonrió y agarró esas manos sin dudarlo.

En ese momento, los destellos de innumerables luces encendidas iluminaron la noche. Bajo el escrutinio de los lentes de la cámara, los tres caminaron de la mano por la alfombra roja.

Mientras caminaban, muchos espectadores se preguntaban sobre su relación. ¿Fue el proclamado triángulo amoroso lo que alimentó los rumores? Si ese fuera el caso, ¿por qué caminaban de la mano sin una pizca de preocupación en sus caras? Quizás esos rumores eran falsos en primer lugar.

Frente a las cámaras, Tang Feng esbozó una sonrisa segura y fácil.

En cuanto a las respuestas a esas preguntas, los extraños nunca lo sabrían.

♦ ♦ ♦

Después de caminar un tramo de la alfombra roja, hubo una entrevista y una sesión de firma de autógrafos esperándolos. Después de firmar el telón de fondo del patrocinador que colgaba detrás de ellos, los tres hombres fueron arrastrados por una hermosa anfitriona de alfombra roja. Uno por uno, ella les hizo preguntas.

—Nuestra primera pregunta es para el presidente Lu. Esta noche, te vimos caminar por la alfombra roja junto con Tang Feng. ¿Eso significa que velarás personalmente por su carrera en el futuro?— Los ojos de la anfitriona de la alfombra roja se movieron entre Tang Feng y Lu Tian Chen, claramente buscando chismes.

Lu Tian Chen aceptó el micrófono con una leve sonrisa y respondió con el estilo de un burócrata: —Mientras sea alguien prometedor, Tian Chen Entertainment ciertamente vigilará su futuro. Por supuesto, todos han visto el excelente desempeño de Tang Feng en la clase de entrenamiento.

Este tipo demasiado serio. Tang Feng se resistió a una sonrisa.

—Señor Charles, nunca supimos que eras uno de los inversores de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella. ¿Es esa la razón por la que has elegido Tang Feng una y otra vez en ‘Amante Soñado’?— El anfitrión se volvió y dirigió una pregunta a Charles.

—¿Qué te dio esa impresión? Nunca dejaría que mi trabajo afectará mi vida privada. Mis razones son muy simples. Tang Feng es un buen hombre. Me siento muy relajado y feliz cuando estoy con él.— Afortunadamente, frente a las cámaras, Charles parecía una persona normal en lugar de su habitual apariencia indecente.

Después de que los dos hombres altos, guapos y ricos terminaron sus entrevistas, se escucharon vítores entre las fanáticas de afuera. Débilmente, pudieron distinguir los gritos de “Tang Feng y Lu Tian Chen” y “Tang Feng y Charles son la verdadera pareja”.

—¡Solo haz un trío!— Por supuesto, también hubo un grito ocasional de un fanático masculino mezclado en el ruido.

La sonrisa de la anfitriona se hizo aún más sugestiva ante los aplausos. Le entregó el micrófono a Tang Feng y le preguntó: —Tang Feng, si te pidieran elegir entre el presidente Lu y el señor Charles, ¿a quién elegirías?

—A decir verdad, no me gusta tomar decisiones.— Exagerando deliberadamente su respuesta, Tang Feng extendió los brazos y los enganchó alrededor de los codos de Lu Tian Chen y Charles. Levantó una ceja y sonrió, apareciendo como un hombre orgulloso que estaba ganando en la vida. —Mi decisión no es el problema aquí. El problema es que los dos me quieren demasiado. ¿No es así?

Charles y Lu Tian Chen no hicieron comentarios sobre la respuesta de Tang Feng, pero la anfitriona y los reporteros cercanos se rieron ante las bromas humorísticas del actor.

Después de la entrevista en la alfombra roja, hubo otro tramo de alfombra guardado especialmente para autógrafos y preguntas de los periodistas. La mayoría de las personas que habían caminado por la alfombra roja antes que ellos todavía estaban en esta área, sin haber entrado al salón de banquetes. A pesar de haber caminado de la mano desde el área de entrevistas, los tres se separaron temporalmente mientras numerosos reporteros los rodeaban.

En su mayor parte, Charles y Lu Tian Chen se vieron rodeados por una multitud de reporteros de negocios. En cuanto a Tang Feng, debido a la multitud de rumores sobre él últimamente, también fue atrapado en la bodega de varios reporteros de sitios de noticias en línea y estaciones de televisión.

Sosteniendo una serie de micrófonos llenos de logotipos de múltiples estaciones de televisión, Tang Feng se enfrentó a los periodistas. La familiaridad con la forma en que manejaba los micrófonos generó preguntas de varias reporteros.

—Tang Feng, ¿has practicado sostener micrófonos en casa?

Los otros aprendices frecuentemente manejaron mal sus micrófonos y los dejaron caer al suelo. No eran como el hombre frente a ellos, que sostenía su micrófono con una gracia fácil y ni siquiera un toque de nerviosismo.

—En este momento, tengo micrófonos. En el futuro, tendré trofeos. Por supuesto que he practicado en casa. Sin embargo, en lugar de micrófonos, he practicado sosteniendo cuatro o cinco trofeos al mismo tiempo.— Sin duda, fue una respuesta que solo él haría, al verdadero estilo Tang Feng.

—Creemos en ti. ¡Tu última actuación en la clase de entrenamiento fue maravillosa!— Incluso cuando hizo preguntas, uno de los reporteros no se olvidó de expresar su adoración.

—Oh, por supuesto.— La sonrisa descarada que Tang Feng dio hizo que otros se rieran junto con él.

Desafortunadamente, no todos los reporteros eran tan agradables y lindos como el que había elogiado a Tang Feng. Rápidamente, alguien preguntó: —Hay rumores que proclaman que no tienes una buena relación con el presidente de Su Entertainment. ¿Es esto cierto? Además, ¿qué tipo de relación tienes con Ge Chen?

—Todos esos rumores son basura. Mi relación con el presidente Su no podría ser mejor. La semana pasada, incluso fuimos juntos a un hotel. Por supuesto, no fue por conseguir una habitación. Simplemente nos sentamos un rato y conversamos sobre el trabajo y la actuación.— Si no daba ese tipo de respuesta, ¿se esperaba que dijera la verdad? Haga que mire a la cámara y diga: En realidad, fuimos a un hotel la semana pasada. Sin embargo, el presidente Su me secuestró y me llevó a la fuerza allí. ¡Unos minutos más y hubiéramos dormido juntos! Pero terminé dándole una paliza al presidente Su.

De repente, un periodista miró detrás de Tang Feng y exclamó: —Mira, ahí está el presidente Su.

Tang Feng parpadeó un par de veces antes de comprender el significado oculto de las palabras del periodista. ¿Estaba pidiendo una confrontación para poder comparar sus respuestas? Actuando conmocionado, se dio la vuelta para ver a Ge Chen y Su Qi Cheng parados juntos cuando este último respondió algunas preguntas de un periodista. En la superficie, Su Qi Cheng se veía bastante bien. Por supuesto, había una razón para eso. Además de abofetear al hombre en la cara, Tang Feng había golpeado principalmente a Su Qi Cheng en áreas que estarían ocultas por la ropa, como el abdomen, el cofre, la parte posterior y etc.

—Presidente Su. Su Qi Cheng.— Tang Feng devolvió los micrófonos a los diversos periodistas a su alrededor. Debajo de los frenéticos flashes de las cámaras, caminó sin prisa hacia Su Qi Cheng; como para demostrar que tenían una buena relación y que no había nada malo entre ellos.

Su Qi Cheng entrecerró los ojos y miró al guapo Tang Feng que había caminado hacia él. Bajó la voz y habló al lado del oído del actor, — ¿Qué estás haciendo?

—Mira a las cámaras y sonríe. Es decir, si no quieres que tus acciones caigan mañana por la mañana,— dijo Tang Feng en voz baja. Envolvió un brazo alrededor de los hombros de Su Qi Cheng y fingió estar cerca del hombre. Luego se volvió hacia las cámaras y mostró una sonrisa brillante.

Su Qi Cheng dejó escapar un ligero resoplido, pero cuando miró a las cámaras, fue la imagen de la intimidad con Tang Feng. Cooperando con las sugerencias de Tang Feng, sonrió mientras se inclinaba para hablar al lado del oído del actor.

—¿Te asusté la última vez?

Su Qi Cheng todavía estaba tratando de actuar como un hombre formidable e intimidante.

Tang Feng no compró su acto en absoluto. No era el tipo de celebridad pequeña que se asustaría con unas pocas palabras. —La última vez, parecía haber pisado al pequeño Su Su. ¿Todavia duele?

—La vista de la gran superestrella Tang Feng masturbándose en el baño fue una vista humeante. Si hubiera sido capturado por la cámara y convertido en una película, seguramente rompería récords de taquilla.— Su Qi Cheng no sería superado con comentarios mordaces. Después de recibir una paliza de Tang Feng, tuvo que recuperar algo de terreno perdido. No importa que, no estaba perdiendo la batalla verbal esta vez.

—¿Te pusiste duro después de mirar? ¿El presidente Su se encargó de eso usted mismo o le pidió ayuda a sus dos lacayos grandes y fuertes? Ahora que lo estoy pensando, presidente Su, no eres muy bueno besando. Si alguna vez hay una oportunidad, puedo enseñarte.— Tang Feng se rió entre dientes y apartó a Su Qi Cheng de la multitud de periodistas; ya habían tomado suficientes fotos.

—Estaba bromeando contigo la última vez. Creo que me has dado suficiente retribución.— En el momento en que se dieron la vuelta, Su Qi Cheng cambió su tono de voz.

—No creo que todos sean capaces de soportar una broma como esa del presidente Su.

—Si realmente hubiera querido tratar contigo, Lu Tian Chen y Charles nunca te hubieran encontrado tan rápido. Nunca habría sido engañado por tu acto.

Tang Feng no sabía si esa era la verdad o no.

—Me drogaste.

—¿Quizás solo había querido capturar la hermosa vista de ti cuidando tu necesidad física?— Su Qi Chen hizo una pausa y miró a Tang Feng, con una expresión ligeramente seria en su rostro.

—¿Por qué me estás diciendo esto ahora? No digas que quieres enterrar el hacha y volver a nuestra relación anterior, o que te has enamorado de mí. Gracias a ti, casi salté por una ventana de tres pisos. Si tuviera una enfermedad cardíaca, habría muerto por toda esa emoción.— Tang Feng no le dio a Su Qi Cheng la oportunidad de responder y se fue inmediatamente después. Se dirigió hacia Ge Chen, que estaba de pie al lado mirándolos con una mirada de curiosidad apenas contenida.

—Felicitaciones por su alta del hospital.— Tang Feng se acercó y lo abrazó.

Bajo el escrutinio de las cámaras, nadie se atrevería a arruinar su propia imagen. Con las etiquetas de “brillante como la luz del sol” y “perfecto” pesándole, Ge Chen esbozó una sonrisa falsa. —Deja el acto por favor. No me di cuenta de que eras tan talentoso antes. ¿Estabas fingiendo en el pasado?

—Todos estamos en el mismo barco, no hay necesidad de comparar tanto. Cuida de ese Su Qi Cheng tuyo, no lo dejes salir de casa tan fácilmente la próxima vez.— Ocasionalmente, Tang Feng también puede ser duro con sus palabras.

—¡¿Lo sedujiste ?!

Tang Feng se sintió un poco impotente ante la respuesta de Ge Chen. Dio una sonrisa irónica y dijo: —No te preocupes, mis gustos no son tan malos. Si realmente te gusta, entonces deja de actuar como un agente doble.

—Entonces te contaron todo. Jaja.— Suprimiendo su ira y no dispuesto a admitir la derrota, Ge Chen continuó: —¿Quién crees que eres? Después de que se cansen de ti, te abandonaran tarde o temprano. No terminarás mejor que basura en la carretera. ¿Sabes qué tipo de personas son Lu Tian Chen y Charles? Son feroces animales salvajes. Te tragarán entero y ni siquiera escupirán tus huesos.

—Eso depende de… quién está jugando a quién.— Tang Feng sonrió y le dio unas palmaditas en la cabeza a Ge Chen. —Estoy de acuerdo con tu última declaración. Tratar con animales salvajes definitivamente requiere las habilidades de un entrenador de animales. También te daré algunos consejos: mantén tu actuación y drama para las películas. Entrometerse en cosas en las que no eres bueno solo te traerá problemas.

Sin saberlo, Tang Feng había pasado más tiempo del que le había gustado hablar con Ge Chen. Después de dar suficiente tiempo a los paparazzi para tomar algunas fotos más, se fue y buscó a Lu Tian Chen y a Charles. Le había dado consejos a Ge Chen por el bien de su corazón, pero si Ge Chen escucharía sus consejos y los aceptaría no era algo que pudiera controlar.

A los ojos del público, los dos simplemente parecían haber estado susurrando al oído del otro. Sin embargo, esos susurros aparentemente íntimos no fueron tan maravillosos como a todos les gustaba creer.

Las reuniones de celebridades eran lugares tan interesantes para estar, ¿verdad?

♦ ♦ ♦

A las siete en punto, comenzó oficialmente la Ceremonia de entrega de premios de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella. Los invitados gradualmente emigraron dentro del salón de banquetes y tomaron asiento. Un anfitrión subió al escenario y dio una apertura burocrática del evento. Después de eso, los tres grandes inversores del espectáculo, Lu Tian Chen, Charles y Su Qi Cheng subieron al escenario por separado para dar sus discursos. Los tres se dieron la mano y se sonrieron como si fueran viejos amigos. La gente que no los conocía personalmente probablemente creía en el facsímil producido en el escenario sin duda en sus corazones.

Nelea
facsímil es una imitación o copia de alta calidad de una obra

Después de la serie de discursos, finalmente llegó el momento del foco principal de la ceremonia: felicitar a los alumnos por su exitosa graduación. Además, los inversores estarían obsequiando a los aprendices más ejemplares con cheques generosos como premios. En lugar de un trofeo, un cheque real y tangible fue un premio mucho más apropiado para los talentos que acababan de debutar.

El primer premio fue el Premio al Mejor Potencial. El receptor era un hombre joven y guapo llamado Zhang Rui Cheng. Fuera de la pantalla, tuvo una buena relación con Tang Tian Tian y Tang Feng. Era un nuevo talento serio y respetuoso. Antes de recibir el premio, ya había firmado con Tian Chen Entertainment.

Tang Feng había conocido a Zhang Rui Cheng antes de que la clase de entrenamiento comenzará a filmar. Cuando había estado en el programa de entrevistas de Chen Ming Xu, había planeado llamar a Zhang Rui Cheng para el juego telefónico. Él había querido dar al nuevo talento una mayor exposición al público, pero luego Gino intervino y sus planes se fueron por el desagüe. Con todo, Zhang Rui Cheng era un joven apuesto que estaba dispuesto a trabajar duro por su futuro.

Charles fue el responsable de entregar el Premio al Mejor Potencial. Zhang Rui Cheng caminó hacia él y le estrechó la mano emocionalmente. Después de aceptar el premio, pronunció un discurso dictando su agradecimiento. Inesperadamente, mencionó el nombre de Tang Feng.

—He querido agradecerle a esta persona todo el tiempo mientras participaba en la clase de capacitación. Ya sea vida, música o actuación, me ha ayudado mucho. ¡Tang Feng, gracias!— Zhang Rui Cheng se volvió en la dirección en la que estaba sentado Tang Feng e hizo una reverencia. Tang Feng sonrió y asintió en reconocimiento.

No importaba si la gratitud de Zhang Rui Cheng provenía del corazón o si había sido un acto para los medios, Tang Feng estaba feliz de aceptarlo.

En el círculo de entretenimiento, ¿había alguien que no fuera capaz de planear un poco? Mientras no lastimara a nadie, un pequeño movimiento calculado era aceptable.

Después de eso, Su Qi Cheng gritó el nombre del Premio Más Fotogénico. El ganador fue Tang Tian Tian, ​​cuyo futuro camino era brillante como un mar de estrellas. Después de conocer a Tang Tian Tian, ​​Tang Feng descubrió que, aunque podía parecer una niña alegre y de mente simple, tenía un corazón ambicioso cuando se trataba de actuar.

Una celebridad que no tenía ambiciones no era adecuada para ser una celebridad. Tang Tian Tian era joven y tenía el aspecto perfecto. Ella ya había firmado con Su Entertainment. A Tang Feng no le gustaba Su Qi Cheng, pero no pudo evitar admitir que el hombre le dio buenas oportunidades a nuevos talentos. Su Entertainment fue un lugar bastante bueno para firmar. Era una empresa con profundas raíces y buen respaldo. Puede que sea un lugar competitivo para estar, pero una vez que Tang Tian Tian se haya hecho un nombre sólido, tendrá muchas oportunidades a su alcance.

Mientras caminaba en el escenario, Tang Tian Tian parecía inesperadamente tranquila. Sin ningún signo de ansiedad, aceptó el cheque de Su Qi Cheng y expresó su gratitud a la multitud. Mientras caminaba fuera del escenario, miró triunfante a Tang Feng. No pudo evitar reírse ante su expresión.

Después de los dos primeros premios, se mencionaron los nombres de varios más. Premios tibios como el Mejor Bailarín, la Mejor Etiqueta, el Más Popular y más se entregaron uno tras otro. Al mirar de cerca, uno encontraría que casi todos los aprendices habían recibido un premio. En cierto modo, este era el método del equipo de producción para alentar a todos los aprendices a esforzarse en su futura carrera.

El verdadero premio estaba al final. Como el programa se llamaba “Clase de entrenamiento de una verdadera estrella”, el premio final naturalmente tendría “Verdadera Estrella” en su nombre.

—En este momento, entregaremos el último premio de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella. El aprendiz que recibe el Premio Verdadera Estrella también recibirá un cheque por valor de un millón. Además, tendrán la oportunidad de colaborar con uno de los directores más respetados del país para un papel en su película. También se les dará un contrato para un comercial que nuevamente vale un millón. Por último, tendrán la oportunidad de convertirse en el modelo de portada de una de las cuatro revistas más grandes del país. Ahora, ¿exactamente quién recibirá este premio? Antes de revelar su nombre, permítanme explicar a todos cómo habíamos decidido sobre el receptor del Premio Verdadera Estrella.

—En primer lugar, el receptor debe ser alguien cuyas calificaciones de cursos se encuentren entre los tres primeros entre los alumnos. En segundo lugar, el receptor tiene que obtener la aprobación de dos tercios de los otros aprendices. Por último, el receptor también debe obtener la aprobación de los instructores de la clase de entrenamiento.— Después de que el anfitrión dejó de hablar, apareció un video en la pantalla en la parte posterior del escenario.

La primera persona que apareció en el video fue el instructor de baile, Pacino. El hombre encantador con arrugas en la frente sonrió a la cámara. —Si tengo otra oportunidad, me encantaría bailar otro tango con Tang Feng.

Los aplausos inmediatamente sonaron en el salón de banquetes siguiendo las palabras de Pacino. Un foco también se iluminó en el lugar donde estaba sentado Tang Feng. Miró la pantalla y sonrió ante la imagen de Pacino. Estaría muy feliz de bailar con él nuevamente.

El que apareció después fue el instructor de música, Sting. Su evaluación fue: —Si alguna vez lanzas un álbum, espero tener el honor de trabajar como tu productor.

Posteriormente, los instructores para equitación, interacción social y más aparecieron en la pantalla. Después de eso, había videos de cada uno de los aprendices. El anfitrión les preguntó a cada uno de ellos si apoyarían a Tang Feng como el receptor del Premio Verdadera Estrella, y ninguno de ellos se negó a estar de acuerdo.

Este es el poder de un viejo zorro astuto como yo, pensó Tang Feng burlonamente.

Por supuesto, los tres grandes inversores que aún estaban en el escenario, Lu Tian Chen, Charles y Su Qi Cheng también aparecieron en el video. No fue extraño escuchar a Lu Tian Chen y Charles alabandolo, pero Tang Feng se sorprendió por completo cuando vio que Su Qi Cheng expresaba su aprobación.

Tang Feng miró hacia Su Qi Cheng. Casualmente, el hombre también miró a Tang Feng. Él sonrió con frialdad y parecía estar diciendo: lo digo en serio cuando se trata de trabajar. Sin embargo, a pesar de que te he reconocido, aún recordaré lo que me has hecho.

¿Darme algo dulce después de darle una paliza? ¿Era esta toda la rutina de policía bueno y policía malo?

Justo cuando todos pensaban que el anfitrión estaba a punto de anunciar el nombre de Tang Feng, justo cuando Tang Feng pensaba que podría sentarse allí con calma y aceptar el premio sin importar quién apareciera, apareció un anciano en la pantalla.

Fue uno de los actores más famosos del mundo, el maestro de Fiennes, Leroy.

Las arrugas cubrieron la cara del anciano, pero ese par de ojos negros estaba vivo de espíritu. Cuando Tang Feng levantó la vista hacia el reflejo de Leroy, parecía que estaba teniendo una conversación cara a cara con el viejo actor. No existían barreras como la vida y la muerte, su identidad inexplicable no importaba, y la pantalla que las separaba no las obstaculizaba.

Cuando Leroy apareció en la pantalla, Tang Feng sintió lágrimas en el borde de sus ojos.

Con una expresión amable, el anciano habló lentamente: —Justo cuando pensaba que la estrella más brillante de este mundo había caído en el olvido, vi la actuación de un joven de China. No habló y no se movió mucho. Pero todo lo que tenía que hacer era mirar ese par de ojos brillantes para ver un mundo intocable.

En ese momento, un anciano animado salió de detrás de la pantalla. Con una sonrisa en su rostro, extendió los brazos. —Felicidades, hijo mío. Eres la verdadera estrella.

El público estalló en aplausos. Uno por uno, la gente se puso de pie para dar la bienvenida a la llegada de un artista tan venerado.

—Tang Feng, rápidamente, sube al escenario.— Al ver a Tang Feng quieto con el shock aparente en su rostro, Xiao Yu lo empujó suavemente hacia adelante.

Tang Feng respiró hondo para calmarse, y luego corrió al escenario. En el momento en que abrazó a Leroy en un abrazo, las lágrimas que había estado conteniendo cayeron por sus mejillas. ¿Qué debería decir él? No pudo decir nada; Sus lágrimas eran la acumulación de todas sus emociones.

—Si Fiennes todavía estuviera vivo, estaría extremadamente feliz de verte ahora, porque has logrado mostrar su espíritu.— Leroy estaba muy triste por la muerte de un actor talentoso como Fiennes, pero también estaba extremadamente feliz de ver el ascenso de otra verdadera estrella durante su vida. Como un padre, le dio unas palmaditas amables al hombre que lloraba en silencio sobre su hombro. —Te pareces mucho a Fiennes. Ambos son hombres adultos en el exterior, pero ocasionalmente, ambos lloran sin parar como niños.

—Leroy, gracias.— Ahogado por sus emociones, Tang Feng intentó sonreír.— Gracias. De verdad gracias…

—Sé que te convertirás en una verdadera estrella en el futuro. Estoy muy feliz de haberte conocido, hijo mío.

Leroy, este viejo canoso, no solo fue el primer maestro de actuación de Tang Feng, sino que también fue su padre a veces. Tang Feng no tenía padre. No sabía cómo debería actuar un verdadero padre, pero pensó que si tuviera uno, su padre sería como Leroy.

Su padre le enseñaría a actuar, lo guiaría en los principios de la vida y le daría una palmada en la espalda cuando se sintiera débil y dolido.

Esta noche, una verdadera estrella renació.


Nelea
cuanta emoción snif snif snif

| Índice |

6 thoughts on “Una Verdadera Estrella – Capítulo 127: El final de la clase de entrenamiento de una verdadera estrella (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *