Una Verdadera Estrella – Capítulo 96: Todavía muy joven (1)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


—Esto no tiene nada que ver con nuestro acuerdo, Presidente Lu. —Una leve sonrisa apareció en la cara de Albert mientras continuaba, —Accidentalmente me encontré con Tang Feng y disfruté de una taza de café con él. No necesitas estar tan tenso. No he tocado un dedo suyo.

Los labios de Lu Tian Chen se levantaron en una sonrisa irónica. Miró directamente a Albert y dijo: —Correcto, acabas de tocar cinco dedos suyos.

—Jajaja, no sabía que eras capaz de contar chistes.

—Esto no es una broma. Él me pertenece; no tengas ninguna idea en tu cabeza. —El tono de Lu Tian Chen era ligero, pero sus palabras contenían algo que hacía que fueran difíciles de ignorar.

Albert entrecerró los ojos en respuesta. Sonrió y dijo, —Eso es inesperado. Si él realmente te pertenece, entonces, ¿qué hay del pequeño gatito blanco que me regalaste la última vez?

—Eso fue sólo un negocio.

Como Tang Feng estaba sentado un poco lejos, no podía escuchar de qué hablaban los dos. Se recostó en su silla y bostezó. Hoy se había despertado muy temprano por lo que, a pesar de tomar un café, se sentía débil y cansado. El desfase horario siempre afectaba a su cuerpo; Le resultaba difícil mantenerse despierto después de un largo vuelo.

Tang Feng tomó su taza y bebió otro sorbo de café. Miró de nuevo a Lu Tian Chen y Albert; los dos seguían discutiendo algo. A juzgar por las apariencias, Albert parecía un aristócrata que pertenecía a un antiguo castillo. De pie junto a él, Lu Tian Chen no fue menos imponente. Solo por su aspecto, ambos hombres tenían su propio encanto personal único.

Desafortunadamente, uno era un aficionado al teatro anormal que probablemente había visto demasiadas obras de Shakespeare en su vida. El otro era un iceberg que había reprimido sus emociones durante tanto tiempo que ahora estaba un poco perdido dentro de su cabeza.

Aunque Tang Feng no podía escuchar su conversación, había adivinado que estaban discutiendo sobre él. Había atrapado a los dos hombres mirando en su dirección varias veces. Tang Feng esperaba que Lu Tian Chen no lo estuviera vendiendo de nuevo en un acuerdo comercial. De lo contrario, definitivamente le daría una fuerte patada al hombre helado.

Bien, celular.

Tang Feng miró la pantalla de su teléfono. Extrañamente, mostró que había llamado a un número desconocido hace un tiempo. Sin embargo, Tang Feng no recordaba haber marcado este número.

Por curiosidad, Tang Feng volvió a llamar al número. Unos segundos más tarde, Albert sacó su teléfono de los bolsillos. Tang Feng inmediatamente terminó la llamada. ¿Cuándo se había metido Albert con su teléfono?

[Traducido por Reino de Kovel]

Sonriendo, Albert saludó a Tang Feng.

Lu Tian Chen, por otro lado, miró al actor. Él gritó, —Tang Feng, ven aquí.

Me dices que venga y yo voy. ¿Soy un cachorro? A pesar de sus pensamientos, Tang Feng se levantó y caminó hacia los otros dos. Como no podía lidiar con una persona extraña como Albert solo, Lu Tian Chen sirvió como un escudo necesario para él.

Cuando Tang Feng llegó a su lado, Lu Tian Chen atrapó de inmediato la mano del actor con fuerza y pasó su otro brazo alrededor de la cintura de Tang Feng. Lu Tian Chen le dijo a Albert, —No solo él me pertenece, también le pertenece a Charles. En otras palabras, Tang Feng nos pertenece a los dos.

Esto… ¿Exactamente qué es esto? Tang Feng podía tener todo tipo de pensamientos dentro de él, pero mantuvo una sonrisa tranquila en la superficie.

— ¿Es esto cierto? Pero acabo de ver que tenía una cita con otro hombre. —Albert miró a Tang Feng.

Si estaban actuando, entonces como actor profesional, Tang Feng actuaría hasta el final. Con eso, Tang Feng dio un paso más hacia Lu Tian Chen. Eran de altura similar, pero Lu Tian Chen tenía un físico mucho más fuerte.

— ¿Estás hablando de Michael Gino? Él es mi co-actor para mi próxima película. Estábamos hablando del guión. —Tang Feng eligió una respuesta segura ya que no sabía lo que Lu Tian Chen le había dicho a Albert.

— ¿Es eso correcto? Jaja. Pensé que el presidente Lu y Charles mantenían un estrecho control sobre sus pertenencias. De acuerdo, si ese es el caso, supongo que no debería seguir compitiendo por el amante de otra persona. —Sonriendo, Albert dirigió una larga mirada a Tang Feng. Luego se giró y salió de la terraza. Los falsos camareros siguieron inmediatamente a Albert.

Pocos minutos después de que Albert se fue, Lu Tian Chen finalmente liberó su control sobre Tang Feng.

— ¿Qué está pasando aquí? ¿Desde cuándo te pertenezco a ti y a Charles? —Tang Feng admiraba su actitud tranquila, si fuera otra persona, probablemente estarían gritando ahora mismo.

Tirando de Tang Feng con él, Lu Tian Chen salió de la cafetería. —Albert está interesado en ti. Solo le dije que tú nos pertenecías a Charles y a mí para evitar que él hiciera un movimiento.

— ¿Ah? — ¿Era tan popular? Tang Feng descubrió que no podía tolerar este nuevo descubrimiento.

—Podemos volver y hablar.

♥ ❤ ♥

               

| Índice |

3 thoughts on “Una Verdadera Estrella – Capítulo 96: Todavía muy joven (1)

  1. Lirio Alicia says:

    Ohhhhhhh raiox entonces Albert es tan peligroso q incluso Lu Tian tiene q hacer mancuernas con Charles para enfrentarlo 😰😰😰😰 y lo peor es q está demasiado interesado en Tang Feng 😱😱😱😱
    Gracias por la droga 😆😆😆

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *