Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 4: Aprender

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Había una plataforma en el gimnasio del barco. Cuando Tang Feng fue al gimnasio a correr por la mañana, se le ocurrió competir con Lu Tian Chen.

Él ha estado practicando Wing Chun durante varios meses, pero la mayoría de las veces, estaba enfrentando una estaca o al entrenador que el presidente le encontró. El entrenador no se atrevió a derribarlo.

Hace unos días, mientras los dos estaban conviviendo solos, Tang Feng a menudo discutía artes marciales con Lu Tian Chen. Ocasionalmente, también le mostraba para ver si sus movimientos estaban en su lugar, pero las verdaderas notas comparativas no se habían hecho ni una vez.

Sabía que los conocimientos de Charles eran destinados al combate, pero no estaba seguro de Lu Tian Chen.

—¿Qué tal si lo intentamos? —Tang Feng siguió instando al otro durante el almuerzo.

Lu Tian Chen sacudió la cabeza y bebió su refresco, disfrutando de la brisa marina y la luz del sol: —Haré lo mejor que pueda.

—Por supuesto, necesito que hagas tu mejor esfuerzo. —Tang Feng entendió exactamente lo que quería decir, simplemente no quería ser modesto cuando intentaba competir con otros.

Como es una prueba, debe ser justa y seria.

Lu Tian Chen bajó la cabeza y no habló, por el ceño ligeramente fruncido en su rostro parecía estar considerando la solicitud de Tang Feng.

Ningún hombre de verdad está dispuesto a dejar que su oponente oculte su fuerza en una prueba. Si lo hacía, eso podría significar que la otra persona piensa que eres alguien débil en el fondo. Eso era aún más inaceptable que perder en una pelea justa.

Lu Tian Chen siguió tropezando, Tang Feng decidió intimidarlo y atraerlo. Puso sus manos sobre la mesa, extendió su dedo índice hacia el presidente y colgó delante de sus ojos: —Si no compites conmigo hoy, no me toques por la noche, ni un solo dedo.

Lu Tian Chen levantó la cabeza, y la esquina de su boca de repente se levantó: —Lo que significa… que, si lo hago, ¿puedo tocarte esta noche?

Solo tuvo éxito el primer día. ¿Qué tiene de malo el amor? ¿Tienen que hacer ejercicio dos personas en la cama todos los días cuando se enamoran?

—Mira tu actuación. —El actor lo pateó debajo de la mesa, sonriendo demasiado seductoramente.

—¿Qué pasa si te lastimo? —Estiró los pies y abrazó al otro lado. En la superficie, parecía tranquilo.

Una bestia disfrazada…

Tang Feng tomó la taza de café y bebió un sorbo. Le sonrió a la otra persona tan pronto como levantó la vista: —Te perdonaré.

—De acuerdo.

♦ ♦ ♦

Lu Tian Chen se movió rápidamente, lo habían hablado por la mañana y logró preparar todo para esa misma tarde. Alquiló esa parte del gimnasio por unas horas.

Después de un breve descanso al término del almuerzo, llegaron al ring del gimnasio. En una gran habitación vacía, solo estaban ellos dos y los guardaespaldas de Lu Tian Chen.

Los guardaespaldas estaban de espaldas a la puerta, evitando que alguien entrara y sin mirar lo que hacían.

Tang Feng se quitó su traje casual habitual, usaba unos pantalones finos de algodón gris claro y una camiseta del mismo color. Había estado manteniendo el hábito de hacer ejercicio todos los días desde su renacimiento, o correr o practicar artes marciales. Disfruta cada minuto de la fuerza y ​​el sudor de un cuerpo sano.

Después de quitarse el traje, Tang Feng perdió un poco de elegancia, pero aún lucía más duro y guapo que otros hombres. El chaleco ajustado siempre puede hacer que las personas se vean más sexys.

Lu Tian Chen seguía vestido de la forma habitual. Se quitó la chaqueta y se arremangó las mangas de la camisa. Su mirada recorrió al otro. Quizás estaba más dispuesto a “pelear” con el hombre en la habitación que pelear en el ring.

—¿Necesitas reglas? —Lu Tian Chen saltó al ring.

Tang Feng movió sus manos y pies en un simple calentamiento: —No, solo sigue tus hábitos habituales.

A menos que sea como Charles, a quien le gusta jugar en áreas vulnerables, es un asunto diferente.

Habiendo sido secuestrado una vez, tenía aferrada la idea de aprender a pelear. No saber hacer un truco hermoso en el ring, ni dos personas físicamente aptas para pelear entre sí. Él realmente quiere aprender a luchar, aprender a defenderse en la realidad y protegerse.

Incluso si a menudo tiene guardaespaldas a su alrededor, eso no significa que esté a salvo.

Pensando en Albert y Su Qicheng, Tang Feng decidió que debía ser capaz de protegerse.

—Bueno. —Lu Tian Chen estuvo de acuerdo, conocía los pensamientos de Tang Feng y, naturalmente, no lo refutaría.

Los dos hombres se pararon rápidamente uno frente al otro y se miraron. En este momento, ya no había un profundo afecto en sus ojos. Solo el fuego decisivo de los dos hombres uno frente al otro ardía a la vista.

La primera persona en moverse fue Lu Tian Chen. Levantó la esquina de la boca y se acercó a Tang Feng, y lo comparó con un gesto de “ven”. Puño en la mano izquierda.

Tang Feng levantó las cejas. ¿Fue esto una provocación?

Comenzó a caminar lentamente hacia Lu Tian Chen desde el costado, quien también se movió en la dirección opuesta al mismo tiempo. Los dos hombres se miraron, sin saberlo, acercándose el uno al otro.

Cuando el oponente estaba a cuatro o cinco pasos de Tang Feng, de repente dio un paso adelante y lo golpeó. El actor saltó y extendió su brazo para bloquearlo al mismo tiempo.

Un puño afilado rozó su oreja, dejando una brizna de viento. Si hubiese recibido ese golpe, podría haber caído al suelo.

Esta era una verdadera pelea, no una pelea uno a uno con el entrenador.

Tang Feng tenía que hablar en serio. Solo un ataque de Lu Tian Chen hizo que su espalda estuviese cubierta de sudor frío. Afortunadamente, su capacidad de reacción fue lo suficientemente rápida, de lo contrario, lo habrían derrotado demasiado pronto.

—Sí, ven de nuevo. —Había un poco de aprecio en sus ojos. Lu Tian Chen estaba muy satisfecho con la respuesta de Tang Feng en este momento, y no pudo evitar asentir. Al mismo tiempo, su mirada ya no era tan sosa como lo era al principio, como si una pequeña cantidad de llamas hubiera surgido en sus ojos.

Tang Feng despertó con éxito el interés del presidente Lu.

La defensa no era el estilo de Tang Feng, así que rápidamente intentó atacarlo. Aunque los trucos que sabía eran algo conservadores y modelados por Lu Tian Chen, la seriedad de Tang Feng también les había dado cierta letalidad, casi golpea a Lu Tian Chen varias veces.

Ahora era el turno de Lu Tian Chen para tomarlo en serio.

—¿Qué tal? —Simplemente golpeó el hombro de Lu Tian Chen, y Tang Feng estaba orgulloso.

—¿Quieres que sea sincero? —Lu Tian Chen sonrió.

—¡Por supuesto!

—Estás muy atrás. —Lo que dijo era verdad.

—¡Vamos de nuevo!

Tang Feng se adelantó y agitó su puño nuevamente, pero esta vez no empujó al oponente hacia atrás ni se alejó como lo hizo la última vez. Lu Tian Chen, ya familiarizado con la rutina de Tang Feng, sostuvo fácilmente el puño del hombre. La otra mano del actor golpeó en un intento de separarlos, mientras que Lu Tian Chen agarró su muñeca y la retorció.

¡Boom!

Tang Feng cayó pesadamente al suelo, Lu Tian Chen lo reprimió por completo, sus manos y pies no podían moverse.

—Perdiste. —Lu Tian Chen sonrió, sin relajar su agarré.

Tang Feng no estaba dispuesto a rendirse tan fácil, pero no sirvió de nada seguir luchando. Lu Tian Chen todavía lo mantenía fuertemente bajo control.

—Bueno, tú ganaste. —Exhaló y tuvo que admitir la derrota.

—¿Qué pasa con mi premio? —Lu Tian Chen lo presionó con una mano en su lugar. Su otra mano tocó el dobladillo del hombre. Avanzó por la cintura, acariciando la robusta barriga y rozando los pezones.

Tang Feng se estremeció y miró a Lu Tian Chen: —No.

—No debes jugar trucos. —Besó a Tang Feng en la mejilla con una voz clara.

La cara de Tang Feng estaba un poco caliente. No sabía si era porque Lu Tian Chen lo besó exageradamente o porque el movimiento lo acaloraba.

—No estoy haciendo trampa. ¡Oye, no toques!

No lo soportaba, ¿Lu Tian Chen había desarrollado recientemente tendencias de lobo? De repente le parecía bastante lobuno.

—Dijiste que podría tocarte esta noche. —Enterró la cabeza en el cuello de Tang Feng y se quejó, como un niño rebelde que quería comer dulces.

—Aún no es de noche.

Después de decir esto, Tang Feng lo lamentó y accidentalmente saltó a la trampa verbal del oponente.

Efectivamente, Lu Tian Chen inmediatamente liberó las manos de Tang Feng y abrazó la cintura del hombre. Sonrió y besó sus labios. —Está bien, entonces de noche.

Mirando cómo cayó en su trampa, Tang Feng no pudo evitar pellizcar la nariz del otro: —Realmente eres un tipo siniestro.

—Oh, es realmente cariñoso. No esperaba que nuestro presidente Lu fuera tan amable con una persona, y la forma de coquetear realmente me sorprendió. No es de extrañar que Ge Chen hubiera sido sincero con usted.

Varios guardaespaldas intentaban detener a Su Qicheng, pero este no entró, solo se paró en la puerta.

Había otros a su alrededor. Una persona que Tang Feng conocía era Ge Chen, a quien no había visto en meses. El joven todavía estaba pálido y débil, pero no sabía si era cierto o fingido.

También había otra persona que Tang Feng nunca había conocido. Su aspecto llamativo daba un aire a un noble de la República de China.

¿Podría simplemente ser de quien Chen Ming Xu habló con él antes, el protagonista masculino de la República de China?

Shisai
¿En serio se trajo a los dos? ¿Al ex y al actual?

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *