Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 6: Perdido (1)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Hoy el barco llegó a la bahía de Halong, Vietnam. El agua de mar aquí fue lavada con jaspe, como si hubiera sido lavada repetidamente. La pequeña montaña se encuentra en el mar de la bahía de Halong. Por un momento, Tang Feng pensó que era un paisaje de Guilin.

Se quedarían en la bahía de Halong durante dos días y una noche. Llegaron esta tarde y acordaron quedarse en un hotel. Luego partirían hacia Sanya a la tarde siguiente.

Tang Feng y Lu Tian Chen no trajeron mucho equipaje. Planearon dar la vuelta después de registrarse en el hotel.

El agua de mar en la bahía de Halong era muy clara. Se podían ver más de cinco metros bajo el agua. Los pequeños peces se veían nadar, lo que hace que la gente quiera saltar y nadar.

Sin embargo, dado que ya era la tarde cuando aterrizaron, Tang Feng decidió regresar a jugar en el agua mañana por la mañana.

También había un famoso Royal Palace Casino junto al mar en la bahía de Halong. El precio de la entrada no fue alto, hubo algunas cantantes de canciones populares, actuaciones de danza y el espectáculo de marionetas acuáticas único de Vietnam.

Debido a que la tarifa era barata y era una representación artística única en Vietnam, más de la mitad de las personas en el mismo bote entraron para ver el espectáculo de marionetas acuáticas.

Como su nombre indica, las marionetas de agua eran marionetas que actuaban en el agua. Prepararon un escenario con bambú, y los títeres actuaron en el escenario. El maestro de la manipulación movía las marionetas con una caña de bambú conectada a ellas.

Sonaron los gongs y los tambores, nadó una marioneta y comenzó oficialmente la actuación.

—Se siente como algo así como un espectáculo de marionetas en el sur de Fujian.

Tang Feng y Lu Tian Chen estaban sentados juntos con sus hombros apoyados, y no tenían miedo de cómo los veían otras personas. Esta no era la independencia de Tang Feng, pero siempre tenía una mente más abierta y no sentía que dos hombres con sus hombros juntos estuviese mal.

Ocasionalmente conversaban y se reían cuando veían lugares interesantes. Esta escena armoniosa hizo que algunas personas que siempre siguieron a Lu Tian Chen y Tang Feng se sintieran muy deslumbrantes.

Después de ver el espectáculo de marionetas de agua por un tiempo, Tang Feng quería ir por las calles de Vietnam.

La gente de la calle estaba bastante animada. Había varios productos vietnamitas especiales a ambos lados de la calle. Si lo encontraba interesante, Tang Feng compraría algunos artilugios y los traería consigo. Incluso si no los usara, podría enviarlos a sus asistentes.

Mientras caminaba, Tang Feng también vio a un conocido. Ese era Li Xidong, quien acababan de atrapar en el bote hace unos días.

Li Xidong todavía usaba un par de anteojos grandes de montura negra como un estudiante, se colgó una bolsa de cámara, una cámara SLR en la mano y disparó a todas partes. Ocasionalmente miraba a Tang Feng y sonreía un poco, asintiéndose el uno al otro como saludo.

No obstante, el niño pequeño era solo un chico. Después de que Tang Feng asintió con la cabeza, Li Xidong corrió a través de la multitud.

—Hermano Tang. Presidente Lu. ¿Vienen a dar un paseo? —Una sonrisa brillante llenó su rostro, Li Xidong miró a Tang Feng ligeramente.

—Bueno, sí, ¿estás solo? —Tang Feng miró a su alrededor, ya que Li Xidong había salido solo.

—Sí, eh, mi amigo no puede bajar a jugar mientras trabaja en el bote. —Li Xidong movió la cabeza y sonrió nervioso.

Tang Feng sonrió con los labios levantados, y sus ojos eran un poco astutos.

—Muéstrame lo que has tomado.

—Nada, solo… solo algunos paisajes y humanidades vietnamitas comunes. —Li Xidong abrazó la cámara, saludó a Tang Feng. —Hermano Tang, todavía tengo cosas que hacer, así que me voy primero. No te molestaré a ti ni al presidente Lu.

Se dio la vuelta y salió corriendo.

—Este niño. —Tang Feng sacudió la cabeza con una sonrisa.

—¿Nos sacó fotos de nuevo? —Lu Tian Chen preguntó a la ligera.

—No lo creo. Sin embargo, dado que él ya sabía que estaríamos nosotros en el barco, ¿cómo podría no saber que estaban Ge Chen y el protagonista de la República de China en el barco? En realidad, cuando nos siguieron hace unos días, descubrí a Li Xidong. El niño tomó algunas fotos en secreto de Su Qicheng, usando su teléfono móvil. Especialmente ese día, Ge Chen tiene un sentido del carácter, Li Xidong ha estado disparando salvajemente a Ge Chen.

Probablemente, la primera vez fue demasiado obvio al dispararle a Lu Tian Chen y Tang Feng. Más tarde, varias veces, Tang Feng descubrió que Li Xidong se estaba escondiendo bien. En lugar de usar una cámara SLR grande, usó un pequeño teléfono móvil para tomar fotos.

Li Xidong no se atrevió a dispararle a Lu Tian Chen y a él, por lo que fue a dispararle a Ge Chen y Su Qicheng.

No obstante, si Su Qicheng se entera, puede ser derrotado. Es posible que Su Qicheng no tenga personas a su alrededor que puedan abogar por Li Xidong.

Una cosa es sacarles fotos a las estrellas, y otra cosa es tomar fotos de personas con antecedentes complicados. ¿Dices que tú, un pequeño interno, fotografías a estos grandes jefes?

Como Lu Tian Chen conocía a Su Qicheng, Tang Feng no creía que Su Qicheng fuera una persona limpia e inocente.

Además, ¿personas inocentes secuestran a otros?

♦ ♦ ♦

Tang Feng y Lu Tian Chen caminaron un rato. No pasó mucho tiempo antes que de repente escucharon gritos desde una corta distancia de la multitud. Un joven que llevaba una bolsa de cámara se alejó corriendo de la multitud y miró hacia atrás de vez en cuando.

Varios hombres de negro lo persiguieron ferozmente. El joven de piernas cortas no era oponente de algunos guardaespaldas altos. Después de un tiempo, fue detenido por varios guardaespaldas. Estaba rodeado, y uno de los guardaespaldas dio un paso adelante y golpeó el abdomen del joven. El chico cayó al suelo con un suspiro de dolor de inmediato.

—¿Li Xidong? —Tang Feng vio de un vistazo quién fue atrapado. —Vamos. —se acercó después de hablar, y Lu Tian Chen solo pudo seguir el ritmo.

No mucho después de que pasaran, Su Qicheng y Ge Chen habían llegado. Cuando todos se encontraron, Tang Feng solo pudo suspirar de que los enemigos a menudo se cruzan en el camino y todo se puede unir.

—Su Qicheng, ¿necesitas ser tan rudo con los más jóvenes? ¿Qué pasó? —Tang Feng se acercó y tiró de Li Xidong. Varios guardaespaldas atraparon a Tang Feng cuando vieron esto, y Lu Tian Chen se acercó para detenerlo. Lanzó una mirada fría y los guardaespaldas de Su Qicheng no se atrevieron a avanzar.

—¿Qué hizo? Oh, Tang Feng, parece que conoces a este Paparazzi. Me estaba tomando una foto en este momento, ¿no debería haberlo atrapado? —Ge Chen se destacó ojo por ojo y miró los ojos de Tang Feng fríamente con ira.

Mira, fue atrapado.

Tang Feng suspiró y le dijo a Li Xidong: —Elimina todas las fotos que tomaste.

Li Xidong miró al enojado Ge Chen, luego miró a los guardaespaldas a su lado y asintió después de pensar por un momento.

—Yo… no quiero vender estas fotos, solo me gusta Ge Chen, soy su fanático, solo quiero tomar algunas fotos. —Li Xidong dijo con algunas quejas.

—¿Fanático? —Ge Chen le dirigió a Li Xidong una mirada perpleja.

Li Xidong asintió rápidamente y dijo con una sonrisa: —Sí, me gustan mucho tus series de televisión.

—No he actuado en una serie de televisión en mucho tiempo. —Ge Chen no lo toleró porque la otra parte dijo que era fanático. Señaló con indiferencia a Li Xidong y le dijo al guardaespaldas a su lado: —Rompe su cámara.

Tan pronto como Li Xidong lo escuchó, abrazó la cámara en sus brazos: —No, ahorré mucho tiempo para comprarla. Hermano Tang, por favor ayúdenme, realmente no planeo vender las fotos a la revista.

Li Xidong gritó su nombre. Estaba a punto de abrazar su muslo y rogarle. Tang Feng no puede ver a Li Xidong en peligro mortal sin mover un dedo para salvarlo.

—El joven no es sensato. Todavía es un estudiante y no es fácil ahorrar dinero. Esto es su culpa. Es suficiente para eliminar todas las fotos, no es necesario romper su cámara.

—Oh, estás con él. —Ge Chen fulminó con la mirada a Tang Feng, con los labios temblorosos. —¿Por qué finges ser bueno? Tang Feng, sabía que me odiabas por ser más famoso que tú y tener más amigos, pero ¿no has hecho ya una película? ¿Por qué deberías encontrar un paparazzi para seguirme? ¿Quieres desacreditarme por completo?

Esto era demasiado extraño, Tang Feng no lo creía así.

Ge Chen dijo con resentimiento: —Antes éramos amigos, ¿me odias así?

No olvidó mirar a Lu Tian Chen cuando hablaba.

—No te odio…

—¿Entonces por qué estás intercediendo por él?

Tang Feng tiró de Li Xidong a un lado, dio un paso adelante y dijo: —Le pedí que borrara la foto. ¿Podemos terminar con el asunto? Estamos todos aquí para divertirnos, no hay necesidad de dejar que algunos problemas menores lo arruinen.

—Te arruinamos la diversión, —agregó Ge Chen.

—Suficiente. —Su Qicheng finalmente se levantó a regañadientes.

—El asunto de hoy está bien, pero si este tipo se atreve a seguir sacando fotos, no será tan fácil de resolver la próxima vez.

Lu Tian Chen dijo de manera oportuna: —Esto es lo mejor.

Este tipo era demasiado vago para preocuparse por un joven pasante de revista que no tiene nada que ver con él.

Tang Feng tomó la cámara de Li Xidong y planeó eliminar la imagen frente a todos. Li Xidong le dirigió una mirada incómoda. Tang Feng no sabía lo que estaba pasando al principio. Tan pronto como encendió la cámara, descubrió que la última imagen era de él y Lu Tian Chen mirando los títeres de agua uno al lado del otro.

Este niño… Tang Feng miró a Li Xidong.

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *