Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 9: Intenso afecto (1)

Traducido por Shisai

Editado por Sakuya


Ge Chen miró con inquietud al pálido Lu Tian Chen, no había estado con este hombre por mucho tiempo pero, de hecho, le tiene más miedo a Lu Tian Chen que a Su Qicheng.

Desde anoche, Lu Tian Chen ha enviado a muchas personas a buscar a Tang Feng y los demás, pero solo pudieron averiguar un par de cosas de los transeúntes y de quien estaba a cargo de la investigación. Su Qicheng y Li Xidong fueron llevados a rastras, no se sabía a dónde y no tenían nada útil para continuar, ni encontraron a ninguno de los tres hombres desaparecidos.

Desde que Su Qicheng descubrió que Ge Chen era el agente encubierto de Lu Tian Chen, no ha sido muy amable con él. Aunque Ge Chen le confesó sobre Tang Feng, Su Qicheng lo ha estado buscando desde entonces.

Era un desastre en ambos extremos. Lu Tian Chen tiene a Tang Feng de su lado, y Ge Chen no quiere volver con él. Quién sabe si el tipo que finge ser un buen tipo lo va a apuñalar por la espalda.

Originalmente quería compensar su error confesando su identidad a Su Qicheng y diciéndole lo que sabía de Lu Tian Chen para poder estar de su lado, pero ahora, Su Qicheng tenía a un niño a su lado, y ese gusano se sentía con derecho a estar al lado de Su Qicheng. Estaba tan mimado que se atrevía a pelear con él.

Jugando con el violín, Ge Chen sabe que está en una posición incómoda, ninguno de los dos extremos es lo suficientemente bueno.

Él fue quien abrazó a Lu Tian Chen anoche, por lo que no tuvo tiempo de alcanzarlos. Aun así, el Presidente Lu mantuvo la boca cerrada y lo inspeccionó de vez en cuando. Aunque sus ojos estaban fríos, cada vez que lo miraba, le dio a Ge Chen un poco de emoción.

Ahora que no tiene a nadie en quien apoyarse, Lu Tian Chen sería tan fácil de matar como una hormiga.

—Sr. Lu, he estado con usted durante algunos años y yo… le tenía tanto cariño que me sentía incómodo al verlo con otra persona —Ge Chen comentó, luciendo un rostro pálido como si estuviese muy triste.

—¿De qué se trata toda esta charla? —le respondió con indiferencia. No le importaba si Ge Chen lo había engañado o había regresado, en sus ojos era solo una insignificante pieza de ajedrez y no jugaba ningún papel decisivo en el panorama general.

—Solo estoy celoso de que Tang Feng sea de tu agrado, ¡realmente no quise lastimarlo! —Ge Chen rompió a llorar, sacando a relucir lo mejor de las habilidades de actuación del actor—. No te enojes conmigo. No sabía que se los llevarían.

—Es suficiente, será mejor que mantengas la boca cerrada sobre esto, el resto no es asunto tuyo.

Lu Tian Chen no es lo suficientemente incompetente como para culpar a Ge Chen por la desaparición de Tang Feng.

Quien se llevó a Tang Feng, tiene un candidato en mente.

Sabía que ese tipo no se calmaría, pero después de menos de dos meses, finalmente lo hizo, y son muy buenos amigos, incluso las personas que les agradan son muy similares.

—Sr. Lu, ¿deberíamos llamar a la policía? Para esta noche, el Sr. Su y los demás han estado desaparecidos durante 24 horas, esto es Vietnam, ¿y si pasa algo? —Min Guo no lo está pasando mejor que ninguno de ellos, Su Qicheng es su gran respaldo ahora, si algo le sucede, se convertirá en un desastre.

Ni siquiera sabe qué tipo de negocios están haciendo Su Qicheng y Lu Tian Chen detrás de escena. Se levantó de inmediato, corrió hacia el teléfono y lo tomó para llamar.

—No, no puedo esperar, tenemos que llamar a la policía, primero me pondré en contacto con la embajada.

Tan pronto como tomó el teléfono, Lu Tian Chen se acercó y lo aplastó.

—Sr. Lu… —Min Guo miró tímidamente al hombre de ojos fríos frente a él.

—Sé un tipo inteligente, mantén la boca cerradas y las manos quietas, y ten unas buenas vacaciones aquí.

Lu Tian Chen les guiñó un ojo a los guardaespaldas junto a él, y dos guardaespaldas se acercaron rápidamente, uno para mantener al joven en su lugar. Ya estaba entrando en pánico, pero no se atrevió a luchar y dejó que se lo llevaran.

No puede llamar a la policía por esto, o habrá más problemas.

Resolverán las cosas entre Charles, Tang Feng y él por su cuenta. Si la policía se involucra, las cosas se pondrían problemáticas. Era un montón de problemas y complicaciones, especialmente porque Charles todavía era buscado por la Interpol en el Reino Unido.

Lu Tian Chen miró hacia atrás a Ge Chen, quien inmediatamente negó con la cabeza repetidamente.

—Sé lo que tengo que hacer —Ge Chen sabe más que el niño Min Guo, y ahora no puede esperar para dejar en claro su posición. Está ansioso por mantenerse al margen, y aunque no sabe quién se llevó a Tang Feng, espera que esa persona gane. No quería que este volviese, prefería aún más si lo arrojan al océano.

Ese es un pensamiento que no se atrevería a expresar.

Como el niño Min Guo, se llevaron a Ge Chen, y ambos quedaron encerrados en un hotel en Vietnam, con un guardaespaldas vigilándolos en todo momento.

Min Guo no era un idiota, él sabe que es complicado, así que no pregunta, pero es mejor si Su Qicheng lo respalda. No podía hacer mucho por su cuenta, y pronto se volvió feliz, recibiendo masajes y bebiendo en el hotel todos los días. Era una vida agradable, pero Ge Chen lo miró con desprecio. Dicen que un playboy no tiene corazón. Eso es cierto, pero no es que sean desalmados, es que no tienen por qué ser despiadados con algunas personas.

Cuanto más das, más te lastimas.

Si no puedes adaptarte a esta trampa, ¿no terminarás siendo eliminado?

El cantante nunca se compadece de los que abandonan la industria del entretenimiento por varias razones, no es de extrañar que estén atrapados en la trampa. Quién quiere llorar, no pertenecía a la industria. El mundo del espectáculo no es un lugar para los débiles.

Bostezando en su sillón reclinable, Ge Chen acababa de llamar a su agente para decirle que se está tomando unas vacaciones prolongadas, por lo que se lo está tomando con calma. Aprovecharía el tiempo para pensar en quién más puede confiar además de Lu Tian Chen y Su Qicheng, y quién es mejor que esos dos.

Tang Feng puede tener a Lu Tian Chen, por lo que él no puede encontrar a nadie que sea peor que Lu Tian Chen.

♦ ♦ ♦

Después de dormir, tomar una ducha y cambiarse de ropa, vio que Charles estaba en el balcón del barco mientras Tang Feng salía del baño.

Se preguntó si estarían en un yate o en un barco de pesca, ahora que Charles estaba hablando de la belleza inglesa que lo persigue. El hecho de que estuvieran en un crucero, no solo ellos, sino con otros 2.000 invitados, significaba que estaba como un turista normal.

La siguiente parada del crucero era Tailandia y el destino final, Hong Kong.

—Mi dulce bebé, ¿tomaste un buen baño? Han agregado algunos aceites refrescantes al agua, espero que te gusten —Charles estaba vestido con un traje negro elástico estándar, su cabello peinado hacia atrás y casi engrasado. El traje parecía ser de alta costura de Armani, con una pajarita blanca ligeramente linda, estaba de pie junto a la mesa, se parecía mucho a un camarero en un crucero.

Pero ningún camarero tenía ese tipo de actitud y, si bien, algunos de ellos tienen un aspecto moderno incluso con chanclas y calzoncillos, algunas personas todavía se ven iguales incluso cuando usan cientos de miles de dólares en alta costura.

Sin la confianza de buena fe y la experiencia de la vida para respaldarlo, a menudo resulta contraproducente en la ropa.

—Bueno… —La mirada de Tang Feng no pudo evitar reír cuando cayó sobre el rostro de Charles, al ver la obra maestra.

El señor Charles, guapo y a menudo punk, ahora tiene un ojo izquierdo magullado, que no es feo, ni parece miserable, cómo Tang Feng pensó que el moretón coincidía con el gusto desgarbado de Charles.

—¡Charles, eres guapo! —Tang Feng asintió vigorosamente, reprimiendo una sonrisa, luego se acercó y se sentó frente a Charles.

—Cariño, por supuesto que soy guapo. ¿Te acabas de dar cuenta de eso ahora? En realidad, Lu Tian Chen no es nada guapo, solo tiene una cara paralizada, no tiene el gusto de un hombre como yo —A Charles no le importó desacreditar a Lu Tian Chen, su confianza y temperamento lo apoyaron, incluso con su rostro golpeado. No resta valor a su belleza, sino que aumenta su encanto.

Aunque, la cicatriz en el ojo le quitó un poco de gracia.

—Y creo que mi resistencia y fuerza son mejores que las de Lu Tian Chen —Charles, sin límites, lanzó una mirada a Tang Feng. Levantó un poco la cabeza con orgullo y dijo: —Cariño, inconscientemente me estabas diciendo que bajara la velocidad anoche, estoy orgulloso de ti, pero cuanto más gritas, más emocionado me pongo.

—Charles —Tang Feng sonrió, una sonrisa tan brillante bajo el sol del mar que hizo que los ojos de Charles se llenaran de lágrimas.

No se han visto durante casi dos meses y Tang Feng siente que este hombre está brillando más.

—Tú eres mi sol, bebé… no puedo dejar de suspirar por ti.

—¿En serio? —Tang Feng señaló con el dedo a Charles—. Acércate.

—Bueno, estoy aquí —Charles obedeció y se inclinó hacia adelante.

Tang Feng lo golpeó, pero esta vez no funcionó. Charles sonrió y tomó el puño del hombre: —Cariño, ¿quieres desfigurarme?

| Índice |

One thought on “Una Verdadera Estrella – Volumen 3 – Capítulo 9: Intenso afecto (1)

Responder a CecilianoBueno Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *