Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 10: La Madre de la Casa del Duque


Poco después de que termine de desayunar , fui a la cocina, y le dije a Chris que la clase de cocina para la tarde se pospuso. Probablemente mi regreso a la casa, creo que sería alrededor de la noche. Y así, la clase de cocina que era para la tarde, será reprogramada para mañana.

En primer lugar, iré a la Orden de Caballeros con mi hermano mayor, así que sería mejor volver a casa junto con él. Además de eso, si pudiera ver la mirada galante de Wilhelm-sama, puedo pasar todo el tiempo que sea. También pensé en eso, y decidí que la clase de cocina para hoy era imposible.

Y volví a mi habitación, y empecé a pensar en qué ponerme.

—U〜n……

Yo, no tengo tanta ropa. Puede que no sea bueno para una dama de una Casa Ducal, pero en comparación con la ropa adornada, prefiero la ropa funcional. No me gusta la ropa que tiene un montón de decoraciones y tienen muchos adornos.

Y, esto es estrictamente un viaje de estudio. No sería bueno ir mientras llevaba ropas llamativas. Y por eso, necesito usar una ropa que no sea demasiado llamativa, y a la vez que se linda para que a Wilhelm-sama le guste.

Si era así, con la ropa que iba alineando encima de mi cama, no podía decidir cuál usar.

Si esto era una excursión normal, no me habría preocupado porque ropa llevar. Me pregunto si la gente de la Orden de Caballeros sabe que Wilhelm-sama y yo debemos estar comprometidos. Si ese fuera el caso, necesito tener una apariencia que no sea vergonzosa como la prometida del Capitán de Caballeros.

Mi hermano sólo dijo que me arreglara, pero para mí, esto es algo así como una verdadera lucha.

—Carol.

—Sí.

Y de repente, sin llamar a mi habitación, Madre entró.

Mi madre es la persona más poderosa en la Casa Ducal de Ambrosio. Llamar a la puerta, no tiene nada que ver con mi conveniencia. Y así, hay veces cuando ella entra escandalosamente como ahora.

Sólo estoy usando ropa interior en este momento, pero ambas somos mujeres, por lo que no hay problema.

—Aunque estas en tu propia habitación, te ves inmodesta.

—Lo siento, Madre.

—Supongo, que estas preocupada acerca de qué usar ¿cierto?. Esto es algo que usé en el pasado, mientras me preguntaba si lo usaría Carol hoy, lo traje.

Lo que Madre tenía en su mano derecha, era una pieza azul claro.

Sin ninguna decoración llamativa, pero hay un brillo de seda, y se puede decir de una mirada que es un artículo de lujo. Independientemente de lo que sea, se puede disfrutar de la belleza de sus tonos, que era perfectamente adecuado para el look de hoy.

Con la autorización de mi madre, ella me dejó llevarlo.

Tenía un botón en la parte de atrás, por lo que es difícil que uno mismo lo pueda abrochar.

—Sí, Carol. Te queda muy bien.

—Muchas gracias, Madre. ¿Está realmente bien?,  esta ropa es muy buena.

—Es lo que he usado. Te lo daré tal y como esta, Carol. Ya sé, que es impropio de mi usar esa ropa a esta edad.

Mamá suspiró con eso, pero creo que aún le quedarían muy bien.

Ella también tiene una apariencia, que no se puede decir que ella es mi madre.

—Carol.

—Si Mare.

—… Te has vuelto hermosa.

Mientras mira cómo me veía en el espejo, ella dijo eso.

Es de alguna manera es embarazoso. Yo, quien puede ser vista como alguien más joven que mi edad, a pesar de que se me han dicho cosas como “adorable” o “encantadora”, nunca han dicho “hermosa”.

Y, usando ropa tan buena como esta, siento que a mí me están usando en su lugar.

—Madre…

—Es verdad. Ten confianza, Carol.

—… Pero.

Mientras me miro al espejo, realmente pienso en ello.

Soy….. infantil.

Wilhelm-sama con seguridad, en lugar de una niña infantil como yo, en realidad preferiría a una mujer madura. Cuando yo esté al lado del robusto cuerpo de Wilhelm-sama, soy demasiado pequeña y delgada.

Con esta apariencia, no habría manera para que Wilhelm-sama pensara en mí como “hermosa”.

—Carol, escucha.

—… Si

—El enamoramiento hace a una mujer hermosa. Ahora mismo estás enamorado. Cuando el enamoramiento se convierte en amor, una mujer se fortalece. Y cuando tiene un hijo con su pareja, una mujer se convierte en madre. Carol, todavía estás en camino. Todavía te vas a volver más hermoso, y serás más fuerte. Ten confianza.

El enamoramiento hace a una mujer más hermosa

El amor hará a una mujer más fuerte.

Cuando un niño nace, una mujer se convierte en madre.

Es decir, cuando era joven, esas palabras ya las había escuchado de mi madre. Aunque no podía entenderlas.

Pero ahora mismo… una de esas emociones, puedo entender.

—Carol, perdona por favor, a tu decepcionante madre.

—¿Madre?

—Cuando regresaste del banquete anoche, parecías muy feliz. Gilliam y yo, los dos te queremos mucho. Pero, pensar que estabas haciendo una falsa sonrisa, no nos dimos cuenta hasta ahora

A las palabras de madre, no puedo decir nada.

Con el banquete de anoche, fui liberada de las cadenas llamadas compromiso con Su Alteza. Después de 7 años, pude ser libre.

Pero, hasta entonces, siempre estaba encadenada. Convertirse en la Reina en el futuro, y apoyar a Su Alteza. Me desesperé sólo con ese propósito.

En realidad, la sonrisa que hice hacia mi familia, podría haber sido una falsa.

—Al ver tu cara, lo entendí. Estas realmente anhelando a Wilhelm-dono ¿cierto?

—… Si madre.

—Escúchame, Carol. Ya no necesitas de esa falsedad. En frente de tu familia, no hay necesidad de ser falsa. Y con la persona que deseas estar, vas a estar con él.

—¡Sí!

A las palabras de Madre, asentí con firmeza.

Mi madre es una persona que a veces da miedo, y, a veces es aterradora, pero la mayoría de las veces, ella es una madre fiable. Estoy segura de que, incluso si se presentaran obstáculos donde Wilhelm-sama y me gustaría ir, Madre harían algo al respecto. Incluso me sentí así.

Y Madre, me sonrió dulcemente.

—Eres hermosa, sabes, Carol.

—Muchas gracias, Madre.

—Bueno, anda ahora con Albert. Escucha, hasta que se acabe el trabajo de Albert, seguramente no debes alejarte de la Orden de Caballeros.

—Lo sé, Madre.

Hace 9 años, desde que casi me secuestraron hombres malos, mamá es un poco sobreprotectora. No me dejaba salir sola.

Es sólo el viaje de ida y vuelta a la Orden de Caballeros y la mansión… Pero no puedo permitirme hacer que mi madre se ponga mal humor. Y, para poder permanecer en la Orden de Caballeros hasta que se termine el trabajo de mi hermano mayor, es bastante favorable. Significa que podré mirar por mucho tiempo a Wilhelm-sama.

—Tengo, algo para hablar con Gilliam por un tiempo.

—… ¿Con, padre?

—Sí. Gilliam, pensó que tú compromiso con Su Alteza Rayford, te hizo muy feliz, eso me dijo y que estabas encantada con los honores. Pero él era un idiota que de repente descarta el compromiso, sin cortesía, avergonzando a Carol en público, además de eso, un tonto que afirma que la relación con Wilhelm-dono es adulterio, no había oído hablar de eso. A partir de los 9 años de edad hasta ahora, el que robó la felicidad de Carol, no fue Su Alteza o cualquier otra persona, fue Gilliam.

*Ufufu*, mamá rió dulcemente.

Detrás de esa dulce sonrisa, una cosa oscura estaba surgiendo y era muy aterrador.

—Con esto, no debes regresar mientras sea mediodía por cualquier razón. Tenemos mucho de qué hablar, así que por favor, ven a casa después de que las sirvientas hayan limpiado adecuadamente.

Me pregunto qué limpiarán las sirvientas.

Me pregunto qué pasará durante el mediodía.

Pero, como mi Madre no tenía una mirada sonriente, no había forma de preguntar.

—Entendí, Madre.

—Sí. Mi adorable Carol, debes saludar adecuadamente a Wilhelm-dono bien.

—Sí.

Asentí con la cabeza, salí de la habitación, y fui hacia la entrada donde mi hermano mayor estaba esperando.

A partir de ahora, Padre, me pregunto qué va a hacer mi Madre contigo. Es tan aterrador que no pude preguntar.

Por eso, lo único que puedo hacer es alejarme de la mansión lo más rápido posible y no interponerme en el camino de la acciones mi Madre.

—Hermano mayor, te he mantenido esperando.

—Ya~, Carol. Te ves bonita. Con eso, incluso el Capitán debe ser derribado a tus pies.

*Jajaja* junto con mi hermano mayor riendo, fui hacia la Orden de Caballeros.

Padre… oraré por tu seguridad.

| Índice |

One thought on “Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 10: La Madre de la Casa del Duque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *