Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 9: Desayuno en familia


—Buenos días

Después de solicitarle eso a Chris, fui hacia el comedor. Por alguna razón, Chris se sorprendió mucho y luego se quedó aturdida, pero como se trata de la excelencia de ella, la clase de cocina para la tarde debería estar bien. En primer lugar, fui a tomar desayuno.

Ellos ya se habían reunido, Padre en la cabeza de la mesa, Madre a su lado, y mi hermano mayor delante de Padre. Yo, como de costumbre, me sentaría junto a hermano mayor.

—Buenos días, Carol.

—Llegas tarde, Carol. Pensé que habías desayunado antes.

—Albert, no digas eso. Pues bien, Carol también se ha llegado, comencemos a comer.

Las comidas en la Casa Ducal de Ambrosio, estaban acostumbradas a comenzar cuando toda la familia se había reunido. Debido al trabajo de mi Padre y de mi hermano mayor, hay momentos en que alguien estaba ausente. Pero normalmente, al comer en la misma mesa de comedor al mismo tiempo, los lazos de la familia se profundizan. Bueno, dijeron que lo estábamos haciendo con ese propósito.

Por cierto, esto fue también, la política de Abuelo.

—Por llegar tarde, lo siento mucho.

—No importa, Carol. Ven ahora, debes comer también.

Fui impulsada por Padre, y mientras tanto, extendí la mano para desayunar. También parece delicioso hoy. Como lo pensé, Chris es realmente buena en la cocina. A pesar de que era un menú sencillo, siento la mano de obra que prepara adecuadamente.

—Carol

—Si madre.

—… De Gilliam, lo he oído. Albert también lo sabe. Y sobre todo por eso, te preguntaré… ¿eres realmente seria?

Sentado en diagonal a mí, Madre, Elizabeth Ambrosio. En la medida en que ella no parecía ser mi madre, por su apariencia muy jovial. Cuando estaba al lado de mi padre, quien tenía su misma edad, casi parece que fueran Padre-Hija, si yo dijera eso, creo que lo entenderían. Probablemente, una de las causas de mi crecimiento insatisfactorio, creo que fue por la sangre de esta Madre.

De esa Madre, una mirada penetrante me dirigía.

Lo más probable es que el contenido de lo que ella está diciendo, es sobre mi anhelando a Wilhelm-sama. Y eso, mi hermano mayor ya lo había sabido.

Es un poco embarazoso, sin embargo.

—Sí Madre. Carol es muy seria

—El capitán de los caballeros, Wilhelm-dono huh… Yo también lo conocía desde antes, pero para pensar que Carol estaba pensando en eso, no tenía idea.

Wilhelm-sama estuvo viniendo a nuestra casa desde hace mucho tiempo. Es por eso que Madre también tiene conocimiento de él.

Pero, a la extensión de los sentimientos que había escondido, como pensé, ella no se dio cuenta. Bueno, también es porque no se lo dije a nadie. Si alguien lo notara, sería un adivino.

—Carol.

—Sí.

—Como madre, este matrimonio… no es algo con lo que pueda estar de acuerdo. Un conocido de nuestro mi difunto padre, y tiene la misma edad que son 62 años. En comparación con eso, tienes todavía tiene 16 años. Sabiendo todo eso, ¿realmente lo estás segura, Carol?

—Sí.

Una brecha de 46 años.

Algo así, lo sé todo. Soy un poco extraña, eso es algo de lo que soy consciente, también lo noté en cómo la gente alrededor había reaccionado.

Y si era de mi Padre o de mi Madre, un hombre que tiene la misma edad que sus padres y que él se convertiría en su yerno…. Para eso, es natural que haya oposición.

Es bastante complicado.

—Bueno, entonces ya no voy a decir nada más. Fue Gilliam quien decidió por sí mismo el compromiso con Su Alteza Rayford, y ya que el compromiso se ha roto, no me importa que Carol viva libremente.

—Muchas gracias, Madre.

—Pero, Carol. Tu has decidido apoyar a Wilhelm-dono el resto de su vida. Si es así, nunca te muevas por la infidelidad, y ten la seguridad de dar toda tu vida a Wilhelm-dono. Entraría un conflicto con la Casa Ducal de Ambrosio, si hicieras eso. Aunque te perdonaré incluso si desobedeces a nuestra Casa.

—Si.

A las palabras fuertes de madre, asentí.

Por cierto, la cabeza de la Casa Ducal de Ambrosio es Padre, pero la autoridad sustancial es Madre. La descendiente directa de sangre de la Casa Ducal de Ambrosio es mi Madre, y mi Padre era un yerno adoptado en la familia.

Y debido a eso, incluso mi Padre no impediría las palabras de Madre.

E incluso yo, muy probablemente, porque había visto que mi madre era así, me volví tan terca como ahora.

—… Pero, pensar que mi cuñado sería el Capitán. Honestamente, me sorprendió.

Y a mi lado, Albert dijo eso.

A diferencia de mí quien tenía un crecimiento pobre en general, mi hermano mayor tiene un buen cuerpo y es alto, además de su dulce máscara, era un hombre espléndidamente guapo. En el mundo social, había muchas princesas hermosas que se vistieron para ser notadas por mi hermano mayor. Bueno, dijeron que él les había dicho dulces líneas con un tono educado, y muy probablemente a ellas les había parecido un verdadero caballero.

Ese hermano mayor está actualmente afiliado a la Orden de Caballeros.

Mi hermano mayor tiene 18 años de edad ahora mismo, pero renunciará a la Orden de Caballeros cuando tenga 20 años, y parece que estudiara para heredar el título de Padre, pero le dijeron que era libre hasta entonces, y que podía hacer lo que quisiera. Esta era la educación que tenían planeada para él.

—Albert, lo que hemos hablado hoy, no lo reveles a los demás tanto como sea posible.

—Incluso si me dijiste que no lo revela, voy a encontrarme al Capitán desde ahora, ya sabes. Ese Capitán se había sonrojado porque Carol le había besado en las mejillas, si lo veo en persona, estoy muy preocupado de que me vaya a reír a carcajadas

—…Hermano mayor.

Es muy embarazoso. Mi acción inmodesta, era conocido incluso por mi familia.

Pero eso no pudo evitarse. En ese lugar, Padre también estaba allí, y si lo pienso cuidadosamente, frente al público, qué increíble fue lo que hice.

Aparte de Wilhelm-sama, no hay nadie más que me acepte como su novia. Porque algo como eso, lo había hecho delante del público.

—En primer lugar, es mi día de descanso hoy. Independientemente de eso, de repente la noche pasada, “Ven a la Orden de Caballeros de mañana con un caballo rápido”, era la orden de ese Capitán. Sin embargo pensando en ello, la razón por la que fui llamado, no puede ser debido a nadie más que Carol.

—Hermano mayor… a partir de ahora, ¿vas a encontrarte con Wilhelm-sama?

—Hey, es el trabajo ¿bien?- ¿Por qué me miras con esos ojos envidiosos?, ¿no acabas de hacer chasquear tu lengua ahora mismo?

No se puede evitar, estoy envidiosa.

Pensándolo muy cuidadosamente, Wilhelm-sama y yo no teníamos ningún lazo. Incluso si pensaba que quería conocerlo, no puedo.

Tampoco hay forma de contactar con Wilhelm-sama. Incluso si quería cerrar nuestras distancia, Wilhelm-sama es una persona muy ocupada. No hay una manera sencilla, para que yo pueda encontrarlo.

De ahora en adelante, me pregunto qué debo hacer.

—Pero, ese estúpido príncipe, no puede ser salvado. Dejando a esta encantadora Carol sola, me pregunto qué está pensando. En la mayoría de los casos, probablemente sólo se enamoró de esa Lady Mary o quien quiera que sea, pero para que un príncipe de un país haga una acción tan despreciable, ya es incomprensible.

—Bueno, hermano mayor sólo es fiel a Chris.

—Sí. Ahora mismo, estoy en medio de cortejarla aunque…

El hermano mayor también como la persona que sucederá a la Casa Ducal de Ambrosio, parece que hay numerosas propuestas de matrimonio que le habían llegado. Pero, él se niega a todos ellas.

La mayor razón para eso, fue porque se enamoró de la cocinera de nuestra Casa, Chris. Esto era algo que mi hermano mayor no esconde, e incluso estaba tomando un claro enfoque, pero no había ninguna señal de que ella lo mirara.

Pero parece que mi hermano mayor, piensa que esa parte de ella es buena también.

—Albert, respetaré por completo la voluntad de Chris. Si haces tal cosa como forzosamente hacer un compromiso, sabes lo que va a suceder ¿cierto?

—Lo sé, Madre.

Para el próximo jefe de la Casa Ducal, mi hermano mayor, para ser devoto a un cocinera que tenía un nacimiento común, parecería muy raro si fuera visto desde fuera. Chris también tenía cerca de 10 años más que él.

Pero, todo eso, mamá lo había permitido. Debido a que sólo los tontos irían en contra de Madre en la Casa Ducal de Ambrosio, nadie se opuso.

En otras palabras, porque Madre lo había permitido, mi hermano mayor fue tomado un feroz enfoque hacia Chris.

—Hablando de eso, Carol, ya que ya no está el compromiso con el príncipe, ¿está bien que ya no vayas a la escuela?

—… Bueno, ese sería el caso.

En este momento, incluso si volviese a la escuela, sólo sería un lecho de espinas con seguridad. No puedo pensar que el tiempo que pueda pasar con él sea muy pacifico.

Por eso, hoy por todo el día, no tengo nada que hacer en absoluto.

—Hmm

Mi hermano mayor hizo una sonrisa con una personalidad villana.

Realmente no puedo decirlo, pero cuando él está haciendo esa cara de villano sonriente, se parece realmente a Padre.

—Entonces, Carol, ¿quieres ir a una excursión?

—¿Sí?

—Una excursión a la Orden de Caballeros. Para que en el futuro no se tenga que  preocupar el futuro marido de Carol, por si te fuera a perder. Entonces, echar un vistazo a su lugar de trabajo, ¿no crees que es una buena idea?

*DOKI DOKI*

Con la sugerencia de mi hermano mayor, las flores habían florecido dentro de mi corazón.

Una excursión a la Orden de Caballeros, es decir, seguramente estaría allí mi amado Capitán de Caballeros, Wilhelm-sama. Y encima de eso, ser capaz de ver la cara valiente de Wilhelm-sama mientras está trabajando, no hay mayor felicidad que esa.

Mi hermano mayor estaba trabajando en Orden de Caballeros, y desde el fondo de mi corazón pensé que él era realmente bueno.

—¡Voy a ir!

—Entonces, después de que comas tu desayuno, anda y prepárate.

“Kuku”, de forma similar a la de padre, él hizo una sonrisa maliciosa.

—Escucha ahora. Para asegurarte de que puedas atraer a Wilhelm correctamente, debes usar maquillaje muy bonito, ¿de acuerdo?

Justo así, con un tono que mostraba que realmente se estaba divirtiendo, lo dijo.

| Índice |

6 thoughts on “Joven esposa del Capitán (de 62 años) – Capítulo 9: Desayuno en familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *