El Duque que odia a las mujeres – Capítulo 16: Una confundida Julia

Traducido por Kiara

Editado por Tanuki


A diferencia de antes, cuando estábamos en medio de la pasión, el duque sostuvo su cabeza entre sus manos y dijo esas palabras en un tono bajo y terrorífico. A pesar de que ambos habíamos estado tan caliente y en armonía… No podía entender por qué de repente cambió y me rechazó por completo.

Me hizo sentir como si hubiera caído del cielo al infierno.

— ¡Eres horrible! ¿Por qué dices algo así de repente? Es porque no quería que me tocaras. Si me odias tanto, por favor déjame en paz. Yo también te odio!

Me puse el vestido y me levanté, echando humo. No había excusa para tal comportamiento irrazonable. Mis piernas temblaban de tanta ira.

Era la primera vez que había experimentado tal humillación.

¡El Duque Magnaria es el peor hombre del mundo!

Miré ferozmente al duque y le dije.

—He devuelto mi deuda, ¡así que no me importune más!

Y giré sobre mis talones y salí corriendo sin mirar atrás.

No miré hacia donde iba. Pasé junto a los amantes que visitaban el parque, y entré en el jardín de rosas. Como había estado corriendo con tacones, mis pies empezaron a dolerme, así que encontré un banco cercano y tomé un descanso.

Contrariamente al día soleado, mi estado de ánimo era oscuro y un desastre. Podía escuchar el alegre canto de los pájaros a mi alrededor, contando la llegada anticipada del verano, y había un encantador aroma a rosas. Miré las varias rosas a mi alrededor mientras mi estado de ánimo se alzaba.

Sí, pensemos con calma y racionalidad; el duque me rogó que intentara eso con él con la intención de lastimarme. Debió haber pensado que ninguna mujer sería capaz de resistir su encanto, para poder elevarme y luego tirarme de vuelta al infierno. Es el peor hombre que se divirtió y me lastimó solo porque soy una mujer y estaba disgustado conmigo.

Y la audacia de pedir tocar el precioso pecho de una dama soltera, ¡qué absurdo! Era merecedor de juicio. Si no me hubiera suplicado con esos ojos que parecían estar a punto de morir, no le habría dado ninguna misericordia.

¡Debería casarse con Isabel o Muriel y ser miserable por el resto de su vida!

Maldije al duque de todas las maneras que pude imaginar.

Sin embargo, quería dejar atrás toda la escena, lamento haberme metido en problemas con el Duque más que cualquier otra cosa. Me levanté de mi asiento tratando de no pensar más en ello.

—Estoy en un parque al que nunca hubiera venido sin James con gran esfuerzo. Debería disfrutarlo y tener buenos recuerdos de estar en la capital.

Me dije a mi mismo. Tomé una respiración profunda. Comencé a caminar hacia la salida del parque, admirando las coloridas rosas y otras flores cuando pasaba.

No quería volver a la cabaña, porque probablemente me encontraría con el Duque nuevamente, así que fui a las puertas para encontrar el carruaje. James probablemente vendría a buscarme pronto, así que lo mejor era estar en el carruaje.

Como era de esperar, quince minutos después de que me subí al carruaje, James regresó. Miré detrás de él para asegurarme de que el duque no estaba allí y solté un suspiro de alivio. No quería volver a ver el rostro de ese hombre. Después de que James confirmó que estaba bien, hizo un gesto de molestia. Fue la primera vez que lo vi con esta expresión, así que me sorprendió un poco.

—Julia, ¿sabes lo mucho que he estado preocupada por ti? De repente saliste corriendo, y Henry tampoco regresó rápidamente. Y cuando lo hizo estaba de muy mal humor. ¿Qué demonios sucedió?

No podría decir. Realmente no pude decirlo. Haciendo tal cosa con el duque al aire libre, no podría decirlo incluso si mi boca estuviera destrozada. Pero definitivamente le he hecho algo malo a James.

Parecía preocupado, le pedí disculpas.

—Lamento haberte preocupado, príncipe James. Me arrepiento de mis acciones.

James se sentó frente a mí y le ordenó al cochero que saliera, se volvió hacia mí y dijo en su tono habitual.

—No tienes que preocuparte tanto. Sólo estaba preocupado por ti. Ojalá dejaras de ser tan formal y educada. Quiero hablar cómodamente contigo como cuando tratábamos con la convulsión de Henry. ¿Qué hiciste hoy que tendría que perdonar?

Pero, ¿estaría bien? Incluso si se me pide que hable cómodamente, la otra persona es un Príncipe. En ese momento era una emergencia, pero ahora estábamos en un ambiente tranquilo, es un obstáculo extremadamente alto.

—Lo intentare… —Respondí vagamente. James me puso un dedo debajo de la barbilla y me volvió la cara para mirarlo.

—Julia, ¿pasó algo con Henry después de eso? Sabes que lo conozco desde que teníamos siete años, y nunca lo he visto con ese tipo de expresión. No creo que tenga nada que ver contigo.

Él me habló mientras miraba directamente mis ojos; sus ojos eran como dagas. Como de costumbre, su sonrisa era amable pero podía ver que estaba tratando de leer mi expresión. Mantuve mi rostro neutral y respondí.

—Bueno, no había nada en particular. Parece que no le gusto al duque, tal como había demostrado antes. Incluso dijo que debería desaparecer de su vista … que nunca más quería volver a verme. Así que no quiero volver a verlo nunca más. Príncipe James, ¿podríamos dejar de fingir que somos amantes?

El duque ya no debería estar pensando en borrar el título y la línea de mi familia, debería haber pagado el precio. El papel de compañera para el tercer príncipe de Basseterre es demasiado para mí.

—Pero eso sería un problema, Julia porque te amo. No quiero que te vayas tú eres mi destino —dijo con mucho entusiasmo, pero mi corazón no se conmovió; No caería en tales líneas.

—Por favor deja de tratar de actuar, James. Puedo gustarte pero no es nada más que eso. Creo firmemente que es el Duque Magnaria con quién estás obsesionado. No hay nada entre él y yo, así que ya no necesitamos jugar esta farsa.

—Has deducido mis sentimientos, Julia. Pero sabes lo que es divertido, puedes entender a la gente tan bien, siempre y cuando no se relacione contigo, cuando se trata de ti, pareces bloquearte. Además, me divierto mucho viendo lo que sucede entre usted y Henry. ¿Sabes qué tipo de expresión tenía cuando se dio cuenta de que estabas en el parque cerca de él hoy?

— ¿Tenía una expresión de odio? ¡Es lo peor,  ademas escuche que está interesado en el sadomasoquismo, odia a las mujeres, por lo que convirtió su odio en una perversión en la que puede hacerse feliz haciendo gritar y llorar a una mujer.

James se aferró el estómago y soltó una carcajada.

Analice las palabras que acabo de decir y no pude encontrar nada que fuera gracioso.

—Oh Julia, eres increible —. Dijo entre risas —Realmente me gustas. Eres tan divertida, eres la primera  mujer que no se enamora del encanto de Henry.

Continuó riendo a carcajadas cuando el carruaje se detuvo en la casa de la ciudad de Borbón. Irritada, me bajé del carruaje tomando de mi vestido sin esperar a que el Príncipe James me ayudara.

Me volví hacia él y le dije cortés pero educadamente.

—Lo pasé muy bien, príncipe James. Gracias por llevarme al parque hoy, fue una experiencia muy interesante. Pero esas ideas tan nobles se desperdiciarían en alguien tan simple como yo, por lo que no es necesario que me invite a salir más. El duque no parece estar interesado en aplastar mi casa por más tiempo. Así que no hay necesidad de más contacto entre nosotros. Rezo por su felicidad.

Sin esperar la respuesta de James, entré en la casa, él no debería venir a verme más. Todavía estaba enojada por el comportamiento del duque hoy. Era de mala educación atrapar a alguien con dulces y luego apuñalarlo y soltarlo.

¡No quiero volver a verlo nunca más! Gruñí mientras caminaba a mi habitación.

No me di cuenta de que después de decir esto, volvería a encontrarme con el duque y nuestra relación cambiaría. No sabía nada


Kiara
Realmente odio esas frases al final de las historias, que parecen un spoilers de todo la bendita serie, o sea ¿que sentido tiene ponerlas?

Tanuki
Supongo que lo hacen para aligerar la duda del espectador luego de una escena donde parece que se acabó todo, pero supongo que hay maneras más sutiles de hacerlo

| Índice |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *