No quiero ser amada – Capítulo 140: El príncipe heredero de Crichton

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Después de su última derrota, Crichton parecía haber pasado sus días tranquilamente en la superficie.

Cuando Rihannan e Igor tuvieron su ceremonia de matrimonio, Crichton envió a uno de sus príncipes, Iván, como visitante junto con una cantidad adecuada de regalos, lo que significa su deseo de mantener y mantener una relación amistosa entre dos naciones.

A pesar de esto, Igor estaba seguro de que Crichton tenía planes ocultos.

—Parece que el progreso de la construcción de su barco naval no ha sido bueno. Después de todo, ellos sufrieron una pérdida bastante grande debido al tifón y a los insectos dañinos… y también por nosotros, su majestad. No solo se ha vuelto difícil adquirir madera para comenzar sus construcciones, sino que también tienen problemas para recaudar impuestos y, por lo tanto, los fondos se están agotando. Con la relación tensa hasta ahora, no pueden solicitar ayuda de Lexington. Las cosas no van bien.

El príncipe heredero de Crichton que mostraba una apariencia amistosa estaba, de hecho, dando órdenes de prepararse para la guerra. El primer problema que tenían que solucionar era la reconstrucción del buque de guerra naval que perdieron durante la última batalla con Arundell. Sin embargo, su plan chocó con un gran obstáculo cuando Crichton fue golpeado fuertemente por una plaga inesperada y por insectos dañinos.

Si fuera como en cualquier otro momento, ya habrían dirigido su atención al principado de Lexington, pero con Arundell favoreciendo a una figura que ya había asumido el cargo de gran duque, le darán problemas a Crichton para proporcionarles madera y no les dejarían moverse.

Además de eso, el gran duque de Lexington vio el resultado de la batalla entre Arundell y Chrichton y cómo este último enfrentó una gran devastación durante su batalla naval. Posteriormente, expresó su deseo de construir lazos más fuertes con Arundell.

—Pero el príncipe heredero no puede rendirse con tanta facilidad —respondió Igor.

En Crichton, la familia real tenía un poder omnipotente sobre el país gobernante. Además de eso, el príncipe heredero era lo suficientemente poderoso como para que todos sus planes y órdenes se materializaran.

—Si, su majestad. Como se predijo, dio las órdenes de ejecución. Aunque hay mucha menos cosecha este año en comparación con antes debido a la plaga, dio órdenes de recaudar más impuestos. Incluso se habla de que no fue suficiente y que tomarán más de los nobles.

Aunque Crichton pasó por los mismos problemas en el pasado, en ese entonces no se había convertido en un gran problema. Tenían una gran cantidad de comida y si les faltaba algo, comerciarían por rutas marítimas. Sin embargo, con la pérdida en la batalla naval, la situación dio un giro de ciento ochenta grados.

—Las voces de resistencia se están volviendo más fuertes por parte de la gente de Crichton, algo raro. También se habla del derecho del príncipe heredero a permanecer en su asiento de poder. Sus notorios actos bajaron su imagen pública hasta el punto de ebullición, contribuyendo a mucho desdén tanto de la nobleza como de la gente común.

Igor asintió con la cabeza.

—Ese es probablemente el caso.

El poder político solo era estable cuando las cosas estaban tranquilas y pacíficas. Cuando las paredes aparentemente indestructibles del castillo mostraban signos de grietas y cuando la leche y la miel que la gente una vez dio por sentado se cortaba, la nobleza formaría diferentes pensamientos y opiniones, especialmente si la persona en cuestión era alguien que detestaban.

—Un grupo de personas que se oponen al príncipe heredero se reúne en silencio con el príncipe Iván como cabeza… y el barón Dimitri también. Sin embargo, parece que es Dimitri quien controla todo detrás de las sombras.

El príncipe Iván era el hermano menor del rey actual, cinco años mayor que el príncipe heredero. También era segundo en la línea del trono si algo le sucediera a este. Estaba más cerca del trono que nadie y era alguien a quien la realeza debía preocupar, pero como tenía una buena amistad con el rey y tenía una personalidad amable, no era alguien que buscara el trono y casi nadie era cauteloso con él.

Pero en comparación con el pasado, cuando no tenía una relación fuerte con la política, ahora tenía gente reunida bajo su estandarte y la persona que hacía todo posible era el primo de Rihannan, Dimitri.

Igor suspiró. Sabía bien que Dimitri tenía esa habilidad. Era alguien que, si lo empujaban al límite, destruiría a todos sus oponentes políticos y se convertiría en rey.

Pero quedaba por ver si su movimiento actual se hacía con la idea de cambiar la posición de poder de Crichton para ayudar a Rihannan o si tenía una ambición mucho más grande.


Maru
Dimi puede hacer todo. Todo por el bien de Rihanna

| Índice |

27 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 140: El príncipe heredero de Crichton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *