No quiero ser amada – Capítulo 197: Aprovechándose

Traducido por Maru

Editado por Sharon


Su unión comenzó sin previo aviso.

Leticia dejó escapar una cantidad adecuada de gemidos y provocó expresiones de sorpresa, con los ojos ligeramente cerrados. El conde Clovis tenía pensamientos para colocarla como la amante del rey y convertirla en sus ojos, pero en verdad, Leticia no tenía planes de hacerlo.

Tan pronto como se ganara el corazón del rey, ofrecería su tiempo y esperaría pacientemente antes de revelar los planes de rebelión del conde Clovis contra él a Igor. Si iba a convertirse en la amante del rey al final, quería estar en los brazos de un hombre guapo, no de un anciano arrugado.

Quizás podría aprovechar esta oportunidad para convertirme en reina también…

Leticia sonrió, formulando los pensamientos en su mente.

Si de alguna manera la amante, la mujer de la que se enamoró, lo salvaba de una muerte segura, su corazón, que estaba frío como el hielo, eventualmente se derretiría y se enamoraría profundamente de ella.

Así era.

Convertirse en la amante del rey no era suficiente para completar su venganza. Tendrá que hacerlo mejor y robarse el marido de su hermana. Solo entonces estaría satisfecha.

Leticia pensó en Rihannan, su hermana de sangre noble. Pensar en ella hacía que rechinara los dientes. Durante mucho tiempo había sentido un gran odio por Rihannan, más aún cuando la echó de la casa a la que pertenecía junto a su padre.

¿Esa mujer egoísta con una gran propiedad, tierras y riquezas en sus manos pero que no se molestó en compartir con su propia sangre? ¡Qué despropósito! Más aún cuando se reía y se burlaba, mirándola cuando sólo podía llevar una prenda encima.

Por ella… por ella, no tuvo más remedio que gatear por el suelo y agarrarse a los muslos de los demás para sobrevivir.

A partir de ese momento, Leticia juró que destrozaría todo lo que pertenecía a Rihannan con sus propias manos, y ahora estaba cumpliendo ese juramento. Se convirtió en una mujer noble a través de su propia sangre y sudor, y ahora seducirá al rey, robando por completo lo que le pertenecía.

—¡Ah!

Mientras una fuerte sensación de placer la devoraba, Leticia separó los labios y gimió en voz alta.

Así, se imaginó a sí misma envuelta en la agonía de la pasión con el rey y Rihannan tropezando accidentalmente en ellos haciendo el amor. La sola idea de ver la expresión de asombro de su hermana la hizo sonreír con perversa alegría.

Ver el rostro noble y orgulloso de Rihannan todo retorcido y aplastado, qué visión sería verla escaparse en lágrimas.

Leticia se estremeció y se incorporó casi al placer cuanto más pensaba en ello. Su corazón se aceleró al imaginar el rostro de su hermana distorsionado por el dolor.

♦ ♦ ♦

Con el tiempo rebobinando, Rihannan regresó al pasado a los doce años. Dejó Arundell y su casa. En todo caso, estaba huyendo. Ella no pensó mucho en eso, pero en algún lugar profundo de su subconsciente sabía que estaba huyendo del pasado, de todo.

Era lo mejor que podía hacer en ese momento en el que sabía lo que pasaría. Debería haber hecho más, pero no lo hizo.

Los únicos pensamientos que tenía en ese momento eran que no quería dar piezas de ella a su padre y a su hermana hasta que no le quedara nada para dar, ni quería convertirse en una pieza de ajedrez bajo la apariencia de matrimonio.

Incluso después de partir hacia Crichton, no cambió el futuro. Todo lo que había hecho era vivir lo mejor que podía, plenamente y sin remordimientos. Y ella estaba satisfecha. Quería paz y tranquilidad y pasar el resto de sus días tranquila.

Pero mientras pasaba sus días sin hacer nada, Igor trabajó activamente en segundo plano para cambiar el futuro de la manera que más lo beneficiara. El nuevo futuro que construyó en su mente la involucraba de pie a su lado.

Pensando en ello ahora, Rihannan lamentó no haber hecho nada. Si ella hubiera intentado cambiar el futuro intencionalmente como lo hizo él, tal vez las cosas hubieran resultado diferentes.

Rihannan se cuestionó a sí misma.

¿Realmente estaba viviendo su vida al máximo? ¿O seguía siendo la misma chica impasible que alguna vez fue?

| Índice |

3 thoughts on “No quiero ser amada – Capítulo 197: Aprovechándose

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *